C.E.

C.E.
....

sábado, 21 de enero de 2017

MIRARSE DESDE FUERA UNA BUENA FORMA PARA COMPRENDERNOS MEJOR (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

A LO LARGO DE NUESTRA VIDA, TODOS PASAMOS POR ETAPAS COMPLICADAS, POR MOMENTOS DIFÍCILES, POR SITUACIONES QUE PARECE QUE NO CESAN EN SU EMPEÑO POR PONERNOS FRENTE A UNA SERIE DE ERRORES CONTINUADOS Y POR LO QUE CONSIDERAMOS ALGUNA QUE OTRA DESGRACIA.

En esos casos, cuando nos enredamos en el dolor sin encontrar salida y nada nos alivia, es en realidad cuando podemos probar una técnica muy útil que suele darnos las respuestas que necesitamos.

No es nuevo, está recomendado con excelentes resultados, por diferentes profesionales de las diferentes áreas dedicadas a la salud emocional y el bienestar.

Se trata de salirnos de la escena que protagonizamos. De tomar distancia y mirar desde fuera. Vernos actuando, diciendo, manejando dificultosamente las emociones más complejas. La ira, la tristeza, el rencor, la envidia… y tantas otras que nos llenan de malas sensaciones, malos pensamientos, desazón, desesperanza y nos incapacitan para avanzar y vivir serenamente en paz con nosotros mismos.

ES UNA TÉCNICA HABITUAL DE P.N.L. (PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA), la de hacer vivir el conflicto imaginariamente a otra persona y nosotros observar todo lo que ocurre, para poder evaluar con mayor objetividad, nuestro conflicto.

Cuando logramos vernos “como si” fuésemos otros, entonces empieza a surgir una emoción muy interesante y sorprendente, entonces comenzamos a comprender el papel que jugamos en nuestra propia vida y en la de las personas que nos acompañan en esta maravillosa experiencia que llamamos vivir, entonces, y sólo entonces, surge la comprensión y aceptación, de nosotros mismos y de los demás.

SER ESPECTADOR DE NUESTROS PROCESOS Y CONFLICTOS NOS PROPORCIONA UNA VISIÓN DE CALIDAD. Nos permite encontrar las respuestas que metidos en bucle del desánimo y el pesimismo no encontraremos nunca.

No hace falta elucubrar, ni emplear el razonamiento ni la lógica a cada instante; eso no ayuda, todo lo contrario. No hay que hacer nada. Solamente observar. Observarte.

Y DEJA QUE TU CORAZÓN Y TU RAZÓN GUÍEN TU INTUICIÓN. EN SILENCIO Y MIRANDO HACIA TU INTERIOR.

ENTONCES SENTIRÁS QUE ALGO CAMBIA EN TU PERCEPCIÓN, VERAS LO MISMO, PERO CON OTRO NIVEL DE COMPRENSIÓN MUCHO MÁS PROFUNDO QUE VA MUCHO MÁS ALLÁ DE LA MERA COMPRENSIÓN RACIONAL. 

INTÉNTALO, NO TIENES NADA QUE PERDER Y MUCHO QUE GANAR, UNA MAYOR COMPRENSIÓN DE TI MISMO Y TU VIDA, ALGO FUNDAMENTAL, PARA TRANSITAR CON EL ALMA LLENA DE ARMONÍA Y FELICIDAD.


No hay comentarios:

Publicar un comentario