C.E.

C.E.
....

viernes, 9 de marzo de 2018

LA VIDA DEBEMOS DE LLENARLA DE NORMALIDAD


CORREN UNOS TIEMPOS DONDE ELEVAMOS A CATEGORÍA ANORMAL, TODO AQUELLO QUE ES NORMAL, ASÍ SOMOS LOS HUMANOS RECONOZCÁMOSLO …… NOS GUSTA DRAMATIZAR, UNAS VECES PARA LLAMAR LA ATENCIÓN, OTRAS PARA QUE LO QUE HACEMOS PAREZCA MÁS IMPORTANTE Y POR UNA INFINIDAD DE MOTIVOS MÁS.

Lo cierto es que la vida tiene muchas formas de mostrarse, da muchas vueltas, nos agita y nos pone del revés muchas veces.

Y en numerosas ocasiones nos asombramos, al vernos protagonizando situaciones en las que siempre creímos actuar de otro modo si nos tocasen a nosotros.

Nada es lineal. Nada suma dos y dos. Nada permanece y por supuesto LO MÁS IMPORTANTE QUE DEBEMOS TENER MUY CLARO…….. NADA NOS EMPUJA SI NOS QUEDAMOS ATRÁS.

A lo largo de la vida en muchas ocasiones podremos comprobar que lo que tanto empeño pusimos porque fuese de otro modo, es todo lo contrario; que aquello que detestábamos es lo que tenemos que soportar, que lo que nos parecía lejano resulta que es lo que tenemos más cercano.

Nos vemos inmersos en momentos duros, en circunstancias adversas, en situaciones difíciles y en todo ello no nos queda, muchas veces, más que “aceptar” con el menor drama posible, hacer lo que tengamos que hacer y continuar. 

PORQUE LO QUE ES EVIDENTE ES QUE NO DEPENDERÁ SOLAMENTE DE NOSOTROS EL RESULTADO FINAL DE LA SITUACIÓN QUE NOS TOQUE VIVIR Y PORQUE POR MUCHO QUE LO QUERAMOS NO TENEMOS EL CONTROL DE NADA QUE SEA EXTERNO A NUESTRO PROPIO YO.

Es difícil aceptar las limitaciones y los errores propios pero aún lo es más hacerlo con los ajenos. Estamos tan a disgusto, a veces, en la vida que estamos llevando, que estamos viviendo que preferimos evadirnos hacer algo muy humano, mirar para otro lado como sino iría con nosotros e inmediatamente ponernos a analizar y criticar la vida de los demás para atenuar nuestros males.

Y NO DEBIÉRAMOS OLVIDAR QUE LOS DEMÁS TAMBIÉN LLORAN. A LOS OTROS TAMBIÉN LES VA MAL. LA VIDA ES DURA, NO SÓLO EN NUESTRO CASO, SINO EN GENERAL. Y ESO NOS CONSUELA.

No nos queda otra. Aceptar y con ello tratar de suavizar el panorama que tenemos delante.

Se trata de nuestra salud, mental y física. No podemos intervenir en cómo otros se comportan. No podemos cambiar los resultados del resto. Por ello, aceptemos lo que llegue y asumamos cambios en nuestro comportamiento que nos lleven a sentirnos mejor.

LO MIRES POR DONDE LO MIRES, NO HAY MÁS POSIBILIDADES, LO MEJOR QUE PUEDES HACER LLEGADO A ESTE PUNTO, SÉ TÚ. 

EL RESTO, NO DEPENDE DE TI.


Comparto con todos vosotros este magnifico vídeo de mi buen amigo Licerio Moreno


No hay comentarios:

Publicar un comentario