C.E.

C.E.
....

miércoles, 11 de octubre de 2017

CADA UNO DEBE DIRIGIR SU VIDA

ES BUENO MARCARSE CONSEGUIR UN LOGRO, UN OBJETIVO CADA DÍA, NO HABLAMOS DE LOS GRANDES LOGROS QUE REQUIEREN TIEMPO, TRABAJO Y ESFUERZO, HABLAMOS DE ESOS PEQUEÑOS LOGROS DIARIOS QUE NOS FORTALECEN LA CONFIANZA EN NOSOTROS MISMOS. NOS PARECE QUIZÁS LEJANO, IMPOSIBLE Y HASTA DEMASIADO. PERO TENEMOS TODO LO NECESARIO PARA LOGRARLO.

El logro más definitivo y reconfortante podemos tenerlo con nosotros mismos. Con esas pequeñas metas que nos hayamos propuesto como motor de cambio. Con nuestros hábitos inadecuados, con nuestras adicciones emocionales, con el proceder en el día a día que a veces se manifiesta tan proclive en demostrarnos que volveremos a caer. 

Nuestros logros deben ser personales. Batallas ganadas con esfuerzo donde avancemos un poco más. Triunfos que apenas nadie note pero que nosotros podamos escuchar desde el corazón con sabor a victoria. 

Las contiendas más difíciles están dentro de cada cual. Dominar la voluntad no es fácil. Las fuerzas que tiran de nuestros deseos y de nuestra vehemente inercia para actuar y ser de una forma determinada no están quietos. Pugnan por vencer, una y otra vez.

Hay que estar seguros y tener claro de que decir NO es sencillo, que todo está en nuestra mente y que apartarnos por un momento de lo que nos atenaza y atormenta, que no nos deja ser nosotros mismos, puede significar una victoria tan importante como necesaria.

UNO DEBE TRIUNFAR SOBRE SU DESGANA, SOBRE EL TEDIO DE COMENZAR UN NUEVO DÍA, SOBRE SUS MIEDOS Y FLAQUEZAS, SOBRE SU ESCASA VOLUNTAD PARA SONREÍR, SOBRE SU INCAPACIDAD PARA MARCARSE OBJETIVOS, SOBRE SU DEBILIDAD PARA NEGARSE A LO QUE NO QUIERE, SOBRE SU BAJA AUTOESTIMA, SOBRE SU FALTA DE SEGURIDAD…SOBRE TANTOS Y TANTOS ASPECTOS A LOS DE DEBEMOS ECHAR UN PULSO.

Diariamente, hemos de conquistar, trocito a trocito…peldaño a peldaño…no importa cuánto tardemos ni el espacio que avancemos. Solamente hay que tener en cuenta nuestro triunfo sobre nosotros mismos. Ese que nos dará la seguridad de creer cada vez más en nuestra grandeza y sobre todo el que nos permitirá no depender de otras manos que manejen nuestro poder.

NUESTRA VIDA COMO SU PROPIO NOMBRE INDICA ES “NUESTRA” POR LO TANTO ES LÓGICO QUE SEAMOS NOSOTROS QUIEN LA MANEJEMOS, QUIENES TOMEMOS NUESTRAS PROPIAS DECISIONES, QUIENES MANEJEMOS EL TIMÓN QUE NOS LLEVARA AL PUERTO QUE DESEEMOS. 

LES ANIMO A QUE DIRIJAN SU VIDA, PORQUE DIRIGIR LA DE OTROS APARTE DE NO SER POSIBLE ES MUY CANSADO, SINO LO HACEN, LUEGO NO PODRÁN PROTESTAR POR NO ESTAR DONDE QUIEREN ESTAR.


No hay comentarios:

Publicar un comentario