C.E.

C.E.
....

jueves, 22 de agosto de 2013

EN BUSCA DE LOS IDEALES

LAS SITUACIONES FELICES Y DE ADVERSIDAD QUE SE PRESENTAN EN LA VIDA, DEJAN HUELLAS EN EL ESPÍRITU. De estas experiencias, se desprenden las distintas valoraciones y juicios que el ser hace de ellas y surgen de este modo los anhelos, propósitos, inquietudes, deseos de superación que en síntesis conforman sus ideales.

Ellos constituyen la dimensión esencial de la evolución del ser humano, puesto que por ser visiones anticipadas del futuro, influyen en la conducta y son el instrumento natural de todo el progreso humano.

Quien tiene ideales cuenta con el impulso energético que promueve la realización de su proyecto personal, e imprime en sus acciones, pensamientos y sentimientos de orden superior. Este accionar constituye un logro para quien lo sustenta y es un punto de referencia para otros, dado que su conducta refleja un estilo de vida estimulante, intenso y repleto de sentido que invita a imitar.

EXPRESA ENRIQUE ROJAS EN "LA ILUSIÓN DE VIVIR": 
"LA VIDA ES COMO UNA AVENTURA MARINA. EL MAR NO SIEMPRE SE PRESENTA SERENO Y EN CALMA, SINO QUE COMO ALGO VIVO, EN MOVIMIENTO, TIENE SUBIDAS Y BAJADAS, TEMPESTADES Y DÍAS DE HORIZONTES ABIERTOS. CUANDO EL MAR EMPIEZA A ERIZARSE Y EL OLEAJE PIDE PASO Y TOMA LA DELANTERA, UNO ADOPTA CIERTAS MEDIDAS DEFENSIVAS PARA PONERSE A SALVO".

Cuando en la mente y el corazón anida el optimismo que infunde el ideal, los escollos se aceptan con humildad y se superan con perseverancia en el bien que se comprende.

El espíritu aquilata de sus vidas anteriores y de la actual, conocimientos y fuerzas que se traducen en sus posibilidades, su talento, su moral y estilo personal para actuar frente a los grandes desafíos que presenta la existencia.

El resultado de su proyección es un sentimiento sereno y de paz interior cuando analizadas con el criterio correcto, las acciones y las actitudes sostenidas, se verifica que estas concuerdan con lo que se intuye como un bien y una verdad, es decir, cuando lo hecho guarda relación con lo proyectado, con los compromisos de espíritu asumidos antes de encarnar y con las leyes divinas. A través de la intuición y del contacto mental y emocional con el espíritu protector, con Dios y espíritus familiares, es posible percibir los objetivos de vida definidos en el plano espiritual.

MUCHAS PERSONAS SE ENCUENTRAN PERDIDAS, CONFUNDIDAS, SIN SABER QUÉ RUMBO TOMAR Y CÓMO CONDUCIRSE POSITIVAMENTE. EL PUNTO DE PARTIDA INDICA CLARIFICAR QUÉ SE ESPERA DE LA VIDA, QUÉ SE PUEDE DAR Y EN QUÉ SE PUEDE MEJORAR. EN ESTE BALANCE PERSONAL, PUEDE RESULTAR IMPORTANTE PLANTEARSE IDEALES QUE CONDUZCAN AL PROPIO CRECIMIENTO Y AL DE LOS DEMÁS. UNO DE ESOS IDEALES, AMENAZADO EN ESTOS TIEMPOS, ES SIN DUDA, EL IDEAL DE PAZ.

Cuando la guerra y otros males afectan a la sociedad, surgen y se fortalecen en los seres humanos comprometidos con el progreso, los ideales de paz, armonía, comprensión y tolerancia.

En este momento tan especial que vive el mundo, es imprescindible integrar la voluntad de paz de las personas honestas, en un pedido de misericordia para los seres que sufren, y de lucidez y serenidad para quienes toman decisiones que involucran la vida de otros seres que también quieren vivir, soñar y amar.

UN PREMIO NOBEL DE LAS LETRAS COMO JOSÉ SARAMAGO, EXPRESÓ QUE:
"NO SOMOS TAN INGENUOS PARA CREER EN UNA PAZ ETERNA Y UNIVERSAL, PERO SI LOS SERES HUMANOS HEMOS SIDO CAPACES DE CREAR, A LO LARGO DE LA HISTORIA, BELLEZAS Y MARAVILLAS QUE A TODOS NOS DIGNIFICAN Y ENGRANDECEN, ENTONCES ES TIEMPO DE METER MANO A LA MÁS MARAVILLOSA Y HERMOSA DE TODAS LAS TAREAS: LA INCESANTE CONSTRUCCIÓN DE LA PAZ".

No hay comentarios:

Publicar un comentario