C.E.

C.E.
....

sábado, 20 de junio de 2020

EVIDENCIAS DE QUE ESTÁS HACIENDO LAS COSAS BIEN, AUNQUE NO LO SEPAS (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

LO CIERTO ES QUE NACEMOS SIN INSTRUCCIONES E IMPROVISAR SOBRE LA MARCHA SEGURAMENTE HA SIDO UNA DE LAS ACTITUDES QUE EL SER HUMANO A RECURRIDO CON MAYOR FRECUENCIA PARA SOLUCIONAR ALGUNA SITUACIÓN EN SU DÍA A DÍA.

Por más que uno tenga su plan estructurado, se hace recurrente el tema de improvisar sobre la marcha y tomar las decisiones que sentimos son correctas en el momento preciso.

Todos, o al menos la gran mayoría coincidimos en que, si bien nos encantaría tener esas instrucciones en todos los idiomas, nadie nos pudo haber enseñado mejor que la experiencia propia y esas decisiones que tomamos en esos momentos complicados de nuestra vida.

Y a lo largo de dicha vida van apareciendo diversas evidencias, que nos sirven para continuar creciendo y aprendiendo, hoy en este articulo vamos a comentar algunas de ellas, de las cuales en numerosas ocasiones no somos conscientes.

DUDAS AL MOMENTO DE TOMAR DECISIONES IMPORTANTES.

Dudar no es malo, es un claro signo de que tu juicio e inteligencia están funcionando correctamente. Esas dudas seguramente te han hecho analizar las situaciones, ampliar tu manera de ver el entorno, comprender las cosas y analizar por un momento cuál es la mejor decisión que puedes tomar.

SABES LO QUE QUIERES, O ESTÁS EN EL CAMINO DE SABERLO.

Eres consciente de ti mismo y no te conformas con lo que no te llena. Ese es el primer paso importante hacia el cambio. Muchas personas se quedan dónde están (física o emocionalmente) porque se necesita valor para soportar los vaivenes del autodescubrimiento y el luchar por lo que quieres.

TU CORAZÓN TIENE ALGUNA QUE OTRA CICATRIZ.

Caíste en las manos de Cupido y quizás te rompieron el corazón en alguna oportunidad. Eso significa que confiaste en alguien, que te atreviste a vivir el amor de la mejor manera que creías correcta y que si bien no funcionó, aprendiste de esa lección. Se necesita valentía para abrir el corazón propio y mostrarnos tal cual como somos.

 

ALGUNAS VECES TE SIENTES PERDIDO.

Tu brújula interna te guió hasta ese lugar donde sabías que querías estar y… de repente no sabes a dónde ir. ¿Te ha pasado?

Si alguna vez te has sentido perdido, es porque te estás moviendo hacia adelante, enfrentando tus miedos y liderando tus sueños. Estas exactamente donde tienes que estar en ese momento para aprender algo y lo sabes.

Y como dice la canción: “si te pierdes, siempre puedes volver a encontrarte”.

TU EGO, ALGUNA VEZ, FUE LASTIMADO.

Seguramente en algún momento tuviste que agachar la cabeza y aprender humildemente la lección sobre algo de lo que estabas completamente seguro. A todos nos ha pasado, nos hemos sacudido el polvo y continuamos adelante.

TIENES AMIGOS QUE SE SIENTEN COMO TU FAMILIA.

Si en este momento te estás acordando de ese buen amigo/a al que puedes llamar a las 4 de la madrugada para desahogar tus miedos o contarle la nueva idea que tienes, siéntete orgulloso/a de poder tenerlo en tu vida. Los amigos son la familia que uno elige. Encontrarlos y mantenerlos es un trabajo difícil, por lo que tener amigos así es una de las grandes cosas que has logrado.

HAS COMETIDO ERRORES.

Los errores son inevitables en una vida digna de ser vivida. Son muy importantes mientras puedas aprender de ellos. Te enseñan exactamente lo que quieres y quién quieres ser. No te de miedo de cometerlos, pero aprende lo más que puedas de ellos.

ALGUNOS DÍAS QUIERES BAJARTE DEL MUNDO.

Tal vez sea debido a una separación, la pérdida de un trabajo o la vida con su constante sube y baja…  Algunos días son un poco más difíciles que otros y quieres salir corriendo del mundo por la puerta de emergencia.

A pesar de eso, estás seguro que te harán más fuerte, más agradecido, más compasivo y más sabio. LAS PERSONAS CON EL ESPÍRITU MÁS HERMOSO QUE CONOZCO NO “NACIERON” DE LA NADA, SINO QUE SUPIERON SOBREPONERSE A LOS DÍAS COMPLICADOS Y SACARON EL MEJOR APRENDIZAJE DEL MISMO, HACIENDO BRILLAR SUS SONRISAS MUCHO MÁS.

HACE UN AÑO NO ERAS NI LA SOMBRA DE LO QUE ERES AHORA.

Cada cumpleaños te sientes una persona muy diferente a la que eras hace apenas un año. Tu evolución y crecimiento constante se reflejan en todas esas experiencias que tuviste, errores de los que aprendiste y lecciones que te hicieron ser la persona que eres hoy.   

CONCLUSIÓN:

“EL ESPÍRITU HUMANO CONTRIBUYE A CONSTRUIR, LA GRAN SÍNTESIS DIVINA, CONSERVANDO INTACTA SU INDIVIDUALIDAD, DEL MISMO MODO QUE LOS MILLARES Y MILLARES DE CÉLULAS, QUE CONSTITUYEN EL ORGANISMO HUMANO CONTRIBUYEN A CREARLO GUARDANDO ÍNTEGRAMENTE SU INDIVIDUALIDAD PROPIA”.




No hay comentarios:

Publicar un comentario