C.E.

C.E.
....

miércoles, 14 de septiembre de 2016

CUANDO PERDER ES GANAR

ES MUY IMPORTANTE SABER PERDER, PORQUE EN REALIDAD NO SE PIERDE, DETRÁS DE UN LOGRO NO CONSEGUIDO, DE UNA ILUSIÓN NO SATISFECHA, DE UNA META NO ALCANZADA, HAY UNA ENSEÑANZA Y SI SOMOS CAPACES DE VERLA E INTEGRARLA COMO CONOCIMIENTO, LO QUE AL PRINCIPIO VEÍAMOS COMO NEGATIVO SE TORNA POSITIVO. 

Saber perder es relativizar lo importante y distinguirlo de lo trascendente. Hay logros que son vitales en la vida. Otros no tanto pero les concedemos esa categoría y entonces lo sentimos como una perdida. 

Lo importante en la vida es ser feliz y expandir esa felicidad a nuestro alrededor, venimos a eso pero en numerosas ocasiones nos perdemos, nos alejamos del camino. Y es cierto. Nos bajamos demasiado a la tierra. No vemos más que las dificultades y salimos pensando que la realidad es solamente una continua sucesión de problemas de los que no salimos bien parados.

Estamos ensimismados en lo difícil de la vida y encima lo que no lo es, lo hacemos difícil nosotros, es una característica del ser humano, hacer difícil lo fácil.

Perder, no conseguir nuestros objetivos nunca es restar. Porque muchas veces la pérdida trae ganancias. Siempre hay bondades en lo que parece una desgracia. Por pequeñas que sean, por insignificantes que se presenten nos cambian la situación y nos hacen ver las cosas con una perspectiva más amplia. Y eso, siempre es positivo.

Cuando parezca que hayamos perdido, que todo se ha acabado, que ya nada será igual, que nada volverá a su antiguo lugar…es justo el momento de avanzar.

Lo que nos deja mal sabor de boca, aquello que empañó nuestra inocencia, lo que se llevó las esperanzas, lo que parecía trasparente y se tornó opaco…eso es precisamente lo que constituye el punto de partida de un nuevo tiempo en el que perder significa crecer.

Crecer porque nos empujara a tomar decisiones, a pensar que es lo mejor para nosotros, nos ayuda a dar paso a nuevas ideas, nuevas formas de ver y sentir la vida.

HABRÁ QUE DEJAR LO ACCESORIO Y TRANSITAR EL CAMINO DE LO IMPORTANTE, DE LO PROFUNDO SI QUEREMOS LA FELICIDAD. LA DEL INSTANTE. LA DEL MOMENTO. LA DE UNAS HORAS. LA DE UN SOLO DÍA. CUALQUIERA POR PEQUEÑA QUE SEA SERÁ UN PEDAZO DE LO QUE OLVIDAMOS QUE VENÍAMOS A GENERAR AL LLEGAR AQUÍ.

ESTÁ AHÍ…ESPERANDO SER ALCANZADA. POR TI. POR MÍ. POR TODOS.


No hay comentarios:

Publicar un comentario