C.E.

C.E.
....

martes, 14 de febrero de 2012

AMOR, REALIDAD, Y EL TIEMPO DE TRANSICIÓN (3ª PARTE)

LA TRANSICIÓN Y LA NUEVA ESPIRITUALIDAD

“Para entender la interrelación de la verdad y la falsedad en la vida, un hombre debe entender la falsedad en sí mismo, las constantes mentiras que se cuenta a sí mismo”. - G.I. Gurdjieff

De acuerdo al maestro místico y espiritual, George Ivanovich Gurdjieff, el organismo humano está constituido por dos funciones fundamentales: “esencia” y “personalidad”. La esencia es con lo que nacemos, la materia prima de uno. Incluye el cuerpo físico, la estructura genética, el metabolismo energético, la capacidad innata para las emociones y sensaciones. También hay influencias externas que nos afectan, tales como las vibraciones planetarias presentes en el medio ambiente próximo al minuto de la concepción, durante la etapa fetal, y al nacer. Una carta astrológica del nacimiento puede dar cierta idea al respecto.

A medida que crecemos, nuestra esencia es moldeada por las influencias culturales. Puede madurar desde las bases de su naturaleza y potencial inherente, o puede bloquearse en el proceso y así formar algo que va en contra de su potencial innato. La esencia evolucionaría en sociedades donde las prácticas y valores esenciales predominan, como la sinceridad, amor, verdad, compasión, conocimiento, y así sucesivamente.

Obviamente vivimos en un mundo donde tales valores se han distorsionado y polinizado, indicando que nuestra sociedad en su mayoría ha interiorizado valores patológicos que son vistos como normales y las personas ya no pueden distinguir entre los procesos mentales y lógica saludable con las patológicas. Uno ya no es capaz de trazar una línea entre el pensamiento correcto y el desviado. La influencia de seres de una densidad superior y de otras fuerzas también puede tener un efecto sobre nosotros en ese sentido, tal como se explora en el video “OVNIs, Extraterrestres y la Posibilidad de Contacto”.

La personalidad es la mascarilla que llevamos encima de nuestra esencia. El vehículo para andar por excelencia, por así decirlo. Nuestra personalidad está condicionada y programada a través de la educación en una sociedad que está construida a base de mentiras, y en tanto más fuerte es la programación, se le hace más difícil a la esencia superarlo. De este modo, desprogramarse y enfrentar las mentiras de la personalidad es clave para que uno se transforme en un reflejo directo y en la expresión de la esencia, que a fin de cuentas, conduce hacia las acciones conscientes basadas en el potencial inherente de uno. En una persona madura, la esencia y la personalidad forman un continuo “yo”, lo que denota que esa persona está unificada.

“A la gente siempre se le inculca todo tipo de ideas fantásticas acerca de sí mismas, el mundo, sus pares, el amor, el idealismo, la sociedad, etc. Conducido por su impaciencia para evadir una realidad desagradable, el hombre da rienda suelta a su imaginación y está inclinado a creer la primera mentira agradable que encuentre en su camino. El individuo proyecta sus ilusiones personales en una fría e inmutable realidad, y así se engaña a sí mismo, se esfuerza para contemplar la realidad con color de rosa. La “desilusión” es un proceso doloroso y puede ser prolongado, dependiendo de cuanto tarde el individuo en comprender que está viviendo artificialmente y que esta condición es un producto de sus sueños internos. Se necesita mucho coraje para enfrentar la realidad y destruir el espejismo de un sueño agradable”. - John Baines

Por otro lado, muchas personas inclinadas en lo espiritual sólo se enfocan en el yo, creyendo que esto cambiará el exterior eventualmente, sin hacer el esfuerzo de mirar al mundo de manera más objetiva y de actuar sobre él. La llamada de Gandhi a “ser el cambio que quieres ver en el mundo” también ha sido malentendida por eso. Primero que todo, el “tipo de cambio” que la gente quiere ver es diferente en cada una de ellas, basado en la comprensión subjetiva de uno al respecto, lo cual puede estar muy distorsionado, sobre todo si uno evita ver el mundo tal cual es, creyendo en las mentiras y simplemente proyectando los deseos y esperanzas de uno que se cimentan en la personalidad condicionada, lo cual resulta en un pensamiento ilusorio. Por ejemplo, si soy “amable” porque quiero ver un mundo “amable”, no hace que el mundo automáticamente lo sea, sobre todo porque algunos humanos tienen un “cableado” diferente.

Otro problema es que muchas personas tratan de explicar todo a través de un sistema o enseñanza específica, y no ven sus limitaciones o incluso las distorsionan para moldearlas a sus propios sistemas de creencia. Por ejemplo, no todo lo “negativo” en el mundo es una manifestación de nuestro material sombrío, ni tampoco todo lo que nos sucede es por karma, ni tampoco atraemos todo con nuestros pensamientos. Seguramente hay algo de verdad en la idea del karma, pero usar esa explicación para justificar todas las atrocidades del mundo es de una perspectiva reducida y pierde el sentido, ya que aún tenemos que actuar y aprender nuestras lecciones, no sólo “poner la otra mejilla” o aguantarse y guardar silencio diciendo “oh es sólo tu/su/mi karma”.

No somos la cumbre de la creación de Dios, y no somos tan especiales y sagrados como para que nadie más que nosotros mismos nos cause daño, controle o manipule. De hecho es bastante arrogante y antropocéntrico el pensar de esa manera. Nosotros no somos los que nos infligimos todo. No se trata de maldecir, sino de salirnos de nuestra perspectiva egoísta acerca de la realidad y el Universo. Hay otras fuerzas actuando sobre nosotros, tal como nosotros influimos, consumimos, y hasta en cierto punto controlamos, las formas de vidas más bajas, tales como las plantas y los animales. Como es arriba, es abajo.

“Hay miles de cosas que impiden que el hombre despierte y que lo mantienen en poder de sus sueños. Para actuar conscientemente con la intención de despertar, hay que conocer la naturaleza de las fuerzas que retienen al hombre en el sueño. Ante todo, hay que comprender que el sueño en el cual existe el hombre no es un sueño normal, sino hipnótico. El hombre está hipnotizado, y este estado hipnótico está mantenido y es reformado continuamente en él. Todo se da como si hubieran ciertas "fuerzas" para las cuales sería útil y beneficioso mantener al hombre en un estado hipnótico, con el fin de impedirle que vea la verdad y que se de cuenta de su situación”. – G. I. Gurdjieff

El aprendizaje nunca termina y la humanidad aún tiene mucho que confrontar y aprender al respecto, lo cual puede requerir toda una nueva comprensión acerca de la realidad, tal como en la actualidad existen perspectivas diferentes o expandidas en la ciencia en relación a lo que Einstein y Newton descubrieron.

Siempre está aquello por aprender y descubrir que requiere un ajuste y una nueva comprensión, expandir nuestra perspectiva y un mayor entendimiento de la realidad. Es lo que conlleva elevar la consciencia. La gente que está trabada en una idea o enseñanza e intenta explicar todo a partir de ella, está construyendo su propia caja limitada de la realidad. Esto también se relaciona con la psicología, astrología, filosofía, las artes sanatorias, las prácticas espirituales o cualquier religión (oriental y occidental) donde muchos “expertos” en cualquiera de estos sistemas ve a través de unos lentes (muchos de ellos distorsionados y falsos para empezar), sin darse cuenta de que este enfoque puede conducir fácilmente a la distorsión y a la visión de túnel. También puede haber un punto egoísta de orgullo que le impide a él/ella admitir que quizá hay más en el asunto de lo uno ha considerado con anterioridad, sobre todo cuando han escrito libros al respecto, sus carreras dependen de ello y tienen una imagen con la que venden y de la que viven.

Uno puede ver estas falacias en muchos conocidos maestros espirituales, investigadores, visionarios, terapeutas y gurús de autoayuda, donde la carrera e imagen parecen ser más importantes que la verdad y la realidad. Hay muchos temas que nos afectan más de lo que ellos conocen, como por ejemplo la idea de la manipulación hiper dimensional, la psicopatía genética o los humanos carentes de alma. Pero en vez de ser más abiertos a esos temas y de estudiarlos sinceramente y sin prejuicios, estos individuos aparentemente inteligentes y conscientes ignoran o los desacreditan a priori, exponiendo su propia falta de pensamiento crítico.

La consciencia, el estudio de los temas anteriormente mencionados y también la revisión de los asuntos “tabú” de las conspiraciones, de hecho ayudarían a expandir su conocimiento y la habilidad de ayudar verdaderamente a otros y a la sociedad en su conjunto.

Muchas personas tienden a reírse del término “teorías conspirativas” e incluso lo usan con un tono negativo y condescendiente. La realidad social que no tocan, fortalece esto en lo profundo de la mente de las personas, a nivel inconsciente. Nadie quiere ser denominado un “teórico de la conspiración”. Es como tildar a alguien de “chiflado” y es comúnmente usado como un ataque a título personal que carece de pensamiento crítico. La mayoría de las personas carecen de una verdadera comprensión de lo que la palabra “conspiración” significa realmente. El historiador Richard M. Dolan le otorga juicio a este problema:

“Desde un punto de vista histórico, la única realidad es aquella de naturaleza conspirativa. El secretismo, riqueza e independencia van en beneficio del poder. El engaño es el elemento clave de la guerra, (la herramienta de las élites poderosas), y cuando lo único que importa es la victoria, la moral habitual sostenida por la gente común se transforma en un impedimento. El secretismo proviene de un elemento dominante y fundamental de la vida en nuestro mundo, en que aquellos que están en la cima de la pila siempre harán cualquier cosa necesaria para mantener el statu quo.
La mera etiqueta „conspiración‟ suscita un rechazo automático, como si nadie actuara en secreto. Aportemos una perspectiva y juicio a este problema. Los Estados Unidos constan de grandes organizaciones – corporaciones, burocracias, „intereses grupales‟, y similares – que son conspiratorios por naturaleza. Es decir, ellos son jerárquicos, sus decisiones significativas son tomadas en secreto por unos pocos gestores de los asuntos importantes, y ellos mienten acerca de sus actividades. Esa es la naturaleza del comportamiento organizacional. „Conspiración‟, en ese sentido clave, es un modo de vida en todo el planeta”. - Richard M. Dolan

“¿Que si creo en conspiraciones? ¡Naah!
¿Que si creo que los poderosos se reúnen para planear ciertos resultados? ¡Naah!
¿Que si creo que los intereses de los poderosos pueden operar fuera de la ley y que tal vez son capaces de matar personas? ¡Naah!
¿Que si creo que las agencias secretas del gobierno podrían necesitar asesinar a una persona y luego encubrirlo? ¡Naah!
Yo creo que todo Estados Unidos es abierto y limpio y honesto, y los poderosos siempre respetan las reglas”. - George Carlin

Nuestras perspectivas acerca de la vida y existencia, ciencia y religión, espiritualidad y evolución, consciencia y psicología, así como también la realidad tal como la conocemos hoy, saltarán a toda una nueva comprensión cuando estudiemos profundamente los temas que desestimamos tan fácilmente debido a que no “creemos” que sean ciertos. No olvidemos que no hace mucho tiempo creíamos que la Tierra era plana.

“Consciencia significa, literalmente, „conocer de manera simultánea‟. Un desarrollo de la consciencia por lo tanto significaría conocer „más simultáneamente‟, de modo que crearía una nueva relación para todo lo previamente conocido. Puesto que siempre conocer más implica ver las cosas de forma diferente”. - Maurice Nicoll

Nos han mentido prácticamente en todas las áreas de nuestras vidas, y nuestra atención está siendo desviada de la verdad. La corrupción de la ciencia juega un gran papel en esto también. De hecho, aquellos que se acercan demasiado a la verdad a menudo son atacados y ridiculizados. La verdad no es buena para el negocio en una sociedad polinizada con psicópatas al poder, al timón del barco donde los rasgos patológicos se han vuelto la norma aceptada en nuestra cultura oficial.

El trabajo de buscar la verdad por dentro y por fuera no es para todos, ni todos pueden aventurarse a ello, ya que cada persona es diferente por dentro. Algunos carecen de la semilla, por así decirlo. No todos son Guerreros (como lo acuñó Castañeda) y todos tienen diferentes lecciones que aprender y talentos que desarrollar, con un cableado interno diferente.

Nadie es mejor o peor, es sólo lo que es en este ciclo evolutivo en el que nos encontramos.
Por esa razón no habrá un despertar colectivo donde todos estén, de un momento a otro, “iluminados” o “despiertos”. Muchas personas que están esperando el 2012 para que eso ocurra se decepcionarán enormemente. El despertar implica evolucionar conscientemente.
Ahora hay una oportunidad (no una garantía), una “ventana” para subir de nivel por así decirlo, pero esto no acontece de la nada. Se necesita un esfuerzo y trabajo consciente para contrarrestar las fuerzas de entropía, puesto que hay un camino hacia arriba y hacia abajo, como decían los Indígenas Hopi en relación a este Tiempo de Transición.

“Lo que es difícil de entender es que sin un esfuerzo consciente, nada es posible. El esfuerzo consciente está relacionado a la naturaleza superior. Mi naturaleza inferior no me puede llevar a la consciencia.
Está ciega. Pero cuando despierto y siento que pertenezco a un mundo superior, esto es sólo una parte del esfuerzo consciente. Me vuelvo verdaderamente consciente solo cuando me abro a todas mis posibilidades, altas y bajas.
Sólo hay valor en el esfuerzo consciente”. - Jeanne De Salzmann

Muchos son llamados, pocos son los escogidos. Ahora llegó la hora de que aquellos que se sienten “llamados” se pregunten, ¿qué estoy haciendo con mi vida, dónde está mi atención y enfoque? ¿Estoy dando mi mejor esfuerzo para ayudar en este tiempo de transición, en términos de mi trabajo interno y de la búsqueda de la verdad? La Creación Consciente de la Realidad se da cuando estamos conectados con nuestro verdadero yo (el yo superior) y nos volvemos un recipiente para que las energías superiores trabajen a través de nosotros, las cuales están en alineación con el universo y con el propósito del alma de uno, no con los deseos, anhelos y necesidades de la personalidad condicionada. Si nuestras acciones y creencias están alineadas con lo que ES, nos transformaremos en unos transductores de energías que no sólo nos benefician individualmente sino que al mundo en su totalidad, poniéndole un orden al caos.

Es importante que los que están incursionando sinceramente en la búsqueda de la verdad se conecten con aquellos con ideas afines, para que seamos colindantes y actuemos como despertadores mutuos, manteniendo a los otros despiertos y ayudando en el proceso de separar la verdad de las mentiras. Un núcleo de personas verdaderamente conscientes, actuando como transductores conscientes de energías superiores y viendo al universo tal como se ve, trabajando en miras a la objetividad, puede proveer la vibración con frecuencia en resonancia cualitativa que cree el modelo del nuevo mundo. Mientras más personas hagan este trabajo conscientemente mejor, pero es más una cuestión de calidad que de cantidad.

Hay innumerables distracciones, tentaciones y engaños que mantienen al buscador lejos de la Verdad y del Despertar en este Sistema de Control de la Matriz, con varias fuerzas actuando sobre la humanidad para mantenernos dormidos. Se reduce al discernimiento y sin el trabajo interno para poder “ver” lo “oculto”, no podemos elevar nuestra Existencia para SER realmente el cambio que queremos VER, en consecuencia con nuestra naturaleza superior y no nuestra personalidad condicionada. Al mismo tiempo “Ser el cambio” conlleva enfrentar la realidad y ver las cosas tal cual son, no como esperamos, deseamos o queremos que sean. Es un enfoque holístico. Tal como necesitamos limpiar y desintoxicar nuestro cuerpo y darle la apropiada nutrición, también necesitamos desintoxicar el mundo “externo” al separar la verdad (nutrición) de las mentiras (toxinas).

Esto tampoco tiene que ver con tratar de “salvar el mundo”, sino que simplemente con aventurarse en el proceso de la evolución consciente, y tampoco consiste en “controlar la realidad externa”, sino que actuar en alineación con el universo. Y sólo nos alineamos realmente si nos enfrascamos en el trabajo de ver el universo tal como se ve a sí mismo. Ser conlleva ver el mundo tal cual ES.

Ese es el sendero hacia la sanación, integridad, creación de la realidad consciente y básicamente el verdadero Amor. Es un proceso que es diferente para cada persona ya que todos tenemos que aprender nuestras propias lecciones, nuestro propio karma y talentos por desarrollar en este tiempo de transición. En ese sentido, cada uno tiene sus propias habilidades únicas que él o ella puede contribuir al todo, de manera que nos ayudemos mutuamente, trasladándonos desde el Servicio a Sí mismo y en competición, hacia el Servicio a Otros y en compartir.

Es acerca de trabajar juntos, crear sinergía, pero también de respetar la individualidad y proceso de los otros al mismo tiempo. Lo que puede que funcione para uno, puede que no funcione para el otro. Pero para conocer esto, necesitamos conocer nuestro verdadero yo y también hacer el esfuerzo de ver el mundo tal cual es, para que nuestras acciones tengan un real impacto y poder más allá de la gratificación propia o manifestación sin sentido.

“Cada hombre tiene su propia vocación. El talento es la llamada. Hay una dirección en la que todo el espacio está abierto para él. Él tiene facultades que silenciosamente lo invitan a un esfuerzo incesante.
Él es como una embarcación en un río; va en contra de obstáculos en cada lado a excepción de uno; en ese lado todos los obstáculos son erradicados, y rastrea serenamente sobre las profundidades de Dios en un mar infinito.
Este talento y esta llamada dependen de su organización, o el modo con el cual un alma general se encarna. Él se inclina a hacer algo que le es fácil, y es bueno cuando lo logra, pero es algo que nadie más puede hacer.
Él no tiene rival.
Puesto que mientras más consulta sus propios poderes, es más patente la diferencia del trabajo que exhibe comparado con el de cualquier otro. Cuando él es verdadero y fiel, su ambición es exactamente proporcional a sus poderes. Al hacer su trabajo siente la necesidad que sólo él puede satisfacer”. - Ralph Waldo Emerson

En tanto más colindantes seamos y más veamos el mundo tal como es, y actuemos como uno, más fácil será la transición a un nuevo mundo para todos nosotros. Nosotros sí creamos nuestra realidad, y nuestra consciencia sí tiene un efecto en el mundo exterior.
Pero necesitamos estar alineados con el Universo, o sino aumentaremos la entropía y el caos, que también se manifiesta en los cambios terrestres y climáticos que ya podemos ver acontecer.

Elevar la consciencia junto a la acción basada en la verdad, podría mitigar cualquier cataclismo que pueda aparecer en el horizonte. Depende de cada uno y de todos nosotros en conjunto.
“Con el acercamiento de la era del Espíritu Santo, todo debe ser gradualmente llevado a la luz del día, no sólo los secretos de laboratorio sino que los significados más profundos del esoterismo. Lo mismo debe ocurrir con las ilusiones, errores y mentiras, que también deben ser revelados para que puedan ser rectificados posteriormente.

El mundo está sufriendo de una falta de armonía que se hace más profundo en cada plano, y este es un peligro serio para la recuperación moral y espiritual de la humanidad. También involucra un serio riesgo de fracasar en el último episodio de este Tiempo de Transición al que estamos entrando ahora. Si este riesgo no se supera, el Diluvio de Fuego nos espera. Tendremos que hacer un inmenso esfuerzo para evadir esta suerte, y nos queda muy poco tiempo para hacerlo.

El hombre sólo se puede culpar a sí mismo de la gravedad del esfuerzo necesario: este es el resultado de su rechazo obstinado a preocuparse de los peligros que le ha señalado una y otra vez la Voz Divina, tal como continúa cegándose al hecho de que el Diluvio de Fuego se está disponiendo”. - Boris Mouravieff, Gnosis II

BASADO EN:

- ¡Todo lo que necesitas es amor! (Versión en español)
http://sersignificaser.blogspot.com/2011/06/todo-lo-que-necesitas-es-amor-pero-que_16.html

- The Positivity of Objectivity and the Time of Transition
http://veilofreality.wordpress.com/2011/02/02/the-positivity-of-objectivity-and-the-time-of- transition/

- Being the change you want to see in the world
http://veilofreality.wordpress.com/2011/08/28/being-the-change-you-want-to-see-in-the- world/

VIDEOS Y ARTÍCULOS RELACIONADOS:
- Know Thyself

- Know Thyself Video ["Conócete a ti Mismo", video con CC en español] http://www.youtube.com/watch?v=is3CPHzCg_w

- Why You Don't Create Your Own Reality -- an antidote to fatuous New Age paradigms

http://cassiopaea.org/2010/09/15/why-you-dont-create-your-own-reality-an-antidote-to- fatuous-new-age-paradigms/

Producido por TimeOfTransition
Traducido por Zeta & Bala (Ser Significa Ser)

- Organic Portals -- Soulless humans

- UFOs, Aliens, and the Question of Contact [Video]

- OVNIs, Extraterrestres, y la Posibilidad de Contacto [Versión en español]

http://sersignificaser.blogspot.com/2011/04/ovnis-extraterrestres-y-la-posibilidad.html
Producido por TimeOfTransition








No hay comentarios:

Publicar un comentario