C.E.

C.E.
....

sábado, 10 de febrero de 2018

LA SUPERVIVENCIA EMOCIONAL (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

EN TIEMPOS DE DIFICULTADES AFECTIVAS Y DE CRISIS EMOCIONALES,  DEBEMOS APRENDER A  RESISTIR. 

ESTAMOS EN UNA LUCHA CONSTANTE DONDE LOS AFECTOS ESTÁN DESCOLOCADOS, los valores cambian de posición como en una montaña rusa, están arriba, vuelven abajo o se desvían lateralmente desde el centro hasta un punto indefinido de la vorágine social.

EN DEFINITIVA SON TIEMPO DE GRAN CONFUSIÓN, SOBRE TODO EMOCIONAL. EN NUMEROSAS OCASIONES NO SABEMOS QUÉ HACER NI DONDE COLOCAR NUESTRAS EMOCIONES Y MUCHO MENOS LAS DE LOS DEMÁS.

Debemos proteger nuestra salud emocional. Se trata de sobrevivir en un medio que sin parecer hostil, lo es. No entendemos cómo ni por qué las relaciones son tan efímeras, ni de qué forma se ha instalado el “TODO VALE” pisando líneas que por la ética natural del ser humano, nadie deberíamos sobre pasar.

Hay una marea negra que nos engulle. Sujetarnos a algo externo es difícil porque todo cambia muy rápido y lo que hoy parece que está a nuestro favor, mañana lo vemos en contra. 

No hay más remedio que abrazarnos a nosotros mismos como a un salvavidas seguro, pero para ello es necesario que tengamos unos criterios de salvamento que nos obliguen a crear y poner en marcha nuestros propios códigos. 

 ESTOS PODRÍAN SER ALGUNOS DE ELLOS:

1.- Fortalecer nuestra autoimagen y la creencia en nuestro poder interior: autoestima. Recordar que estamos preparados de serie para afrontar desafíos. Venimos con todos los recursos para luchar por sobrevivir.

2.- No tener expectativas con el resto de la gente; salvo con nuestra propia capacidad de lucha, nuestra voluntad y la propia decisión de seguir adelante a pesar de todo.

3.- Serenar nuestros miedos. Dialogar con ellos, no ocultarlos. Dejar que aparezcan y a pesar de su presencia hacer lo que tengamos que hacer de igual modo.

4.- Potenciar nuestras fortalezas. Revisar nuestra forma de ser, palmo a palmo, y descubrir en qué somos buenos. Partiremos de ahí.

5.- Ser constantes en nuestros empeños. No tirar la toalla con facilidad y si alguna vez la tiramos que sea tan alto que la podamos volver a coger antes de que toque el suelo. 

6.- Expresar lo que sentimos, lo que queremos y lo que necesitamos. Mejor que echar al otro la culpa que pueda tener, hablarle desde nuestra necesidad, no desde la exigencia.

7.- Educar la mirada para lograr ver lo bueno de lo malo y lo mejor en lo sublime.

8.- Ser conscientes del lenguaje no verbal, propio y ajeno. Comunicamos casi todo a través de él. Podemos dar mucha información por este medio y, así mismo, valorar la que recibimos de los demás.

9.- Asumir los errores y aprender su mensaje. Los fracasos como tal no existen son otra forma de aprender simplemente, son siempre una oportunidad de mejora.

10.- Aprender a estar solo y valorar la propia compañía; única forma de poder regalar a los demás lo mejor de nosotros mismos. 

POSIBLEMENTE, CON ESTOS CÓDIGOS DE SALVAMENTO EMOCIONAL PODAMOS RESISTIR CUALQUIER CICLO GÉNESIS QUE LLEGUE A NUESTRA VIDA.

RECUERDA QUE DESPUÉS DE PONERLOS EN MARCHA NO HABRÁ VUELTA ATRÁS Y QUEDAREMOS PROTEGIDOS PARA EL RESTO DE LAS CRISIS.


No hay comentarios:

Publicar un comentario