C.E.

C.E.
....

jueves, 11 de octubre de 2018

COMO MANEJAR LOS CONFLICTOS

CUANDO UNO REFLEXIONA Y MEDITA LA FAMOSA FRASE “TROPEZAR SIEMPRE CON LA MISMA PIEDRA” LO PRIMERO QUE ME VIENE A LA MENTE ES QUE EL SER HUMANO ES CURIOSO, NOS GUSTAN LOS CONFLICTOS, DE HECHO EN NUMEROSAS OCASIONES SI NO LOS TENEMOS LOS CREAMOS, LLEGANDO A HACER UN CONFLICTO DE LOS PROPIOS CONFLICTOS. 

Esta reflexión nos da un ángulo de visión profundo para poder con aquello que nos daña, que nos preocupa o que nos molesta y en lo que somos recurrentes una y otra vez, creando un bucle del que a veces nos es difícil salir.

Posiblemente, uno cae varias veces en el mismo problema o en aquello que sabes que te causará un perjuicio a la larga…pero tal vez superes mejor esa adversidad si caes en ella. Si aprendes a manejarla y si en vez de resistirte, la enfrentas. 

Probablemente, lo que nos causa el desasosiego es vernos perdidos en medio de lo que tememos, sin armas o herramientas que nos ayuden. Entonces sí que podemos caer en un ataque de pánico de consecuencias imprevisibles.

Manejar adecuadamente el conflicto consiste en asumirlo como parte de nuestro camino evolutivo y de aprendizaje, definir nuestra posición en él, saber las debilidades que nos paralizan y las posibilidades de superarlas con los apoyos precisos.

La fase de tranquilidad necesaria para verlo desprovisto de la magnificencia que le otorgamos, a veces indebidamente, pasa por darle la valoración adecuada y saber que nada es tan importante como nos parece, nada es demasiado grande y nada es definitivo.

Muchas veces la salida está tan cerca de nosotros que no somos capaces de encontrar la distancia exacta para verla. Por eso, es necesario darse tiempo y recurrir a la calma. Hacerse amigo del conflicto, dialogar con él y dejarle muy claro que no tenemos intención de que acabe con nosotros.

HAY SOLUCIONES PARA TODO, AUNQUE ÉSTAS DEBAN INCLUIR ENTRAR EN SU CÍRCULO PARA CAER DE NUEVO. ESO SÍ, SABIENDO SIEMPRE DONDE ESTÁ LA PUERTA DE SALIDA Y QUE SOMOS LIBRES DE CAMBIAR DE RUMBO EN EL MOMENTO EN QUE LO DECIDAMOS.

ENFRENTÁNDOLO DE ESTA FORMA EL CONFLICTO O PROBLEMA LO DEJARÁ DESPROVISTO DE SU CAPACIDAD DE DESCOLOCAR NUESTRA VIDA Y PODREMOS SEGUIR CON ELLA AUNQUE LE SIGAMOS LLEVANDO DE LA MANO.

LOS CONFLICTOS SON NECESARIOS, PARA NUESTRA EVOLUCIÓN CORRECTA, NOS APORTAN CONOCIMIENTO Y UNA GRAN CONFIANZA EN NOSOTROS MISMOS CUANDO LOS RESOLVEMOS.


No hay comentarios:

Publicar un comentario