C.E.

C.E.
....

lunes, 24 de octubre de 2011

“CRISIS Y CRECIMIENTO” EL ESPIRITISMO COMO REFERENCIA EN TIEMPOS DE CRISIS Y EVOLUCIÓN

En primer lugar veamos que significado tiene según el diccionario de la real Academia, la palabra crisis:

Crisis.- Situación caracterizada por un cambio importante en el desarrollo de un proceso.

Crisis.- Situación complicada de un asunto o de un proceso en la que esta en duda la continuación, la modificación o el cese de dicho asunto o proceso.

Proviene del Griego y significa DECISIÓN

La crisis es como una enfermedad sino sabemos las causas, no podremos buscar las soluciones.

Cuales son los motivos que generan una crisis

La ley de la evolución.

Todo esta en constante evolución. Esto responde a una Ley Universal. Y los procesos evolutivos en general, se dan en gran medida incomprendidos por los seres humanos que, en su gran mayoría, no advierten el progreso como una realidad, porque es analizado desde una óptica parcial y limitada a una sola existencia.

Esto lleva a situaciones muchas veces de inestabilidad y crisis.
Dicha, crisis favorecerá el poder decantar, lentamente y muchas veces con dolor, estados de orgullo, egoísmo, fanatismo y personalismo, que los seres humanos debemos poco a poco eliminar de nuestra forma de ser, pensar y actuar.

Al igual que esta sucediendo en nuestra sociedad en el momento actual, muchas de las civilizaciones que nos han precedido, han pasado por procesos cíclicos de génesis, crecimiento, esplendor y decadencia o desaparición que les abocaron a una crisis regeneradora en el campo del espíritu, de la ciencia, la cultura y las conquistas sociales.

Cuales son las causas que han generado la crisis actual

El desfase tan grande que hay entre la evolución tecnológica y la evolución moral.

El actual sistema cuya base es el materialismo, donde solo se tiene en cuenta lo externo y deja al ser humano lleno de carencias en lo interno.
(Encuesta de las necesidades del ser humano actual trabajo del grupo de sociólogos y psicólogos)

Desde hace mucho tiempo se vienen observando los cambios equivocados en el comportamiento humano, político y social que se están produciendo en nuestra sociedad.

En el centro de todos los análisis que hoy son realizados sobre el rumbo que esta tomando la historia contemporánea es nombrada siempre ese fenómeno llamado globalización.

En una perspectiva espirita, parece que no debemos condenar a priori el llamado fenómeno de la globalización. En una cierta medida, ella sigue una tendencia histórica del ser humano que, en la misma proporción en que es capaz de acercarse más a sus semejantes, también va creando vínculos que aproximan culturas, razas, creencias, hábitos sociales y económicos.

Es precisamente ahí donde reside el problema. El llamado fenómeno de globalización explotó a partir de la fantástica acumulación de poder económico de algunas naciones. Que posibilita el indiscutible dominio material sobre todo el Planeta.

El poder político, antes definido por el concepto de soberanía de las naciones, poco a poco, va cediendo lugar al poder económico, las leyes de mercado pasan a ser las que dictan la leyes de las conductas y relaciones humanas.

Ese principio es perverso. Pero curiosamente, aunque perverso, él caracteriza una fase previsible del camino de la humanidad.

En el Libro de los Espíritus, cuando se analiza la llamada Ley de Progreso, la sitúa en dos direcciones: el desarrollo de la inteligencia y el desarrollo de la moral.

Y nos dice que es natural al ser humano desarrollar primeramente la inteligencia y, a continuación, en consecuencia de ella, desarrollar la moral.

Dice que el fruto (moral), no puede venir antes de la flor (inteligencia). Reconocen los espíritus que el desarrollo intelectual genera, en un primer momento, sentimientos de orgullo y egoísmo, capaces de despertar la ambición. Mas, agregan: “pero semejante estado de cosas no tendrá mas que una época y cambiará a medida que el ser humano comprenda mejor que, fuera del disfrute de los bienes materiales, hay una felicidad infinitamente mas grande y duradera”.

No puede negarse que la sociedad actual está cimentada sobre una base económica injusta e inmoral, sobre la cual se han constituido leyes unilaterales que son la fiel expresión de la injusticia y la falta tanto de calidad humana como de moral.

Dando lugar en consecuencia a conflictos políticos y sociales, inevitables, mientras subsista la causa que los determina.

La sociedad perfecta no es una cuestión de buena voluntad, sino la resultante de una conquista, la madurez de sus componentes, contemplados en su diversidad evolutiva, y en ese sentido, sería ingenuo suponer que aun se alcancen resultados sin conflictos, teniendo en cuenta, el grado de evolución y conciencia del ser humano actual.

Sería reconfortante pensar que las situaciones de crisis tanto individuales como colectivas que estamos viviendo y vamos a vivir, no nos impida seguir vislumbrando la meta de los grandes objetivos que como seres humanos y espíritus en evolución debemos cumplir en la búsqueda de un mundo mejor a través de la transformación individual y social.

Que nos dicen Alan Kardec y los espíritus al respecto.

NECESIDAD DE LA VIDA SOCIAL

*¿LA VIDA SOCIAL ESTÁ EN LA NATURALEZA?

Ciertamente. Forma parte de la evolución del ser humano, vivir en sociedad. No le ha sido dada inútilmente la palabra y todas las otras facultades necesarias a la vida de relación.

*EL SER HUMANO AL BUSCAR LA SOCIEDAD, ¿OBEDECE ÚNICAMENTE A UN SENTIMIENTO PERSONAL, O BIEN TIENE ESE SENTIMIENTO UN FIN TRASCENDENTE MÁS GENERAL?

El ser humano debe evolucionar. Sólo, no puede hacerlo porque no tiene todas las facultades y le es preciso el contacto de los otros seres humanos. En el aislamiento solo hace frenar su evolución y la de los demás.

Ningún ser humano tiene facultades completas. Por medio de la unión social se completan los unos a los otros para asegurarse el bienestar y la evolución, tanto individual como colectiva. Por eso, necesitándose unos a otros, han sido hechos para vivir en sociedad y no aislados.

*¿CUÁL ES EL MAYOR OBSTÁCULO PARA LA EVOLUCIÓN?

El orgullo y el egoísmo.

Hablamos de la evolución moral, porque la evolución intelectual avanza siempre y a primera vista, parece dar a esos vicios una actividad redoblada, desarrollando la ambición y el amor a las riquezas que, a su vez encaminan al ser humano al estudio de su Espíritu.

Así es como todo se eslabona en el mundo moral y en el físico, y como del mismo mal puede surgir el bien. Pero ese estado de cosas es breve y cambiará a medida que el ser humano comprenda mejor que, fuera del goce de los bienes materiales, hay una dicha infinitamente más grande y duradera.

*¿POSEE EL SER HUMANO EN SÍ MISMO LA FUERZA PARA EVOLUCIONAR O LA EVOLUCIÓN ES TAN SOLO PRODUCTO DE UNA ENSEÑANZA?

El ser humano se desarrolla naturalmente a sí mismo. Pero no todos evolucionan al mismo tiempo y de la misma forma. Entonces es cuando los más adelantados ayudan a la evolución de los otros por medio del contacto social.

Por este motivo esta claro que el ser humano no podrá detener la evolución, pero si en algunos casos con sus actitudes, conseguirá estorbarla. Al igual que aquellos seres humanos que intentan detener por sus intereses la evolución del ser humano, lo único que conseguirán a la larga, será ser arrastrados por la propia evolución que quieren detener.

*¿LA EVOLUCIÓN MORAL SIGUE SIEMPRE A LA EVOLUCIÓN INTELECTUAL?

Es su consecuencia, pero no siempre le sigue inmediatamente.

*¿LA EVOLUCIÓN UNIRÁ UN DÍA A TODOS LOS PUEBLOS DE LA TIERRA EN UNA SOLA NACIÓN?

En una sola nación no, eso es imposible, porque de la diversidad de climas nacen costumbres y necesidades diferentes, que constituyen las nacionalidades.

Por eso, le serán siempre precisas leyes apropiadas a sus costumbres y necesidades. Pero la caridad no reconoce latitudes y no establece distinciones entre los seres humanos por su color. Cuando la Ley natural sea en todas partes la base de la ley humana, los pueblos practicarán entre sí la caridad, como los individuos de hombre a hombre.
Entonces vivirán felices y en paz, porque nadie procurará practicar la injusticia con su vecino, ni vivir a sus expensas.

La crisis como algo positivo y regenerador

Como consecuencia de esta crisis que los seres humanos estamos viviendo, en esta época de marcadas desigualdades, de carencias sociales, de violencia e intolerancia, de falta de proyectos de carácter moral, junto a un debilitamiento de los valores éticos.

Nuestra sociedad actual se está replanteando su escala de valores. Estos, concebidos como realidades invisibles y poderosas, funcionan como brújulas que orientan nuestras decisiones y acciones en dirección al desarrollo, la realización y la evolución, tanto individual como colectiva.

Los valores son inherentes a naturaleza humana, van tomando forma en los procesos culturales y se reorganizan e integran en nuestro interior con la práctica diaria de nuestra libertad.

¿QUÉ CUALIDADES Y VALORES DESARROLLA EL SER HUMANO EN TIEMPOS DE CRISIS?

El valor del hombre como ser humano con necesidades fundamentales y con principios éticos.

La cualidad del trabajo como elemento que dignifica la condición del ser humano.

El valor de la educación moral e intelectual, como necesidad imprescindible para la vida en convivencia, para el progreso individual y colectivo.

El valor de la familia como institución básica de formación, transmisora de valores y de evolución del ser humano.

Valores básicos en los que están implícitos todos los valores que la vida de todo ser humano necesita para su evolución, como espíritu y como especie:

Valores como la libertad, la honestidad, el respeto, la justicia, la sinceridad, la caridad, la bondad, la lealtad y tantos otros que hacen del ser humano, un individuo moral.

Que podemos aportar los Espiritas para la comprensión y posible solución a la crisis.

En la historia de la sabiduría humana, el dolor que producen las crisis, cuando fue comprendido y aplicado, dio lugar a una fuente extraordinaria de aprendizajes siendo catalizador y acelerador de la necesidad de cambios en un sentido, más altruista y solidario.

Así, a través del conocimiento espiritual debemos ayudar a que los demás puedan comprender el para qué de la actual situación, de crisis económica, social y moral que nos afecta a todos, en mayor o menor medida.

Ayudar a ver la actual situación de crisis de forma positiva y que dicha crisis, nos aporta en gran medida el desarrollo de sentimientos más solidarios y humildes en el ser humano; estados que sólo en estas circunstancias tienen lugar, para hacer del mundo una casa posible para todos Posible y transitable.

De esta manera, el primer desafío que nos plantea la actual situación al ser humano espirita sería:

Rescatar y vivenciar los valores que favorezcan un desarrollo más equilibrado del ser humano, en sus diferentes aspectos y objetivos de vida, con la inclusión de metas esenciales que apunten a la conquista de la tolerancia, el respeto, la justicia y la humildad.

La sociedad contemporánea necesita la fuerza que da el conocimiento espiritual, el cual propiciara:

*Un nuevo rumbo que se genere de adentro hacia fuera, desde las conciencias hacia la acción.

*El avance silencioso y solidario de muchas personas e instituciones.

*La revalorización de la familia.

*El trabajo de las organizaciones no gubernamentales en el sector social.

*Una postura más espiritualista de la ciencia, que permita vislumbrar un cambio hacia la ciencia del espíritu.

El ser humano Espirita como referencia en la evolución individual y colectiva en tiempos difíciles.

DIJO KARDEC: LA FINALIDAD ESENCIAL DEL ESPIRITISMO ES:

"LA EVOLUCIÓN MORAL DE LA HUMANIDAD MEDIANTE EL EJEMPLO"

LA FUERZA DEL ESPIRITISMO RESIDE EN SUS CONSECUENCIAS MORALES, ABRE LOS OJOS Y TOCA LOS CORAZONES"

La filosofía espirita es profundamente evolucionista, y al mismo tiempo constructiva, no dejando nada allí donde es estudiada y comprendida, de injusto, de malo e inmoral, que no lo elimine, y nada elimina que no sea capaz de sustituirlo con ideas morales mejores, más sólidas y mejor cimentadas. Desde este punto de vista, afrontamos los espiritas los problemas sociales.

El ser humano que el Espiritismo aporta y promueve a la sociedad es un ser que vive fuera del temor, frente a la eternidad, con la libertad en una mano, el deseo de evolución en la otra, con el Amor como meta y el compromiso solidario como consigna.

El ser humano que el Espiritismo aporta y promueve a la sociedad No es Hombre o mujer del rito ni de la forma, del dogma o el autoengaño. Sobre todo comprende claramente los mecanismos de Justicia, de Evolución, de Amor e Igualdad. Comprende que debe trabajar pues sin esfuerzo nada consigue y reconoce el trabajo como una Ley de la cual nada escapa en la naturaleza y al vislumbrar su valor se relaciona con ella positivamente.

El ser humano espirita, aporta a la sociedad un modelo de convivencia pacífica consigo mismo y sus semejantes. Consciente de su naturaleza imperfecta pero evolutiva. Con clara noción de Igualdad frente a sus semejantes, sabiéndose trascendente, pero también preexistente.

Con el Amor como norte, con las leyes como marco, es modelo de ser humano comprometido solidariamente con la Evolución. Esto significa compromiso solidario, activo, participante con todos los demás seres, con todo lo que signifique aportar ideas y soluciones, a la causa común del Progreso.

El ser humano Espirita no halla en las explicaciones racionales a los sufrimientos y las desigualdades una tranquilidad que lo hace estático, sino que ve en ello la necesidad de trabajar más aún, puesto que su filosofía, le da razones fundamentales para producir los cambios necesarios, en su día a día para contribuir a conseguir un mundo mejor.

El ser humano Espirita ve a sus semejantes, como iguales en idéntico proceso evolutivo aunque en estadios diferentes. Admite su status de Ser Humano con Necesidades, que reconoce también en los demás. Por último, entiende la evolución como un trabajo personal pero absolutamente ligada a los procesos colectivos. De los demás obtiene experiencia y conocimiento, y a los demás se da aportando lo mejor de si mismo.

La visión ecológica del universo y de todos sus integrantes, del ser humano espirita, lo colocan en un plano de comprensión, de no juzgar, y con un sentido cooperativo y solidario ante un proceso que se dará indefectiblemente El conocimiento espirita da al ser humano la visión probablemente mas holística y ecológica, que pueda tenerse hoy.

Como afrontar, desde la filosofía Espirita, el futuro que viene

*LA HUMANIDAD EVOLUCIONA POR MEDIO DE LOS INDIVIDUOS QUE ESTUDIAN Y SE PERFECCIONAN POCO A POCO. ENTONCES CUANDO ESTOS ÚLTIMOS SON MAYORES EN NÚMERO, SE HACEN SUPERIORES Y ARRASTRAN TRAS DE SÍ A LOS OTROS.

Los conceptos e ideas espiritas que, poco a poco, se van difundiendo pueden ayudar a interpretar y comprender mejor el mundo en que vivimos. Haciendo posible, que entre todos seamos capaces de, transformarlo, ayudando a poner los pilares básicos, para el inicio de un nuevo tiempo

El trabajo continuado y serio de todos aquellos que nos denominamos Espiritas para que a esta primera globalización de la ciencia, la tecnología y la economía, le siga una segunda globalización, aquella que involucre la dimensión espiritual del ser humano, rescatando sus derechos y compromisos esenciales como habitante del planeta Tierra y su responsabilidad en el mantenimiento del orden natural y social.

El trabajo en una línea, que contemple la educación de las futuras generaciones dentro de un sistema de pensamiento más universal aun dentro de la diversidad cultural, donde la ética tenga una dimensión lo suficientemente amplia como para abarcar a las diversas modalidades del pensamiento.

La Filosofía Espirita, no trata de generar líderes en cualquiera de sus formas, sino seres humanos, hombres y mujeres comunes con compromisos universales, aun en su pequeño entorno de vida, para que con las ideas que aporta el espiritismo, se comprenda la nueva realidad que nos toca vivir, una época donde la tolerancia, la aceptación y la comprensión de las diferentes maneras de pensar, de actuar y de manifestarse tanto a nivel individual como colectivo, sea el motor fundamental en el desarrollo y progreso de futuras sociedades orientadas en la no violencia, la evolución moral y la ciencia de Espíritu.

Pero, ¿será posible en este mundo destinado, al aprendizaje, al dolor y a la puesta en positivo de todo aquello negativo, que venimos arrastrando, en este mar de pruebas y este mundo de almas acotadas por la materia, que pueda realizarse dicha evolución?

Yo creo que todo esto es asequible y la evolución de la sociedad humana, puede llegar a realizarse, que tal realización, en tiempo más o menos cercana, depende de los esfuerzos que los seres humanos de buenos sentimientos, más capacitados y decididos en la obra de la transformación social hagan para conseguirlo, y que, lejos de ser contrario a las enseñanzas del Espiritismo, es la esencia misma de su filosofía.

Pero, aun cuando no fuese realizable, siempre será una noble aspiración, una meta elevada de nuestra vida.

AL INTENTAR CONSEGUIR UN MUNDO MEJOR PARA TODOS, PODREMOS ESTAR SEGUROS DE NO HABER EQUIVOCADO NUESTRO CAMINO.

Reflexión final

“La soledad es muy hermosa cuando se tiene a alguien con quien compartirla”

Nuestra vida está hecha con otros, por otros, hacia otros, entre otros. Cuando olvidamos esto caemos en la trampa de creer que el mundo existe sólo para uno, y comenzamos a creer que nuestras decisiones sólo tienen repercusión en nosotros. Todo lo que hacemos siempre tiene incidencia en los demás, pues nuestra vida no esta hecha sólo por nosotros.
Para ser nosotros mismos necesitamos contar con los demás.
Así es como se contempla nuestra existencia.

Gustavo Adolfo Bécquer

I CONGRESO ANDALUZ DE ESPIRITISMO
Tema central: “CRISIS Y CRECIMIENTO”
30, 31 de octubre 1 y 2 de noviembre de 2009
GRANADA

TEMA DE LA CONFERENCIA

EL ESPIRITISMO COMO REFERENCIA EN TIEMPOS DE CRISIS Y EVOLUCIÓN CONSTANTE.

ESTEBAN PÉREZ LÓPEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario