C.E.

C.E.
....

jueves, 21 de junio de 2018

CREA TU LUGAR SEGURO

CUANDO LOS TIEMPOS SE PONEN DIFÍCILES, QUE SE PONEN, CUANDO NOS CUESTA VER Y MIRAR HACIA DELANTE, CUANDO EN OCASIONES ESTAMOS ALGO PERDIDOS EN LA VIDA, ES ENTONCES CUANDO BUSCAMOS REFUGIO ………. Y SIEMPRE QUE PENSAMOS EN ALGO SEGURO, CÁLIDO, TIERNO, RECONFORTANTE, DELICADO, COMPASIVO, EVIDENTEMENTE SOLAMENTE HAY UN LUGAR QUE TODOS BUSCARÍAMOS Y NO ES OTRO QUE LOS BRAZOS Y EL REGAZO DE NUESTRA MADRE.

Pero no nos imaginamos, tal vez, ahora, sino que la imagen que llega a nuestra mente es la de la niñez. Nuestra madre, lo tenía todo, lo podía todo, lo entendía todo. Al igual que el resto de madres del planeta.

Es posible que tu madre ya no esté hace mucho tiempo o que esté contigo sin estar, o posiblemente no se encuentre en tu ciudad, o en tu espacio vital pero siempre va contigo.

UN APRENDIZAJE QUE TODAS LAS MADRES NOS ENSEÑARON ES UNA CLAVE PARA VIVIR SIEMPRE INSTALADOS EN ESA SEGURIDAD. “NO PASA NADA, TE TIENES A TI”.

Efectivamente podemos encontrar en el interior el regazo que no está. Cerrar los ojos y comenzar a crear un escenario único en el que nos instalemos a nuestro gusto y al que invitemos a pasar solamente a aquella persona/s que nos provoquen las mismas sensaciones de bienestar.

La vida se complica mucho a veces. Las personas cambian, las situaciones también.

En realidad, todo lo que tenemos es cambiable y mudable. Es una de las leyes más importante del Universo, “TODO ESTÁ EN CONSTANTE MOVIMIENTO, NADA PERMANECE ESTÁTICO”.

Desde que nacemos nos empezamos a despedir; de personas, de juguetes, de paisajes, de lugares, de objetos. Seguramente si piensas en ti mismo/a y observas con detenimiento, no hay a tu alrededor nada de lo que había hace algunos o muchos años. Todo se ha renovado hasta tú mismo cuerpo, cuyas células también han cambiado.

Nos apegamos a la seguridad de que nada cambie, a eso lo llamamos “todo va bien”, pero en realidad la vida evoluciona continuamente y si no aceptamos los cambios que se producen, los propios cambios nos pasaran por encima y será mucho peor.

El apego que el ser humano le tiene a todo, está en contra de la felicidad. Es difícil soltar cuando uno quiere lo que quiere. Es complicado querer la felicidad del otro cuando parece que va en contra de la nuestra. Pero cuanto más cerca estemos de aceptar los cambios, más serenidad llegará a nuestra vida.

Reflexionemos, las personas que viven y mueren sin haber hecho los cambios necesarios en su vida y han repetido una y otra vez lo mismo, es evidente que se han perdido muchas cosas. Las experiencias son las que traen riqueza a nuestro saber. Son la forma de modelar la manera de estar y sentir en el mundo y la única manera de transformarnos y trascendernos.

RECUERDA, SIEMPRE HAY UN REFUGIO PARA TI, DENTRO DE TI. COMIENZA A CONSTRUIR, EMOCIÓN TRAS EMOCIÓN, EL TEMPLO QUE TE COBIJE. 

CUANDO TODO VAYA MAL, REFÚGIATE EN ÉL. CUANDO TODO VAYA BIEN SERÁ AÚN MÁS HERMOSA SU ACOGIDA. NO TE ALEJES MUCHO, VUELVE SIEMPRE. ALLÍ, DENTRO… TE ESTARÁS ESPERANDO COMO LA MADRE ESPERA A SU BEBÉ.

LO DICHO SIEMPRE, ENCONTRARÁS UN REFUGIO PARA TI EN TI.


No hay comentarios:

Publicar un comentario