C.E.

C.E.
....

sábado, 8 de abril de 2017

CUANDO SE NOS ENFRÍA EL ALMA…..LA SOLEDAD EMOCIONAL (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

 “NADIE ESTÁ MÁS SOLO QUE AQUEL QUE VIVE ALEJADO DE SÍ MISMO” 

El alejamiento de uno mismo se produce cuando no hacemos el proyecto de vida que decidimos hacer. Viviendo una vida que no queremos vivir y haciendo lo que no queremos hacer.

Cuando hablamos de soledad estamos definiendo el estado físico de la unidad. No estar con nadie, que nadie esté ahí contigo, en ese momento.

PERO POR EXPERIENCIA, SABEMOS QUE LA PEOR SOLEDAD NO ES LA QUE NOS PERMITE TENER MÁS ESPACIO ALREDEDOR, SINO LA SENSACIÓN DE QUE NO ESTÁS CONECTADO CON EL RESTO, QUE NO TIENES NADA EN COMÚN, QUE LO QUE DICES SUENA CON UN PROFUNDO ECO QUE NADIE RECOGE O QUE LO QUE ESCUCHAS NO TE INTERESA EN ABSOLUTO.

Y los últimos estudios sociológicos, revelan, que cada vez son mayor el número de personas que sienten este tipo de soledad, llegando a pensar que no pertenecen a este tiempo, sencillamente sienten que se adelantaron al nacer y debieron nacer en un futuro más lejano.

Estar solo no significa ser un fracasado o estar vacío. Uno puede estar solo pero lleno. Lleno de objetivos por cumplir, deseos que impulsa a la acción o simplemente lleno de silencio.

LA SOLEDAD AFECTIVA ES AQUELLA EN LA QUE SENTIMOS FRÍO EN EL ALMA Y TRISTEZA EN EL CORAZÓN, AQUELLA EN LA QUE PARECE QUE NUESTRAS INQUIETUDES NO SON LAS DE NADIE O EN LA QUE NO ENCONTRAMOS LA SINTONÍA CON EL RESTO QUE NOS ACOMPAÑAN EN EL DÍA A DÍA.

Nos sentimos atrapados dentro de nosotros mismos, en vez de experimentar serenidad y apertura, buscamos en nuestro vacío emocional, unos ojos a los que mirar o unas manos a las que agarrarnos.

La soledad afectiva o emocional tiene una raíz principal y no es otra que no estar bien con uno mismo, no manejar uno su vida, no amarse lo suficiente y sobre todo no preocuparse uno mismo por su propia felicidad.

Como sabemos que padecemos soledad afectica emocional, muy sencillo basta con observarnos cuando estamos solos y si cuando usted está solo/a no está a gusto, significa que no está en buena compañía, cuando eso ocurra, hay que meditar urgentemente los motivos e inmediatamente empezar a buscar soluciones.

La soledad afectiva emocional empieza a resolverse cuando uno se enamora de sí mismo; entonces firma un compromiso interno de solidaridad perpetuo donde el respeto y el cuidado están asegurados y sobre todo, donde se abre una puerta hacia dentro que siempre nos da paso a la felicidad.

Una vez que estamos bien con nosotros y encantados de conocernos, podemos dejar que otros empiecen la aventura de saber quién y cómo somos.

REFLEXIÓN FINAL

“SI NO SABEMOS MANEJAR LA SOLEDAD, SI NO ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A ELLA O SI LE TEMEMOS, SEREMOS PERSONAS VULNERABLES EN EL AMOR, PREDISPUESTOS A PADECER CON MÁS INTENSIDAD EL DOLOR DE UNA SEPARACIÓN, DE UNA INFIDELIDAD O DE UN RECHAZO AFECTIVO DE NUESTROS SERES QUERIDOS.

APRENDER A VIVIR CON LA SOLEDAD NO QUIERE DECIR QUE DEBAS SER UNA PERSONA AISLADA O QUE DEBAS ESTAR SIEMPRE SOLTERO/A, POR EL CONTRARIO, SERÁS UNA PERSONA FUERTEMENTE SOCIABLE Y CON LA CAPACIDAD DE LLEVAR RELACIONES SENTIMENTALES PLENAS Y SANAS, PERO BLINDADA Y PREPARADA PARA AFRONTAR MOMENTOS DE SOLEDAD.”


No hay comentarios:

Publicar un comentario