C.E.

C.E.
....

viernes, 11 de marzo de 2011

EL NEGOCIO DE LA ESPIRITUALIDAD

La clave no es otra que “EL AMOR INCONDICIONAL” cantado por los sabios de todos los tiempos y:

“EL AMOR INCONDICIONAL” no admite ningún tipo de negocio con él, siempre se da de forma ALTRUISTA y desinteresada.

En el oráculo de Delfos hay una frase que lo dice bien claro cuando se habla de conocimiento:
“TODO LO QUE SE RECIBE ES PARA DAR”

Y yo añado gratis……Porque el conocimiento es patrimonio de la Humanidad y debe estar a su servicio, no al servicio de unos pocos, para lucrarse a costa de el resto.

La espiritualidad se está convirtiendo en un negocio y, afortunadamente, está en auge, pero no que afortunadamente sea un negocio. Surgen cada vez más a menudo personas conscientes, de ampliada Conciencia, interesados en mostrarnos y enseñarnos sus experiencias con el fin de ayudarnos a evolucionar, tal y como ellos hicieron.

Tras el descubrimiento masivo de parte de la Verdad oculta ante milenios, comienzan a sucederse con frenético ritmo una consecutiva presencia en internet y en la vida en la calle de multitud de talleres, cursos, seminarios y terapias alternativas energéticas que tienen como fin colaborar en ese aumento de Conciencia en la Humanidad.

Aunque todo este movimiento positivo tiene un pequeño pero. Y ese pequeño pero se llama ni más ni menos que DINERO.

El DINERO también ocupa una franja vibracional en nuestro mundo físico e íntimo. El dinero en la actualidad es la principal forma de intercambio que existe entre los seres humanos. Pero a estas alturas de la película, todos sabemos los pros y los contras del dinero.

Conocemos la usura, la esclavitud, la perversión del ser humano por conseguir más y más dinero. Conocemos la avaricia, y la falta de amor ligada quasi-proporcionalmente a las ansias del dinero.

En esta nueva era en la que intentamos que prime el amor, la ayuda, la solidaridad y la expansión del conocimiento, vemos cada vez más a menudo grandes conocedores de la Verdad, grandes seres que intentan con su sabiduría ayudar y hacer despertar al resto.

Pero a cambio de 200 euros, de 300, de 400 euros por unas cuantas horas de intercambio de información, en una época en la que millones de personas necesitan despertar, pero también una época en la que no todo el mundo dispone del dinero necesario para apuntarse al carro de la Evolución de la Conciencia.

Creemos que el intercambio es necesario para que exista una Justicia entre lo dado y lo recibido. Y sabemos y reconocemos que todo el mundo que colabora con su sabiduría al despertar del resto debe recibir algo a cambio, algo que a estas personas físicas y humanas también les sirva para seguir viviendo en la sociedad actual, sea cual sea el camino que hayan escogido.

Pero también creemos y afirmamos que tales maestros o profesores muchas veces abusan del innato deseo de la evolución que tiene la gente para llenar su cuenta bancaria al máximo posible.

Es lícito, legislativamente SI puesto que es legal, moralmente mi opinión personal es que NO.

No se puede cobrar por algo que no es tuyo, el conocimiento como decía no es exclusivo de nadie, es un proceso de aprendizaje a través del tiempo, donde intervenimos todos los seres humanos.

Apropiarse y aprovecharse de algo que es de todos, para beneficio de uno solo, no hace falta que les diga el nombre que tiene ESO.
Simplemente desde aquí damos la idea a favor de la gratuidad de todo tipo cursos y seminarios.

Damos la idea a favor de un equilibrio justo y equitativo entre aquellos que necesitan aprender y los que estén dispuestos a enseñar.

Reflexionen Ustedes por un momento ¿conocen algún maestro Espiritual Autentico que cobre?

Pues eso ya lo saben aplíquenlo y sabrán que el autentico Maestro Espiritual es aquel que se acercara a ti cuando lo necesites en silencio y después de que te haya enseñado lo que necesitabas saber, se irá igual que vino con una gran sonrisa y en silencio y lo habrá hecho eso si…. gratis.

Los auténticos maestros Espirituales no hacen ruido, otra forma de descubrir el fraude de los que se llaman Maestros es el ruido que hacen, a mayor ruido (publicidad, anuncio de bondades, etc.), más lejos se está de ser un autentico Maestro.

Y tengan la precaución de pedir la oficialidad de todos esos “TITULOS OFIALES QUE TODOS ESOS ESTAFADORES DE LA ESPIRITUALIDAD DICEN TENER”

DADO QUE EL 80% DE ELLOS NO SON RECONOCIDOS NI LEGALES EN EUROPA.

EN RESUMEN HABLANDO DE ESPIRITUALIDAD, AMOR Y AYUDA HUYAN DE TODO AQUEL O AQUELLA QUE QUIERAN COBRAR POR AYUDAR DESINTERESADAMENTE A LOS DEMAS Y NO SE OLVIDEN QUE LOS PEORES SON AQUELLOS QUE SOLO PIDEN……………………………..LA VOLUNTAD.

Debe ser el altruismo lo que nos guie en nuestro día a día. Junto con el Amor y la ayuda al prójimo, de no ser y hacer con aquellos que quieren y necesitan aprender lo que ha venido haciendo el sistema con los seres humanos durante cientos de siglos.

Ojala que la espiritualidad deje de ser un negocio para muchos y se convierta en una forma de vida justa, digna y respetable. Si no, no estaremos haciéndole ningún favor a la difusión masiva de las Leyes Universales.

El Amor Incondicional es lo único que nos garantizara que estamos en el camino correcto, su puesta en práctica en nuestro día a día y el total convencimiento que si queremos sea lo que sea para nosotros, primero se lo hemos de proporcionar a los demás, solo así seremos merecedores de ellos.

RECUERDEN MIS QUERIDOS LECTORES QUE NO HAY QUE PEDIR SINO MERECER………………………………………….

E.P.L.

1 comentario:

  1. Excelente tu comentario, siempre he pensado lo mismo, y aunque soy un buscador de la verdad y un hombre con despertar de conciencia, me he dado cuenta que la hipocresía en el mundo actual, de convertir la espiritualidad en un negocio para beneficios de unos pocos, tambien puede seducirnos a nosotros por obtener una mejor vida y la abundancia ke todos merecemos, y eso puede sucumbirte a los objetivos de la "new age" actual. Tal vez por eso, según la biblia Cristo fue tentado con las maravillas del universo. Solo espero que esto cambie en algún momento y los verdaderos maestros logren guiar este errado mundo.

    ResponderEliminar