C.E.

C.E.
....

jueves, 26 de septiembre de 2013

CUIDEMOS NUESTRA SALUD FÍSICA Y PSÍQUICA

LAS ALTERNATIVAS QUE LA EXISTENCIA NOS IMPONE, CARACTERIZADA POR LA COMPLEJIDAD Y LA VELOCIDAD DE LOS ACONTECIMIENTOS, REPRESENTAN UN AMBIENTE NO DEL TODO CONFORTABLE PARA EL SER HUMANO, MÁS AÚN CUANDO LAS MISMAS ADQUIEREN DIMENSIONES CONFLICTIVAS COMO LAS QUE ESTAMOS VIVIENDO DESDE EL PUNTO DE VISTA SOCIAL.

El malestar individual que puede tener diferentes manifestaciones, también nos afecta en nuestro entorno más íntimo, generalmente relacionado con nuestras emociones y afectos, lo cual da más complejidad a la situación al aislarnos de aquellos que más necesitamos en estos momentos.

Encontrar las condiciones que nos permitan restablecer el equilibrio interno puede ayudarnos a sortear las adversidades. No se trata de evadir la realidad ni de tomar una actitud contemplativa sobre los acontecimientos que nos tocan directa o indirectamente. Se trata de afrontarlos en la medida de nuestras posibilidades tratando de preservar no sólo nuestro entorno familiar, sino también nuestra salud física y psíquica.

DENTRO DEL PENSAMIENTO INTEGRAL QUE POCO A POCO SE IMPONE EN TODAS LAS DISCIPLINAS CIENTÍFICAS, LA SALUD ES EN REALIDAD UN FENÓMENO MULTIDIMENSIONAL QUE ABARCA UNA SERIE DE ASPECTOS FÍSICOS, PSICOLÓGICOS Y SOCIALES RECÍPROCAMENTE DEPENDIENTES.

El estrés es un ejemplo de ello, tratándose de un desequilibrio del organismo que responde a las condiciones ambientales. Si bien el estrés pasajero constituye un aspecto esencial de la vida como fase transitoria de desequilibrio por cambios bruscos entre un organismo y su ambiente, el estrés prolongado o crónico puede constituirse en la causa de muchas enfermedades.

Atender los requerimientos del cuerpo a través de la alimentación equilibrada y moderada, la actividad física y una conducta responsable respecto de todo lo que pueda ejercer una dependencia psicofísica constituyen medidas fundamentales que apuntan a preservar nuestro organismo.

Pero esto es sólo una parte de la realidad, coincidente con el pensamiento newtoniano del cuerpo humano como una máquina

 La realidad física y espiritual del ser humano requiere de la armonización de estos dos factores para preservar la salud integral del ser.

Varias líneas de investigación dentro de la medicina en varios países así lo entienden, intentando descifrar el componente multidimensional del ser humano y su repercusión en el área de la salud. 

La medicina energética o vibracional a través de varias disciplinas, es una de ellas, donde a partir del concepto einsteniano, interpreta al ser humano desde el punto de vista de la materia como energía.

Efectivamente, existen planos sutiles de la materia directamente vinculados al cuerpo humano con denominaciones diversas que comandan funciones fisiológicas y hormonales, donde tiene su origen la salud y la enfermedad, siendo afectados en gran medida por nuestro equilibrio psicoemocional en concordancia con factores nutricionales, genéticos y ambientales.

Esta nueva manera de interpretar y cuantificar el factor emocional y su impacto en nuestro cuerpo físico abre una brecha revolucionaria sobre la manera de encarar la salud, bajo una óptica más integral del ser humano, ponderando los factores espirituales no ya como valores abstractos sino con una dimensión real y efectiva sobre nuestra vida.

El asiento de estos factores emocionales es el espíritu, que transmitidos por los citados planos de energía, actúan sobre los precursores orgánicos. Poder ejercer un autocontrol de nuestras actitudes, conocernos en nuestras reacciones, pensamientos y sentimientos constituyen herramientas fundamentales en una nueva concepción de la salud en concordancia con los objetivos de evolución del espíritu.

LA DIMENSIÓN ESPIRITUAL ES LA BASE ENERGÉTICA DE LA VIDA PORQUE ES LA ENERGÍA DEL ESPÍRITU LO QUE ANIMA AL SOPORTE FÍSICO. LA CONEXIÓN INVISIBLE ENTRE EL CUERPO FÍSICO Y LAS FUERZAS SUTILES DEL ESPÍRITU ENCIERRA LA CLAVE PARA LA COMPRENSIÓN DE LA ÍNTIMA RELACIÓN ENTRE MATERIA Y ENERGÍA.

La existencia y sus alternativas implican una experiencia inédita para el espíritu encarnado y depende de cada uno de nosotros asumirla como tal y capitalizarla apoyándonos en la valoración de nuestra propia capacidad de autorrealización, en el amor que recibimos y que brindamos como energía que revitaliza y en el ejercicio de brindarnos a quienes nos necesitan.

ESTA ACTITUD REFLEXIVA POR ENCIMA DE LA INMEDIATEZ DE LOS ACONTECIMIENTOS Y LAS REBELDÍAS NATURALES DEL ENTORNO, NOS ABREN NUEVOS CAMINOS DE COMPRENSIÓN SOBRE LO IMPORTANTE Y LO SECUNDARIO, SOBRE LO SUPERFLUO Y LO TRASCENDENTE ENTRANDO EN ARMONÍA CON LEYES UNIVERSALES QUE NOS SOSTENDRÁN EN NUESTROS OBJETIVOS DE VIDA.

PODER INTERPRETAR Y ASIMILAR ESTAS PRIORIDADES ES UN PRINCIPIO DE CAMBIO EN NUESTRA VIDA QUE NOS PERMITIRÁ DISFRUTARLA EN PLENITUD. 

Comparto con vostros este magnifico video, disfrutenlo.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario