C.E.

C.E.
....

lunes, 18 de abril de 2011

LA FUERZA DEL ESPÍRITU

Hay una solución espiritual para cada problema

El subtítulo de este libro contiene una afirmación muy amplia. Sí, literalmente puedes deshacerte de todos los pro¬blemas buscando y poniendo en práctica soluciones espiritua¬les. En el primer capítulo explico lo que quiero decir con las palabras «espiritual», «problemas» y «soluciones», de modo que no será necesario que lo haga en esta breve introducción.

El mensaje esencial del libro está contenido en los siguientes diez puntos:

1) Todo lo que hay en nuestro universo no es más que ener-gía. Es decir, en esencia, todo vibra a determinada frecuencia.

2) Las frecuencias más lentas son más sólidas y es ahí donde aparecen nuestros problemas.

3) Las frecuencias más rápidas son menos visibles, como la luz y el pensamiento.

4) Las frecuencias más rápidas son lo que yo llamo «espí-ritu».

5) Cuando se pasa de las frecuencias más lentas y más bajas a las frecuencias superiores y más rápidas del espíritu, éstas anu¬lan y disipan lo que llamamos problemas.

6) Tú tienes capacidad y poder para aumentar tu energía y acceder a las energías más elevadas y más rápidas con el fin de erradicar cualquier problema de tu vida.

7) Para encontrar soluciones espirituales a los «problemas» que estés experimentando tienes que comprender y practicar algunos fundamentos y principios básicos.

8) Una vez que comprendas estos principios, has de decidir si quieres estar en un campo de energía elevado o un campo de energía bajo.

9) Cuando por fin conozcas y comprendas profundamente el mundo del espíritu, verás con claridad que todos los proble¬mas son ilusiones creadas por nuestra mente porque creemos que estamos separados de nuestro origen, al que llamamos Dios, aunque puedes llamarlo de otro modo si lo prefieres.

10) Estas ilusiones no son más que errores de nuestro pen-
samiento y, como cualquier error, desaparecen cuando se en-frentan cara a cara con la verdad.


¿PUEDES HACER CRECER UNA FLOR?

Probablemente en un primer momento tu respuesta sea: «Es muy sencillo. Plantas una semilla, le proporcionas luz y agua y, con el tiempo, apare¬cerá la flor. ¡La prueba es que en estos momentos están brotan¬do millones de flores!».

Es cierto, sin duda. Sin embargo, te invito a que vuelvas a leer la pregunta y pienses quién o qué genera la vida que hace crecer la flor, porque es en ese quién o ese qué donde pode¬mos encontrar la fuente de la solución a todos nuestros pro-blemas.

¿Quién o qué hace que la semilla de la flor se transforme en un capullo y que el diminuto embrión se convierta en un ser humano? ¿Quién o qué hace que nuestras uñas crezcan y nues¬tro corazón palpite incluso cuando dormimos? ¿Quién o qué está detrás del movimiento de los vientos, que sentimos pero nunca tocamos? ¿Qué fuerza mantiene los planetas en su lugar e impulsa a nuestro mundo a una velocidad vertiginosa? El hom¬bre se ha planteado estas preguntas desde que tuvo capacidad para pensar en su existencia.

Espíritu es la palabra que yo utilizo para referirme a la ener¬gía informe e invisible que constituye el origen y el sustento de la vida en este planeta.

Esta fuerza, sea cual fuere el nombre que le demos, puede resolver todos los problemas con que tropeza¬mos. Existe una solución espiritual para cada problema; sólo te-nemos que aprender a acceder a ella. En este libro explicaré las diferentes maneras que he descubierto de hacer esto.

Empezaré por explicar los tres pasos básicos para encontrar tus soluciones espirituales a los problemas.

PRIMER PASO PARA ACCEDER A LA DIRECCIÓN ESPIRITUAL

Reconocer: puede parecer evidente que hay que reconocer algo antes de aplicarlo; pero, en realidad, es el paso más difícil para alcanzar la iluminación espiritual.

SEGUNDO PASO PARA ACCEDER A LA DIRECCIÓN ESPIRITUAL

Percepción: descubrimos que el conocimiento alcanzado por la percepción es de un orden mucho más elevado que el razonamiento intelectual

TERCER PASO PARA ACCEDER A LA DIRECCIÓN ESPIRITUAL
Reverencia: comulgar serenamente con la fuerza espiritual es nuestra manera de ser uno con ella

Este artículo es un extracto del libro de W.Dyer “LA FUERZA DEL ESPIRITU”

Si les gusta el libro pídanlo al correo electrónico y se lo enviaremos gratuitamente.

1 comentario:

  1. Hola Esteban, te escribo para darte las gracias por este blog donde das respuestas a muchas cuestiones que el ser humano nos planteamos en momentos de la vida. Un abrazo de tu amiga María Teresa de Cádiz. Volveremos a vernos pronto. Gracias Esteban.

    ResponderEliminar