C.E.

C.E.
....

sábado, 19 de enero de 2019

EN LOS LÍMITES DEL ALMA (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)


SOLEMOS COMPRENDERNOS A NOSOTROS MISMOS COMO UN CÍRCULO DENTRO DEL CUAL TRANSCURRE NUESTRA VIDA INTERIOR Y FUERA DEL CUAL SE DESPLIEGA NUESTRA VIDA EXTERIOR.

Dentro de nosotros, los sentimientos, las emociones, los afectos, los recuerdos, las esperanzas, los deseos. Fuera de nosotros, las cosas, las personas, el mundo en su inmensidad.

Sin embargo hay buenas razones para entendernos a nosotros mismos no tanto como un círculo que separa lo interno de lo externo, sino como una línea que distingue dos espacios diferentes pero unidos entre sí.

Ambos son perfectamente objetivos. Si la vida exterior comienza en la piel y se extiende hacia fuera sin fin, tal vez hacia un “big bang”, la vida interior también comienza en la piel y se extiende hacia un dentro sin fin. ¿Hacia otro big bang?

No lo sabemos. Pero comenzamos a entrever el sentido de aquella afirmación de Heráclito: "NO ENCONTRARÁS LOS LÍMITES DEL ALMA, AUNQUE VIAJARAS POR TODOS LOS SENDEROS: TAN PROFUNDA MEDIDA TIENE”.

Todos sin excepción a lo largo de nuestra vida hemos llevado a nuestro alma al límite, por ignorancia, por demasiada prisa, por el que dirán, por nuestras creencias, por nuestra educación, en fin la lista es muy extensa.

Y allí en ese límite nos hemos dado cuenta de lo que realmente somos, hemos tomado conciencia de nuestras virtudes, dones y talentos, así como de nuestras carencias y lo más importante en ese límite tomamos conciencia de lo que somos y de lo que queremos ser.

“REALMENTE SOLO SABEMOS LO FUERTE QUE SOMOS, CUANDO SER FUERTES ES NUESTRA ÚNICA OPCIÓN”




jueves, 17 de enero de 2019

¿QUÉ ESTÁ BIEN Y QUÉ MAL?

POR LO GENERAL DAMOS DEMASIADA IMPORTANCIA A PENSAMIENTOS, CREENCIAS, REGLAS Y COSTUMBRES QUE NO LO SON TANTO. TODAS ELLAS SON SUBJETIVAS Y DEPENDEN DE LAS ÉPOCAS, LOS TIEMPOS HISTÓRICOS EN LOS QUE NOS HALLEMOS, LAS CULTURAS O LA PROPIA FORMA EN QUE NOS HAN EDUCADO.

Lo peor de todo es que nosotros las convertimos en auténticas leyes que no se nos ocurre ni cuestionar. Pero debemos tomar conciencia de que evidentemente todo es relativo.

A veces, recriminamos a los demás detalles sin importancia, nos enconamos con procedimientos sin valor, batallamos por defender “lo indefendible” y dejamos de lado lo fundamental que ni siquiera logramos advertir.

*Y cuando llega uno de esos días en que estas como metido hacia dentro y reflexionas a solas tomas conciencia de que entre lo que está bien y está mal hay todo un abanico de posibilidades y te das cuenta de que:

*Nos conformamos en vez de arriesgarnos, sin pensar que cada día que pasa, no volverá.

*Nada está escrito, nada es imposible, ni siquiera posible... todo depende de nuestra voluntad, de esa fuerza que nos sale de adentro, decir de adentro es decir que puedo afrontar cada desafío.

*Tenemos voluntad cuando estamos convencidos, cuando estamos decididos, cuando de verdad queremos algo.

*No hay obstáculo que no podamos salvar, si queremos podemos llegar más lejos, si queremos podemos llegar más alto, si queremos podemos hacer lo que sea... "sólo hay que proponérselo"...

*La vida es algo hermoso, siempre y cuando la hagas a tu manera, sin dejar que nada ni nadie opine por ti, que se meta en tus asuntos queriendo arreglarlos.


*Nunca dejes que nadie te arruine la vida.  

*La vida es una sola, vívela paso a paso y no dejes de hacer nada, probablemente te arrepientas y cuando te des cuenta será demasiado tarde.

*Tampoco dejes de vivir los sueños y las ilusiones, sin ellos, la vida no tiene sentido.

*Trata de ir siempre de frente, sin vueltas...

*No confíes en toda la gente que te rodea, la prudencia te aconseja conocer primero y confiar después solo a través conocimiento se conoce a las personas.

*Habla siempre con la verdad, por más dolorosa que sea, de todas formas vale mucho más que una mentira.

*Si algún día te sientes solo, y tienes ganas de llorar, hazlo, muchas veces ayuda a que te desahogues.

*Ante cualquier problema; no huyas por miedo a enfrentarlo, y nunca olvides esto:

LUCHA COMO SI FUERAS A VIVIR SIEMPRE Y VIVE COMO SI FUERAS A MORIR MAÑANA


martes, 15 de enero de 2019

DARTE OTRA OPORTUNIDAD, LA MEJOR SOLUCIÓN PARA TUS PROBLEMAS


ESTÉS DONDE ESTÉS, HAGAS LO QUE HAGAS, PROCEDAS DE DONDE PROCEDAS, HAYAS HECHO LO QUE HAYAS HECHO, ESTÉS SUMIDO EN UNA DEPRESIÓN O TE SIENTAS SOLO Y SIN ILUSIÓN…….. NO LO DUDES DARTE OTRA OPORTUNIDAD, ES LA MEJOR SOLUCIÓN PARA TODOS TUS PROBLEMAS.

Seguramente nos es más fácil y nos cuesta menos, ser más compasivos con los demás que con nosotros mismos, más cariñosos y tiernos, más permisivos y diligentes, más empáticos y fraternales.

Seguramente nos tratemos con dureza e incluso con desprecio, en muchas ocasiones por no hacer las cosas mejor, y lo más probable es que en la mayoría de ellas creamos más en las posibilidades de los demás que en las propias.

NO SIGAS POR ESTE CAMINO. DATE TU LUGAR, CREA TU TIEMPO Y ENCUENTRA TU ESPACIO. CUALQUIER MOMENTO ES BUENO PARA COMENZAR. AHORA MISMO. NO LO DEJES MUCHO O SE TE PASARÁN LAS GANAS DE AYUDARTE, PARA SENTIRTE MEJOR.

Nos han enseñado a cuidar al otro, a esperar al otro, a homenajear al otro, a querer al otro, a tolerar al otro, a mimarle o a comprenderle. ¿Y tú? ¿Cómo te tratas a ti? Esta pregunta deberíamos hacérnosla más a menudo, pues es la clave de que nos vayamos alejando de nosotros mismos lentamente……………….. Si no nos tratamos bien.

Y el tratarnos bien está directamente relacionado con nuestra salud, tanto física como emocional.

Debes considerarte tu mejor amigo. Tu más fiel compañero. Tu amante. Tú sombra y tú espejo. 

DEBES SENTIRTE LO MEJOR O ASPIRAR A SERLO DESDE LA COMPASIÓN CONTIGO Y LA VOLUNTAD DE SER TU MEJOR VERSIÓN. Y ESO SOLO ESTÁ EN TU MANO, NADIE PUEDE HACERLO POR TI, A SOLAS TU CONTIGO, HASTA TU PLENITUD Y TU EXCELENCIA. 




lunes, 14 de enero de 2019

DEJEMOS HUELLAS DE AMOR


UNO SE DA CUENTA, A LO LARGO LA VIDA, QUE EN REALIDAD NADA IMPORTA TANTO COMO LO QUE UNO DA. UNO NO ES LO QUE TIENE SINO LO QUE DA Y COMPARTE, ESO ES LO QUE HACE QUE DEJEMOS HUELLAS DE AMOR.

Algún día estaremos más allá de las nubes…en otro espacio y en otra dimensión. Teniendo en nuestra conciencia toda la experiencia acumulada en tantas y tantas vidas, recreando de nuevo lo que de amor nos hemos llevado, gozando de lo mejor que hayamos hecho y aprovechando cada instante de afecto entregado a otros, cada ayuda desinteresada, cada trozo de corazón entregado sin esperar nada a cambio.

Eso es lo que nos llevamos. Los recuerdos, las vivencias de lo que hemos gozado y sufrido, las sensaciones, los olores, las melodías…todo lo que ha calado en nuestra alma poquito a poco Y SOBRE TODO LO QUE HEMOS REGALADO A LOS DEMÁS PARA QUE HAYAN VIVIDO SUS PROPIOS RATOS DE ILUSIÓN, SEGUNDOS DE ALEGRÍA O MINUTOS DE ÉXTASIS.

Los instantes eternos, que todos hemos logrado alguna vez, están impresos en el alma. Ese es el bagaje auténtico. Lo único que llevamos puesto siempre con nosotros. Lo auténticamente nuestro. Lo que ninguna circunstancia ni situación puede arrebatarnos. Ni siquiera la cárcel, del tipo que sea, puede con ello.

Podrán atarnos el cuerpo, silenciar la palabra y taponar nuestro oído pero nunca podrán gobernar nuestros pensamientos…siempre libres, siempre capaces de recrear mundos en los que ser es mejor que parecer y en los cuales, soñar solo tiene valor nunca precio. 

DEBERÍAMOS ESTAR PREPARADOS PARA PARTIR EN CUALQUIER MOMENTO. SÍ, SÉ QUE ESTO QUE ACABO DE DECIR SUENA FUERTE. PERO NO DEBEMOS OLVIDAR QUE AQUÍ ESTAMOS DE PASO Y QUE EN UN SEGUNDO PUEDE CAMBIARTE LA VIDA.

Incluso no quisiéramos oírlo tal vez. Pero en realidad sería el referente de haber logrado el equilibrio y la evolución que tanto ansiamos. Irse es despedirse de muchas cosas, de muchas personas….o quizá de pocas…pero importantes para nosotros.

En eso debería residir el dolor mayor. Las cosas, las casas, los coches, las ropas y el glamour…son tan efímeros como intranscendentes. Algo que puede tenerse, aumentarse o perderse en cualquier momento. Algo nunca definitivo ni definitorio. Irte es solamente despoblarlo por un breve tiempo. Otros usarán tu casa, tu coche, tu ropa…e incluso personas nuevas amarán, también, a las que aquí quedan. Solamente tú te irás con lo más sentido que hayas hecho, con lo mejor que hayas sido, con lo más intenso que hayas vivido. Y aquí dejarás también tu huella más valiosa. Todo lo que hayas sido capaz de provocar en el corazón de los demás. Esa será tu auténtica herencia.

QUE ABSURDO SOMOS LOS SERES HUMANO AL PREOCUPAMOS POR DEJAR A NUESTROS HIJOS LEGADOS MATERIALES…Y REALMENTE LO QUE DISFRUTARAN Y LES ACOMPAÑARA SIEMPRE ES LO QUE HAYAMOS DEPOSITADO EN SU CORAZÓN. ESO QUE NUNCA PERECE…LO QUE ELLOS TAMBIÉN SE LLEVARÁN DE MANERA ÚNICA.


jueves, 10 de enero de 2019

LOS QUE NOS DEJARON SIN PODER DECIR ADIÓS.

LA VIDA Y LA MUERTE SON LAS DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA, LA MUERTE ES ALGO CONSUSTANCIAL AL SER HUMANO PORQUE LA MUERTE NO SABE DE DESPEDIDAS Y ESO ES ALGO QUE DEBEMOS ASUMIR TARDE O TEMPRANO. HOY VAMOS A REFLEXIONAR SOBRE LOS QUE NOS DEJARON SIN PEDIR PERMISO NI DECIR ADIÓS.

Los que ya no están duermen en lo más hondo de nuestro corazón, pero muchas de esas ausencias siguen siendo abismos de dolor en nuestra memoria: PORQUE NOS DEJARON SIN PODER DARLES UN ADIÓS, SE FUERON SIN UN “TE QUIERO” O PUEDE QUE INCLUSO SIN UN “LO SIENTO”. Esta angustia vital dificulta en muchos casos el adecuado proceso del duelo. 

La muerte, debería ser como una despedida en el andén de un tren. Ahí donde disponer de un breve intervalo de tiempo donde tener esa última conversación, donde ofrecer un largo abrazo y dejar ir con un hasta luego sosegado, teniendo plena confianza de que todo va a ir bien. Sin embargo, nada de esto es posible.

Los que nos dejaron no están ausentes, los mantenemos en cada latido de nuestro corazón, reposan en nuestra mente y nos dan fuerza cada día mientras los honramos con una sonrisa…

El dolor es algo tan personal, profundo y descarnado que solo uno mismo puede entenderlo para iniciar, poco a poco, un lento proceso de reconstrucción interior.

A menudo suele decirse que el único aspecto “positivo” de las enfermedades terminales es que, de algún modo, permiten a la persona ir asumiendo e incluso preparando su proceso de despedida o lo que ahora se conoce como “el buen morir”. No obstante, por muy preparada que esté la familia ante ese instante o ese “desprendimiento”, en ocasiones, lejos de sentirse aliviadas lo viven también como algo traumático.

Ahora bien, los que nos dejaron sin pedir permiso ni decir adiós son sin duda las ausencias que más dificultad nos provocan a la hora de iniciar nuestro proceso del duelo a lo largo de esas 5 etapas como explica la doctora Kübler-Ross. Lo habitual, es quedar encallado en los sentimientos de incredulidad y negación, hasta derivar, en el peor de los casos, en un estado de desorganización vital marcado por la ira crónica o la depresión.

LA MUERTE INESPERADA DE UN SER QUERIDO SUPONE ALGO MÁS QUE UN IMPACTO EMOCIONAL INTENSO. LA PÉRDIDA DEJA MUCHOS CABOS SUELTOS, ASUNTOS PENDIENTES, PALABRAS NO DICHAS, ARREPENTIMIENTOS NO DISCULPADOS Y LA DESESPERADA NECESIDAD DE HABER PODIDO DAR UN ADIÓS.

Las respuestas a todo ello estará entonces en nuestro interior, y es ahí donde tendremos que refugiarnos durante un tiempo determinado para encontrar la calma, el alivio y la aceptación. Los seres humanos solemos tener más miedo al dolor que a la muerte, cuando en realidad, es la propia muerte quien finalmente alivia el dolor.

La muerte nunca es del todo real, nunca es del todo auténtica… Porque la única forma de perder por siempre a una persona es mediante el olvido, mediante el vacío del “no-recuerdo”.

Cada persona va a vivir el duelo de un modo particular. No hay tiempos ni una estrategia que nos sirva a todos por igual. Además, ese dolor que tanto paraliza al inicio, que quita el aire y que nos arrebata incluso el alma en los primeros días, semanas o meses, se acaba suavizando. Porque aunque lo creamos casi imposible… Se sobrevive.

Los que nos dejaron con tantos vacíos, preguntas sin respuestas, palabras no dichas y sin ese adiós necesitado, no van a volver. Es algo que debemos asumir, afrontar y aceptar. Ahora bien algo que debe ofrecernos alivio es recordar que esa persona nos quería y que el amor era recíproco. 

Una gran ayuda es escribir una carta con todo lo que desearías haberle dicho o si lo prefieres, háblale mentalmente o en voz alta facilitando así el desahogo. Después, visualiza un instante de armonía compartido con esa persona, un momento de paz y felicidad donde lo veas o la veas sonreír. Siéntete querido, siéntete reconfortado/a.

La herida de la pérdida, de esa ausencia tan dolorosa e inesperada, irá cauterizándose con el tiempo. A pesar de que son vacíos que nunca llegan a olvidarse, lo creamos o no, nuestro cerebro está “programado” para superar la adversidad debido a ese instinto casi innato por seguir avanzando. 

Seguiremos unidos con esos buenos recuerdos que honren al ser querido y con esa materia de la que están hechos los amores que no se olvidan.

EMPIEZA EL AÑO Y SERÍA BUENO PROPONERNOS TENER AL DÍA, LA RELACIÓN EMOCIONAL CON NUESTROS SERES QUERIDOS Y PARA ELLO SOLO ES NECESARIO QUE TODOS SEPAN LO QUE LES QUEREMOS.


domingo, 6 de enero de 2019

CUANDO TE SIENTES OBSERVADO

HAY MUCHOS OJOS QUE TE MIRAN, QUE TU NO VES Y NI SIQUIERA IMAGINAS QUE TE ESTÁN MIRANDO

¿Has pensado alguna vez la cantidad de personas que te mira?, ¿cuántas te observan? ¿Cuántas siguen tu ejemplo? ¿Cuántas revisan tu persona, tus modos, tu forma de hacer, de sonreír o tu manera de estar?

Todos somos ejemplo de todo y para todos. No quiere decir esto que actuemos de manera forzada, ni que los demás condicionen nuestra forma de vida.

Cuando viajo un rato a través de las redes sociales y veo lo que las personas publican me detengo a pensar en sus vidas que parecen idílicas. Posturas estudiadas. Sonrisas impresionantes, melenas que llevan el ritmo del viento en cada imagen congelada. Personas que siempre parecen felices. Y nosotros, entonces, somos los ojos que las miran.

EL MUNDO, NUESTRO MUNDO, SOLAMENTE EXISTE EN NUESTRO INTERIOR Y DE ELLO HACEMOS TODO UN VOLCADO FUERA DE NOSOTROS CON EL QUE INTER-ACTUAMOS.

Lo cierto es que no debe importarnos quien nos mire, ni cómo lo haga. Lo mejor es estar en coherencia con nosotros mismos y cualquiera de las actuaciones que abordemos debe basarse en esta decisión de apostar por todo lo que nos haga sentir bien con independencia del resto.

Nosotros somos nuestro propio centro algo que olvidamos con demasiada frecuencia a lo largo de nuestra vida.

Los que nos observan sin darse cuenta, en numerosas ocasiones proyectan sus miedos, sus anhelos, sus deseos o sus carencias en nuestra persona.

NOS JUZGAN A TRAVÉS DE ELLOS Y ELABORAN SU OPINIÓN DE ACUERDO A SU PROPIA FORMA DE NECESITAR LO QUE VEN.

Los ojos que nos miran pueden ser unos ojos compasivos, o tal vez deseosos de alcanzar lo que parece que somos, o inquisitivos y retadores. Sean como sean, la mirada siempre contiene una bondad de fondo que existe aún sin saberlo quién la posee. Por eso es bonito que nos miren y si en esa pupila no asomase la ternura que debería, cerremos los nuestros y enviémosles una lluvia de deseos energéticos llenos de buenas vibraciones.

DESPUÉS SIGAMOS, CON NUESTRO RITMO DE VIDA, CON NUESTRA PECULIAR FORMA DE CAMINAR. SIGAMOS MIRANDO COMO SOLEMOS HACERLO.

LOS DEMÁS SEGUIRÁN MIRÁNDONOS IGUAL QUE SIEMPRE, PERO NOSOTROS YA NO LOS SENTIREMOS IGUAL.


miércoles, 2 de enero de 2019

SIEMPRE QUE PUEDAS…….. DA UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD

EMPIEZA EL AÑO Y ES BUENO FIJARSE OBJETIVOS, QUE NOS HAGAN SENTIR BIEN CON NOSOTROS MISMOS Y UNO DE ELLOS A MI FORMA DE VER ES AYUDAR A LOS DEMÁS A SER MEJORES. POR ESO CUANDO NOS HAGAN ALGO QUE NO NOS GUSTE DEMOS….. UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD.

DAR UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD, NO SOLO BENEFICIA A QUIEN SE LA DAN, TAMBIÉN BENEFICIA Y MUCHO A QUIEN LA DA.

Por varios y grandes motivos, bondad, tolerancia y comprensión y además porque no hay que olvidar que se recoge lo que se siembra y si nosotros queremos que nos den una segunda oportunidad cuando la necesitemos, la mejor forma de que eso ocurra es dándola nosotros cuando debamos.

Y SOBRE TODO, DAR UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD SIGNIFICA QUE HEMOS PERDONADO Y NUESTRA SALUD PSICO-EMOCIONAL NOS LO VA A AGRADECER, VIVIR CON CUALQUIER TIPO DE RENCOR, HARÁ QUE TARDE O TEMPRANO ENFERMEMOS.

Suele ocurrir con demasiada frecuencia que quienes se ven de alguna manera beneficiados por la bondad de los demás, terminen abusando de las buenas intenciones de quien no hace otra más que apostar por la conciliación.

Quien perdona una o varias veces, no está con ello sellando un contrato de por vida con la garantía de que va a ser la reacción por defecto ante cualquier escenario.

EXISTEN PERSONAS CON UN UMBRAL DE TOLERANCIA MÁS ELEVADO Y CON UNA CAPACIDAD DE COMPRENSIÓN Y EMPATÍA QUE HACEN QUE PUEDAN JUSTIFICAR LAS ACCIONES DE LOS DEMÁS, SIN PRETENDER CREERSE SUPERIORES, SINO INTENTANDO SER OBJETIVOS Y NO AGREGAR MAYOR DRAMA A UN COMPORTAMIENTO HUMANO.

Sin embargo, incluso las personas con mayor capacidad de observación, de análisis, empatía y comprensión, terminan por cubrir su cuota en cuanto a perdonar se trata. La paciencia no siempre estará presente y la decepción puede finalmente colmar los espacios cedidos.

Es por ello que no podemos dar por sentado el perdón de alguien que nos lo ha otorgado previamente, sin tener en cuenta y valorar lo que esa persona ha tenido que hacer y pactar consigo misma para lograr darnos una oportunidad. Por el contrario, debemos valorar la acción de quien a pesar de su decepción ha decidido apostar una vez más por nosotros.

Por personas abusadoras es que la bondad se ve amenazada, por quienes no ven la diferencia entre tener una nueva oportunidad para mostrar una mejor versión de sí mismos y burlarse de las personas que ven en ellos, lo que inclusive para ellos no es evidente.

EL AMOR NO SUELE SER INCONDICIONAL, SINO SUELE ESTAR SUJETO AL RESPETO, A LA RECIPROCIDAD, A LA SOLIDARIDAD, A LA LEALTAD Y EL RESPETO… ENTRE MUCHAS OTRAS COSAS QUE PARA CADA QUIEN TENDRÁ UN PESO PARTICULAR EN LA RELACIÓN.

Si quebrantamos con frecuencia los acuerdos tácitos o explícitos que se generan, iremos matando el amor poco a poco, el rechazo, la búsqueda de venganza, la rabia, la desilusión o la indiferencia, irán tomando paulatinamente los lugares que anteriormente eran ocupados por el amor.

Entendamos que quien perdona está haciendo un esfuerzo, inclusive un sacrificio y lo mínimo que espera es que las acciones que ha perdonado o cualquiera que se pueda parecer no lleguen a repetirse en el futuro.

De cualquier manera siempre será útil sincerarse y no comprometerse con lo que no se puede cumplir, así todos están conscientes de las condiciones del juego y tienen la posibilidad de escoger si participan e invierten su tiempo en él o sencillamente se retiran.

POR ESO ES CONVENIENTE QUE SIEMPRE RECUERDES ALGO MUY IMPORTANTE: NO ABUSES DE QUIEN TE HA DADO OTRA OPORTUNIDAD.