C.E.

C.E.

martes, 28 de febrero de 2017

LOS PROBLEMAS ESTÁN PARA RESOLVERSE, NO PARA ACUMULARSE

DECÍA SENECA QUE: “SUFRIR ANTES DE TIEMPO ES SUFRIR DOS VECES”.

Sabemos que el ser humano se preocupa por cosas que en la gran mayoría de los casos, no le van a suceder. Que es muy dado a “ponerse la venda antes de la herida”.

EL HECHO DE PENSAR QUE TE VA A OCURRIR ALGO, GENERA UNA ENERGÍA, QUE EN NUMEROSAS OCASIONES ES LA RESPONSABLE DE QUE NOS OCURRA LO QUE NOS OCURRE, QUE NO TENÍA POR QUÉ HABER OCURRIDO.

Contra más pensamos y le damos vuelta a un problema, más fuerte le hacemos y más le ayudamos a crecer.

Muchas veces, resistirnos a un conflicto o un problema, darle vueltas sin desengancharnos de él, solamente hace que éste se perpetúe y que bloquee nuestra capacidad de resolución. Levantamos un muro para aislarlo, sin darnos cuenta que dentro de ese muro somos nosotros los que quedamos atrapados en él.

Las preocupaciones son una carga muy pesada. Que no se sabe muy bien el porque la llevamos a cuestas, durante tanto tiempo, tanto que llega un momento que no somos conscientes que las seguimos llevando sobre nuestra espalda.

Nuestra mente es un espacio que se expande o se encoge. Cuando no le damos suficiente espacio a los problemas, éstos lo invaden todo y ejercen una presión demoledora sobre nuestra vida.

LAS PREOCUPACIONES OCUPAN UN GRAN ESPACIO EN NUESTRA MENTE, NOS ABSORBEN UNA GRAN CANTIDAD DE ENERGÍA Y NOS HACEN SENTIRNOS CANSADOS.

Además corremos el riesgo de que con el paso del tiempo, nos acostumbramos a vivir con ellas van tomando nuestra forma, se van suavizando y se amoldan a nuestro paso.

Y así sin darnos cuenta vamos añadiendo problemas a nuestra espalda sin solucionar los anteriores, por lo tanto cada vez nos pesarán más y llegara un momento como ocurre en numerosas ocasiones en nuestra vida, que los problemas nos controlaran a nosotros en vez de ser nosotros quienes controlemos nuestros problemas.

A MODO DE CONCLUSIÓN

Los problemas o conflictos que van sucediéndonos en la vida, están para solucionarles no para acumularlos y solo hay una forma de solución “ENFRENTARLOS”.

Por eso los expertos nos dicen “PROBLEMA ENFRENTADO, PROBLEMA RESUELTO”.

Aunque la solución total tarde un tiempo, nuestra mente ya no lo considera un problema, puesto que ya le hemos dado solución.

ASÍ QUE YO LES ANIMO QUE A PARTIR DE HOY NO ACUMULEN PROBLEMAS, ENFRÉNTENLOS SEGÚN LES VAYAN LLEGANDO Y SU VIDA GANARA EN PAZ ARMONÍA Y BIENESTAR.


No hay comentarios:

Publicar un comentario