C.E.

C.E.
....

sábado, 16 de abril de 2016

TU MEJOR PLAN SIEMPRE SERÁS TÚ MISMO (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

DESPUÉS DE LOS ARTÍCULOS, “ESTOY EMPEZANDO A DARME CUENTA QUE EL AMOR DE MI VIDA SOY YO” “NUNCA ES TARDE PARA VOLVER A SER TÚ MISMO” QUIERO COMPLETAR LA TRILOGÍA SOBRE UNO MISMO CON ESTE DE HOY, COMO REFLEXIÓN PARA EL FIN DE SEMANA.

La verdad es que Estamos siempre muy ocupados. Exprimimos el tiempo al máximo, hasta que no nos da más de sí. Estamos enfrascados en una y mil actividades que pretenden cubrir el tiempo vacío. Que no nos quede nada sin llenar. Hacer, hacer y hacer aún más, es nuestro plan.

PARECE QUE TENEMOS MIEDO A NO HACER NADA, A DISFRUTAR DEL MOMENTO, A ENCONTRARNOS CON NOSOTROS, ES COMO SI NOS PASÁSEMOS LA VIDA HUYENDO, EVITANDO COINCIDIR EN ALGÚN MOMENTO CON NOSOTROS.

Nunca nos han enseñado a que el proyecto seamos nosotros mismos. A que el plan se centre en nosotros y después todo lo demás que hagamos gire alrededor, para mejorar día a día dicho plan. 

TODO LO QUE NOS HAN ENSEÑADO TIENE QUE VER CON EL AFUERA; TANTO QUE ÉSTE SE CONVIERTE EN LO ÚNICO IMPORTANTE. Pero por debajo de todo eso hay un ser humano que va convirtiendo las experiencias en emociones, a veces en dolor, en rabia otras y en prisa y ansiedad la gran mayoría. Y a ese ser humano nadie le da importancia, ni siquiera nosotros. Pero se queja, se resiente y se confunde cuando no le hacemos caso.

Desde pequeños deberían enseñarnos a estar con nosotros, a observar, a disfrutar de lo sencillo, a gozar del momento de “no hacer nada”. Tan lejos estamos de esto que cuando tenemos esos tiempos para para dedicarles a nosotros hasta nos encontramos mal.

Estar solos se convierte en una desgracia y nos descoloca. Sin embargo, es una excelente oportunidad de disfrutarnos, de conocernos, de advertir lo que hay que mejorar sin prisa, de gozar de un tiempo nuestro en donde el plan seamos nosotros mismos.

Nadie nos enseña tampoco a tener nuestro propio proyecto de vida en el que trabajar. Creemos que la vida nuestra se va haciendo casualmente, con lo que llega, con lo que nos toca vivir. La realidad es bien distinta.

Nosotros podemos crear realidad porque esta se crea de acuerdo a la actitud, la postura y el sentir que tomemos frente a lo que nos pasa. Y la realidad cambia constantemente, sencillamente porque nosotros somos los que en realidad cambiamos.

HAY QUE APRENDER A TENERNOS COMO CENTRO DE NUESTRO PLAN Y DESPUÉS DEJAR QUE TODO LO DEMÁS SE ACOMODE CON RESPECTO A ÉL.

CUANDO NOSOTROS SEAMOS NUESTRO MEJOR PLAN, NUESTRA VIDA COMENZARÁ A CAMBIAR DANDO COMO RESULTADO, UNA VIDA MÁS PLENA, MÁS INTENSA EN DEFINITIVA MÁS FELIZ.


No hay comentarios:

Publicar un comentario