C.E.

C.E.

jueves, 27 de abril de 2017

LA IMPORTANCIA DE CONFIAR EN NOSOTROS MISMOS

UNA DE LAS CAUSAS DE SENTIRNOS SOLOS EN NUMEROSAS OCASIONES, A LO LARGO DE LA VIDA, INCLUSO AUNQUE ESTEMOS RODEADOS DE PERSONAS, ES LA FALTA DE CONFIANZA EN NOSOTROS MISMOS.

Tenemos miedo a la soledad; parece que estar sólo significa estar vacío. No tener, carecer de algo, sentir el abismo bajo nuestros pies. No nos damos cuenta de que nunca estamos solos. Siempre para lo bueno y lo no tan bueno, nos tenemos a nosotros mismos.

“NADIE ESTÁ MÁS SOLO QUE AQUEL QUE ESTÁ ALEJADO DE SÍ MISMO”

Aprender a relacionarnos con nosotros es una de las claves de la auto confianza, la felicidad y la vida plena. Y la forma correcta de relacionarnos con nosotros mismos es respetándonos y amándonos, si hacemos esto, desarrollaremos una sólida confianza en nosotros mismos, nos sentiremos capaces y nos atreveremos a experimentar y transitar por caminos nuevos.

El ser humano es un ser social. Nos gusta la compañía; la ansiamos, la buscamos y hasta nos equivocamos en las elecciones. 

Ponemos demasiadas expectativas en los demás. Esperamos que sean de éste o del otro modo. Necesitamos que se parezcan a nosotros, que opinen lo mismo, que se muevan de una forma similar. Queremos coincidencias, afinidades. Y éstas vienen de la mano de conocernos, para saber lo que queremos y lo más importante como lo queremos.

LO QUE PRETENDEMOS POCAS VECES SE DA Y EN CASO DE QUE SUCEDA DEBE SER ESPONTÁNEO, NUNCA DIRIGIDO O FORZADO.

La realidad es como es. Ni mejor ni peor de lo que nos gustaría. Aprender a aceptar o tomar la decisión de alejarnos de lo que no nos hace sentir bien puede ser la solución para la frustración ante la falta de afinidad con los demás.

Nunca estamos solos. Estamos con nosotros mismos. Capaces de contar con una fuerza inusitada con la que podemos hacer frente a cualquier situación que nos plantee la vida. Confiamos poco en nuestras posibilidades. Creemos que debe haber un apoyo que nos sostenga. Alguien al que, implícitamente, reconocemos más capaz que nosotros para echarnos una mano.

PERO LA REALIDAD ES OTRA. SOMOS SUFICIENTES. PODEMOS MÁS DE LO QUE CREEMOS; SOLO HACE FALTA SABERLO Y APOYARNOS EN LA MEJOR AYUDA QUE TENEMOS, LA AUTO CONFIANZA, NO DUDES MÁS SEA LO QUE SEA CONFÍA EN TI TU PUEDES HAZLO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario