C.E.

C.E.

lunes, 29 de mayo de 2017

NUESTROS SECRETOS MÁS PROFUNDOS (LO QUE NADIE SABRÁ NUNCA)

TODOS TENEMOS SECRETOS DENTRO DE NOSOTROS QUE NADIE SABRÁ NUNCA, NO EXISTEN PARA NADIE SOLO PARA NOSOTROS Y HABITAN EN LO MÁS PROFUNDO DE NUESTRA PERSONALIDAD.

Pequeñas o grandes travesuras, aventuras descabelladas, situaciones inimaginables, momentos incontables y un sinfín de callados sentimientos que de ser transparentes no dejarían a nadie indiferente. 

Esos secretos se siguen acumulando, día a día sin que apenas seamos consciente de ello, sino basta con que piensen en sus seres queridos, en los más cercanos aquellos que amamos. Cuántas cosas les diríamos que no nos atrevemos y cuántas intuimos sin poder mostrar lo que pensamos.

Lo que nadie sabrá nunca es lo que con más placer se saborea. Lo que queda en lo más oculto de la memoria. Lo que ha hecho saltar chispas al corazón o aquello que nos lo ha encogido el alma por largo tiempo.

Lo que nadie sabrá nunca en ocasiones nos atormenta, otras, nos adornan los recuerdos que por ser tan nuestros e irrepetibles, nos dejan un agradable dulzor durante toda la vida.

LO QUE NADIE SABRÁ NUNCA HACE QUE HAYA MERECIDO LA PENA VIVIR, EN EL EXTREMO DE LO POSIBLE, AL FILO DE LO MEJORABLE, EN MEDIO DE LO IMPRACTICABLE Y EN EL ABISMO DE LO INCONTABLE.

Uno mira dentro. Vuelve la vista atrás y saborea con gusto lo que fue, deseando que lo que nos queda por ser siga la misma trayectoria y que nos siga sumando alegría a nuestra vida.

Pero ya sabemos que en la vida no todo es alegría y cuando uno vuelve la vista atrás yo creo que lo peor que podemos sentir es la sensación de lo no vivido y de no haber logrado lo deseado. Ese tiempo de otros que deseábamos fuese nuestro e incomprensiblemente lo dejamos pasar. Todo aquello que recordamos ahora con tristeza por habernos quedado inmóviles, cuando debimos tomar la decisión de actuar.

Aún estamos a tiempo, evidentemente no con el tiempo pasado, sino con el que queda por vivir.

LA CLAVE EN EL AQUÍ Y EN ÉL AHORA ES SENTIRNOS BIEN, NO DEJAR PASAR EL MOMENTO MÁGICO POR IR PEGADOS DE LA MANO DEL MIEDO, ESE MIEDO QUE NOS HACE DECIR “NO” A LO QUE SENTIMOS QUE ES LO MEJOR PARA NOSOTROS Y ENCONTRARNOS SIENDO OTROS. 

SEAMOS LOS QUE SIEMPRE HEMOS QUERIDO SER, HACIENDO LO QUE MÁS NOS GUSTA HACER. DÉMONOS ESE REGALO. MERECEMOS SABOREAR PUÑADITOS DE GLORIA EN ESTA EXISTENCIA QUE A VECES ES TAN DURA.

NO LO PIENSES MÁS. HAZLO. PORQUE SI NO CUANDO VUELVAS A MIRAR DENTRO DE TI, LO ÚNICO QUE VERAS ES EL MISMO DÍA REPETIDO TODOS LOS DÍAS DE TU VIDA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario