C.E.

C.E.
....

viernes, 24 de febrero de 2012

¿CÓMO SABER CUÁLES SON LOS DESIGNIOS DEL ALMA?

NUESTRO PROYECTO DE VIDA

TODOS TENEMOS UNA MISIÓN EN LA VIDA HAY QUE DESCUBRIRLA Y COMPROMETERNOS CON ELLA.

EL NO SABER CUÁL ES NUESTRA MISIÓN EN LA VIDA GENERA CONFUSIÓN, FALTA DE ORIENTACIÓN Y COMPRENSIÓN DE LA PROPIA EXISTENCIA, LO CUAL SE CONVIERTE EN UN PROBLEMA DE SALUDO PORQUE PUEDE GENERAR TODA CLASE DE ESTRÉS, SENTIMIENTOS NEGATIVOS QUE PUEDEN CONTRIBUIR AL DESARROLLO DE UNA ENFERMEDAD, NO SÓLO LA MENTE QUIERE SABER CUÁL ES NUESTRA MISIÓN SINO TAMBIÉN NUESTRO CUERPO Y ESPÍRITU.

EL DESCONOCER CUÁL ES NUESTRA MISIÓN PUEDE TOMARSE COMO UNA FUERZA DESTRUCTIVA PARA NUESTRAS RELACIONES.

Es importante aprender a responder cuál es nuestra misión en la vida, porque la forma en que vivimos la vida genera salud o enfermedad y cuanto más nos alejamos de nuestra misión en la vida mayor será nuestra frustración y menos la sintonía de nuestra energía, al conocer nuestra misión podemos aprovechar al máximo nuestra energía y expresar de forma más óptima nuestro poder personal.

Las personas que saben cuál es su misión su vida está llena de sentido, esta percepción del propósito existencial le da fuerzas para superar los malos momentos y disfrutar de los buenos.

¿QUÉ LENGUAJE UTILIZA EL ALMA PARA HABLARNOS?

El más sencillo de todos, ese que se encuentra exactamente a nuestro alcance; es el lenguaje de las cosas simples que nos rodean, tales como hacer lo que realmente nos gusta, como compartir con las personas que queremos, cultivar sentimientos nobles, tomar elecciones sanas, disfrutar de lo natural poniéndonos en contacto con los elementos, etc.. Nuestra alma nos habla a través de la intuición, a través de nuestros deseos más profundos y elevados, de nuestras atracciones, rechazos, alegrías y tristezas.

KAHLIL GIBRAN TIENE UNA FRASE FANTÁSTICA COMO FLECHA ORIENTADORA:

"HAY UN NIRVANA, DESDE LUEGO, Y CONSISTE EN LLEVAR TU GANADO A LOS VERDES PASTOS, Y EN LLEVAR A TU HIJO A LA CAMA, Y EN ESCRIBIR LA ÚLTIMA LÍNEA DE TU POEMA".

¿Cuál es el camino que nos lleva a nuestro nirvana personal? ¿Ya lo descubrimos? ¿Nuestras acciones están direccionadas a obtener dicho objetivo? El nirvana es la frescura de soltar, soltar condicionamientos externos y poder ser fieles a nuestras reales y simples inclinaciones. Cuando no somos capaces de decodificar este íntimo y elemental lenguaje, el resultado es la enfermedad. Si buscamos vivir en armonía, vale la pena entonces, ajustar nuestros oídos a los sutiles mandatos de nuestro Maestro interno.

¿CÓMO DARNOS CUENTA SI ESTAMOS HACIENDO LO CORRECTO?

Es muy fácil, observando el estado de salud de nuestro cuerpo. Si actuamos en consonancia con nosotros mismos, nuestro cuerpo se encuentra perfectamente ajustado, como un hermoso arco pronto para disparar la certera flecha que dará en el blanco... Por el contrario, si no escuchamos nuestros anhelos profundos, si en el puzzle de la vida, tomamos forma de cuadrado pretendiendo introducirnos dentro de un circulo, si lo que deseamos cocinar son verduras y las vamos a comprar una y otra vez a una ferretería..., tarde o temprano terminaremos dañando a nuestros diversos cuerpos, invitando a nuestra mesa a la enfermedad, a la depresión, al estrés, al miedo, etc.. Que almuerzo más aburrido y triste...

Cualquiera sea la dolencia que hayamos adquirido por propia elección..., sepamos que las posibilidades de sanarnos están totalmente al alcance de nuestras manos, pues la vida no pone pruebas que estén por encima de nuestras posibilidades. Nunca se nos pide más de lo que podemos hacer. Somos nosotros los que muchas veces esperamos muy poco de nosotros mismos y de la vida.

La solución está al lado nuestro, al decir de los maestros zen, la verdad "está más cerca que cerca". Es algo tan simple como hacer lo que nos gusta. Si hacemos lo que nos gusta somos felices y si somos felices vivimos sanos, no obstruimos la energía de nuestros cuerpos, interactuamos con el entorno en armonía, caminamos por las avenidas de la vida como si estuviéramos en medio de una fiesta, manteniendo alejadas las medicinas, los sanatorios, los consultorios, y las nuevas formas de drogadicción que tristemente ha adoptado un numero sumamente elevado de humanos en la actualidad, a saber: la relación adictiva con el teléfono móvil, la televisión, la búsqueda vacía de contacto humano dentro de un chat, etc.

Para responder la pregunta inicial de cómo darnos cuenta si estamos haciendo lo correcto, comparto el siguiente dialogo:

LAS SEÑALES

"Todos tenemos las mismas dudas y las mismas ansiedades. Eso es lo bello de la raza humana, compartir ciertas preguntas, como: "¿por qué sufro?"
Y ciertas alegrías, como: "¡que bueno que conseguí realizar mi sueño!.
En cualquier circunstancia, debemos utilizar la intuición y seguir las señales que recibimos. Las señales son como un idioma nuevo que se está aprendiendo por medio de un proceso de acierto y error. Tu alma dice: tienes que hacer tal cosa. Tú lo haces y es lo correcto.

Y así aprendemos la primera sentencia. De a poco vamos percibiendo que ahí hay un lenguaje individual de comunicación con Dios, que no tiene nada que ver con religión. La señal es la capacidad de cada uno de entenderse con Dios y de escucharlo en el silencio del corazón.

PRIMERO, ES PRECISO TENER CORAJE Y NO DEJARSE ENGAÑAR POR LO OCULTO. EL MAESTRO JESÚS YA DIJO QUE NO HAY NADA OCULTO QUE NO HAYA SIDO REVELADO. PERCIBE QUE LAS COSAS SON MUCHO MÁS SIMPLES DE LO QUE SE PIENSA.

RECUERDA QUE QUIEN QUIERE APRENDER TIENE QUE TENER MUCHOS MAESTROS, ENTENDIÉNDOSE POR MAESTRO AL CHOFER DEL TAXI, AL MOZO DEL RESTAURANTE, ETC. PUES NADIE APARECE EN NUESTRA VIDA POR ACASO"

No hay comentarios:

Publicar un comentario