C.E.

C.E.
....

lunes, 4 de abril de 2011

¿QUÉ HAY DETRÁS DE LA VERDAD?

Si es que hay algo o alguien detrás, si es que la verdad existe, si es que esta en nosotros, si solo hay una, si hay muchas o solo una vista de muchas formas diferentes.

Lo cierto es que esto de la verdad es un misterio, pues dicen que hay tantas verdades como seres humanos existen, el problema quizá solo sea saber cuál es la de cada uno.

Así que ya sabemos que cada uno debemos encontrar la nuestra, pero el problema viene cuando alguien se apropia de la verdad de otro y la hace suya, entonces empieza un baile de verdades hace difícil encontrarla.

Deberemos pues hacer como el príncipe con cenicienta llevar el zapato de la “conciencia” probar y ver donde encaja……..

Me viene a la mente, una escena familiar para todos: Un niño destripando un juguete el mismo día de Reyes, tratando de adivinar por qué giran las ruedas, o por qué se enciende una luz al ir marcha atrás. De nada vale que su padre le advierta del riesgo de que el coche no vuelva a servir. Es como si, a tan temprana edad, preguntara a su padre: ¿Quién eres tú, para que crea en ti? Es como si el niño quisiera hacer saber a su padre, que la realidad y la verdad no siempre son la misma cosa.

Impera, desde luego, el afán de saber qué hay más allá de la realidad evidente de que las ruedas giran, o que se enciende la luz cuando el cochecito camina para detrás. Es la certeza de que, desde la más tierna infancia, el ser humano se mueve entre el claroscuro de la duda.

¡Qué importante es, por tanto, rodearnos de seres de los que nos fiemos; de personas en las que creamos! Pero… ¿cuál debe ser el perfil de las personas que lleguen a ser dignas depositarias de nuestra fe? Se me ocurren algunos ejemplos que me apetece compartir.

¿Quién eres tú, para que crea en ti…?
. El compañero de trabajo que lee en mi cara a primera hora: “Hoy no estoy para bromas” y me respeta.
. El compañero “en el viaje por la vida”, que despierta en mí la emoción de lo cotidiano.
. Ese amigo que logra siempre suscitar en mí, el placer de volver a verle.
. La voz cómplice, capaz de decirme lo que no quiero oír, pero que brota con tal dulzura, que lo transforma en algo apetecible para los oídos del alma.
. Con quien comparto vivencias del pasado, y le pone a la nostalgia, semblante de felicidad.
. Un mensajero de solidaridad real, la que implica una renuncia personal de altura.
. El que siempre tiene tiempo para mí. Que nunca le falta ese segundo milagroso de la sonrisa franca.
. El que me ha ganado el corazón, haciéndome creer que se puede creer en la bondad del otro.
. Eres, en fin, el que un día me dejó destripar el juguete, porque ambos sabíamos que tú estarías ahí, para ayudarme a recomponer las piezas.
Ese eres tú, para que yo crea en ti. Ojalá ese sea yo, para que tú creas en mí.

Les contare una historia realmente verdadera………

Para llegar al camino de la realidad, de la verdad, de lo autentico, de los valores morales………….. debemos transitar antes otro que muy pocos conocen el camino de los buscadores de mentiras.

“Solo cuando conozcamos todas las mentiras sabremos vivir la realidad de la verdad”

Pasaron los años y mi pensamiento siguió siendo el mismo, pero mi sentimiento cambio, ahora sentía que el sueño era lo cotidiano, que yo estaba eternamente sumido en una realidad que no era la mía, que detrás de los acontecimientos de la vida había algo más, oculto a los ojos del hombre común, y que lo real estaba detrás de lo aparente, manejando la ilusión de lo cotidiano de una forma tan magistral que nadie sospechaba de su existencia.

Este sentimiento me impulso a iniciar la búsqueda de la verdad, para ir descubriendo que nada es lo que parece, que todo es una gran puesta en escena para ocultar la verdadera realidad de la verdad.
Este lugar es para aquellos que siendo buscadores de la verdad aun no lo saben, pero sienten en lo profundo de su ser que algo no encaja en el puzzle de sus vidas, es el inicio de la búsqueda del camino que luego recorrerán en solitario, pues fue marcado exclusivamente para cada uno de nosotros con el ADN de la creación

Así como existen los buscadores de la verdad, existen los buscadores de la mentira, estos se caracterizan por refutar toda nueva idea, pensamiento, descubrimiento, filosofía, o cualquier otra cosa que atente o vaya en contra de su paradigma y arquetipo instalado.

Ellos piensan que es verdad, si coincide perfectamente en su programación, no permitiendo ningún cambio en su sistema; están digamos protegidos por un Firewall perfecto, diseñado para bloquear el acceso no autorizado, permitiendo solo el autorizado, está configurado para permitir, limitar, cifrar, descifrar, el tráfico entre la unidad de carbono y la fuente pasando por el servidor, sobre la base de un conjunto de normas y otros criterios preestablecidos, evitando así el ingreso de nuevos datos al sistema.

La energía utilizada para que esto suceda así, es el miedo, el centro encargado de procesarlo es el emocional, y su producto final son las energías o emociones negativas.

Si bien a nivel cuántico no tiene diferencia, pues proviene de la misma fuente, a nivel tridimensional si la hay, el miedo tiene una vibración natural de muy baja frecuencia, que activa sectores específicos del cerebro y del ADN, logrando de esta manera un comportamiento determinado, y el estado perfecto para la manipulación y programación, así como el amor logra el enlace con la fuente liberándonos, el miedo logra el enlace con el servidor, esclavizándonos.

La mayoría de las unidades de carbono funcionan con esta energía, algunas a tal punto que no tienen el cuerpo de enlace espíritu del ser con la materia, tienen solo el cuerpo de enlace alma, que al faltar el espíritu, enlaza directamente entre el centro emocional y el ego o personalidad, no teniendo ninguna posibilidad de conexión con el ser, hasta que no logre el cuerpo espiritual, esto lo explicaré más adelante, los buscadores de la mentira fueron y son los más grandes inquisidores, están dispuestos a cualquier cosa para defenderla, no tienen escrúpulos porque les falta el cuerpo de enlace con el ser, y por lo general no tienen ningún conflicto espiritual, porque el centro a cargo es el emocional y el intelectual, que equilibran su funcionamiento para no entrar en conflictos que solo podría solucionar el espiritual.

Los buscadores de la verdad están rodeados por los buscadores de la mentira, que los sobrepasan considerablemente en número, estos harán todo lo posible para obstaculizar la búsqueda de la verdad, porque trabajan inconscientemente para los amos, si bien éstos también quieren que la encontremos, todo es más complicado de lo que parece, pero más simple de lo que se cree.

¿Y Usted, que buscador es?

Decía un famoso periodista del cual no recuerdo el nombre, que él nunca se creía nada hasta que era desmentido.

A la verdad se la desmiente y a la mentira se la apoya















































No hay comentarios:

Publicar un comentario