C.E.

C.E.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

LA PACIENCIA UNA VIRTUD QUE NOS LLEVA A LA SABIDURÍA

Ten siempre presente que "UNA DEMORA NO ES UNA NEGACIÓN" sin olvidar lo que nos dice la sabiduría perenne “LA PACIENCIA ES UN ÁRBOL DE RAÍCES AMARGAS, PERO DE FRUTOS MUY DULCES”

La paciencia es una virtud que no poseen muchas personas.

Tenemos una gran dificultad en saber distinguir entre lo que queremos y lo que necesitamos. El problema se agrava cuando esperamos que eso se manifieste.

Nos ponemos nerviosos, dudosos, incluso temerosos, cuando no vemos que lo bueno viene hacia nosotros tan pronto como pensábamos que lo haría.

A veces hasta nos permitimos creer que alguien o algo puede detenernos o hacer que lo bueno no venga.

NOS PREOCUPAMOS, NOS QUEJAMOS Y A VECES HASTA PERDEMOS LA ESPERANZA. NO PODEMOS VER QUE NOSOTROS MISMOS NOS PONEMOS OBSTÁCULOS. NOS OLVIDAMOS DEL RITMO UNIVERSAL DEL DESARROLLO DE LAS COSAS Y DEL ORDEN QUE IMPERA EN EL COSMOS

Puede ser que no nos demos cuenta de la forma en que nuestras dudas, miedos y pensamientos negativos sacan de raíz las semillas positivas que sembramos. Por la sencilla razón que no entendemos que tenemos ese deseo gracias a que existe la posibilidad de que se cumpla. 

Debemos entender la virtud de la paciencia por dos poderosas razones: 

1.- CADA VEZ QUE DESEAMOS ALGO CON DEMASIADA INTENSIDAD, NOS ALEJAMOS DE ELLO.

2.- CUANDO APLICAMOS UNA FUERZA EN UNA DIRECCIÓN, GENERAMOS UNA FUERZA DE IGUAL INTENSIDAD EN SENTIDO CONTRARIO.

Conviene no olvidar decirnos a nosotros mismos de vez en cuando "YO TENGO TODO EL TIEMPO DEL UNIVERSO" Siempre tenemos algún deseo y queremos que se haga realidad. Pero no sabemos esperar a que todo llegue en el momento justo, ni antes ni después.

Nos invade la ansiedad, el apuro, y cuando aquello que deseamos no llega, o se demora, pensamos que algo no deja que se haga realidad, o sentimos que la vida quiere castigarnos negándonos aquello que anhelamos, o que una fuerza poderosa y negativa aleja de nosotros el bien y obstaculiza nuestra vida.

Tenemos el camino, en el horizonte brilla aquello que deseamos y nosotros corremos para tratar de alcanzarlo, pero mientras lo hacemos en ocasiones inconscientemente ponemos en el sendero todo lo negativo.

Entonces en ese apuro tropezamos y tropezamos y cuando al fin nuestro deseo se hace realidad nos decimos que: "TODO NOS CUESTA TANTO"... "LLEGAR A LA META FUE TAN SACRIFICADO"...

Y claro no es para menos, si en vez de ir caminando aceleramos el paso, si dejamos la paciencia olvidada, en un costado del camino y encima envueltos en nuestra propia angustia en lugar de darle luz a nuestro deseo solo lo llenamos de miedo e incertidumbre.

PACIENCIA... ES NECESARIO TENER PACIENCIA.

DEJAR QUE TODO SE CUMPLA Y SE REALICE EN EL MOMENTO ADECUADO.

TENER CONFIANZA EN NOSOTROS MISMOS, EN NUESTRO TRABAJO BIEN HECHO Y ESPERANZA EN CONSEGUIR NUESTROS OBJETIVOS, ESO HARÁ QUE NUESTROS DESEOS SE LLENEN DE ENERGÍA POSITIVA LO CUAL NOS ANIMA A SENTIR QUE TODO ES POSIBLE SI EL TRABAJO Y EL ESFUERZO POR CONSEGUIRLO ES EL CORRECTO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario