C.E.

C.E.

miércoles, 15 de marzo de 2017

ADMITÁMOSLO, LO QUE NOS PREOCUPA CASI NUNCA OCURRE

LAS COSAS QUE NOS PREOCUPAN, CASI NUNCA OCURREN Y LAS QUE OCURREN NUNCA PASAN COMO HABÍAMOS PENSADO QUE IBAN A OCURRIR.

LO DECÍA SÉNECA: “SUFRIR ANTES DE TIEMPO, ES SUFRIR DOS VECES.”

Son numerosas las ocasiones en que no disfrutas los buenos momentos de tu vida porque siempre estás preocupado por algo, por eso es necesario que aprendamos a liberarnos de esos pensamientos negativos y que aprendamos a vivir plenamente

En ocasiones es bueno tener la firme convicción de que lo mejor que puede pasarnos es dejar que todo pase. Tal vez la única opción, dirán muchos, pero también la mejor porque la mayoría de las cosas que nos preocupan nunca pasan.

EL SER HUMANO ESTÁ CONSTANTEMENTE COMO DICE EL REFRÁN: “PONIÉNDOSE LA VENDA, ANTES DE TENER LA HERIDA”

Nuestra mente es una perfecta creadora, tanto de cosas maravillosas, como de cosas que nos agobian. Hacemos un hábito de mantener pensamientos negativos unidos a nosotros alertándonos de todo lo nefasto que nos puede ocurrir, preocupándonos, haciéndonos sentir inquietos con lo que tiene que ver con nuestro futuro.

Las preocupaciones tienen unas consecuencias letales, nos inmovilizan, no nos dejan actuar y nos impiden tomar las decisiones correctas en cada ocasión, porque nos impiden ver las cosas como son realmente, además las preocupaciones hacen que en nuestro interior aparezca el miedo. 

Resulta que la mayoría de las cosas que nos preocupan no llegan nunca a ocurrir, quizás algunos pensarán que justo por el hecho de habernos preocupado, tomamos las medidas para que no pasasen pero esto solo en un porcentaje es cierto. Sin embargo, en la mayoría de las circunstancias nuestros pensamientos van mucho más allá de lo que realmente tiene mayores probabilidades de ocurrir.

Debemos ante todo resaltar que cualquier cosa que nos transporte a otro tiempo, nos está robando la posibilidad de vivir el presente, que es el único tiempo en donde tenemos posibilidad de acción. Podemos hacer cosas que nos posicionen en un futuro en un sitio determinado, sin embargo, a través de la preocupación, no tenemos posibilidad de actuar, solo estaremos predisponiéndonos a un suceso o imaginando escenarios negativos que no harán más que robarnos la energía que necesitamos, para llevar nuestra nave a buen puerto.

QUE NOS QUEDE MUY CLARO LAS PREOCUPACIONES NO NOS SOLUCIONARAN LOS PROBLEMAS, ESO SÍ, ELIMINARAN NUESTRO ESTADO DE TRANQUILIDAD, DE PAZ, DE SOSIEGO, QUE TANTO NECESITAMOS PARA RESOLVER NUESTROS CONFLICTOS.

Darle poder a la incertidumbre dentro de nosotros nos hará sentirnos descolocados. Mientras que si nos limitamos a ver el futuro como la oportunidad de conseguir nuestros logros, siendo conscientes de nuestras herramientas para transitarlo, siendo optimistas en relación a los resultados que podemos obtener, estamos sembrando en nosotros la confianza necesaria para llevar a cabo el proceso de la vida.

DATE CUENTA DE TODAS LAS VECES QUE TE HAS PREOCUPADO POR ALGO; LOS PEORES ESCENARIOS, SOLO OCURRIERON EN TU MENTE. LOS FILTROS, LAS CREENCIAS, LA EDUCACIÓN CON QUE VEMOS NUESTRAS COSAS, DETERMINARÁN LOS RESULTADOS.

APRENDAMOS A VER LA VIDA DESDE EL OPTIMISMO, DESDE LA CONFIANZA, DESDE LA ESPERANZA, PENSANDO QUE EL UNIVERSO ESTÁ CONSPIRANDO EN NUESTRO BENEFICIO, SIEMPRE QUE NOSOTROS DEMOS EL PRIMER PASO, QUE TENEMOS LO NECESARIO PARA AFRONTAR CUALQUIER COSA QUE LLAMEMOS ADVERSIDAD O PROBLEMA.

DEMOS SOLO A NUESTRAS PREOCUPACIONES, EL TIEMPO QUE SE MERECEN, NO MÁS, GANAREMOS EN SALUD PSICOLÓGICA Y BIENESTAR.


No hay comentarios:

Publicar un comentario