C.E.

C.E.
....

lunes, 8 de octubre de 2018

TODO ESTÁ BIEN……. AUN ESTANDO MAL


 “EL DÍA QUE COMPRENDÍ QUE LO ÚNICO QUE ME VOY A LLEVAR ES LO QUE VIVO, EMPECÉ A VIVIR LO QUE ME QUIERO LLEVAR”…..(REFLEXIONES MATINALES)

NUESTRA MENTE ES COMO UNA MURALLA, YA QUE NADA, ABSOLUTAMENTE NADA, ES TAN ELEVADO, RESISTENTE Y PODEROSO COMO EL MURO QUE ESTABLECE LA MENTE CUANDO NO QUIERE ENTENDER, CUANDO SE CIEGA EN LOCOS RAZONAMIENTOS QUE SE RETRO ALIMENTAN ASÍ MISMOS.

Es tan absurda, que cuando está cegada en sí misma, incluso es capaz de ir en contra suya.

Todo por nada y para nada. De esta forma se producen las aberraciones más terribles. La mente se encierra en sí misma y se devora una y otra vez y regurgita veneno que la propia persona ingiere. El resultado es el caos. 

Mantener la mente a raya no es fácil. Dictarle el camino implica salirse de ella y poder observar las piedras en las que tropieza. Supone, entrar en el silencio y verlo todo con una perspectiva más a largo plazo.

El poder soltar lastre mental es difícil para personas que fijan su seguridad en la figura de otros. Pareciera que sin esos anclajes no tuviesen puntos de referencia. Es como si transitásemos por un camino de montaña en plena noche y con niebla. El mundo se estrecha, se hace pequeño y deja un estrangulado paisaje para seguir adelante.

NUESTRO PEOR ENEMIGO, COMO YA HEMOS COMENTADO EN INNUMERABLES OCASIONES, SE ALOJA DENTRO DE NOSOTROS MISMOS.

Y lo cierto es que siempre desplazamos nuestras responsabilidades fuera de nosotros, responsabilizamos a otros, nada hay más humano. Y lo hacemos para que ni siquiera nos rocen por si tenemos que emplear el compromiso y hacernos cargo de las consecuencias.

Si nos identificamos con nuestra mente siempre nos veremos como víctimas. A cada instante creeremos que todo está en nuestra contra y que existe una conspiración general que nos deja en un estado de absoluta indefensión.

Todo por no parar. Por no quedarnos callados y dejar que los sucesos, las imágenes y las sensaciones pasen delante como en un desfile de modelos. Enseñándonos sus mejores galas y observando los defectos ocultos que tratan de enmascararse con brillos y galas.

SI TU MENTE ES COMO LA MURALLA CHINA PROCURA SALTAR AL OTRO LADO Y OBSÉRVALA DESDE ALLÍ. TAL VEZ VEAS LA OTRA CARA DEL MISMO ROSTRO Y TOMES CONCIENCIA DE QUE HAY QUE RECOLOCAR LOS BLOQUES QUE ELEVAN ESE MURO PARA ABRIR PUERTAS Y VENTANAS EN ÉL.

PARA DEJA PASAR EL AIRE. PARA RESPIRAR.

RECUERDA ……….. TODO ESTÁ BIEN, AUN ESTANDO MAL.


No hay comentarios:

Publicar un comentario