C.E.

C.E.

sábado, 1 de abril de 2017

LE PIDO PERDÓN A LA VIDA (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

EN LA VIDA DE TODO SER HUMANO HAY MOMENTOS DONDE NECESITA HACER UNA REVISIÓN PROFUNDA DE LO REALIZADO, UNA INTROSPECCIÓN PARA COLOCAR EN EL SITIO QUE LE CORRESPONDE A CADA PERSONA Y CADA EXPERIENCIA.

Y en eso estamos, ahora que me quedan menos años por vivir que los que ya he vivido es necesario para esa paz interior que todo esté en el sitio que le corresponde.

Y haciendo un repaso intenso a mí vida me he dado cuenta que precisamente a la vida la tengo que pedir perdón por muchas cosas:

QUE LA VIDA ME PERDONE LAS VECES QUE NO LA VIVÍ. Que me perdone los momentos en los que el miedo se adueñó de mí. Que me perdone aquellos pasos que no seguí por no desviarme de mi camino, llano y seguro, por no desviarme de aquello que ya conocía, por miedo a sentir dolor.

QUE LA VIDA ME PERDONE POR TODO LO QUE HE DEJADO DE HACER. Por todo el tiempo perdido por temor a salir de mi zona de confort. Que la vida me perdone por dejar de ser yo mismo en muchos momentos al recorrer el camino por otros recorrido en vez de buscar mi propio camino.

QUE LA VIDA ME PERDONE POR MIRAR CONTINUAMENTE AL PASADO y recordar todo aquello en lo que me había equivocado. Y que también me perdone cuando miraba al futuro preguntándome por todo aquello que con otras decisiones en la vida yo podía haber sido.

Porque comprendí que nada de lo pasado se puede cambiar y que el futuro que desee, lo tengo que sembrar en mi presente.

En estos momentos que soy consciente de ello le pido a la vida me de fuerzas para integrar todo el conocimiento que de los errores se desprende.

No pretendo encadenarme a los recuerdos de aquello que ya he vivido. No pretendo sufrir sin sentido, y aunque sé que la vida no es precisamente un camino de rosas, lo que pretendo es no volver a equivocarme siempre con lo mismo.

Me he propuesto sonreír y fluir con lo que me vaya llegando, dándole solución en el momento que llegue y no sufrir antes de tiempo. Pretendo luchar por mis sueños hasta que uno a uno se vayan convirtiendo en realidad. Pretendo hacer las cosas a mi manera como yo sienta que debo hacerlas y no como los demás esperan que las haga y de ahora en adelante la opinión que me interesa es la que yo tenga de mismo, pues nadie me conoce mejor que yo

SIMPLEMENTE VOY A VIVIR EL MUCHO O POCO TIEMPO QUE ME QUEDE, PONIENDO EN MI VIDA SOLAMENTE AQUELLO QUE SUME ELIMINANDO TODO AQUELLO QUE RESTE, PORQUE LA ÚNICA FORMA DE HACER FELIZ A QUIENES ESTÁN CERCA DE MI ES ESTANDO YO SITUADO EN ESA FELICIDAD.

Y LO VOY HACER SIN IMPORTARME EL CÓMO, EL CUÁNDO, EL DÓNDE, NI EL CON QUIÉN.

Mirar hacia delante y a brillar con luz propia. Sin dejar que me afecten los problemas de los demás y se metan en mi mente como si fueran propios. Eso si ayudando a quien lo necesite y lo pida, sin miedo ante lo que aún no conozco, simplemente caminar hacia delante y aprender poco a poco.

Pero, ante todo, que la vida me perdone por el tiempo que he desperdiciado mirándome al ombligo, preguntándome si todo podía cambiar, pero sin hacer nada para favorecer ese cambio y poder realizar mi proyecto de vida. Y por eso, le pido a la vida que me perdone y me dé tiempo para que ahora que entiendo todo esto, pueda hacer todo lo que quiero y me queda aún por hacer.

Ahora he comprendido que solo si yo actúo, las cosas cambian en cualquier sentido. Puede ser bueno o malo, según tome las decisiones acertadas o no, pero quedarse donde estás por miedo a lo desconocido no ayuda a conseguir las metas u objetivos que uno se ha marcado.

CONCLUSIÓN

No es más sabio el que menos sufre, sino el que no se rinde a pesar de lo sufrido. El que se mueve buscando un nuevo sentido a su vida. El que, aunque tiene miedo no duda en vencerlo para lograr conseguir una nueva vida. El que sabe que, si no te mueves caducas, y si caducas te arrepentirás de no haberte movido.

Sé valiente y vive. Sé valiente y salta, corre, lucha, ríe y llora. Sé valiente ante el mundo porque para eso has nacido. Sé tú y no le tengas que pedir perdón a tu vida. Porque aquello que no hayas vivido no vuelve a ti. Se tu quien elige vivir tu vida como tu deseas.

POR ESO DESPUÉS DE REALIZAR ESTE TRABAJO DE REFLEXIÓN Y COLOCAR TODO EN SU SITIO, SOLO PIDO UNA COSA: QUE LA VIDA ME PERDONE Y ME DÉ TIEMPO PARA HACER TODO LO QUE AÚN ME FALTA POR HACER…...QUE ES MUCHO.

hoy reconozco que el articulo que he compartido es intimista, hablo de mi, espero no haberles aburrido y les dejo una canción con la cual me siento totalmente identificado, gracias.


 La versión musical también la comparto es simplemente magnifica



No hay comentarios:

Publicar un comentario