C.E.

C.E.
....

sábado, 13 de febrero de 2010

PROYECTO WEB - BOT PREDICCIÓN DEL FUTURO A TRAVÉS DE LA CONCIENCIA GLOBAL

El proyecto Web-Bot es una herramienta informatica para ver las más insospechadas predicciones futuras.

Fue desarrollado al finalizar el año 1990 y según sus creadores, en principio este programa fue creado para realizar diversas predicciones para asuntos del mercado. Esto gracias a una tecnología llamada “sistema de araña” (Web crawling), que consiste en crear una red de búsqueda en Internet para encontrar determinadas palabras claves en diversas páginas Web.

Cuando la palabra es localizada, el programa toma una pequeña parte del texto de donde procede y ésta es enviada a una central en donde es filtrada y analizada para obtener de ella algunas conclusiones o predicciones básicas.

Lo más interesante del Web Bot es que parece indicar que el futuro es creado por el pensamiento colectivo de la humanidad. Sus mediciones del “web chatter” son evidentes reflejos de la actividad mental, preocupación y proyección de nuestra civilización que , al parecer, acaba manifestándose en la realidad. El Global Consciousness Project de la Universidad de Princeton ha demostrado que la concicencia colectiva del planeta puede medirse y afecta la materia y posiblemente el resultado de acontecimeintos futuros.

El trabajo de Dan Radin (Time-reversed human experience: Experimental evidence and implications) parece demostrar que las personas somos capces de percibir físicamente hasta 6 segundos en el futuro.

Estos son temas fascinates, uno de los enigmas centrales de nuestra existencia actual. Como dice la famosa frase: “La mejor forma de predecir el futuro es creándolo”. Posiblemente esto es lo que sucede. Como en la mécanica cuántica donde el observador afecta el resultado de un fenómeno, de alguna forma la información generada por la conciencia afecta la matriz subcuántica de la realidad y la información genética del planeta y sus habitantes, una especie de diálogo creativo en el que el código que se manifiesta , como el A.D.N. que programa nuestro cuerpo, determina el futuro.

El texto o Logos, que formamos entre todos los habitantes de este internet holográfico, es lo que crea al mundo.

Uno de las primeras predicciones de este programa ocurrió en junio del 2001, cuando el programa predijo que un gran evento ocurriría entre los próximos 60 y 90 días. Un evento que tendría tales proporciones que podría cambiar la historia del mundo.

Lo que los analistas dedujeron de esta advertencia fue que el programa estaba prediciendo el terrible atentado terrorista a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de ese mismo año.
A partir de aquel hecho los programadores comenzaron a prestarle más atención a esta capacidad del programa y fue así cuando comenzaron a predecir diversos eventos mundiales, entre fenómenos climatológicos y sociales tales como los desastres ocurridos por el Huracán Katrina y Rita y el tsunami de Sumatra en el 2004.

Evento mayor: Fin del Mundo.

Los analistas comenzaron a analizar ciertos datos y se sorprendieron cuando notaron que el Web-Bot había llegado a la conclusión de que había en un futuro próximo un evento de proporciones apocalípticas.
El programa dio como fecha máxima en la que ocurriría este evento, el año 2012. Una fecha sumamente familiar para aquellos conocedores de las diversas profecías del Fin del Mundo.

Las predicciones más cercanas (finales 2009-2010) según se informa en la página
oficial o en la nueva web son las siguientes:
1. Posible colapso económico debido a la ruptura del contrato socioeconómico.
2. Colapso Inmobiliario
3. Colapso en el Instrumento de la Deuda
4. Posible repudio del dólar en Estados Unidos
5. Evento mundial en las zonas costeras.
6. Fin del consumo de confortable estilo de vida de alta tecnología. Regreso al antiguo estilo de vida

9-11: LA CONCIENCIA DEL TERRORISMO Y LA MÁQUINA QUE PREDICE EL FUTURO.

En el caso del “atentado” de las Torres Gemelas del 11 de septiembre del 2001, los datos recibidos por el electrogaiagrama del Global Consciousness Project registraron una “respuesta inequívoca y profunda”. “Parece que la coherencia y la intensidad de nuestra reacción conjunta creó un pulso sostenido de orden en el flujo aleatorio de los números de nuestros instrumentos”.

Lo más increíble, pero científicamente real, es que los aparatos empezaron a registrar esta variación de datos coherentes horas antes de que el suceso ocurriera. Algo que también ocurrió en el tsunami del océano Índico en diciembre del 2004. Algo que abre la asombrosa posibilidad de que los Random Event Generators del GCP de alguna forma sean capaces de predecir el futuro dando lugar a la extraña posibilidad de que el tiempo fluya también del futuro al presente y que de alguna forma nuestra conciencia registre estas inversiones temporales como incrementos de coherencia (según el GCP, menor entropía: mayor coherencia: mayor información focalizada). “Podríamos ser capaces de predecir que un evento de escala global va suceder, pero no sabríamos exactamente dónde y qué es los que sucedería”, dice Roger Nelson.

Otro importante miembro del Global Consciousness Project, Dan Radin, siguiendo los pasos del Dr. John Hartwell, ha realizado experimentos en los que mide la resistencia de la piel a la electricidad mientras se muestran imágenes una serie de sujetos en condiciones controladas.


Radin notó que los sujetos respondían con anticipación cuando se les mostraban imágenes perturbadoras, como si de alguna forma supieran que esto iba suceder. (Ver Electrodermal Presentiments of Future Emotions) Este experimento fue repetido por el Prof. Bierman de la Universidad de Amsterdam obteniendo los mismos resultados. Esta inversión del flujo temporal de datos podría ayudar a explicar fenómenos como el déjà-vu o la geomancia.

El río del tiempo podría fluir también desde adentro del espejo hacia afuera, desde adelante hacia atrás. Aunque parezca extraño, no existe una ley física que señale que esto es imposible, al contrario, teóricamente es probable que el tiempo fluya en ambas direcciones aunque no se haya observado comúnmente.

¿Cómo es que la conciencia afecta la materia? Aunque el Global Consciousness Project sostiene no tener una explicación exhaustiva de lo que es la conciencia y como actúa sobre la materiia, si ofrece una serie de teorías especulativas, una especie de curaduría estético científica de lo que considera más plausible para entender quizá el máximo misterio de nuestra existencia: la conciencia y su relación con la materia. Una de ella es la que relaciona a la conciencia con la “Información Activa” de David Bohm, (explica su alumno David Peat):
La información es lo que da forma a la energía. (Es la energía sutil de la que se habla en las ciencias orientales). La información tendría una naturaleza objetiva. Tendría un papel activo en dar forma a la energía y sería responsable del proceso cuántico. Como un campo de información activa provee una forma colectiva, global de un superconductor o superflujo. La información estaría copresente como un aspecto de ley física, pero también aparecería a través de lo que parecerían ser elementos más subjetivos como el sentido y el significado.
Particularmente, la información podría ser responsable por los procesos globales del cerebro y tener un papel en la naturaleza de la conciencia.
Para Roger Nelson: “la conciencia o mente es la fuente o asiento de un campo activo de información no-local". "La conciencia tiene un papel creativo, generativo en el mundo, tal que aquello que deseamos tiene una mayor probabilidad de ser que lo que no hemos deseado. Tenemos bastante evidencia que esto es verdad. Lo que imaginamos juntos se manifestara de una forma sutil.
Esto significa que tenemos una enorme, subexplotada (o al menos incontrolada) capacidad de cambiar el futuro". (Roger Nelson).
El biólogo inglés Rupert Sheldrake es el autor de la teoría de la resonancia mórfica, en la cual se cree demostrar que existe un campo informativo compartido por todas las especies del planeta, con mayor intensidad entre los miembros de una misma especie.
A través de este campo morfogenético la información (unidades bioculturales llamadas memes) fluye horizontalmente entre los miembros de una especie: este proceso llamado resonancia mórfica transmite la información genética y cultural de toda una especie a lo largo de toda su historia; la memoria es inherente a la naturaleza y ubicua como la gravedad, existe como una especie de éter del cual nuestros cuerpos son antenas.
De esta forma se transmiten también fenómenos epigenéticos como pueden ser conductas aprendidas ( la existencia de Michael Jordan hace que todos juguemos un poco mejor basquétbol) .

No hay comentarios:

Publicar un comentario