C.E.

C.E.
....

domingo, 7 de febrero de 2010

EVIDENCIAS HISTORICAS Y CIENTIFICAS DEL FENOMENO O.V.N.I.

Desde los albores de la humanidad como tal, el hombre acepta como lógica la existencia de fuerzas inteligentes, de seres supuestamente no humanos —dioses, ángeles, demonios y un sinfín de intermediarios— que intervienen directamente en el curso de nuestra vida sobre este planeta.

La historia de los avistamientos de objetos volantes no identificados y de la variada fenomenología que los acompaña, puede dividirse en dos grandes etapas: una que engloba los avistamientos habidos desde épocas prehistóricas hasta nuestro siglo XX, y otra que recoge los avistamientos contabilizados en la época tecnológica, desde aquellos nueve discos volantes que avistara Kenneth Arnold el 24 de junio de 1947 junto al monte Rainier, en Washington, hasta hoy

Los textos y legados que en el curso de los tiempos han ido reflejando el acontecer de la historia de la humanidad están salpicados de testimonios que ilustran la presencia permanente de objetos volantes que evolucionan de forma inteligente a baja altura sobre la superficie terrestre.

La lista de tales avistamientos en todo el mundo y en todas las épocas prueba que la actuación y la intervención de una o de varias inteligencias distintas de la nuestra forman parte integrante y continuada de la historia de la humanidad.

La Prehistoria

Desde el comienzo de la historia, en las perdidas sombras de la prehistoria, existen múltiples conocimientos de la existencia de extrañas y misteriosas formas discoidales luminosas que surcaban los cielos de la antigüedad sembrando el pánico - en muchas ocasiones- y la curiosidad en las poco evolucionadas mentes de los primates que evolucionarían en la actual raza humana.

De esta forma es fácil encontrar que algunos arqueólogos se remonten a 45.000 años de antigüedad (otros incluso avanzan hasta los 100.000 años) para hablar de descubrimientos en Siberia, China, Japón, y la India, al igual que en América, Australia, Europa y África, de dibujos encontrados en cuevas y de múltiples trazados realizados en rocas de manera rudimentaria que representan claramente y sin duda alguna platillos voladores trazados por artistas de la edad de piedra.

En el desierto del Sahara, en la cordillera de Tassili, Argelia, se encontraron más de cinco mil pinturas rupestres en las cuevas de la región, y donde se aprecia de forma notable las figuras de seres pequeños de grandes cabezas ovoides y con un sólo ojo.

Dos de las extrañas pinturas rupestres de la llanura de Kimberley en Australia Occidental que hacen pensar que extraños visitantes estuvieron allí.

Los Libros Sagrados

En el Popol Vuh, el Libro del Consejo de los indios quichés, de la gran familia maya, se dice: «Y los Maestros Gigantes hablaron, así como los Dominadores, los Poderosos del Cielo: Es tiempo de concentrarse de nuevo sobre los signos de nuestro hombre construido, de nuestro hombre formado, como nuestro sostén, nuestro nutridor, nuestro invocador, nuestro conmemorador.
Damos ahora un salto en la geografía y nos vamos a la India, en donde podemos leer en la gran epopeya sánscrita del Mahabharata que precisamente Maia, el constructor, el ingeniero y arquitecto de los asuras, diseñó y construyó un gran habitáculo de metal, que fue trasladado al cielo. Era solamente uno de muchos habitáculos similares. Cada una de las divinidades Indra, Yama, Varuna, Kuvera y Brahma, disponía de uno de estos aparatos metálicos y voladores.

El texto sánscrito del Mahabharata se refiere normalmente a los aparatos volantes con el nombre de «vimanas».

Pero habla también de grandes ciudades —colonias— espaciales, de grandes ciudades submarinas, y de ciudades subterráneas.

Todas estas construcciones y aparatos voladores, submarinos y subterráneos, están descritos en la epopeya del Mahabharata con gran lujo de detalles, con detalle de sus medidas y descripción de sus características.

Los libros sagrados de la India

Si seguimos profundizando en las investigaciones realizadas sobre los ovnis en los últimos diez mil años, nos encontramos con la sorprendente «Siflala» una colección de escrituras caldeas que datan de nada menos que siete mil años antes de nuestros días. El dato, una vez descifrado, resulta casi increíble.

Contiene instrucciones exactas para la construcción de lo que llamamos hoy un «platillo volador». Incluye también informaciones sobre ángulos de aterrizajes bobinas con hilo de cobre, estabilidad en el aire, indicadores de cristal y equilibrio. Se indica además que las superficies de los cristales cambiaban de color durante el vuelo, fenómeno observado por casi todas las personas que han visto ovnis actualmente.

Los antiguos habitantes de China se autodenominaban «hijos del cielo». Y su literatura clásica proporciona una abundante selección de observaciones de objetos volantes desconocidos, con especificación muy concreta del momento histórico en que apareció cada uno de ellos.

Una de las referencias más antiguas que podemos hallar figura en la obra Ciencia Natural, que en el capítulo X reza: «Bajo el reinado de Xi Ji» —hace aproximadamente 4.000 años— «fueron vistos dos soles en la ribera del río Feichang, uno de los cuales subía por el este, mientras que el otro bajaba por el Oeste. Ambos producían un ruido como el trueno.»

La Civilizaciones Antiguas de la Cuenca Mediterránea

En el papiro de Tulli, que se encuentra en el museo del Vaticano y que formó parte de los anales reales de Tutnosis III - hace unos tres mil cuatrocientos años -, interpretado por Boris Rachewiltz, se encuentra este apasionante relato, relativo al tema que estamos tratando: "En el año 22, tercer mes de invierno, a la sexta hora del día, los escribas de la Casa de la Vida notaron la llegada de un círculo de fuego en el cielo, su cuerpo tenía una vara de largo por un quinto de ancho; aunque no tenía cabeza, su boca despedía un aliento de olor fétido". Continúa el papiro con más descripciones y acaba diciendo: "...Cayeron del cielo peces y aves, una maravilla jamás vista desde que este país existe".

Autores como Plinio el Viejo, Plutarco, Dio Cassio, Séneca, Cicerón o Julio Obsequens fueron en mayor o menor grado conscientes de que los dioses estaban guiando a los hombres sobre la Tierra. Sin ir más lejos, en el libro octavo de la Eneida, Virgilio habla de «ruedas que transportaban rápidamente a los dioses».

En el Prodigiorum Liber (el Libro de los Prodigios), el historiador Julio Obsequens recoge textos originales de Cicerón, Tito Livio, Séneca y otros. Podemos leer allí:

«Siendo cónsules Cayo Mario y Lucio Valerio, se pudieron ver en diversos lugares de Tarquinia un objeto que semejaba una antorcha encendida que súbitamente cayó del cielo. Hacia el anochecer se vio un objeto volador circular, parecido en su forma a un "clypeus" (el escudo redondo empleado por los legionarios romanos) llameante, que cruzaba el cielo del Oeste hacia el Este.»

En Roma, ya llegado el año 192 después de Jesucristo, ocurrió durante el imperio de Pertinax un hecho alarmante. Roma fue visitada por un globo-disco extraterrestre. Pertinax dejó acuñar una moneda en honor a tal visita. Se ven semi-relieve a la diosa Providencia que levanta los brazos en señal de bienvenida.

Otra prueba irrefutable -para algunos investigadores muy avanzados - de que- los extraterrestres repitieron sus visitas también en el segundo siglo de nuestra Era son las pilas eléctricas que fueron descubiertas en 1936 en Juyot Rabu, cerca de Bagdad. Otras diez fueron halladas más tarde en Catesifonte. Una de estas pilas o baterías eléctricas, se encuentra en el Museo de Bagdad. Produce 1,5 voltios.

Para enumerar solamente a algunos de los más importantes, falta hablar de los Objetos Volantes No Identificados vistos por Tutmosis III el Grande, por Alejandro Magno y por Timoleón (ambos en el s. IV a.JC), por Cayo Julio César y por Pompeyo (s. I a JC), y por Constantino el Grande (s. III). También la espada volante vista sobre Jerusalén en el s. I y citada por Flavio Josefo.


OBJETOS VOLANTES INTELIGENTEMENTE GUIADOS, EN LOS TEXTOS BIBLICOS

También la Biblia nos conduce a la creencia de visitas procedentes del espacio, y es sumamente fácil encontrar numerosos testimonios que avalan esta hipótesis.

Leemos en los textos bíblicos cómo el profeta Ezequiel nos narra su encuentro con un vehículo volante, que se le acercó tanto —junto al río Quebar, en la inmediaciones de Babilonia— que incluso vio a uno de sus tripulantes, el cual le habló a él personalmente.

Esta visión que Ezequiel tuvo, y que está descrita con lujo de detalles en los textos bíblicos, fue detenidamente analizada por el ingeniero de la agencia espacial norteamericana —la NASA— Josef Blumrich, quién concluyó que lo que vio el profeta fue efectivamente y sin ningún género de dudas una nave volante. Tanto es así, que dicho ingeniero —director de la Oficina de Construcción de Proyectos de la NASA—, rediseñó el aparato descrito por Ezequiel y patentó algunos de sus elementos.

Además podemos encontrar a dos personajes bíblicos que fueron arrebatados y llevados al cielo, y que según el texto sagrado no volvieron nunca más
Ell patriarca Henoc (Génesis 5,18-24), y el profeta Elías (2 Reyes 2, 1-13). En el caso de Elías se lee que fue raptado al cielo por un carro de fuego con cuatro caballos de fuego'. La especulación no tarda en aparecer ¿estarían describiendo la presencia de un ovni?

Finalmente, en muchos pasajes de los textos bíblicos —comenzando por el libro del Exodo— se describen con detalle nubes inteligentemente guiadas.

INTERVIENEN EN EL CURSO DE NUESTRA HISTORIA

Hay momentos concretos a lo largo de la historia de la Humanidad, en que figuras u objetos que descienden del cielo, intervienen en los asuntos de los hombres, e incluso llegan a decidir nuestras disputas en uno u otro sentido. En algunas ocasiones, la ayuda ha sido favorable al signo de la Cruz, si bien el motivo de este favoritismo se nos escapa. Así aconteció en las luchas de los cristianos contra los moros, y también —durante la conquista de América— en las luchas contra los indios.

LOS ESCUDOS VOLANTES DE LOS INDIOS HOPI

Si Carlomagno fue ayudado por unos escudos volantes y los aztecas —procedentes de Arizona— contaron con el apoyo de una inteligencia que dominaba el vuelo, ambas circunstancias se repiten en la historia de los indios hopi —establecidos en la actual Arizona—. Según explica su jefe White Bear, contaban sus antepasados que sus abuelos habitaban unas tierras situadas al Oeste, o sea en algún punto del océano Pacífico. Al hundirse estas tierras, unos seres descendidos de las alturas —los katchinas— les ayudaron a trasladarse al continente americano, en parte sirviéndose de escudos volantes. Estos seres sabían además tallar grandes bloques de piedra, dominaban el transporte aéreo de estos bloques, y eran diestros en la construcción de instalaciones subterráneas. Algo muy parecido a lo que nos narran según vimos los antiguos textos sánscritos.

¿VIENEN DE SIRIO?

Cuentan los dogones, que habitan en las tierras de la actual república africana de Mali, que desde siempre, el elemento para ellos más importante del firmamento es una estrella pequeña que gira alrededor de la gran estrella Sirio, el brillante astro que luce en la constelación del Can Mayor. Por los estudios realizados de sus tradiciones, podemos afirmar que poseen este conocimiento por lo menos desde el siglo XII. Cuando en cambio la moderna astronomía no descubrió Sirio B —que orbita alrededor de Sirio A y es invisible al simple ojo humano— hasta mediados de siglo pasado. Los dogones conocían por lo menos siete siglos antes la existencia de Sirio B, siendo conscientes además de que es invisible. Pero además, el dibujo ritual que ellos trazan para mostrar la órbita en que Sirio B gira alrededor de Sirio A, es absolutamente idéntico al dibujo que ofrece el moderno diagrama astronómico de la órbita de Sirio B alrededor de Sirio A. Los dogones saben además que Sirio B es un cuerpo extraordinariamente pequeño. Y también aquí la astronomía oficial confirma que Sirio B es una «enana blanca», una estrella pequeña. También dicen los dogones que Sirio B es la estrella más pesada que existe. Y una vez más la ciencia confirma: Sirio B —a la que ellos llaman Po Tolo— es, en cuanto enana blanca, una estrella extraordinariamente densa, o sea, extraordinariamente pesada. Pero además, y de acuerdo con la mitología de los dogones, Po Tolo da una vuelta alrededor de Sirio A cada cincuenta años. Y confirma también aquí la moderna astronomía que Sirio B da una vuelta alrededor de Sirio A exactamente cada cincuenta años. Más asombroso aún: durante sus festividades rituales, los dogones rinden honores al hecho de que Po Tolo gire sobre sí mismo. ¿De donde podían saber —no los dogones, sino nadie— desde hace ocho siglos que las estrellas giran sobre su propio eje?

Cuando se les plantea a ellos esta pregunta, afirman que un día llegaron unos seres procedentes del sistema de Sirio, con la finalidad de instaurar la sociedad en la Tierra. De ellos proceden sus conocimientos. Estos seres desconocidos —a los que ellos llaman «nommos»— descendieron a la Tierra en un arca que, antes de aterrizar, giraba o volteaba en el aire. El aterrizaje aconteció en el Nordeste del país de los dogones y produjo un ruido importante al descender el arca. Los dogones describen el aterrizaje de forma muy gráfica: «El arca se posó en la tierra seca del Zorro y desplazó polvo, levantado por el remolino que causó. La violencia del impacto dejó el suelo rugoso. El arca era como una llama que se apagó al tocar la tierra.» Era roja como el fuego y se volvió blanca cuando aterrizó.

El primer entierro de un Extraterrestre

Y ya, como preludio al siglo XX, tres años antes de su comienzo, ocurrió en los Estados Unidos un hecho sin precedentes. En el pueblo de Aurora, en el Condado de Wise, Estado de Tejas, se vivía aún la vida sencilla y sin complicaciones del Oeste, tan conocida por las películas. El calendario acusaba la fecha de] 16 de abril de 1897. Aún no existían coches y faltaban seis largos años para que los hermanos Wright inventaran el avión (en 1903); sólo existían globos no dirigibles. Estaban en lo que hoy se llama «los buenos tiempos de antaño». Aquel día, a las seis de la mañana, comenzó el futuro.

Un disco monoplano, dirigido por un solo hombre, sufrió un accidente. Error de pilotaje, accidente de motor, ¿quién sabe? El artefacto «cayó del cielo» como decían los testigos que madrugaban en este pueblo.

Trazaba círculos para poder aterrizar. No lo logró. Intentando sobre volar el campanario de la Iglesia, chocó con la torre del suministro de agua y se desplomó, cayendo el disco monoplano a tierra, completamente destrozado el vehículo y su único ocupante, al que se enterró al día siguiente en el cementerio del lugar.

El «Dallas Morning News» del día 19 publicaba el hecho en un artículo con todo lujo de detalles. Fue el primer dato de un extraterrestre enterrado en la Tierra. A partir de este momento se repitieron los hechos más extraños en distintas partes del mundo. En 1903 un artefacto sufrió un accidente en Siberia explosionando en el aire. Cayeron miles de pedazos del cielo. En 1908 se produjo «la gran explosión», al parecer de tipo atómico, también en Rusia.
Y ya en plena guerra europea (1914-18) fueron vistas las famosas «bolas de fuego» en los frentes germano-franceses (semejantes a las que aparecieron posteriormente en la guerra de 1934-1945). Al poco tiempo de la explosión atómica de Hiroshima (6 de Agosto de 1945) fue visto allí un gran número de ovnis sobre volando las ruinas de la ciudad.

El volumen II de la Introducción a la Ciencia Espacial, publicado por la Academia de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, incluye un capítulo de estudio de los OVNIs. Se afirma allí literalmente que «los OVNIs son objetos materiales que están, o bien pilotados, o controlados por control remoto por seres que son de fuera de este planeta». Y también se afirma que «las visiones OVNI parecen extenderse a lo largo ya de 47.000 años.»

En absoluto puede afirmarse —a la vista de este repertorio— que los Ovnis son una invención o un fenómeno característico de nuestro siglo XX.

Como resumen dos Incógnitas

¿Qué eran esas naves voladoras que surcaban los cielos en la Antigüedad?

¿Qué eran esos disco que viajaban a la velocidad del rayo? ¿Quiénes eran esos emisarios que aparecían y se esfumaban dejando estupefacto al contacto?

La respuesta es fácil para los partidarios de lo convencional: son alegorías, patrones literarios y maneras de escribir de las gentes de la época, Pero curiosamente esas mismas apariciones de soles, discos y emisarios siguen sucediendo hoy en día, y los defensores del "no pasa nada" tratan de explicarlo con Venus, nubes ionizadas, fenómenos térmicos, imágenes idénticas y hasta alucinaciones individuales y colectivas; explicaciones mucho menos literarias, pero igualmente absurdas.

El 24 de junio de 1947, Kenneth Arnold, un piloto particular avistaba desde su avioneta en vuelo sobre el estado de Washington, cerca de la frontera del Canadá, encima del monte Rainier, nueve discos.

Los describió a los periodistas y dijo que le parecieron «platillos volantes». Esta descripción tan llamativa y sugerente se pegó en los oídos y dio la vuelta al mundo. Así, de está forma tan simple, los ovnis empezaron a ocupar sitios en las páginas de los periódicos de todo el mundo, convirtiéndose en uno de los enigmas que hoy más apasionan a la opinión pública mundial.

Si prestamos oídos al bioquímico inglés Francis Crick —Premio Nobel en 1962 por haber descubierto la estructura del ADN—, habríamos sido creados por una supercivilización del espacio que en una época remota infectó al planeta Tierra con un microorganismo destinado a desarrollarse en el tiempo hasta llegar a ser lo que hoy somos los seres humanos.

Otros científicos secundan este supuesto, como por ejemplo Vsevolod Troitsky, de la Academia de Ciencias de la URSS, para quien la Tierra es un campo de experimentación de nuevas formas de vida, controlado por seres superiores y desconocidos para nosotros

La otra realidad del fenómeno O.V.N.I


En una entrevista hecha por la BBC debido al hackeo de servidores y computadoras de la NASA (razón por la cual podría enfrentar hasta 60 años de prisión) asegura haber visto información relacionada con extraterrestres, producción gratuita de energía y tecnología anti-gravitacional.
Cita:
Había un grupo llamado Disclosure Project. Ellos publicaron un libro en donde 400 testigos expertos, desde controladores aéreos hasta las personas que deciden si lanzar o no un ataque nuclear aceptan que Estados Unidos usa tecnología OVNI, que hay anti-gravedad, que hay producción gratuita de energía y que son de origen extraterrestre, que hemos capturado una de sus naves y le hicimos ingeniería inversa.
Dice que leyó evidencia de que la NASA manipula fotografías de satélite para borrar toda evidencia de OVNIS pero que vio una donde aparece una nave extraterrestre, antes de ser manipulada.

La ingeniería Inversa y Disclosure Project.

Las agencias de Estados Unidos y el Reino Unido ocultan lo que saben de los encuentros con extraterrestres, y se han apoderado de la tecnología copiada de las naves que han derribado, según ha afirmado un grupo de militares, científicos y ex funcionarios de Gobierno.

«Los extraterrestres de civilizaciones avanzadas nos han visitado desde hace décadas, pero esto ha quedado dentro del programa más compartimentado y secreto de Estados Unidos y otros países», afirmó Steven Greer, director del grupo Disclosure Project.

Greer y una veintena de ex funcionarios de gobierno, militares, científicos, ex miembros de agencias de inteligencia y empresarios presentaron ayer en el Club de la Prensa lo que ellos describieron como testimonios irrebatibles de la existencia de extraterrestres, sus visitas a nuestro planeta, y el encubrimiento de esa experiencia.

«Existen dentro de los gobiernos de EEUU y del Reino Unido algunas agencias que controlan esta información y se resisten a divulgarla porque ello amenaza los intereses de las grandes petroleras, de quienes detentan el poder», dijo a EFE, Alfred Webre, quien durante la administración del presidente Jimmy Carter formó parte de un grupo de estudio en la Casa Blanca sobre extraterrestres.

Los expertos y testigos presentados por Disclosure Project sostienen que los extraterrestres hicieron más clara su presencia después de la Segunda Guerra Mundial y debido al desarrollo, por parte de los humanos, de las armas nucleares.

Greer afirmó que «por lo menos desde los años 40, y quizá desde los 30, ha habido vehículos espaciales de origen extraterrestre que fueron derribados, ocupados y estudiados» por agencias gubernamentales.

«Los testimonios, corroborados por múltiples testigos militares muestran que Estados Unidos y otros países han atacado militarmente estos vehículos extraterrestres y, en algunos casos, los han derribado», añadió.

Greer y otros participantes del proyecto Disclosure reclamaron que se suspenda de inmediato todo esfuerzo para la militarización del espacio y reclamaron audiencias del Congreso de Estados Unidos para que se divulgue la información sobre los extraterrestres.

Project Disclosure sostiene que, mediante el proceso de «ingeniería invertida», se han desentrañado las tecnologías que operaban las naves extraterrestres, y que las agencias involucradas en esta conspiración conocen desde hace décadas «una nueva física» y »usos de la energía» que cambiarían toda la estructura económica de la Tierra.

«Quiero ser claro en esto: la entidad que controla el asunto de los objetos voladores no identificados y las tecnologías relacionadas con ellos, tiene más poder que cualquier gobierno en el mundo, o que cualquier gobernante en el mundo», dijo Greer.

Webre dijo que «a los extraterrestres les preocupan los armamentos nucleares por el impacto ecológico, y tenemos testimonios de ex miembros de los servicios de inteligencia que relatan cómo los OVNIs han seguido a los aviones que transportaban desde España, por ejemplo, los componentes de armas nucleares que debían ser reemplazados periódicamente».

«Tenemos, además, evidencias de que existe en el universo una ley y un orden, y en ese orden los terrestres ocupamos un escalón muy bajo entre las especies que todavía no han evolucionado más allá del uso de la guerra para la resolución de conflictos», dijo Webre. «Los países anglosajones son los máximos exponentes del armamentismo, y de todo el sistema socioeconómico que depende del uso de la energía de hidrocarburos -lo que antes se llamaba las ’siete grandes’ petroleras»- por eso mantienen todo esto oculto», añadió.

Greer dijo que «nadie ha afirmado que exista una verdadera amenaza de estos OVNIs para la humanidad».

«Obviamente, cualquier civilización capaz de realizar viajes interestelares de manera rutinaria podría liquidar nuestra civilización en un nanosegundo, si ésa fuese su intención», dijo y agregó que «el hecho de que seguimos respirando sobre esta Tierra es testimonio abundante de la naturaleza no hostil de estas civilizaciones extraterrestres».

Greer dijo que «el sistema nacional de defensa contra misiles» -que ahora apoya el gobierno del presidente George Bush-

Es en realidad una cobertura para el despliegue secreto de un sistema de armamentos que rastree, haga puntería y destruya los vehículos extraterrestres cuando se aproximen a la Tierra o entren a la atmósfera».

Evidencia de la existencia de los OVNIS

Hay informes de OVNIs acompañados de evidencia directa e indirecta. La escala de Hynek de Encuentros Cercanos definiría evidencia indirecta como datos obtenidos de encuentros cercanos del primer tipo: datos obtenidos de lejos, como radares o fotografías. Mas evidencia física proviene de los de segundo tipo, en los que ocurren interacciones a corta distancia. Se incluyen en esta categoría marcas de aterrizajes y efectos fisiológicos.

Una pequeña fracción de estos casos han sido desenmascarados y eran en realidad engaños. Una gran parte, incluyendo aquellos investigados por militares y por gobiernos, han sido clasificados como inexplicables. Los analistas han determinado en la mayoría de los casos que los resultados con ambiguos o no concluyentes.

Una lista de evidencias físicas incluye:

Contacto con radar y rastreo, a menudo por diferentes aparatos. Estos están considerados como los mejores casos porque incluyen personal militar entrenado, avistamientos simultáneos e intercepciones aéreas. Un ejemplo reciente fue el avistamiento de grandes y silenciosos triángulos negros, en 1989 y 1990 sobre Bélgica.
Evidencia fotográfica, incluyendo fotografía, videos, y filmaciones infrarrojas.
Imágenes grabadas por sondas solares.
Espectrogramas
Registros gravimétricos y magnéticos
Evidencia física en el lugar de aterrizaje, incluyendo impresiones en el suelo, tierra quemada o seca, pastos quemados o pisoteados, anomalías magnéticas, niveles de radiación altos, trazas de elementos metálicos.

Ver por ejemplo el Incidente OVNI Height 611, o el de 1964 de Lonnie Zamora, en Socorro, Nuevo México, considerado uno de los más inexplicables por el Proyecto Libro Azul. Un caso bien conocido es el de diciembre de 1980 en Inglaterra: el Incidente Rendlesham Forest.

Dos semanas después, en enero de 1981 ocurrió en Transen. Provence y fue investigado por la GEPAN, la agencia oficial francesa de investigación sobre OVNIs. Un catálogo de miles de esos casos ha sido compilado por el investigador Ted Phillips.

Efectos fisiológicos en las personas y animales incluyendo parálisis temporaria, quemaduras de la piel, raspaduras, quemadura en la córnea y síntomas parecidos a los que aparecen por envenenamiento por radiación, como el indicente Cash-Landrum de 1980. Uno de los casos data de 1886, en Venezuela.

La llamada “mutilación” de animales y ganado. Algunos piensan que son parte del fenómeno OVNI. Los cadáveres fueron analizados utilizando técnicas forenses.
Efectos biológicos en plantas como crecimiento sobre-estimulado o lentitud de crecimiento, efectos en la germinación de semillas, y quemadura en campos de trigo.
Interferencia electromagnética, cuyos efectos se pueden ver en autos varados súbitamente, cortes de electricidad, interferencia en radio y TV, deflección en brújulas, y en la navegación aérea, comunicación y malfuncionamiento de los motores.

Detección de radiación remota, algunas veces notadas por el FBI y la CIA, que ocurren sobre instalaciones gubernamentales nucleares como el Laboratorio Nacional de Los Álamos, y el de Oak Ridge en 1950, que también fueron reportados por el director del Proyecto Libro Azul.
Evidencia física como en 1957 en Ubatuba, Brasil, en donde se analizaron fragmentos de magnesio en el reporte Condon y otros. O el indicente Socorro de 1964, en donde la NASA analizó trazas metálicas encontradas en el lugar.

Misceláneas: radiaciones electromagnética grabadas, como las microondas detectadas en el caso de la aeronave de vigilancia RB-47 en 1957, el cual fue además un incidente visual y registrado por el radar, anillos de polarización observados alrededor de los OVNIs, de los cuales se teoriza que son el efecto Faraday producto de intensos campos de magnéticos.
A pesar de la pobre opinión que tienen los científicos sobre el asunto, muchos efectos físicos están maduros para que sean analizados científicamente. Una revisión científica de casos de evidencia física fue llevada a cabo por el panel OVNI Sturrock en 1997.

Algunos científicos e ingenieros han intentado realizar “ingeniería inversa” sobre la física detrás de los OVNIs a través de análisis de los testimonios de los testigos y de la evidencia física. Ejemplos de eso son el ingeniero de la NASA James McCampbell en su libro OVNIlogía y el ingeniero de la NACA/NASA Paul R. Hill en su libro Objetos Voladores No Convencionales. Entre los temas abordados por McCampbell y Hill estaba la pregunta de cómo los OVNIs pueden volar a velocidad supersónicas sin crear la onda de choque sónica. La solución de McCampbell fue la suposición de un plasma de microondas partiendo el aire en el frente de la aeronave, y actualmente está siendo investigada por el Dr. Leik Myrabo, profesor de ingeniería física en el instituto politécnico Rensselaer, como un avance en el vuelo hipersónico.

Algunos desarrollos recientes en la electrónica de guerra imitan la interferencia electromagnética y efectos fisiológicos descritos en casos de OVNIs de los 40 y 50, y pueden ser ejemplos de esfuerzos militares en realizar ingeniería inversa. Hacia finales de 1998, el Consejo Científico de la Fuerza Aérea editó un reporte sobre las armas del siglo 21, en el que describieron armas de energía de microondas dirigidas y que podrían ser usadas para detener vehículos, haciéndolos blancos fáciles para bombardearlos.

La misma arma es también capaz de confundir la navegación de aeronaves y sistemas de comunicación, así como también alterar la electrónica a nivel del suelo.

Un sistema de control de multitudes basado en microondas no letales que causa calentamiento y dolor intenso fue anunciado en el 2001. Otras armas basadas en microondas han sido propuestas, y causarían la pérdida de las funciones corporales.

El Proyecto HAARP o la tierra en peligro

El Parlamento Europeo, la Duma rusa y científicos, médicos y defensores del medio ambiente de todo el mundo están unidos en la misma preocupación: el Programa HAARP. Este proyecto estadounidense oficialmente investiga la ionosfera, pero sus responsables directos son la US Navy y las US Air Force, lo cual hace suponer que los objetivos son militares. Sus posibles utilizaciones van desde alterar el clima a interrumpir todas las comunicaciones.

Quizás a algunos no les suenen estas siglas, pero pertenecen a un misterioso proyecto de la Fuerza Aérea norteamericana cuyas siglas HAARP en inglés, High Frequency Advanced Auroral Research Project, traducidas al español serían, Programa de Investigación de Auroras de Alta Frecuencia Avanzada.

En unas instalaciones militares situadas en Gakona, Alaska, se desarrolló un misterioso proyecto el cual consistió en 180 antenas que funcionando en conjunto serían como una sola antena que emite 1 GW =1.000.000.000 W, es decir mil millones de ondas de radio de alta frecuencia las cuales penetrarían en la atmósfera inferior e interactuarian con la corriente de las ráfagas eléctricas que producen las auroras.

En este sentido debemos reseñar que la tierra se encuentra envuelta y protegida por la atmósfera. La troposfera se extiende desde la superficie terrestre hasta unos 16 km de altura. La estratosfera, con su capa de ozono, se sitúa entre los 16 y 48 km de altura. Mas allá de los 48 km tenemos la ionosfera que llega hasta los 350 km de altura. Los cinturones de Van Allen se sitúan a distancias superiores y tienden a captar las partículas energéticas que tratan de irrumpir en la tierra desde el espacio exterior.

En este aspecto el proyecto HAARP es uno de tantos que lleva a cabo la Marina y la Fuerza Aérea de EEUU. Otros proyectos militares implicaban o han implicado el estudio de la ionosfera, la alta atmósfera y el uso de satélites espaciales con fines más o menos singulares, vendiéndose su utilización con fines, principalmente, no bélicos.

Por citar alguno otros, tenemos:Project Starfish (1962) Se trataba de realizar experimentos en la ionosfera, alterar las formas y la intensidad de los cinturones de Van Allen, etc...

SPS: Solar Power Satellite Project (1968). Proyecto por el cual se quería generar una constelación de satélites geoestacionarios capaz de interceptar la radiación solar y transmitirla en rayos concentrados de microondas a la tierra para su uso posterior.

SPS Military Implications (1978). El proyecto SPS se rehizo para adaptarlo a fines militares. La constelación de satélites podría usar y concentrar la radiación solar para ser usada como un rayo capaz de destruir mísiles u objetos enemigos, alterar las comunicaciones que utilizarán la ionosfera como pantalla reflectora, etc...Y más experimentos donde la alteración local de la capa de la alta atmósfera, combinada con la existencia de multitud de satélites ha sido el objeto fundamental de los experimentos.

Todos ellos vendidos al gran público como proyectos para realizar estudios, comprender, mejorar nuestro conocimiento de la física de la alta atmósfera. Incluso, han aparecido mensajes de la administración donde se hablaba de incrementar el nivel de ozono estratosférico y realizar estudios del impacto del cambio climático en nuestro mundo.

Volvamos a lo que conocemos de este proyecto. Los pulsos emitidos artificialmente estimulan a la ionosfera creando ondas que pueden recorrer grandes distancias a través de la atmósfera inferior y penetran dentro de la tierra para encontrar depósitos de mísiles, túneles subterráneos, o comunicarse con submarinos sumergidos, entre mucha otras aplicaciones.

¿Qué es el Electrojet? Hay una electricidad flotando sobre la Tierra llamada electrojet aureal, al depositar energía en ella se cambia el medio, cambiando la corriente y generando ondas LF (Low Frecuency- Baja frecuencia) y VLF (Very Low Frecuency- Muy baja frecuencia). HAARP tiene la intención de acercar el electrojet a la Tierra con el objetivo de aprovecharlo en una gran estación generadora.

HAARP enviará haces de radiofrecuencia dentro de la ionosfera, los electrojet o ráfagas eléctricas, afectan al clima global, algunas veces durante una tormenta eléctrica llegan a tocar la Tierra, afectando a las comunicaciones por cables telefónicos y eléctricos, la interrupción de suministros eléctricos e incluso alteraciones en el estado del ser humano.El HAARP actuaría como un gran calentador ionosférico, el más potente del mundo. En este sentido podría tratarse de la más sofisticada arma geofísica construida por el hombre.

¿Un proyecto con intención de manipular el mundo?

Hasta aquí hemos descrito la parte "oficial" de la cuestión, pero ¿por qué hay quien cree que detrás de HAARP se oculta algo más? ¿Extraños experimentos de modificación del clima, de control de la mente y de producir incluso terremotos? Ciertamente algo de base científica asoma en todo este asunto, HAARP con sus cientos de millones de vatios de potencia y antenas se puede considerar como un verdadero "calefactor" de la alta atmósfera, provocando una tremenda ionización que puede acarrear consecuencias imprevisibles, y que gracias a su efecto "espejo" podría dirigir sus efectos hacia cualquier zona del planeta.

Estaríamos hablando de un nuevo tipo de arma, capaz de intensificar tormentas, prolongar sequías, sobre territorio de un supuesto enemigo, y perjudicándolo sin que este se diera cuenta sin mas... ¿ficción?.

El proyecto es tan controvertido como peligroso. Sus defensores aducen un sinfín de ventajas de carácter científico, geofísico y militar, pero sus detractores están convencidos de que podrían tener consecuencias catastróficas para nuestro planeta, desde arriesgadas modificaciones en la ionosfera, hasta la manipulación de la mente humana.

El científico Nick Begich junto a la periodista Jeanne Manning realizaron una profunda investigación sobre el tema fruto del cual vio la luz el libro "Angels don't play this harp" (Los ángeles no tocan esta arpa),en el que ambos autores plantean inquietantes hipótesis, una de ellas es que de ponerse en marcha dicho proyecto podría tener peores consecuencias que las pruebas nucleares.

De acuerdo con la Dra. Rosalie Bertell, HAARP forma parte de un sistema integrado de armamentos, que tiene consecuencias ecológicas potencialmente devastadoras."Se relaciona con cincuenta años de programas intensos y crecientemente destructivos para comprender y controlar la atmósfera superior.
Sería precipitado no asociar HAARP con la construcción del laboratorio espacial que está siendo planeado separadamente por los Estados Unidos. HAARP es parte integral de una larga historia de investigación y desarrollo espacial de naturaleza militar deliberada. Las implicaciones militares de la combinación de estos proyectos son alarmantes... La capacidad de la combinación HAARP/Spacelab/cohete espacial de producir cantidades muy grandes de energía, comparable a una bomba atómica, en cualquier parte de la tierra por medio de haces de láser y partículas, es aterradora.

El proyecto será probablemente "vendido" al público como un escudo espacial contra la entrada de armas al territorio nacional o, para los más ingenuos, como un sistema para reparar la capa de ozono".

Fuera de la manipulación climática, HAARP tiene una serie de otros usos relacionados: "HAARP podría contribuir a cambiar el clima bombardeando intensivamente la atmósfera con rayos de alta frecuencia. Convirtiendo las ondas de baja frecuencia en alta intensidad podría también afectar a los cerebros humanos, y no se puede excluir que tenga efectos tectónicos".

Así pretenden manipular el clima

Por si fuera poco, a la posible manipulación de las mentes humanas y las modificaciones en la ionosfera habría que sumar nuevos efectos negativos. El propio creador del calentador ionosférico del proyecto HAARP, Bernard Eastlund, asegura que su invento podría, también, controlar el clima. Una afirmación que ha llevado a Begich a concluir que si el HAARP operase al cien por cien podría crear anomalías climatológicas sobre ambos hemisferios terrestres, siguiendo la teoría de la resonancia tan empleada por el genial Nikola Tesla en sus inventos.

Un cambio climatológico en un hemisferio desencadenaría otro cambio en el otro hemisferio. Una posibilidad que no se debe descartar, sobre todo a tenor de las opiniones de científicos de le Universidad de Stanford, que aseguran que el clima mundial podría ser controlado mediante la transmisión de señales de radio relativamente pequeñas, a los cinturones de Van Allen. Por resonancia, pequeñas señales activadoras pueden controlar energías enormes.

¿Cómo se alteraría el clima con este proyecto?

Se ha sugerido en diversos trabajos científicos que los vientos de la alta atmósfera ( sobre los 50 km de altura) juegan un papel importante en el chorro, que a su vez controla las estructuras de tiempo en superficie. Otros autores han estudiado el “electrojet auroreal”, y han encontrado que existe una relación muy estrecha con los vientos a 80 km de altura.

Por lo tanto los sistemas electrojet-vientos troposféricos, están, aparentemente, correlacionados.Uno de los objetivos del HAARP es modular las corrientes del electrojet y así afectar a la intensidad y dirección de los vientos zonales y del chorro.Por otra parte, el poder “calentar” ciertas zonas hostiles del globo podría generar las condiciones meteorológicas para producir sequías.

¿Estaremos viviendo el comienzo de una nueva era de armas geofísicas capaces de modificar el clima a escala local y ser empleadas contra países hostiles?

¿Quién fue Nikola Tesla?

Nikola Tesla fue uno de los sabios menos conocidos de nuestra época. Nació en Croacia (1856) y murió en Nueva York (1943). Tesla fue ante todo un inventor. Inventó la corriente alterna y el motor de inducción electromagnética, turbinas muy eficientes, etc., algunos le atribuyen la invención de la radio, pero su idea, según parece, se la tomaron Marconi y Edison. Tesla fue experto en termodinámica, energía solar, rayos X y cósmicos, etc.

Inventó un sistema de transmisión de energía inalámbrica: transmitir energía sin medio físico. Consiguió encender a un conjunto de lámparas de 50 vatios a 40 km de distancia y lanzó la idea de poder concentrar y transmitir energía a grandes distancias.

Tesla fue un visionario y adelantado de su tiempo ya que pronosticó la invención de la televisión, usos potenciales de satélites venideros y el posible uso de máquinas del tiempo capaz de controlarlo a grandes distancias (¡antes de 1910!).

El proyecto HAARP parte de la idea originaria de Tesla: poder transmitir potentes ondas electromagnéticas que puedan reflejarse en la ionosfera y así alcanzar grandes distancias.

La eurodiputada sueca Maj Britt Theorin ha liderado en la UE un sector que consiguió que en 1998 la Comunidad estudiase el programa. El resultado se publicó al año siguiente y afirmaba que "pese a los convenios existentes, la investigación militar sigue basándose en la manipulación medioambiental como arma". Se había pedido reiterativamente que EEUU mandase a alguien a explicar el programa y nunca acudió nadie. Tres años después, la Duma rusa señalaba que resulta sorprendente que tras estas conclusiones la UE no volviera a ahondar en el tema y que las informaciones no se filtraran a la prensa
Las ondas Shumann
En la década de los años 50, el profesor Dr. O. W. Schumann de la Universidad Tecnológica de Munich, Alemania, descubrió el efecto de resonancia del sistema tierra-aire-ion—sfera, hoy llamado generalmente ONDAS SCHUMANN, en honor a su descubridor.

En Física se les denomina "Ondas transversal-magnéticas". Estas ondas Schumann vibran en la misma frecuencia que las ondas cerebrales de los seres humanos y de todos los mamíferos en general, a saber: en 7,8 Hertz (ciclos por segundo).
Aunque la Ciencia Física oficial casi lo ha ignorado, las grandes potencias mundiales han estado experimentando con estas ondas, muy reservadamente, en grandes proyectos super secretos.
Constituyen una de las armas militares más sofisticadas del futuro, ya que por medio de la modulación de estas ondas procuran interferir drásticamente en la mente del supuesto enemigo, causándole los estragos más inimaginables, que eventualmente podrían causar consecuencias imprevisibles.

El profesor Schumann trabajaba en ese entonces, con sus estudiantes universitarios, en cálculos de potenciales en sistemas esfero-simétricos. Un día, les planteó el deber de calcular el potencial de dos cáscaras semiesféricas que tienen una determinada distancia entre si y que son ambas eléctricamente conductoras. Entonces, como si fuera una ocurrencia del momento, dijo: "Tenemos también la tierra y la ionósfera. Tomen como ejemplo el diámetro de la tierra y el diámetro de la capa inferior de la ionósfera, la capa Heaviside y calculen qué frecuencia propia resulta ahí".
El, naturalmente, tenía que calcularlo también, para ver si lo que sacaban los estudiantes era correcto y entonces obtuvo como resultado aproximadamente 10 ciclos por segundo.
Publicó este resultado en una revista de Física Técnica y casualmente un médico que se interesaba por la Física y era suscriptor de la revista, el Dr. Ankermüller lo leyó y le llamó poderosamente la atención este resultado, ya que 10 Hertz es el ritmo Alfa del cerebro humano, es decir una frecuencia muy característica.

Se puso enseguida en comunicación telefónica con el Dr. Schumann y le dijo: "es interesantísima lo que Ud. midió, de que la Tierra tiene la misma resonancia propia como el cerebro humano. Habría que controlar si esto es realmente así". "Bueno", le contestó el Dr. Schumann, "si esto es interesante para la medicina, voy a poner a un estudiante que justamente tiene que hacer su tesis de doctorado, para que lo verifique con mayor precisión, pues los 10 Hertz calculados eran un valor muy aproximado". El doctorando se llamaba Herbert König, quien fuera más tarde yerno del célebre Dr. Ernest Hartmann y posteriormente fue sucesor del profesor.

Schumann en la Universidad de Munich

El Dr. König, a través de muchas mediciones, pudo determinar luego que el valor exacto no era 10, sino 7,8 Hertz y esto hizo que el asunto sea todavía mas interesante, pues 7,8 Hertz es la frecuencia del hipotálamo y es la única frecuencia que en todos los mamíferos, incluyendo el hombre, es tan exactamente común. Mientras el ritmo Alfa varia de una persona a otra y el mismo es de aproximadamente 9, 10, 11 Hertz, la frecuencia de 7,8 Hertz es como ya se dijo arriba, exactamente común a todos, es una constante normal biológica, que funciona como un marcapaso para nuestro organismo y SIN ESA FRECUENCIA LA VIDA HUMANA NO ES POSIBLE.

Esto se comprobó más dramáticamente con los primeros astronautas, tanto los rusos como los americanos, pues éstos volvían de su misión espacial con muy serios problemas de salud. Al estar volando fuera de la ionosfera les faltaba la pulsación de esa frecuencia vital de 7,8 Hertz.
Más tarde, este problema fue subsanado por generadores de ondas Schumann artificiales.

Los científicos de la NASA hicieron en ese tiempo muchos estudios interesantes al respecto. Uno de ellos, el Prof. Wever hizo construir un bunker subterráneo totalmente aislado magnéticamente.
Durante varias semanas hizo allí experimentos con estudiantes voluntarios que quedaban encerrados allí. A los pocos días se producían en los mismos serios problemas de salud: dolor de cabeza, migrañas, desvaríos, etc. Y sobre todo los ritmos cardiacos se desarticulaban totalmente. Pero si luego se hacían ingresar a ese búnker pulsaciones de 7,8 Hertz, por un breve tiempo, entonces las condiciones de salud de los voluntarios se volvía a estabilizar nuevamente durante varios días.

Hay muchas personas que sufren gravemente las consecuencias, cuando por causas meteorológicas, especialmente por las tormentas electromagnéticas, esas frecuencias de ondas Schumann se ven interferidas. Muchos problemas cardiacos son debidos a este hecho. La moderna terapia biomagnéticas, con ayuda de aparatos generadores de ondas Schumann y de ondas geomagnéticas aporta hoy en día una valiosa ayuda para superar estos problemas.

LA ANTARTIDA Y LOS O.V.N.I.S.

La instauración de una base secreta de origen nacionalsocialista en el Cono Sur de Sudamérica ha sido un tema apasionante para algunos y una quimera para otros. Incluso más de algún autor a relacionado el fenómeno Ovni con la tecnología alemana instalada en la helada Antártica luego de la II Guerra Mundial.
¿Por qué esta relación siempre presente entre el fenómeno Ovni y los alemanes de la II Guerra Mundial?
¿Por qué continúan estas expectativas y especulaciones diversas referente a este tema?

LA TECNOLOGIA ALEMANA

No es novedad para nadie que la tecnología alcanzada por los científicos alemanes en la II Guerra Mundial fue superior a la de los aliados. Servicios secretos confundieron más de una vez ingenios humanos por artefactos inexplicables, incluso a los años posteriores se les ha atribuido un carácter extraterrestre sin más. Los conocimientos de astronáutica se demostraron en los famosos Stukas, y los primeros aviones a reacción M-262. En los años 1939 Alexandre Lippisch desarrollo para la Messerschmitt de Augsburg un caza-cohete con ala delta ME-163, también se investigo en un increíble túnel de viento de AVA en Göttingen y se sabe que con muchas alas circulares diferentes en 1940 y 1941. La localización posterior de patentes, diseños e incluso construcción de prototipos de aeronaves circulares o discoidales por parte de científicos alemanes, antes, durante y después de la II Guerra Mundial, nos indica claramente que estos proyectos no eran impensables para los científicos alemanes de aquellos años.

Los integrantes de la Sociedad Secreta Thule y de la Sociedad Vril de alguna manera todos tuvieron alguna conexión con los jerarcas nacionalsocialista, incluso la médium María Ostig se dice que aportó los primeros indicios de la fabricación de aeronaves discoidales que usarían sistemas totalmente revolucionarios de propulsión y desplazamientos. En este punto varias fuentes nos hablan de naves antigravitatorias FRZ-1 o FRZ-2 por ejemplo, pero no existen bases concretas para decir que los científicos nazis utilizaron estos mensajes mediumnicos para fabricar sus experimentos discoidales.

El plan Andinia curiosamente lo revelan por primera vez los jesuitas en Argentina y de alguna forma -dice Serrano- las bases alemanas que estuvieron alguna vez en tierras de Nueva Suavia en el Mar de Weddell han tenido que reinstalarse para prepararse a un enfrentamiento eminente en un futuro próximo. Agrega que la expedición del Almirante Byrd en el año 1946, no fue una expedición científica sino que fue militar y que volvió totalmente derrotado de aquellas tierras. Este es el motivo real de esta extraña expedición de Byrd, su enfrentamiento con fuerzas alemanas en la Antártida y que nunca los que Gobiernan el mundo han querido reconocer.

A pesar de que se sabe que hubo investigaciones secretas al respecto, la instauración de la República de Andinia con capital Nueva Jerusalén nunca ha sido desmentida y queda aquí como un antecedente más de este amplio anecdotario.

El adelanto detectable respecto a la tecnología de los científicos alemanes con respecto a los aliados, se reafirma cuendo se encuentran documentos privados que mencionan experimentaciones muy avanzadas en el dominio de fuerzas gravitacionales impensables hasta hoy en día, la utilización de la "implosión" ya mencionada y el control de los radares del enemigo por intermedio de sistemas lumínicos (foo-fighter) Estos serían algunos de los adelantos más significativos y darían respuesta a las evoluciones fantásticas de estos objetos volantes no identificados.

Por otra parte, el desarrollo del hemisferio derecho del cerebro de los SS y la utilización de la glándula pineal como una potente máquina bioquímica que permite conectar con la divinidad y fuerzas energéticas que nos rodean serían de pleno dominio de este Hombre Superior.


En fin ante tal cumulo de evidencias, cada uno según su grado de conocimiento y comprensión, entenderá todo esto hasta donde su corazón y su mente lo lleven.

No hay comentarios:

Publicar un comentario