C.E.

C.E.
....

jueves, 18 de enero de 2018

COMO VEMOS LAS COSAS A TRAVÉS DE LA EDAD


UNO SIEMPRE SE CREE JOVEN. SE SIENTE ASÍ PORQUE EL TIEMPO VA PASANDO PERO TÚ ERES EL MISMO DENTRO DE TI, CON OTRAS EXPERIENCIAS, CON ADAPTACIONES A LAS CIRCUNSTANCIAS, CON PROBLEMAS SUPERADOS, CON FRACASOS NO ASUMIDOS, CON MÁS EDAD Y LA MISMA ALMA.

Si miramos atrás, muy pronto nos encontramos opinando sobre las generaciones que nos preceden. Incluso siendo jóvenes se escuchan comentarios con respecto a los niños adolescentes que llegan detrás.

Es como si la vida solamente corriese con nosotros. Nuestra percepción del mundo nos sigue como una sombra. Para el tiempo nuestro seguimos estando bien, pensando correctamente y actuando dentro de nuestros parámetros con acierto. 

LUEGO, NOS VAMOS DANDO CUENTA QUE EN NUESTRO PUNTO DE EDAD SE SITÚA TAMBIÉN NUESTRO PUNTO DE MIRA. NUESTRA FORMA DE PERCIBIR LAS COSAS Y NUESTRA FORMA DE SENTIR.

Cada día mejor, entendemos que la edad y sus consecuencias dependen, en gran medida, de nuestra forma de enfocarnos en el mundo, de dónde ponemos nuestra atención y de la manera en que vivimos en un presente activo dejando congelado el pasado en lo inamovible de su presencia.

Estamos en la cultura del “CUIDADO” y es que hemos llegado a la conclusión de que ese cuidado que se buscaba antes en una pareja, en un familiar o en una amistad, hoy es nuestra responsabilidad y debemos de procurárnoslo nosotros mismos, es una responsabilidad más de nuestro futuro.

El sufrimiento está en las expectativas. En aquello que yo espero del otro y en si lo que me da se ajusta a lo que yo deseaba o no. Por eso, lo mejor es hacer un pacto con uno mismo y jurarnos amor eterno. Ser autodependientes.

Cierto es que una de las sensaciones más bonitas que podemos experimentar es precisamente la ternura de quien nos cuida. Eso mismo nos enlaza al recuerdo de la madre. A su incondicional forma de reiterar esa atención que siempre se centraba en nuestro bienestar.

AHORA, EN ESTE PUNTO DE LA EDAD QUE TRANSITAMOS, SABEMOS QUE SOMOS NOSOTROS MISMOS LOS QUE DEBEMOS ENCAMINARNOS HACIA LA CONQUISTA DE LO MEJOR PARA CADA CUAL; DE AQUELLO QUE NOS DE SERENIDAD, QUE NOS ALIENTE A SEGUIR O QUE ENCIENDA UNA LUZ EN EL INTERIOR QUE ILUMINE NUESTRO CORAZÓN Y DE CALIDEZ A NUESTRA MIRADA

Debemos alargar nuestros brazos para abrazarnos cada día ya que tengamos personas amorosas, cercanas o no, si logramos enfocarnos en nuestra felicidad seremos capaces de compartirla.

EN CADA MOMENTO, LA EDAD QUE TENEMOS ES ÚNICA Y POR ELLO IRREPETIBLE; DIGNA DE RENDIRLE NUESTROS MEJORES HALAGOS CON NUESTRAS MEJORES GALAS. ESTAMOS BIEN. TODO ESTÁ BIEN. SIN DUDA. TODO EN EL PUNTO QUE DEBE ESTAR.

IGUAL QUE TODO EN ESTA VIDA, NOS GUSTE O NO CADA UNO TIENE LA EDAD QUE SE MERECE ………………..


1 comentario:

  1. Avanzar y sentir, eso es lo importante. Gracias por compartir experiencias.

    ResponderEliminar