C.E.

C.E.
....

viernes, 27 de marzo de 2020

EL EQUILIBRIO CUERPO MENTE FUNDAMENTAL PARA LA SALUD (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

ESTAMOS EN UN MOMENTO QUE FAVORECE LA REFLEXIÓN DE COMO CUIDAMOS NUESTRO CUERPO Y NUESTRA MENTE PORQUE GENERALMENTE NO PENSAMOS EN TODOS LOS PROCESOS DE VIDA QUE LLEVAMOS DENTRO. 

Ahora que la salud en toda su extensión ha pasado a un primer plano en nuestras vidas, debemos profundizar más y aprender más porque en la gran mayoría de ocasiones Sólo vivimos sin más y lo hacemos como un acto repetido y cotidiano que nada tuviese de extraordinario porque está con nosotros desde que nos conocemos.

En estos momentos que aplaudimos y damos gracias a todos aquellos que están trabajando porque todo esto acabe, seria bueno tomar consciencia y agradecer la maravillosa y exquisita tarea de cada célula, la completa función de cada órgano, el acompasado trabajo de los sistemas corporales que de forma coordinada y espontánea se organizan para mantener nuestro equilibrio.

COMO NO LE DAMOS IMPORTANCIA A LA ARMONÍA QUE RIGE NUESTRO CUERPO, NO LA CUIDAMOS, EN NUMEROSAS OCASIONES.

Las fisuras en la ponderada y milimétrica proporción de la estabilidad global de nuestro cuerpo, conlleva innumerables posibilidades de ruptura con el ritmo natural de su funcionamiento y permite, por tanto, la aparición de la enfermedad como respuesta de contrapunto a la agresión contra su serenidad.

Ningún sentimiento negativo, ninguna emoción perturbadora queda sin sus consecuencias. La ira, la impotencia, la rabia contenida, la agresividad, las respuestas malintencionadas…TODOS Y CADA UNO DE LOS PENSAMIENTOS ENCONADOS…TIENEN SUS CONSECUENCIAS.

SI SUPIÉSEMOS EL PRECIO QUE PAGA NUESTRO CUERPO POR CADA EMOCIÓN PERTURBADORA TENDRÍAMOS UN INMENSO CUIDADO CON ELLAS.

PONDRÍAMOS TODO NUESTRO EMPEÑO EN NO ENFERMAR Y NO NOS COSTARÍA NADA RECHAZAR LA NEGATIVIDAD DE NUESTRA VIDA. Si fuese más evidente e instantánea la conexión entre el cuerpo y la mente, mimaríamos cada palabra que sale de nuestra boca, cada gesto, cada idea salpicada de turbulencia y dedicaríamos un tiempo, aunque fuese breve, a cuidar de ese necesario equilibrio sanador.

¿Acaso no nos tomamos infinidad de pastillas con ligera facilidad poniendo en ellas la confianza de curarnos cualquier dolencia? 

¿Seguramente todos trabajaríamos un rato la reconexión con nuestro cuerpo, desde el agradecimiento y la serenidad mental, si supiésemos que verdaderamente es la mejor pastilla que podemos ingerir?

Creamos o no en que nuestra mente tiene mucho que ver en la salud de cada uno, deberíamos probar a estar con nosotros mismos diez minutos al día.

RECONOCIENDO EL TRABAJO ESPECTACULAR DE CADA PARTÍCULA QUE NOS ANIMA, PERMITIENDO LAS SENSACIONES CORPORALES QUE NOS ACOMPAÑEN, AGRADECIENDO LA MARAVILLOSA SENSACIÓN DE ESTAR VIVOS, DE PODER VER, TOCAR, OLER, OÍR Y SENTIR LO QUE AHORA ESTAMOS LEYENDO E IMAGINANDO CUANDO LO LEEMOS Y, SOBRE TODO, DE TENER EN NUESTRAS MANOS EL PODER DE DIRIGIR NUESTRA PROPIA VIDA SALUDABLE CON SOLO SER CONSCIENTE DE NUESTRO CUERPO DESDE UNA MENTE SANA Y EQUILIBRADA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario