C.E.

C.E.
....

martes, 24 de julio de 2018

EL SILENCIO ES PODER


A TODOS NOS GUSTA LA SOCIABILIDAD, A TODOS NOS GUSTA TENER AMISTADES EN NUESTRAS VIDAS. LO CIERTO ES QUE SOMOS SERES SOCIALES, IMPELIDOS A CONECTAR CON LOS DEMÁS DESDE NUESTRA CONDICIÓN DE HUMANOS. ANIMADOS A LA RELACIÓN POR ESTAR IMPRESO EN NUESTRO ADN Y PORQUE LA RELACIÓN CON LOS DEMÁS NOS APORTA UN CONOCIMIENTO QUE DE OTRA FORMA NO PODRÍAMOS TENER.

Sin embargo, no todo puede verterse al exterior. Cuando uno vive poniendo fuera su punto de apoyo está condenado a desplomarse tarde o temprano.

He aprendido, con dificultad, trabajo y experiencia, que en el silencio hay un gran poder. Nos aleja de los problemas, nos permite tomar distancia, nos posiciona de frente y nos da otra visión. También he entendido que ofrecemos gratuitamente mucha información que ni interesa al resto, ni es necesaria, ni nos conviene parar preservar nuestra intimidad, a no ser con aquellos que elijamos para ello, con nuestro círculo más íntimo.

El silencio nos permite entrar en la luz (conocimiento) en silencio, comienzas a ver y a reconsiderar tu forma de actuar. Posiblemente sea necesario un reajuste. Incluso mimetizar las actuaciones del resto de la gente en aquello que funciona a nivel social. 


Uno se empeña en ser el mismo y por ello, la experiencia te dice no a las batallas con el mundo, te susurra que no tiene sentido esa actitud. Poco a poco, te das cuenta que esta lucha es inútil. Que podemos ser nosotros sin contravenir las reglas del juego. Y sobre todo, podemos entender que siempre podemos elegir.

ESE ES NUESTRO GRAN PODER ….. NOSOTROS Y SOLO NOSOTROS, TENEMOS LA ÚLTIMA DECISIÓN DE TODO LO QUE NOS SUCEDE.

Elegir cómo interpretar lo que nos sucede, pero fundamentalmente, elegir cómo reaccionar ante ello. Siempre hay múltiples caminos a tomar. Por eso debemos detenernos y alejarnos mediante el silencio para tomar una decisión.

Toda elección tiene sus consecuencias y precios que pagar, al igual que bondades que recibir. Por ello es importante hacer un espacio para el silencio, un espacio que no es vacío, todo lo contrario, que está lleno de escucha, de atención, de observación detenida.

Lo mismo que se recomienda volver los ojos hacia dentro, para ver nuestro interior, eso mismo debemos hacer con los oídos escuchar hacia dentro, para saber que nos decimos.

UNA VEZ HECHO ESTO, DESPUÉS LLEGA LA CALMA Y OTRA FORMA DE ACTUAR. MÁS A FAVOR DE TI MISMO, MÁS LLENA DE LO QUE TE VIENE BIEN, MEJOR CONFORMADA Y AJUSTADA A TU FELICIDAD Y SOBRE TODO, NACIDA DE TI PARA TI. PROBEMOS EL SILENCIO A RATOS. MIREMOS QUE HAY DENTRO DE ÉL. ESCUCHEMOS LO QUE TIENE QUE DECIRNOS.

¡SIGAMOS AVANZANDO!, PERO AHORA, MÁS INTELIGENTEMENTE.

EL REINO DEL SILENCIO, NOS LLEVARA AL REINO DE LA SABIDURÍA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario