C.E.

C.E.
....

martes, 27 de febrero de 2018

LA IMPORTANCIA DE LA CANTIDAD EN EL AMOR

PODEMOS LLEGAR A LA CONCLUSIÓN QUE HASTA LA CALIDAD DEPENDE DE LA CANTIDAD. Y ES EVIDENTE PORQUE DE LA CANTIDAD SALE LA CALIDAD, CUANTO MÁS HAYA DONDE ESCOGER, MÁS POSIBILIDADES DE ENCONTRAR CALIDAD TENEMOS.

Cuando algo no va bien, depende si lo que acontece es muy, poco o levemente negativo o si por el contrario es algo realmente significativo, también aquí como vemos hace presencia la cantidad.

Cuando se trata de apegos, volvemos a recurrir a la cantidad. ¿Cuánta rutina hay en el hábito adquirido? ¿A cuánto asciende el empeño empleado? ¿Cuánta entrega hemos hecho a cuenta para lograr las dosis de felicidad que queremos?

Sería genial poder dosificar y controlar lo que pasa a dentro. Porque si no se nos cuelan cantidades ingentes en el interior de nuestra alma de la materia que elijamos y nos hacen pesar tanto que no podemos con ello.

EL AMOR ES UN SENTIMIENTO TAN RÁPIDO QUE CUANDO LOGRA DESLIZARSE POR EL BORDE DEL CORAZÓN YA ESTÁ DENTRO SIN REMEDIO.

Y siempre que manejemos afectos profundos, con nuestros seres queridos, debemos preguntarnos:

¿QUÉ CANTIDAD ADMITIMOS PARA NO AHOGARNOS, DESDE LA PRUDENCIA?

¿Podemos poner límites al sentimiento? ¿Hay posibilidad de controlar la emoción? ¿Sería posible poner un stop cuando vamos cayendo por el tobogán del desconcierto? Difícil, sin duda. Pero necesario para no perecer en ello.

La mayoría de las veces, los mayores dolores proceden de los afectos. Ni que decir tiene que lo que más nos duele llega siempre de los más cercanos, de las personas de valor para nosotros. Entonces, la traición, la mentira o el engaño pueden introducirse en el corazón como un auténtico veneno que nos destruye la vida. Y si se repite, si la cantidad del veneno aumenta, nos mata.

POSIBLEMENTE, TENGAMOS QUE DOSIFICAR LO QUE SENTIMOS COMO LO HACEMOS CON LA SAL, EL AZÚCAR, LAS GRASAS, LOS DULCES, LOS PANES Y TODO AQUELLO QUE NOS GUSTE SI NO QUEREMOS QUE EL GOCE SE CONVIERTA EN NUESTRA DESGRACIA.

ALGO QUE SIEMPRE HE INTUIDO, NO SE A USTEDES QUE LES PARECERÁ, ES QUE CREO QUE EL NO TENER LÍMITE, NOS LIMITA. QUE EL DAR RIENDA SUELTA A NUESTRAS PASIONES, NOS ENCASILLA. QUE ENREDARNOS EN LO QUE NOS ENCANTA, NOS ACABA TRAGANDO.

LA TAN NOMBRADA FRASE “CARPE DÍEM”…TAL VEZ NO TENGA TODA LA RAZÓN, PORQUE DESPUÉS DE UN DÍA…VIENE OTRO Y OTRO Y OTRO …...


sábado, 24 de febrero de 2018

¿QUIÉNES SOMOS EN REALIDAD? (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

LA ESCLAVITUD ES LA IDENTIFICACIÓN DEL QUE SOLO VE CON LOS INSTRUMENTOS DE LA VISIÓN.

Si usted puede ver como flotan y evolucionan las nubes del cielo, se debe a que usted no es precisamente tales nubes, sino el Testigo que las contempla. Entonces, ¿QUIÉN ES USTED? Si usted es capaz de darse cuenta de las sensaciones de su cuerpo, se debe a que usted no es dichas sensaciones, sino el Testigo que las percibe y contempla. Entonces, ¿QUIÉN ES USTED? Si usted es capaz de observar los sentimientos y pensamientos que aparecen en su mente se debe a que usted no es tales sentimientos, sino el Testigo que los contempla. Entonces, ¿QUIÉN ES USTED?

EL OJO NO SE VE A SÍ MISMO Y TODO AQUELLO QUE UNO PUEDA “VER”, NO SERÁ SUJETO, SINO OBJETO. EL QUE VE NO ES LO VISTO. SIN EMBARGO, PUEDE DECIRSE QUE EN LA VIDA COTIDIANA VIVIMOS IDENTIFICADOS CON NUESTRO CUERPO Y NUESTRA MENTE.

El problema que al parecer nos sucede, a los seres humanos. es que el sujeto que ve, es decir lo que sentimos como identidad Yo, se cree ser los pensamientos. Es decir, que la propia identidad sujeto por excelencia es, de pronto, confundida con el objeto visto, aunque éste sea tan sutil como son los sentimientos más íntimos.

Sabemos que cuando somos parte de una querella perdemos la ecuanimidad. De la misma forma sabemos que cuando confundimos al Yo con la mente pensante se termina por sufrir los mismos vaivenes que los de los propios pensamientos.

La mirada y el pensamiento y todo lo que sea usted capaz de ver, no es usted, sino lo que tiene usted. Cuando, por ejemplo, decimos “mi mano”, ¿por qué decimos “mi” mano?, ¿acaso porque inconscientemente sabemos que no somos en realidad la mano, sino que tenemos una mano? Tanto “mi” pierna, “mis” sentimientos, “mi” mente, “mi...” son objetos del Yo, no son el Yo.

Al liberarse de la identificación con los objetos de nuestra visión, experimentaremos libertad y desapego. Al darse cuenta de que usted no es sus deseos, ni su cólera, ni sus inquietudes... porque todo eso puede “verse”, usted sentirá una Libertad de sabor neutral. Pero, ¿qué significa ser neutral?, ¿acaso significa no tener especiales intereses personales en el objeto que se dirime?, ¿acaso no es sentir des-implicación?, ¿cuál es el porqué de esa des-implicación?, ¿es porque, acaso al estar des-identificado, no se está afectado?

El objetivo, de todos los buscadores de la libertad esencial, consiste, primero, en diferenciar y, posteriormente, en integrar.

Tras comenzar diferenciando, se finaliza la búsqueda en el momento en que lo de dentro y lo de fuera dejan de ser dos. Cuando sujeto y objeto son no-dos, cuando el observador y lo observado se tornan un Solo Sabor, sucede que, entonces, se ha trascendido la mente racional y dualista del Yo-Tú y se existe tan sólo como contemplación supraconsciente.

ENTONCES, SIMPLEMENTE TODO ES. CADA MAÑANA AL DESPERTAR Y ANTES DE PISAR EL SUELO DEL MUNDO, OBSERVE COMO COMIENZA A TENER LAS PRIMERAS SENSACIONES, LOS PRIMEROS SENTIMIENTOS Y PENSAMIENTOS... ES DECIR, OBJETOS EN SU CONSCIENCIA.

EN ESE PRECISO INSTANTE, ES CUANDO RESULTA MUY FÁCIL PREGUNTARSE, ¿QUIÉN SOY? Y SEGUIDAMENTE, NO “PILLARSE” CON LO VISTO, SINO MÁS BIEN PERMANECER LÚCIDAMENTE INSTALADO EN EL ESPECTADOR.


viernes, 23 de febrero de 2018

LA CULTURA DEL FRACASO

PERO QUE ES FRACASAR, QUE ES UN FRACASO, REALMENTE EXISTE EL FRACASO Y SI EXISTE RESPECTO A QUE O QUIÉNES.

EL SIGNIFICADO VERDADERO DE FRACASO NO ES EL RESULTADO ADVERSO DE UN LOGRO QUE QUEREMOS CONSEGUIR.

FRACASO NO SIGNIFICA QUE NO HEMOS LOGRADO NADA... SIGNIFICA QUE NO HEMOS APRENDIDO ALGO.

El fracaso es relativo y tiene demasiadas variables para poderlo definir y delimitar exactamente, así que relativicemos los fracasos.

La universalidad del fracaso es directamente proporcional a la universidad que crea a su paso. Todos fracasamos alguna vez…y aún muchas. De ese gusto amargo nace un sabor nuevo que cobrará cada vez más aroma hasta que logremos aprender lo que nos toca.

Es duro admitir que es realmente cuando fracasamos o cuando cometemos errores, cuando más aprendemos. En esos momentos nos hacemos expertos en la materia. De golpe se aprenden las lecciones que tanto nos han repetido. Caminando por sus sombras logramos ver de nuevo lo que parecía oculto para siempre.

POR ESO LO QUE LLAMAMOS FRACASO, CREA ESCUELA Y NOS PERFECCIONA. ELEVA LA ENSEÑANZA A LA CATEGORÍA DE PERICIA Y TERMINA SIEMPRE POR CONVERTIRSE EN EL PROFESOR MEJOR ESCUCHADO, EL MÁS TEMIDO Y A LA VEZ EN EL MÁS VALORADO.

Cuando hemos fracasado entendemos inmediatamente que hemos de cambiar si no queremos repetir los dolores de las equivocaciones. Que el camino que hemos llevado no es el correcto y que nadie nos salvará, si no ponemos de nuestra parte para abrirnos a nuevos caminos, nuevas experiencias.

Lo peor llega cuando creyéndonos unos expertos del fracaso tratamos de evitárselo a los demás. Y eso debemos entender que no es posible, como dice el refranero castellano: “nadie escarmienta en cabeza ajena” muy cierto, uno debe fracasar por sí mismo para saber lo que cuesta, rectificar, levantarse, solucionar el error. No habrá enseñanza si tratamos de evitar las consecuencias del error. Tampoco habrá crecimiento para todos aquellos que protegemos, que tenemos bajo nuestra ala si estamos siempre encima de ellos para que nada les dañe.

Todos cometemos errores. Hemos de aprender lecciones, que a su vez no hemos de considerar como faltas. Sabemos que las lecciones se repiten hasta que se aprenden y que si no se aprenden, las lecciones fáciles pasan a ser difíciles.

Para saber que hemos superado las lecciones que vamos encontrando en nuestro caminar por la vida, debemos advertir que nuestras actitudes cambian y poder sentir que algo se convierte en nuestro interior transformando nuestra apreciación de lo externo, haciéndonos cada vez más intuitivos.

Los fracasos no dejan de ser oportunidades de cambio que pueden abrir las puertas a una transmutación insospechada que esperaba ser liberada y aceptada, no debemos de olvidar que en nuestro interior tenemos cuanto necesitamos, para resolver lo que encontremos y que tan solo es necesario un pequeño estimulo, para que tomemos conciencia de ello y se manifieste.

No se trata de magnificar el error, sino de aprovecharlo para construir sobre él. Lograr que los cimientos de nuestro futuro inmediato se asienten sobre el firme depósito de la voluntad y la entrega a lo que está por llegar.

SEREMOS ARQUITECTOS DE NUESTRA VIDA CUANDO INTERVENGAMOS EN ELLA SIN DEJAR QUE OTROS TOMEN NUESTRAS DECISIONES, NUESTRA INICIATIVA Y NUESTRO DERECHO A EQUIVOCARNOS.

EN ESO CONSISTE LA GRANDEZA DE SER ÚNICOS E IRREPETIBLES. SEÁMOSLO DE VERDAD.


lunes, 19 de febrero de 2018

REFLEXIONES PARA EMPEZAR LA SEMANA


HAGAMOS UN ACTO DE SINCERIDAD DE REFLEXIÓN INTERIOR Y ATREVÁMONOS A DECIRNOS A NOSOTROS MISMOS, ESAS REALIDADES QUE NOS NEGAMOS A RECONOCER COMO VERDADES.

Comentemos algunas de ellas:

• Todos queremos más, aunque por cortesía digamos menos…

• Todos queremos ser los mejores, aunque por educación tratemos de disimularlo

• A todos nos gusta lo prohibido, aunque nos neguemos a reconocerlo…

• A todos nos encanta ser queridos, aunque queramos parecer fuertes y creamos que eso nos hace débiles…

• A todos nos aterran nuestros miedos, aunque queramos disimularlo para sentir la fortaleza que no tenemos…

• Todos queremos lo mejor de una bandeja, aunque tendamos la mano a lo más pequeño…

• Todos deseamos libertad, aunque no nos atrevamos ni a pensarlo…

• A todos nos gustaría sentirnos reinas o reyes del corazón de alguien por un día, aunque despertásemos del sueño más tarde…

• Todos deseamos lo mismo, aunque queramos ser diferentes diciendo lo contrario… 

• No engordar y poder comer lo que queramos, dormir plácidamente sin pastillas, encontrarnos con una sonrisa como primer saludo del día, llegar a cualquier lugar y sentir que la gente nos aprecia y estar convencidos de que valemos por lo que somos y no por lo que tenemos. 

• Saber que por mucho que amemos nunca es bastante y que de eso no hay medida, ni cantidad, ni color, ni sonido que pueda cuantificarlo ni igualarlo.

ESTAS SON ALGUNAS DE ESAS MENTIRAS QUE DADAS LA VUELTA SON VERDADES SILENCIADAS EN LO MÁS PROFUNDO DE CADA UNO DE NOSOTROS. QUE A VECES TENEMOS MIEDO A CONFESARLAS PENSANDO QUE SOLO NOS AFECTAN A NOSOTROS CUANDO LAS TENEMOS TODOS. 

EN FIN REPASEMOS PARA VER CON CUÁNTAS DE ÉSTAS NOS QUEDAMOS.

QUE TENGAN UNA FELIZ SEMANA…………………


sábado, 17 de febrero de 2018

LA NOVEDAD …. UN GRAN ALICIENTE (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

ESTAMOS EN UN MOMENTO EN EL QUE EL AMBIENTE DE CRISIS PROMUEVE LA BÚSQUEDA DE NOVEDADES, DE COSAS DISTINTAS QUE NOS INSTALEN EN REALIDADES DIFERENTES.

Que nos saquen de la rutina, de lo preestablecido, de lo previsible, del …………….. más de lo mismo.

Sabemos por todos los estudios realizados, que la vida es cíclica y frente a una época de desastres y tragedias, llega otra de bonanza y calma.

Lo nuevo está lleno de sorpresas, o al menos eso creemos o mejor aún, relacionamos esas novedades con bondades. La mayoría de las veces, buscamos salir de la rutina, encontrar en lo desconocido las respuestas a nuestros vacíos o a esas ansias de lograr aquello que siempre nos quedó por hacer.

Lo cierto es que el inmovilismo nos lleva al estancamiento; entrar en lo nuevo nos mantiene alerta, expectantes y deseosos de probarnos a nosotros mismos en otros ámbitos y de otras formas.

La vida es un continuo reto. Una prueba tras otra que no deja de sorprendernos. La rutina nos instala en la seguridad, pero nos resta frescura. Y en el fondo, queramos o no, la deseamos.

Cierto es que la novedad deja de serlo muy pronto. Que con ello sucede como con el tiempo que es todo uno. El pasado no existe porque es ya el momento en el que escribo esto y a la vez es presente, pero tampoco existe el futuro porque está hecho de presentes continuos.

En occidente, medimos el tiempo de forma lineal. En oriente es cíclica. Se cierra en círculo un perpetuo devenir que no tiene ni comienzo ni fin.

DE ALGUNA FORMA, DEBEMOS PONER EN NUESTRA VIDA ALGO NOVEDOSO …. ALGO QUE NOS IMPLIQUE, QUE NOS PONGA A PRUEBA, QUE NOS APORTE ESA CHISPA DE ILUSIÓN ANTE LO DESCONOCIDO. 

En qué medida debemos hacerlo, pues en la que nos venga bien a cada uno, en aquello que nos haga levantarnos con las ganas de encontrar un día diferente en el cual el tedio no nos acorte la vida lentamente.

Ante la depresión y el decaimiento solamente queda la acción. Ponernos en marcha, elegir bien y actuar.

HAGAMOS COMO CUANDO SOMOS PEQUEÑOS QUE EL MUNDO ESTÁ POR DESCUBRIR Y NUNCA NOS QUEDA UN INSTANTE PARA EL ABURRIMIENTO.

PENSEMOS QUE HAY MUCHOS MUNDOS POR DESCUBRIR DENTRO DEL NUESTRO. NO CERREMOS EL CÍRCULO. LA VIDA ES MUY AMPLIA Y ESTÁ AHÍ, ESPERÁNDONOS. TAN SOLO ES CUESTIÓN DE SALIR A SU ENCUENTRO.


jueves, 15 de febrero de 2018

LA INELUDIBLE TAREA DE ATRAVESAR LA VIDA


Imposible atravesar la vida… 

 Sin que un trabajo salga mal hecho, 

 Sin que una amistad cause decepción, 

 Sin padecer algún quebranto de salud, 

 Sin que un amor nos abandone, 

 Sin que nadie de una familia fallezca, 

 Sin equivocarte en un negocio. 

 Uno crece cuando no hay vacío de esperanza, 

 Ni debilitamiento de voluntad, 

 Ni pérdida de fe. 

 Uno crece cuando acepta la realidad 

 Y tiene aplomo para vivirla. 

 Cuando acepta su destino, 

 Pero tiene la voluntad 

 De trabajar para cambiarlo. 

 Uno crece asimilando lo que deja por detrás, 

 Construyendo lo que tiene por delante y 

 Proyectando lo que puede ser el porvenir. 

 Crece cuando supera, se valora y sabe dar frutos. 

 Crece cuando se abre camino dejando huellas, 

 Asimilando experiencias. 

 Uno crece cuando se impone metas  

Sin importarle los comentarios 

 Negativos ni prejuicios, 

 Cuando da ejemplos 

 Sin importarle burlas, ni desdenes, 

 Cuando cumple con su labor. 

 Uno crece cuando es fuerte de carácter, 

 Sostenido por formación, 

Sensible por temperamento… 

 Y humano por nacimiento. 

 Uno crece cuando enfrenta el invierno 

 Aunque pierda las hojas, 

 Recoge flores aunque tengan espinas y 

 Marca camino aunque levante el polvo. 

 Uno crece cuando se es capaz de afianzar 

 Con residuos de ilusiones, 

 Capaz de perfumarse con residuos de flores… 

 ¡Y de encenderse con residuos de amor…! 

 Uno crece ayudando a sus semejantes, 

 Conociéndose a si mismo y 

 Dándole a la vida más de lo que recibe. 

 Uno crece cuando se planta para no retroceder… 

 Cuando se defiende como águila para no dejar de volar… 

 Cuando se clava como ancla y se ilumina como estrellas. 

 Entonces… 

 Uno crece. 

 Y crece cuando cree, espera y confía en sí mismo. 



lunes, 12 de febrero de 2018

LA CONFIANZA LA BASE DE LOS SENTIMIENTOS


SIEMPRE HE PENSADO QUE LA CONFIANZA ES QUIZÁ LA ENTREGA MÁS DIFÍCIL Y A LA VEZ FRÁGIL QUE HACEMOS LOS DEMÁS.

NO CABE DUDA QUE LO QUE MANTIENE UNIDOS LOS SENTIMIENTOS ES LA CONFIANZA. HABLAR DE CONFIANZA ES HABLAR DE CONFIANZA EN EL OTRO, DE COMPROMISO Y RESPETO DE PERMISO Y RECIPROCIDAD.

No podemos pretender vínculos fuertes y duraderos sin confiar. Por fuerte que sea el edificio se ira agrietando muy pronto, si no es así. Siempre se puede recibir engaños pero en ese caso, es la otra persona la que decide, la que tiene la llave en su mano, la que deja escapar la confianza y la lealtad.

Curiosamente la confianza es un valor que hay que ganárselo y eso se logra tratando a los demás con respeto y libertad.

Para unos más y para otros menos, pero necesita tiempo. Además, es un proceso muy intuitivo. Piensa que no solemos hacer un gran razonamiento para decidir hasta qué punto le vamos a entregar la confianza a alguien; simplemente nos abrimos hasta el punto en el que nos sentimos a gusto.

A nosotros nos resta la satisfacción de quedarnos dentro muy seguros de lo que queremos y sin culpas ni remordimientos de aquello que nos saltamos.


No hay mayor vínculo que el compromiso en libertad. Hacer lo que se haga porque uno quiere. Las imposiciones del tipo que sean siempre fracasan.

También es cierto que hay un tipo de personas cuya conducta no se altera por nada, que no reconoce la culpa y que la fiesta no va con ellos si algo va mal. En ese caso debe darnos igual, de la misma forma.

Cada uno que construya su vida como quiera porque aunque crea que es la mejor, si no lo es de todas las formas la vida se encargará de recordarle, en algún momento incluso no conectado con el suceso que experimenta, que hay una ley de la compensación, el boomerang que un día regresa con lo mismo que lanzamos, es decir nos guste o no, recogeremos aquello que hallamos sembrado.

Confiar es un alto privilegio que solamente goza quien lo ejerce. El engaño de la otra parte, no es nuestro, siempre será suyo. Algún día se encontrará con lo mismo, sea consciente o no de su actuación.

LA REFLEXIÓN MÁS BONITA QUE PODEMOS HACER RESPECTO A LA CONFIANZA ES LA PRECIOSA SENSACIÓN DE SER DIGNOS DE ELLA PARA LAS PERSONAS QUE NOS QUIEREN. YA NO QUE SEPAN QUE NO LES VAMOS A TRAICIONAR, SI NO QUE INTUYAN QUE VAMOS A SER LOS PRIMEROS EN ESTAR AHÍ CUANDO NOS NECESITEN.

LA VIDA ES MUY SIMPLE. FUNCIONA ASÍ. PARA BIEN Y PARA MAL. PORQUE EN REALIDAD, NO HAY TALES CATEGORÍAS, SINO ACCIONES QUE TIENEN REACCIONES, CAUSAS QUE GENERAN CONSECUENCIAS. Y YA ESTÁ. ASÍ DE FÁCIL.

Les dejo con otro vídeo de mi amigo LICE:


sábado, 10 de febrero de 2018

LA SUPERVIVENCIA EMOCIONAL (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

EN TIEMPOS DE DIFICULTADES AFECTIVAS Y DE CRISIS EMOCIONALES,  DEBEMOS APRENDER A  RESISTIR. 

ESTAMOS EN UNA LUCHA CONSTANTE DONDE LOS AFECTOS ESTÁN DESCOLOCADOS, los valores cambian de posición como en una montaña rusa, están arriba, vuelven abajo o se desvían lateralmente desde el centro hasta un punto indefinido de la vorágine social.

EN DEFINITIVA SON TIEMPO DE GRAN CONFUSIÓN, SOBRE TODO EMOCIONAL. EN NUMEROSAS OCASIONES NO SABEMOS QUÉ HACER NI DONDE COLOCAR NUESTRAS EMOCIONES Y MUCHO MENOS LAS DE LOS DEMÁS.

Debemos proteger nuestra salud emocional. Se trata de sobrevivir en un medio que sin parecer hostil, lo es. No entendemos cómo ni por qué las relaciones son tan efímeras, ni de qué forma se ha instalado el “TODO VALE” pisando líneas que por la ética natural del ser humano, nadie deberíamos sobre pasar.

Hay una marea negra que nos engulle. Sujetarnos a algo externo es difícil porque todo cambia muy rápido y lo que hoy parece que está a nuestro favor, mañana lo vemos en contra. 

No hay más remedio que abrazarnos a nosotros mismos como a un salvavidas seguro, pero para ello es necesario que tengamos unos criterios de salvamento que nos obliguen a crear y poner en marcha nuestros propios códigos. 

 ESTOS PODRÍAN SER ALGUNOS DE ELLOS:

1.- Fortalecer nuestra autoimagen y la creencia en nuestro poder interior: autoestima. Recordar que estamos preparados de serie para afrontar desafíos. Venimos con todos los recursos para luchar por sobrevivir.

2.- No tener expectativas con el resto de la gente; salvo con nuestra propia capacidad de lucha, nuestra voluntad y la propia decisión de seguir adelante a pesar de todo.

3.- Serenar nuestros miedos. Dialogar con ellos, no ocultarlos. Dejar que aparezcan y a pesar de su presencia hacer lo que tengamos que hacer de igual modo.

4.- Potenciar nuestras fortalezas. Revisar nuestra forma de ser, palmo a palmo, y descubrir en qué somos buenos. Partiremos de ahí.

5.- Ser constantes en nuestros empeños. No tirar la toalla con facilidad y si alguna vez la tiramos que sea tan alto que la podamos volver a coger antes de que toque el suelo. 

6.- Expresar lo que sentimos, lo que queremos y lo que necesitamos. Mejor que echar al otro la culpa que pueda tener, hablarle desde nuestra necesidad, no desde la exigencia.

7.- Educar la mirada para lograr ver lo bueno de lo malo y lo mejor en lo sublime.

8.- Ser conscientes del lenguaje no verbal, propio y ajeno. Comunicamos casi todo a través de él. Podemos dar mucha información por este medio y, así mismo, valorar la que recibimos de los demás.

9.- Asumir los errores y aprender su mensaje. Los fracasos como tal no existen son otra forma de aprender simplemente, son siempre una oportunidad de mejora.

10.- Aprender a estar solo y valorar la propia compañía; única forma de poder regalar a los demás lo mejor de nosotros mismos. 

POSIBLEMENTE, CON ESTOS CÓDIGOS DE SALVAMENTO EMOCIONAL PODAMOS RESISTIR CUALQUIER CICLO GÉNESIS QUE LLEGUE A NUESTRA VIDA.

RECUERDA QUE DESPUÉS DE PONERLOS EN MARCHA NO HABRÁ VUELTA ATRÁS Y QUEDAREMOS PROTEGIDOS PARA EL RESTO DE LAS CRISIS.


viernes, 9 de febrero de 2018

LA MAGIA DEL SER

SIEMPRE ME HA GUSTADO ESTUDIAR, LA PRESENCIA DE LA MAGIA, LA SUPERSTICIÓN Y EL ENCANTAMIENTO EN LA VIDA DE TODOS LOS PUEBLOS DEL PLANETA Y LOS SERES HUMANOS QUE LOS HABITAN.

Algo intuimos que se nos escapa. Atraparlo ha sido el objeto y la finalidad de multitud de ideologías, corrientes de pensamientos y sistemas religiosos de todos los tiempos.

Estamos dispuestos a atrapar el destino para cambiarlo, conociéndolo primero. Necesitamos creer que podemos capturar ese libre albedrío que puede dañarnos o aquel otro que convenientemente modificado podría estar a nuestro favor.

Políticos, magnates, hombres sabios, ignorantes, niños y mayores han recurrido a la magia para determinar cómo discurrirá el azar por sus vidas y de qué forma poder revertir sus consecuencias.

PERO EL AZAR ESTÁ IMPRESO EN LA ESENCIA QUE NOS CONSTITUYE.

Presente en la consciencia del todo que nos conforma y accesible si conocemos cómo abrir la puerta que sutilmente nos lleva hasta él.

No hay mejores magos que nosotros mismos porque en la fuerza de la intención y en el poder de la vibración energética se esconde la alquimia del ser.

Sintonizar con esta afirmación equivale a tener el logro absoluto en nuestras manos. El inmenso y maravilloso despliegue de nuestra consciencia al servicio de los deseos más íntimos y poderosos.

ES NECESARIO SABER QUÉ PEDIMOS PERO SOBRE TODO CÓMO LO PEDIMOS.

Precisamos una intención definida que nos sitúe en otra dimensión no existente en nuestro presente. Un objetivo perfectamente determinado, una finalidad capaz de mantenernos alerta para que nada desvíe el propósito de su conquista.

A la meta deseable hay que ponerle la intención necesaria de que se materialice en tiempo real. Para ello necesitamos sentirnos cómo si lo tuviésemos ya con nosotros. Visualizarnos en las situaciones que nos gustaría alcanzar.

SOÑARNOS DENTRO DEL SUEÑO QUE HEMOS CREADO Y CO-CREAR, UNA Y OTRA VEZ, LA MÁGICA SENSACIÓN DE ESTAR BAJO EL UMBRAL DE LO PEDIDO.

PORQUE TODO ESTÁ DISPONIBLE PARA NOSOTROS EN EL BAZAR DE LA DESIGNIOS. ABSOLUTAMENTE TODO. FALTA QUE NOS LO CREAMOS. DE VERDAD.

Y ENTONCES PACIENTEMENTE ESPEREMOS A VERNOS PASAR DELANTE DE NUESTRA ANTIGUA EXISTENCIA CON UNA NUEVA REALIDAD A LA QUE HABREMOS DADO VIDA DESDE LA MAGIA INFINITA DE CREAR DEL DIOS QUE NOS CONSTITUYE.


miércoles, 7 de febrero de 2018

PERMITÁMONOS FALLAR Y SEAMOS DIVERTIDAMENTE IMPERFECTOS

EN LA SOCIEDAD ACTUAL, HAY UN ELEVADO NIVEL DE EXIGENCIA Y UNA OBSESIÓN POR LA PERFECCIÓN DE LA QUE PARTICIPAMOS, EN MAYOR O MENOR MEDIDA TODOS.

Perfecta alimentación, perfecta salud, perfecto rostro, perfecta silueta, perfectos movimientos, perfecta ejecución del trabajo… y ciertamente está bien aspirar a lo máximo, pero hay límites que la vida de cada uno impone que no deben servir de barreras, sino de líneas de referencia para saber hasta dónde y cómo llegar a nuestras metas.

Posiblemente, no haya que ser tan perfecto. Probablemente, no es necesario ser lo mejor entre los mejores. Tal vez, ese pódium esté ocupado pero podemos situarnos en el nuestro después de intentar llegar a lo máximo que podamos dar.

LA EXCELENCIA SE CONSIGUE EN COMPARACIÓN CON NUESTRAS POSIBILIDADES, NO CON RESPECTO A LAS DE LOS DEMÁS.

SI DESPUÉS DE INTENTARLO DESDE DENTRO, DE VERDAD, NO LOGRAMOS TODO LO QUE PRETENDÍAMOS, PERMITÁMONOS FALLAR. EQUIVOCARNOS. COMETER ERRORES. SER DIVERTIDAMENTE IMPERFECTOS.

Por eso, no finjas. No te hace falta. Ya eres lo que necesitas ser. Cuando te empeñas en aparentar, los demás se pierden a esa persona real que hay en ti que es mucho más interesante que la máscara… ¿Por qué conformarse con una copia cuando el original es mucho más apasionante?

Y ocurre que cada día, cuando llegas al trabajo, sientes que todos te piden que seas perfecto, que lo hagas todo más rápido, que seas más eficaz y no pares hasta ser el mejor… Pero mientras juegas a ser tipo duro, el mundo pierde a una persona sensible con capacidad de entender y empatizar.

Y ENTONCES ES CUANDO MIENTRAS CAMINAS A DOS PALMOS DEL SUELO PARA QUE NADIE PIENSE QUE ERES FÁCIL DE PISAR, SE TE ESCAPAN ESOS DETALLES QUE TAL VEZ NO SUMAN PARA CONSEGUIR MÉRITOS PERO QUE TE HACEN SENTIR QUE LLEGAS AL FONDO DE LAS COSAS Y LAS PERSONAS Y SUPONEN TU EXCELENCIA PERSONAL… NO TE HACE FALTA SER OTRO, LO QUE ERES ES MARAVILLOSO Y NO TIENE DESPERDICIO… Pero mientras te ocultas tras ese traje de superhéroe, todos tus valores de verdad, los que realmente cuentan para ti, se desvanecen, se pierden, se esfuman…

En realidad, nadie espera nada, no te preocupes… Tan sólo lo parece porque les dijiste que sí en demasiadas ocasiones cuando querías decir que no y les acostumbraste a que vieran a alguien que en realidad no existe. El listón que está por las nubes lo sujetas tú. La crítica más dura es la que tú te haces…

Y mientras, sigues pidiéndote más, sin freno… Como si tu necesidad de demostrar fuera un saco sin fondo… ¿Hasta cuándo?

Y con esto no quiero decir que no des, hazlo, hasta dónde sientas que quieres, pero sin machacarte ni humillarte a ti mismo. Da porque gozas dando y aportando. Da porque sueñas con lo maravilloso que es lo que construyes… No esperes que lo vean porque tal vez no saben apreciar. Da porque eso te hace sentir vivo y crees que puede ayudar a otros.

SÉ EXCELENTE PARA TI, NO PARA LOS QUE ESPERAN QUE LES SALVES DE NADA…

No busques culpables ni inventes estrategias que no sean para crecer y encontrar respuestas en ti…

Deja de ponerte metas asfixiantes, ponte objetivos que puedas amar y disfrutar, por grandes que sean, por lejos que parezcan. No importa el tamaño, importa la felicidad que te hacen sentir durante el camino… No busques sueños asequibles y grises, créalos a tu medida…

Y SOBRE TODO PERMÍTETE…… Permítete de todo. Experimenta con todo y haz estallar por los aires cualquier dogma o creencia que te agobie o te amargue. Si te hace sentir encerrado, no vale la pena. Echa de tu vida lo que no te haga vivir intensamente… Encuéntralo, acéptalo y luego abre la puerta. Suelta, no te amarres a nada. No necesitas salvavidas ni barandillas, te sujetas tú mismo.

Duda, falla, fracasa, pierde. No pasa nada. No te ve nadie más que tú.

Ya sé que pensar que no eres imprescindible asusta, pero a mí me parece maravilloso, porque eso te permite dejar de buscar una perfección insulsa y paralizante y gozar, sentir, entregarte a ser tú de verdad y amar cada instante lo que haces y vives…

NO ERES IMPRESCINDIBLE Y ESO TE DEJA FLUIR Y EXPERIMENTAR…

No eres imprescindible, pero eres extraordinario, fascinante, maravilloso… Eres lo que decidas porque ya no esperas respuestas de nadie, ya no te buscas en otros, ya no dependes de lo que crean que eres o puedes hacer… Ya no necesitas permiso para vacilar y equivocarte. No necesitas demostrar nada porque no eres ningún resultado sino un proceso apasionante… Todo lo bueno que puedes conseguir y encontrar en ti está por llegar… 

PERMÍTETE LLEGAR A TU ESENCIA Y DEJA TUS METAS SIN SENTIDO. PERMÍTETE FALLAR SI HACE FALTA PARA QUE TE DES CUENTA DE QUE NO NECESITAS SER PERFECTO NI DEMOSTRAR NADA.……PARA SER FELIZ.


martes, 6 de febrero de 2018

CUANDO NO VES LA SALIDA

CUANDO TODO ESTÁ MUY MAL, LA MENTE SE COLAPSA Y NO PUEDE PENSAR, NO VEMOS POR DONDE AVANZAR, POR DONDE SEGUIR Y BLOQUEADOS COMO ESTAMOS, SOLO NOS QUEDA DESEAR QUE TODO SE PONGA BIEN.

Una buena táctica es suponer que lo peor que puede pasarte. Te que va a pasar.

Entonces, rápidamente experimentarás una serenidad que te aliviará al instante porque habrás aceptado que de ese punto no puede pasar.

A partir de ese punto, todo lo que suceda es para mejorar la situación en que nos encontramos.

En mi experiencia, a veces en mi vida las cosas han estado muy mal, y en ese momento, me he hecho el propósito de ir paso a paso, día a día procurando no alimentar los fantasmas de mi mente, ni dejar que los temores me paralicen.

¿Qué puede pasar? ¿Que todo se derrumbe?...demos espacio al pensamiento. Abramos canales de aireación para la mente. 

RESPIREMOS PROFUNDA, LENTA Y REPETIDAMENTE. TENGAMOS EL ODIO SUJETO Y LA RABIA ENCERRADA. SEAMOS SENSATOS Y LA IRA CONTENIDA.

Muchas veces te suceden cosas que no podrías ni haber pensado nunca. A ti o a los de tu alrededor. Circunstancias que no están dentro de tus previsiones, que te descolocan y que se salen de lo que llamamos “vida normal”; luego uno piensa que en realidad, si no queremos sufrir debemos aceptar que todo es cambio continuo y que nada en la existencia es matemático ni predecible.

La sabiduría de todos los tiempos, definía con una frase que lo dice todo, estas situaciones “LAS VUELTAS QUE DA LA VIDA” y con esa frase se dejaban resueltas horas de angustiosos pensamientos que ahora nosotros no paramos de fabricar en nuestra mente.

No queremos sufrir. A nadie le gusta ser lentamente devorado por la tristeza, la angustia o el desencanto. Sin embargo, muchas veces nos metemos en el ojo del huracán sin darnos cuenta y cuando pretendemos tomar las riendas es tarde.

Lo peor es que no somos seres humanos aislados, sino que a nuestro alrededor hay otros entes vivos que se entrelazan con nuestra vida que sufren las consecuencias.

Todo lo que hacemos o decidimos, nos guste o no, siempre afecta a alguien más. Son los llamados efectos colaterales. 

POSIBLEMENTE NO SEAMOS CONSCIENTES Y SI LO SOMOS NI NOS PREOCUPE PORQUE SUPONEMOS QUE SOBRE NUESTRA VIDA SOLO DECIDIMOS NOSOTROS. Y EFECTIVAMENTE, TIENE QUE SER ASÍ, PORQUE POR MUCHO QUE ANALICEMOS Y PENSEMOS NUESTRAS DECISIONES, LOS DAÑOS COLATERALES EXISTIRÁN. 

LAS CONSECUENCIAS, SIN EMBARGO, SERÁN SIEMPRE COMPARTIDAS.

Es algo semejante a cuando conducimos. Creemos que toda la carretera está disponible para nosotros si somos capaces de dirigir bien el coche y no contravenir las normas que protegen a todos. Pero no es así. Una parte de nuestra seguridad, dependera de los demás, de lo predecible o de lo impredecible.

El factor de riesgo, es real. Puede conducir un loco o alguien con una gran dosis de alcohol o drogas; puede que al de enfrente le suceda un accidente cardiovascular o que se despiste cogiendo algo de la guantera. Puede que esté deprimido y quiera terminar con todo o tal vez demasiado eufórico y su celebración le descoloque. Nada de esto es nuestro y sin embargo, arremeterá contra nosotros.

ME GUSTA PENSAR QUE LA VIDA TIENE UN PLAN PARA CADA SER HUMANO Y QUE EN ESE PLAN YA ESTÁN CONTEMPLADAS LAS CONSECUENCIAS PARA LOS DEMÁS, PARA LOS QUE NOS RODEAN.

ESA ESPECIE DE DETERMINISMO ME DEJA, A VECES, UN POCO MÁS TRANQUILO PORQUE ES COMO NO PODER HACER NADA MÁS. SOLAMENTE DEJAR FLUIR QUE LO TENGA QUE SUCEDER, SUCEDA Y ACEPTAR LO QUE VENGA, CON SERENIDAD Y ENERGÍA PARA CAMBIAR AQUELLO QUE NO ME GUSTE.


jueves, 1 de febrero de 2018

EL LADO POSITIVO DE MIEDO


TODOS TENEMOS MIEDO A ALGO Y QUIEN DIGA LO CONTRARIO POSEE UNA PERSONALIDAD DISTORSIONADA DONDE HA PERDIDO EL PRIMIGENIO INSTINTO DE CONSERVACIÓN EN BASE A UNA MAL ENTENDIDA VALENTÍA QUE LE ENCUADRA EN OTROS PERFILES DE LA CONDUCTA HUMANA.

El miedo nos impulsa hacia la huida o hacia el enfrentamiento. La fobia congela. El miedo no. La percepción del miedo se relaciona con el cerebro más antiguo que poseemos: el reptiliano. La amígdala, encargada de administrar el cortisol (hormona del stress) es la responsable de conductas instintivas que nos protegen.

La gran mayoría de nuestros miedos proceden de la infancia. Donde se nos educaba huyendo del peligro y afianzando los miedos. Donde en numerosas ocasiones para que hiciésemos lo que los mayores querían que hiciésemos, se nos amenazaba con personajes o cosas que daban miedo.

Por eso debemos hacer un repaso a nuestra forma de reaccionar ante determinadas situaciones que nos provocan stress. Miedo a la oscuridad, a la soledad, a hablar en público, a los ruidos, a lo desconocido … y el peor de los miedos ……. el miedo a tener miedo.

LOS MIEDOS DISMINUYEN SU INFLUENCIA EN NOSOTROS SI SOMOS CAPACES DE POTENCIAR NUESTRA AUTOESTIMA, NUESTRA AUTOIMAGEN Y SOBRE TODO SABEMOS VALORAR NUESTRO PODER INTERIOR, ES DECIR SI SOMOS CONSCIENTES DE NUESTROS DONES, TALENTOS Y VIRTUDES.

Nos consideramos mucho menos capaces de lo que somos para todo. Solamente tiene que llegar a nuestra vida una situación que nos obligue a hacer frente a lo que nunca creímos posible en nosotros y nos daremos cuenta que hay otro yo en nuestro interior, fuerte y poderoso capaz de darnos una lección.

A veces, lo mejor es dejar que el miedo se manifieste y estar a solas con él. Mirarle a la cara, dialogar sobre cómo quiere atarnos a la angustia, pedirle que nos acompañe mientras le preparamos la salida. Y ver que no ha pasado nada. Que todo sigue igual. Que nosotros podemos pasar por lo que otras personas pasan. Que nadie es más que nadie, ni menos. Y sobre todo, darle un espacio amplio y libre donde podamos ver que no existe el miedo, sino nosotros mismos creándole y alimentándolo.

TODO ESTÁ EN LA MENTE. FUERA SOLO ESTÁ LA REALIDAD, QUE ES LA MISMA CON MIEDO O SIN ÉL.

Quédate a solas con tu miedo. Mantén una conversación con él. Descubre que no es otro más que tú mismo con ganas de que alguien venga en tu rescate. Ese alguien lo tienes cerca: el adulto que hay en ti está para dar la mano al niño que lo padece. 

CONVIERTE EL MIEDO EN UNA SEÑAL DE ALARMA QUE LE SIRVA A TU MENTE PARA NO ADENTRARSE EN LOS TERRENOS PANTANOSOS DEL INCONSCIENTE.

AL FINAL, EL MIEDO COMO TODO LO QUE FORMA PARTE DE NUESTRA VIDA, SOLO DEPENDE DE NOSOTROS QUE SE CONVIERTA EN ALGO POSITIVO O TODO LO CONTRARIO.