C.E.

C.E.

miércoles, 15 de junio de 2016

LA RETENCIÓN EMOCIONAL

UNA PARADOJA CONSTANTE EN EL SER HUMANO ES: LO QUE NOS CUESTA SOLTAR LO QUE NO NOS CONVIENE, DEJAR LO QUE YA NO NOS ES ÚTIL, CERRAR ETAPAS CADUCADAS DE NUESTRA VIDA, ES DECIR NOS PASAMOS LA VIDA CARGANDO UNA MOCHILA LLENA DE EMOCIONES QUE YA NO TIENEN SENTIDO, LA CLAVE: VACIAR EL RECIPIENTE, PARA PODERLO LLENAR CON LO NUEVO.

Lo recomendable es hacer una limpieza emocional periódicamente, para caminar ligeros y emocionalmente estables. Como hacerlo, fácil apartar de nuestra vida personas o situaciones que no nos permiten ser felices.

De no hacerlo como cualquier otra retención, nos producirá hinchazón, desasosiego, pesadez emocional y lo más serio no nos permitirá estar a gusto con nosotros mismos, con lo cual tampoco estaremos a gustos con quienes nos rodean, acabando afectándonos también en el ámbito de la salud.

Y el modo de hacerlo es haciendo un ejercicio de total sinceridad con nosotros mismos, alejándonos de creencias, convencionalismos y de tratar de hacer las cosas por quedar bien, pues nosotros y solo nosotros sabemos lo que es y lo que no es beneficioso para nuestra vida.

Bien es cierto que en muchas ocasiones nos negamos a abandonar el barco, aunque veamos que se hunde. Y simplemente nos negamos por lo que hemos invertido en él. Por el trabajo, la pasión, las horas muertas y las vivas, el minucioso cuidado o el mucho empeño. Y sobre todo por las expectativas que habíamos puesto que no se han cumplido.

Hay una retención emocional manifiesta en el que invierte. Cualquier inversión lógicamente, obliga en cierto modo, a esperar los beneficios y si no llegan, a seguir esperando. Sin embargo, las expectativas no satisfechas nos encierran en una especie de bucle mental a presión que nos puede explotar en cualquier momento.

EN REALIDAD, LO QUE TENEMOS QUE LOGRAR ES QUE NO NOS HAGA FALTA LO QUE NO NOS HACE BIEN. 

Seguramente, si lo pensamos ya hemos obtenido bastante por lo que invertimos. Sueños cumplidos, horas de gozo o momentos inolvidables, conocimiento de personas importantes en nuestra vida. Experiencias que nos enriquecen.

Todo ello, por sí solo, ya son beneficios a largo plazo. Lo que no podemos pretender es que duren siempre porque no podemos cambiar la actitud de los demás pero si podemos dejar de entrar en su vida, no permitir que manejen la nuestra, aunque ello signifique salir del círculo en el que quisiéramos seguir con final feliz. 

NADA DURA ETERNAMENTE ES UNA LEY DEL UNIVERSO TODO ESTÁ EN CONSTANTE CAMBIO, NADA PERMANECE, LA VIDA SON ETAPAS Y DE SABIOS ES SABER CUÁNDO FINALIZA CADA UNA, PARA CON ENERGÍA NUEVA DAR PASO A LA SIGUIENTE.

ESTANCARSE SIGNIFICA NO AVANZAR Y ESE NO AVANZAR SIEMPRE NOS PASARA UNA FACTURA EMOCIONAL, SIENDO MÁS SEVERA CUANTO MÁS TIEMPO PERMANEZCAMOS QUIETOS.

BASTA CON SABER QUE NADA ES IMPOSIBLE LA CLAVE ESTÁ EN “SABER CÓMO” LUEGO EL RESTO ES FÁCIL.




No hay comentarios:

Publicar un comentario