C.E.

C.E.
....

jueves, 24 de octubre de 2019

EL ATREVIMIENTO DE JUZGAR A LOS DEMÁS

INCLUSO NI NOSOTROS MISMOS SOMOS QUIENES PARA JUZGAR NUESTRAS PROPIAS ACCIONES, POR UNA RAZÓN MUY SENCILLA, YA QUE EN NUMEROSAS OCASIONES NOS FALTA DATOS DE PORQUE HICIMOS LO QUE HICIMOS Y NO HICIMOS OTRA COSA DIFERENTE. 

Quien tiene la nada buena costumbre de juzgar la vida los demás, lo hace por un único motivo….”NO SE ATREVE A MIRAR SU VIDA” y ya sabemos que como humanos que somos nos gusta más mirar la vida de otros que la nuestra.

“QUIEN JUZGA A LOS DEMÁS, EN EL FONDO SE ESTÁ JUZGANDO ASÍ MISMO”

Lo que llamamos verdad, para cada uno es diferente, cada uno la vive de una forma distinta. La verdad tiene muchas caras, muchos ángulos desde los cuales mirarla, muchos aspectos a considerar por eso cada ser humano escoge la verdad que más sintoniza con su interior.

Y por supuesto la verdad de cada uno no es ni mejor ni peor que la nuestra, es simplemente “SU VERDAD”.

A veces, no consiste en buscar víctimas y verdugos; a veces es suficiente con retirarnos para no tener que sufrir, ni caer siempre en los mismos errores.

Somos hipercríticos con todo. No permitimos que los otros se equivoquen y por supuesto tampoco permitimos demasiado las propias equivocaciones. Pero ante todo ello, lo más difícil por no decir imposible, es juzgar con equidad.

Tal vez sea mejor ahorrarnos la función de jueces y seguir nuestro camino dejando que las situaciones se resuelvan de forma natural.

La vida siempre equilibra. El tiempo es el mejor juez. El que te dará la clave para conocer si tus decisiones han sido acertadas o han sido un tremendo error. No nos toca a nosotros valorarlo ahora.

En realidad, hemos generado muchas oportunidades para enmendarnos, si han fracasado es porque no estamos en nuestro lugar. 

Recoloquémonos. Encontremos de nuevo lo que de verdad conecta con nosotros y sea lo que sea, quedémonos ahí. Ese es nuestro sitio. Entonces no harán falta juicios, ni víctimas, ni agresores.

NADIE ESTÁ CAPACITADO PARA JUZGAR A NADIE, POR UNA RAZÓN DE PESO……………SOLAMENTE EL QUE HACE ALGO, CONOCE LOS MOTIVOS DEL PORQUE LO HACE……………..

SIN CONOCER LOS MOTIVOS, CUANDO ALGUIEN HACE UN JUICIO, SIEMPRE SE EQUIVOCARA, ASÍ QUE LO MEJOR PARA NO EQUIVOCARNOS CON LOS DEMÁS ES…………….NO JUZGAR A NADIE.

ARREGLEMOS NUESTRA VIDA, QUE ES PARA LO QUE ESTAMOS CAPACITADOS............................LA VIDA DE LOS DEMÁS  ES ESO.......DE LOS DEMÁS Y A CADA UNO LE CORRESPONDE ARREGLAR LA SUYA.




No hay comentarios:

Publicar un comentario