C.E.

C.E.
....

miércoles, 22 de marzo de 2017

LOS ERRORES NOS AYUDAN A SER MEJORES

CUANDO COMETAS UN ERROR, SÉ AMABLE CONTIGO, NO LO TOMES COMO ALGO NEGATIVO, PORQUE EL ERROR FORMA PARTE DE TU APRENDIZAJE, LA VIDA ES EVOLUCIÓN Y PARA EVOLUCIONAR HAY QUE APRENDER, A ESO VENIMOS A APRENDER Y DE AQUÍ SOLO NOS LLEVAREMOS EL CONOCIMIENTO QUE HAYAMOS INTEGRADO.

Aprender viene unido a cometer errores, ya que como sabemos nadie nace enseñado, así que empecemos a ver los errores como algo natural en la vida de todo ser humano y no hagamos un drama en cada ocasión que cometamos uno.

Los errores son compañeros de vida inseparables, además de sabios maestros, siempre y cuando pongamos empeño en aprender de ellos. Según la perspectiva que tomemos, un error puede ser una oportunidad de éxito, una experiencia de profundo sufrimiento o simplemente un acontecimiento más en nuestras vidas.

LA ACTITUD FRENTE A NUESTROS ERRORES ES LO MÁS IMPORTANTE.

Debemos tomar conciencia que los errores, vistos desde el lado positivo, nos enseñan en cualquier ocasión como no hacer algo y siempre que adquirimos una enseñanza es algo que suma, no que resta.

Pero los humanos somos muy dados a enviarnos mensajes negativos a nosotros mismos, tipo: “No debería haberlo dicho”, “No me van a dar ese trabajo, “Nada me sale bien”, “Soy un desastre, Nadie va a querer estar conmigo”.

DE LA FORMA QUE TENEMOS DE HABLARNOS DEPENDE DE LA CALIDAD DE NUESTROS PENSAMIENTOS.

Debemos controlar esa voz que surge de nuestro interior y que se dedica a cuestionarnos como actuamos, pensamos o sentimos, es LA AUTO-CRITICA, UN NIVEL DE EXIGENCIA CON NOSOTROS MISMOS EXAGERADO, NOS LLEVARA A COMETER AÚN MÁS ERRORES.

La auto-critica siempre está alerta para avisarnos cuando nos desviamos de lo que hemos interiorizado como “lo correcto”, si como decía le damos demasiado poder puede llegar a complicar nuestra salud emocional, generándonos un sentimiento de culpabilidad.

La auto-critica surge de experiencias pasadas relacionadas con nuestra educación o con situaciones que hemos vivido o presenciado como dolorosas para alertarnos de que no seguimos haciendo las cosas bien. Normalmente son críticas que hemos interiorizado y que las hemos convertido en un patrón habitual de pensamientos.

Nos enseñaron el valor de la exigencia, el esfuerzo y el compromiso pero se olvidaron de transmitirnos que no todo puede ser perfecto. El mundo no es blanco o negro, está lleno de grises y de eso hay que concienciarse. La búsqueda de la perfección nos vuelve insistentes pero también ansiosos y estresados, inmersos de culpa y frustración si no conseguimos lo que queremos.

Si ejercemos una auto-critica con mucha intensidad, más poder tendrá sobre nosotros, convirtiéndose en nuestra forma de pensar habitual. Pero tan importante es aprender a ser comprometidos como a tratarnos bien cuando no alcanzamos nuestros objetivos o cometemos un error. 

“MALTRATARNOS NO NOS AYUDARÁ A EVOLUCIONAR CORRECTAMENTE, SINO A PERMANECER EN EL MISMO LUGAR CON MIEDO”.

Como hemos comentado la auto-critica emergerá cuando nos equivoquemos en ocasiones lo hará culpabilizándonos. La clave está en que seamos nosotros quienes la dominemos y no dejar que ella nos domine a nosotros, no debemos olvidar que un nivel de exigencia elevado, trae consigo frustración sino conseguimos lo que nos hemos propuesto. La auto-critica está bien pero debes saber y llevar a la práctica que existe la flexibilidad más allá de la rigidez, que hay más formas de hacer las cosas y que hay muchas maneras de interpretar lo que nos sucede.

A PARTIR DE HOY DATE LA ORDEN QUE CUANDO COMETAS UN ERROR, ANTES QUE LA AUTO-CRITICA, DEBES PONER DELANTE EL SER COMPRENSIVO Y AMABLE CONTIGO MISMO Y ACEPTAR LOS ERRORES CON EL CONVENCIMIENTO QUE SI LOS SABES MANEJAR CORRECTAMENTE SERÁN UN GRAN ALIADO EN TU CRECIMIENTO PERSONAL Y EN TU APRENDIZAJE EN LA VIDA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario