C.E.

C.E.
....

martes, 12 de junio de 2018

CUANDO TE CREES UN PERDEDOR


HAY VECES QUE TENEMOS LA SENSACIÓN DE PERDER SIEMPRE. LO QUE NOS LLEVA A LA CONVICCIÓN DE QUE ESO NOS HACE MENOS CAPACES Y SOBRE TODO LA CREENCIA DE QUE NUNCA CAMBIARÁ NUESTRA SUERTE, QUE HEMOS NACIDO PERDEDORES.

Y lo justificamos tristemente con esa frase del refranero castellano que dice: “Unos nacen con estrella y otros estrellados”. Y ya está la gran mayoría se conforma y no hace nada para cambiar esa creencia.

Pero si observamos atentamente, En realidad, solamente es una mala pasada de la mente. En este estadio evolutivo del ser humano, lo absoluto no existe. Nadie pierde siempre. Nadie gana siempre.

Y hay que tener cuidado como ya hemos explicado aquí, en otros artículos si uno piensa que tiene mala suerte que es gafe, lo será ya que la energía mental es muy poderosa.

La vida es una escuela. Aprendemos, poco a poco, a recordar lo que hemos venido hacer aquí y lo que hemos olvidado. Estamos diseñados y venimos con las herramientas necesarias para aprender, para mejorar, para superarnos, para remontar las caídas y para evolucionar correctamente.

Sin embargo curiosamente en el sistema actual nos enseñan lo contrario. Nos hablan de la suerte, del destino y de reconocernos como menos capaces cuando repetimos errores muchas veces. Nos dijeron lo que somos y a lo que podíamos llegar según nuestros resultados, pero olvidaron hablarnos de lo que podemos llegar a ser, con disciplina, con control mental y con la confianza absoluta de que las equivocaciones nunca son fracasos, sino oportunidades de mejora.

TODA EQUIVOCACIÓN LLEVA CONSIGO UNA ENSEÑANZA, POR LO QUE NO PUEDE SER ALGO NEGATIVO, LA EQUIVOCACIÓN FORMA PARTE NATURAL DE NUESTRO APRENDIZAJE DE LAS COSAS.

Uno tiene la sensación de valer poco cuando se compara con los demás y sale perdiendo en esa comparación. En realidad, el único elemento digno de ser comparado con nosotros es nuestra propia versión interior.

Nosotros somos simultáneamente uno y muchos. Tantos en función de lo que las personas que tengamos enfrente logren sacar de nuestro interior una personalidad u otra.

Por eso a pesar de ser los mismos, diferentes personas tienen diferentes opiniones de cómo somos.

La persona que te conoce desde un ángulo, desde una posición y desde una perspectiva tiene una imagen de ti diferente a otra que te conoce desde una perspectiva diferente, donde todo es diferente. 

Conocerse a uno mismo es el mayor reto que podemos tener. El mejor proyecto que podemos abordar. La mejor meta a la que podemos aspirar, pero para eso es necesario que nos enfrentemos a muchas situaciones diferentes, a muchas experiencias distintas, con diferentes tipo de personas.

SOLAMENTE ASÍ PODREMOS OBSERVAR LAS VERSIONES QUE DE NOSOTROS MISMOS APARECEN EN CADA ESCENARIO. SIMPLEMENTE OBSÉRVALAS, quédate con una para que sirva de reflexión a tus emociones venideras. El resto, incluidos tus errores no son más que pura ficción.

TÚ Y SOLO TÚ CONOCES TU MEJOR VERSIÓN, QUE ES LA QUE DEBES DAR TODOS LOS DÍAS DE TU VIDA.




No hay comentarios:

Publicar un comentario