C.E.

C.E.
....

jueves, 15 de junio de 2017

DESARROLLAR LA ATENCIÓN OTRA DE LAS CLAVES DE LA VIDA

ES MÁS HABITUAL DE LO NORMAL EN EL SER HUMANO ANTE CUALQUIER SITUACIÓN QUE LA VIDA LE PONGA DELANTE, ACTUÉ POR IMPULSOS NO PENSANDO LO QUE DEBE HACER, REACCIONE EN VEZ RESPONDER, OIGA EN VEZ DE ESCUCHAR Y HABLE ANTES DE QUE EL OTRO ACABE SU EXPOSICIÓN.

Si queremos mejorar las relaciones con los demás, puesto que es un pilar fundamental de nuestra personalidad, simplemente debemos DESARROLLAR EL HABITO DE LA ATENCIÓN, estar atentos a todo lo que ocurre a nuestro alrededor, estar atentos a cada detalle, a las expresiones que utilizan cuando se dirigen a nosotros, al lenguaje corporal y a las numerosas formas de comunicar que nos envían mensajes sin palabras.

La atención no solamente depende de la visión, los otros cuatro sentidos, son igual de importantes en el aporte de la información que necesitamos en cada momento para que nuestras decisiones sean las correctas. Los cinco sentidos nos aportan información exterior.

La información interior nos la da la intuición que cada uno es capaz de desarrollar, (recordemos que la intuición es la inteligencia no razonada) sumado a lo que el corazón nos dice en cada situación, cerrando así el ciclo de la información necesaria, que nos aportara los parámetros necesarios para la resolución de aquello que nos toque hacer frente.

Dejar que los rumores lleguen a ti, pero no prestarles atención ya que los rumores es uno de los mayores ruidos que nuestra mente soporta, impidiéndonos pensar y actuar correctamente, no les prestemos atención y se irán igual que han venido.

CONVIENE RECORDAR QUE TODO A LO QUE PRESTAMOS ATENCIÓN LO HACEMOS MÁS FUERTE, POR ESO SOLO DEBEMOS PRESTAR ATENCIÓN A LO QUE ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. 

Aunque pasemos de puntillas por la vida de los demás, es imposible no saber quién tenemos al lado si les prestamos la atención suficiente.

Hay personas muy difíciles de conocer porque parecen transparentes pero son opacas y resbaladizas. Entonces aplicamos la atención silenciosa. Es decir tomamos distancia y vemos la escena completa.

No somos dueños de nadie. Cada cual actúa como quiere, como puede o como le dejan, pero sea cual sea la forma de actuar, tomemos conciencia asumiendo que nuestras decisiones tiene consecuencias. Si vamos por un camino, no podremos pasar por otro, ni llegaremos al mismo lugar. Todo no se puede tener. Por ese motivo es tan necesario desarrollar la atención, el habito de estar atentos, de forma relajada, pero constante.

EN LA RELACIÓN CON LOS DEMÁS TENEMOS QUE TENER MUY CLARO QUE SIEMPRE DEBEMOS ACEPTAR AL OTRO. CON SUS DEFECTOS Y CON SUS VIRTUDES. SIN PERDER NUNCA LA REFERENCIA QUE EN ESA ACEPTACIÓN NO VA IMPLÍCITA UNA INTERRELACIÓN.

Todo este proceso es realmente importante porque dará como resultado que solo pondremos a personas o cosas que sumen en nuestra vida, evitando todo aquello que nos reste.

En los peores momentos, siempre nos tenemos a nosotros mismos. Cuando nos abrimos a una situación nueva, a un cambio, es una semilla que plantamos dentro de nosotros y lentamente va agrandándose en el corazón; añadiendo pétalos, engrosando su corola, dando luz con su color.

La vida es movimiento. Lo que nace, desde que nace, comienza a morir. Todo cambia. Si nos aferramos a situaciones que pretendemos vivir siempre igual, estamos condenados a sufrir sin remedio. Nada es igual de un día para otro. De un momento para el siguiente. Las personas cambiamos pero nos olvidamos de comunicárselo a los demás, por eso los mal entendidos se dan con demasiada frecuencia.

Ahí, en medio de nuestra lucha diaria aparece, de pronto, un sentimiento, una emoción que nos protege. Un rayo de sol que hacemos nuestro… y la vida se suaviza, se hace blanda y fácil. Entonces estamos en la mejor disposición para sentir y vivir plenamente cada instante porque no esperaremos nada, solamente lo que suceda.

LA CLAVE ES SENCILLA, NOSOTROS SOMOS LOS QUE TENEMOS QUE HACER QUE LAS COSAS QUE NECESITAMOS SUCEDAN, ESPERAR QUE SUCEDAN SIN HACER NADA SOLO MUESTRA NUESTRAS CARENCIAS, NUESTROS MIEDOS Y NUESTRAS INDECISIONES.

DESARROLLAR LA ATENCIÓN Y LLEVARLA A LA PRÁCTICA, NOS DARÁ LA TRANQUILIDAD Y LA SEGURIDAD DE SABER SIEMPRE EL LUGAR DONDE DEBEMOS SITUARNOS EN LA VIDA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario