C.E.

C.E.
....

sábado, 2 de junio de 2018

LA MENTE DE CRISTAL (LA TRANSPARENCIA) REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA

EN ESE IR Y VENIR DE LAS DEFINICIONES, DE LO QUE CADA UNO PIENSA QUE ES LA VERDAD, LA MENTIRA, LA SINCERIDAD Y LA TRANSPARENCIA. RECUERDO QUE DE PEQUEÑO JUGABA A IMAGINAR QUE SUCEDERÍA SI LA MENTE FUESE TRANSPARENTE Y ME DISTRAÍA PENSANDO CÓMO SERÍAN LOS VERDADEROS PENSAMIENTOS DE CADA UNO EN CADA SITUACIÓN

Pero lo cierto es que en nuestro nivel evolutivo ………... No puede ser así o entraríamos en un conflicto masivo donde nadie quedaría indemne. 

Muchas veces decimos lo que no pensamos, otras asentimos a aquello con lo que no estamos de acuerdo, en ocasiones seguimos conversaciones contrarias a nuestras convicciones y continuamos el hilo de lo que se habla desde la disconformidad silenciada dentro de nuestra pequeña mente opaca al resto.

TODOS CREEMOS QUE EN NUESTRO INTERIOR ESTÁ LA VERDAD. UNA VERDAD QUE ES MUCHA MÁS VERDAD QUE LA DEL RESTO.

He meditado mucho sobre el concepto que llamamos “LA VERDAD”. ¿Existe la verdad? ¿Es bueno decirla siempre? ¿Es necesario saberlo todo? ¿Es lo mismo mentir que ocultar? ¿Se miente por miedo? ¿Se miente para hacer lo que deseamos a pesar de a quien podamos hacer daño creyendo que así los protegemos? ¿Se miente por piedad o por descaro? 

La mente de cristal sería algo así como dejar pasar nuestra verdad al resto de las personas y eso seguro que chocaría con la mayoría de los observadores que tuviésemos enfrente.

EL CONCEPTO DE VERDAD ES MUY RELATIVO. En principio porque se rige por unas normas morales que se generan en cada época o en cada sociedad y porque, sobre todo, nos obligan a aprender esas normas y aplicarlas desde la infancia y no debiera ser así.

Hay unas verdades ligadas a la sabiduría natural, a la espontánea consideración de lo que está bien o mal aplicable a nosotros mismos.

La mentira queda en un ámbito más estrecho. Encajonada entre el miedo y el despotismo, abonada por la frialdad y la desconsideración, abortada por la desconfianza que genera en los demás.

La mentira ayuda, sin embargo a vivir entre ella misma. No podríamos ser absolutamente sinceros o nos veríamos relegados al ostracismo.

NOS DICEN QUE NO HAY QUE MENTIR, CUANDO SOMOS PEQUEÑOS. NOS CASTIGAN SI NOS PILLAN MINTIENDO. SE PENALIZA EL ENGAÑO EN LA INFANCIA Y SIN EMBARGO, CUANDO VAMOS CRECIENDO ES A TRAVÉS DE ÉL COMO VEMOS QUE SE DESARROLLA GRAN PARTE DE LA VIDA.

Y entonces aprendemos muy rápido porque las consecuencias de no hacerlo son más graves que no ser fiel a las enseñanzas de la niñez.

POR OTRA PARTE, UNO LLEGA A LA CONCLUSIÓN QUE SI CON ALGUIEN HAY QUE SER SINCERO ES CON UNO MISMO. AHÍ SÍ QUE DEBERÍAMOS TENER MUCHO CUIDADO. DE NO HACERLO, LA TRAICIÓN TENDRÍA UN ALTO PRECIO.

Si alguna vez nuestra mente debe ser transparente debe ser cuando nos miremos al espejo, cuando meditemos. Nosotros sí que debemos saber qué hay dentro de ella o nos perderemos para siempre.

MAÑANA AL LEVANTARTE, CUANDO TE MIRES EN EL ESPEJO…..PREGÚNTATE ¿QUÉ VES?

Otro magnifico vídeo de mi amigo LICE MORENO que comparto, LES AYUDARA COMO SIEMPRE A REFLEXIONAR.



No hay comentarios:

Publicar un comentario