C.E.

C.E.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

QUERERSE MÁS UNO MISMO UN BUEN PROPÓSITO PARA EL 2017 (reflexión para el nuevo año)

Siempre que acaba un año, nos gusta hacer balance de cómo nos ha ido y depositar un montón de buenas expectativas en el que vamos a recibir, por eso el ser humano es muy dado cuando comienza un año nuevo, a marcarse un propósito y yo me uno a la mayoría proponiéndoles uno: 

“QUERERNOS MÁS A NOSOTROS MISMOS”. 

Expliquemos los motivos fundamentales que son dos:

1.- NADIE PUEDE DAR LO QUE NO TIENE

La mejor forma que tenemos de querer a los demás es empezar a querernos nosotros mismos, es evidente que contra más nos queramos y respetemos más querremos y respetaremos a los demás. Porque malamente podemos dar a nadie algo que no tengamos.

Lo dice el refranero castellano que es un compendio de sabiduría “la caridad bien entendida empieza por uno mismo”.

Es decir la mejor forma que tenemos de dar lo mejor de nosotros mismos en cualquier ocasión es estar bien en nuestro interior, para luego poder proyectarlo en el exterior.

2.- LA MAYOR FELICIDAD ES HACER FELICES A LOS DEMÁS

Y eso solo podremos hacerlo si nosotros estamos felices y volvemos al punto primero para estar uno feliz consigo mismo es necesario estar en armonía y en paz dentro de nosotros, lo que nos llevara a querernos.

Y quiero rescatar de todos los artículos que he escrito y publicado este año, el más entrañable y el que más me ha llenado como ejemplo de lo que estamos tratando, para quienes lo leyeron recordárselo y para quienes no lo han leído que tengan la oportunidad de hacerlo.

ESTOY EMPEZANDO A SOSPECHAR QUE EL AMOR DE MI VIDA SOY YO

EL AMOR DE MI VIDA SOY YO. Y DECIRLO EN VOZ ALTA NO ES NINGÚN ACTO DE EGOÍSMO NI DE SOBERBIA, es una reflexión que todos deberíamos interiorizar cada día como quien empieza sus mañanas con una buena taza de café.

NO ES EGOÍSTA QUIEN SE ATIENDE, QUIEN RESUELVE SUS MIEDOS, QUIEN SANA SUS HERIDAS, QUIEN DEJA ATRÁS LO QUE LE HIZO DAÑO PARA AFRONTAR EL MAÑANA CON OPTIMISMO Y RESISTENCIA. PORQUE SI YO ESTOY BIEN, SERÉ CAPAZ DE DAR LO MEJOR DE MÍ MISMO A LOS DEMÁS. SERÉ CAPAZ DE SER FELIZ Y OFRECER FELICIDAD.

NO NECESITO SER MEJOR QUE NADIE, NO NECESITO TENER LO QUE TÚ TIENES. ME BASTA Y ME SOBRA CON SER YO MISMO, CON SER EL AMOR DE MI VIDA PARA OFRECERTE LO MEJOR QUE HABITA EN MI ALMA TRANQUILA, EN MI CORAZÓN SERENO CARENTE DE ODIOS NI RENCORES.

Aunque nos sorprenda, no resulta fácil llegar a este estado donde uno es capaz de amarse a sí mismo en plenitud y sin limitaciones. De algún modo, estamos casi acostumbrados a priorizar no sólo las necesidades de otros, sino que muchas veces, nos “apegamos” a cosas como si fueran nuestra única identidad: un trabajo, una casa, el dinero…

Hay muchas dimensiones que van cubriéndonos capa tras capa con una coraza donde poco a poco, perdemos esa esencia que es el amor por uno mismo.

Porque nunca debemos olvidar que si tú estás bien, el mundo va bien. Si tus pensamientos, si tus emociones no vibran con esa armonía interna que es el respeto por uno mismo, tu realidad estará distorsionada.

Hoy en este artículo te invito a reflexionar sobre ello.

LO HABÍA OLVIDADO: EL AMOR DE MI VIDA SOY YO

Puede que en algún momento llegarás a olvidar que el amor de tu vida eras tú, porque priorizaste demasiado a otras personas. O puede también, que nunca lo supieras, que ya desde tu infancia proyectaran sobre ti una inseguridad y unos valores donde nunca se te priorizó como persona.

SIEMPRE LLEGA UN MOMENTO EN QUE NECESITAMOS DESPRENDERNOS DE COSAS, DE PERSONAS, DE SITUACIONES… ALGUNOS LO LLAMARÁN EGOÍSMO, PERO YO LO LLAMO AMOR PROPIO.

TENER AMOR PROPIO NO ES ALGO QUE SE ENSEÑE EN LAS ESCUELAS, en realidad, es un aspecto que las todos nosotros vamos descubriendo poco a poco como quien encuentra un arma de poder de la que nadie le había hablado antes. ¿Por qué suele ocurrir esto?

• En nuestra sociedad nos educan y nos trasmiten el necesario valor de amar y respetar a los demás, lo cual es, sin duda, algo esencial.

• No obstante, no es común que nos inculquen la necesidad de querernos a nosotros mismos. En ocasiones, no se ve con buenos ojos el priorizarnos, e incluso que un niño diga tenga determinadas reacciones que a veces, relacionamos con un acto de egoísmo infantil.

• El amor propio, el pensar simplemente que yo soy el amor de mi vida, no es un acto de egoísmo. No desde el momento en que esta dimensión está enfocada a construir y proteger nuestra autoestima.

• Nadie se quiere a sí mismo porque se considera mejor que nadie, o con mejores méritos, o con más derechos. NOS QUEREMOS PARA PROTEGERNOS, PARA CONOCERNOS MEJOR, PARA QUE NADA NI NADIE NOS MANIPULE, para saber lo que queremos y lo que no.

• El amor propio es un sentimiento que no debe avergonzarnos. Se trata no sólo de una herramienta para el bienestar interno, es mantener un equilibrio con el cual, empatizar y respetar también a los demás. 


ESTRATEGIAS PARA RECORDAR QUE EL AMOR DE MI VIDA SOY YO

Sean cuales sean las circunstancias que nos han llevado a olvidar que el pilar de nuestras vidas somos nosotros mismos, nunca es tarde para recuperar este amarre. Esta fuerza interior con la cual, volver a nuestro equilibrio para ser felices, y poder ofrecer bienestar a quienes amamos. A quienes lo merecen de verdad.

A MEDIDA QUE CAMINES EN LOS SENDEROS DE TU VIDA, DESCUBRIRÁS QUE LO IMPORTANTE NO ES CUÁNTAS COSAS TIENES, SINO LO QUE VALES…

Debemos tomar nota de una serie de aspecto sobre los cuales, reflexionar. Toma aire y piensa en ellos detenidamente, para recordar sin reparos que efectivamente, el amor de tu vida eres tú.

• MANTÉN UN DIÁLOGO INTERNO: analiza qué aspectos y situaciones cotidianas vulneran tu autoestima, y te alejan de quien eres en realidad. Tal vez debas dejar determinadas cosas, e incluso algunas relaciones puntuales.

• EMPATIZA CONTIGO MISMO: estamos seguros de que empatizas con todo aquel que tienes ante ti. Comprendes su situación, su dolor, sus necesidades… pero ¿y las tuyas? ¿qué te dirías a ti mismo si estuvieras ante ti?

• ERES AUTÉNTICO, ÚNICO E IRREPETIBLE. No es un slogan, no es una frase hecha. Es una realidad que debes empezar a creer desde hoy mismo. Dispones de virtudes, características y de una esencia que te hacen único en este mundo, y por tanto, importante.

ATRÉVETE A QUERERTE Y A DEDICARTE LO QUE MERECES, PORQUE QUERERTE A TI MISMO NO ES EN ABSOLUTO DEJAR DE AMAR A LOS DEMÁS. ES RECONOCERTE Y HACERTE FELIZ, PORQUE CUANDO UNO EMPIEZA A SER FELIZ, LLEGAN LAS MEJORES COSAS DE ESTA VIDA. 

CUANDO TE PERMITES LO QUE MERECES, ATRAES LO QUE NECESITAS 

CUANDO ERES CONSCIENTE DE LO QUE MERECES, Y POR FIN, TE LO CONCEDES Y APRENDES A PRIORIZARTE UN POCO MÁS A TI MISMO, TODO LLEGARÁ... 

 Y ahora disfruten de un maravilloso y tierno video, les tocara el corazón 


lunes, 26 de diciembre de 2016

CUENTO PARA REFLEXIONAR PROFUNDAMENTE SOBRE NUESTRA CALIDAD DE VIDA

UN GRUPO DE PROFESIONALES, TODOS TRIUNFADORES EN SUS RESPECTIVAS CARRERAS, SE JUNTÓ PARA VISITAR A SU ANTIGUO PROFESOR. PRONTO LA CHARLA DEVINO EN QUEJAS ACERCA DEL INTERMINABLE 'STRESS' QUE LES PRODUCÍA EL TRABAJO Y LA VIDA EN GENERAL.

El profesor les ofreció café, fue a la cocina y pronto regresó con una cafetera grande y una selección de tazas de lo más ecléctica: de porcelana, plástico, vidrio, cristal, unas sencillas y baratas, otras decoradas, unas caras, otras realmente exquisitas... Tranquilamente les dijo que escogieran una taza y se sirvieran un poco del café recién preparado.

Cuando lo hubieron hecho, el viejo maestro se aclaró la garganta y con mucha calma y paciencia se dirigió al grupo: 'Se habrán dado cuenta de que todas las tazas que lucían bonitas se terminaron primero y quedaron pocas de las más sencillas y baratas; lo que es natural, ya que cada quien prefiere lo mejor para sí mismo. Ésa es realmente la causa de muchos de sus problemas relativos al 'stress.' Continuó: 'Les aseguro que la taza no le añadió calidad al café. En verdad la taza solamente disfraza o reviste lo que bebemos.

Lo que ustedes querían era el café, no la taza, pero instintivamente buscaron las mejores. Después se pusieron a mirar las tazas de los demás.


AHORA PIENSEN EN ESTO: LA VIDA ES EL CAFÉ. LOS TRABAJOS, EL DINERO, LA POSICIÓN SOCIAL, ETC. SON MERAS TAZAS, QUE LE DAN FORMA Y SOPORTE A LA VIDA Y EL TIPO DE TAZA QUE TENGAMOS NO DEFINE NI CAMBIA REALMENTE LA CALIDAD DE VIDA QUE LLEVEMOS. A MENUDO, POR CONCENTRARNOS SÓLO EN LA TAZA DEJAMOS DE DISFRUTAR EL CAFÉ. DISFRUTEN SU CAFÉ…..DISFRUTEN DE SU VIDA. LA GENTE MÁS FELIZ NO ES LA QUE TIENE LO MEJOR DE TODO SINO LA QUE HACE LO MEJOR CON LO QUE TIENE.

La conclusión:

LA CALIDAD DE NUESTRA VIDA, SOLAMENTE DEPENDE DE NOSOTROS, DE LO QUE HAGAMOS, PENSEMOS Y SINTAMOS.

Por eso: 

* VIVAN DE MANERA SENCILLA.

* TENGAN PAZ.

* AMEN Y ACTÚEN GENEROSAMENTE.

* SEAN SOLIDARIOS Y SOLÍCITOS

* HABLEN CON AMABILIDAD.


viernes, 23 de diciembre de 2016

QUERER TENER SIEMPRE LA RAZÓN… NO ES POSIBLE (UNA BUENA REFLEXIÓN PARA ESTAS FIESTAS)

“LA CAUSA DE LAS DISCUSIONES ES QUERER TENER RAZÓN SIEMPRE”

En estas fechas, importantes para muchas personas, por su significado, por el reencuentro, la reunión familiar, el reparto de regalos, la ilusión de los niños, donde hay una convivencia más cercana, más intensa, se hace indispensable poner en practica la aceptación, la tolerancia y la comprensión, para darnos una tregua y pongamos más amor en todo lo que hagamos.

Eso nos garantizara que en cualquier celebración, tengamos más armonía y felicidad, en estas fechas los seres humanos están más predispuestos a ser más sensibles con los demás, lo bueno sería intentar que esta predisposición dure el mayor tiempo posible, hagamos un esfuerzo para que sea así.

Muchas veces olvidamos lo esencial y nos empecinamos en lo anecdótico, las pequeñas cosas del día a día que convertimos en grandes dramas.

Ese dar vueltas a los problemas hasta que nos sacan de nuestra tranquilidad y nos da dolor de cabeza, no es bueno. 

Elevamos a la categoría de drama lo que seguramente no lo es. Convertimos en dolor lo que debería ser un pequeño roce y nos vemos sumidos en la más profunda tristeza con asuntos que apenas, poco tiempo más tarde, nos esbozan una sonrisa.

Sería estupendo poder sobrevolar las discusiones, las palabras que nos han sentado mal, los gestos que nos duelen y las acciones que creemos en nuestra contra. 

Sería genial poder mirar más allá y darnos cuenta que la vida son etapas, ciclos, momentos e instantes que pasados no significan nada. 

Olvidamos lo esencial cuando tener razón lo ponemos por encima de nuestra paz y de la del otro.

Lo olvidamos cuando empeñados en quedar por encima, nos ponemos por debajo.

Lo olvidamos cuando nos quita el sueño “lo que me dijo”, “lo que me hizo”, “lo que dejó de hacer”, cuando en realidad nadie nos hace nada. Cada uno nos lo hacemos a nosotros mismos porque cada acción tiene una consecuencia que, tarde o temprano, revierte de nuevo en su origen.

Sería bueno no olvidarnos de lo esencial y olvidar lo circunstancial, para una buena convivencia. 

Tomar la firme decisión de hacer borrón y comenzar la cuenta de nuevo; anotando, solamente, momentos de felicidad que en realidad, son los únicos que cuentan cómo vida.

Es un buen momento, para tomar conciencia de que el problema de los demás, también es un poco nuestro, porque tarde o temprano nos acabara afectando de una manera u otra.

En estas fiestas, pongamos en práctica la comprensión y la tolerancia con los demás, una buena receta para ser felices y estar bien con nosotros mismos. 

FIESTAS A TOD@S


miércoles, 21 de diciembre de 2016

LAS VIDAS QUE TOCAMOS

“SÓLO EL VIENTO PUEDE TRAER AROMAS DE LUGARES LEJANOS, ASÍ LOS PENSAMIENTOS DEBEN SER COMO AROMAS PERFUMADOS, QUE AL FLUIR EN EL COSMOS PERFUMEN A AQUELLOS QUE LOS CAPTEN”.

La verdad es que uno no vive su vida en solitario. Pero nadie nace solo, alguien nos recibe siempre y de la misma forma que llegamos al mundo pudiendo sentir que otros nos esperan, hemos de pensar que también nosotros vamos a recibir a otros, cuando esos otros lleguen.

A lo largo de nuestra vida nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestras acciones actos, nuestras actitudes, los comportamientos y el propio desarrollo de la existencia entrelazan nuestras vidas con la de los demás. Y llegan personas que pasan sin rozarnos siquiera y otras que nos calan hasta lo más profundo y echan raíces.

Pero lo cierto es que nadie pasa sin ninguna razón…y nos dejan huella y a su vez nosotros dejamos la nuestra en ellos nuestro rastro personal. Y ocurre a veces, que lo peor de separarse de alguien es que se lleva mucho de nosotros en su partida. Es como si una parte imperdible de nuestro corazón se marchase para siempre. Y así sucede con cada persona que ha sido importante en nuestra vida, vamos sembrando de trocitos de corazón nuestra aventura de vivir.

Sin embargo, en este puzle variadísimo que es la vida, todo lo que nos pasa a unos lo sufren o lo gozan los de al lado. Lo que nos afecta también salpica a muchos y al revés.

Si nos superamos, si ponemos amor en todo aquello que hagamos, si aprendemos, si logramos ser mejores cada día en todo lo que nos de grandeza como seres humanos, será como si esparciésemos pequeñas partículas de amor en el aire sobre nuestro área de influencia que llevarán, sin duda, algo de nosotros, con quien compartamos la maravillosa experiencia que es la aventura de la vida.

Nosotros y solo nosotros aunque nos cueste comprenderlo, somos quienes decidimos como vivir nuestra vida, la vida ni es buena ni es mala, la vida simplemente es neutra, somos nosotros con nuestras decisiones en el día a día quienes hacemos que sea buena o no tan buena.

QUIENES DECIDAN VIVIR BIEN, DEBEN AYUDAR A QUE LOS DEMÁS VIVAN BIEN, PORQUE EL VALOR DE UNA VIDA SE MIDE POR LAS VIDAS QUE TOCA. Y QUIENES OPTAN POR SER FELICES, DEBEN AYUDAR A QUE OTROS ENCUENTREN LA FELICIDAD, PORQUE LA FELICIDAD DE CADA UNO SE HALLA UNIDA A LA FELICIDAD DE TODOS.

CUANTO PRIMERO ENTENDAMOS Y LLEVEMOS A LA PRÁCTICA ESTO, PRIMERO EMPEZAREMOS A VIVIR EN PLENITUD Y ARMONÍA, CON NOSOTROS MISMOS Y CON TODOS AQUELLOS QUE NOS RODEAN.

“LA VIDA TIENE SENTIDO CUANDO AYUDAS A OTRO A PONERSE EN PIE Y ANDAR, CUANDO ANDAS TU, CUANDO TRAS DE TI HAS DEJADO ALEGRÍA, PERO SOBRE TODO CUANDO HAS DEJADO UN GRATO RECUERDO EN TODO AQUEL QUE TE HA CONOCIDO, ENTONCES ES CUANDO LA VIDA TIENE SENTIDO”.


martes, 20 de diciembre de 2016

9 FORMAS DE DEJAR DE COOPERAR CON EL SISTEMA

HACERNOS CARGO DE NUESTRA REALIDAD ES EL PRIMER PASO EN LA CONSTRUCCIÓN DE OTRAS MANERA DE VIVIR, DISTINTAS A LAS QUE DICTA EL SISTEMA IMPERANTE

Marx dijo que las revoluciones son la locomotora de la historia mundial. Pero tal vez las cosas se presentan de muy distinta manera. Puede ser que las revoluciones sean el acto por el cual la humanidad que viaja en tren aplica los frenos de emergencia. 

Es posible que en ninguna otra época de la humanidad más que en esta en que ahora vivimos la sensación de crisis haya estado tan presente y haya sido, paradójicamente, tan constante.

¿Es posible vivir de otra manera? La respuesta a esta pregunta es sencilla, pues de algún modo es binaria: Sí o No. Estas dos palabras, que son posibilidades, se nos presentan como los escenarios potenciales de múltiples formas de vida que aun en esa diversidad innegable, pueden tener un denominador común: la cooperación o la resistencia. ¿Con qué? En pocas palabras, con el sistema que nos mantiene en crisis perpetua, con este horizonte de posibilidades esencialmente económicas que funciona sobre la base de la acumulación de la riqueza, la explotación del trabajo y la consecuente desigualdad económica. Cooperación o resistencia.

A continuación compartimos 9 puntos orientados a dejar de cooperar en esa forma de vida y a cambio, como el primer paso que conduzca a la construcción de otro modo de ser y estar en el mundo.

1. CUESTIONA
En la filosofía occidental, uno de los principios vivificantes fundamentales ha sido la duda, esa operación de la inteligencia por medio de la cual nos preguntamos si eso que vemos, escuchamos o creemos entender es cierto, verdadero, real, si acaso no se trata de un mensaje que podríamos tomar en otro sentido. El cuestionamiento es notablemente útil cuando lo aplicamos a aquello que parece más evidente, más normal.

2. DESCONÉCTATE
Actualmente, el binomio conectar/desconectar es uno de los más presentes en nuestro actuar cotidiano, aunque quizá no con tanto dinamismo como tal vez suponemos. Es posible, en efecto, que muchos de nosotros más bien estemos de continuo conectados y sólo muy de vez en cuando, acaso nunca, nos desconectemos realmente. Tu teléfono móvil, tu trabajo, relaciones personales y sociales que te mantienen en el statu quo, etc. Romper con eso es, en cierta forma, romper también con el miedo, atravesar una membrana, quizá incluso dar un salto en el vacío, ¿pero no sería esto deseable al saber que del otro lado nos espera la construcción gradual de nuestra propia libertad?

3. EVITA LA DISTRACCIÓN
Desde que el poder comenzó a conformarse como tal es decir, como un elemento que posibilita la sujeción de la mayoría en manos de una minoría, sus detentores encontraron en el entretenimiento un medio efectivo para evitar que la muchedumbre cuestionara la legitimidad de su autoridad. Hoy más vigente que nunca: por todos lados se nos ofrece un “espectáculo” que consumir, el cual, además, se presenta bajo el aura de lo urgente, lo necesario, lo imperdible. Pero si a lo que es banal se da el trato de importante, ¿de qué nos están distrayendo? ¿Qué es lo que realmente está pasando?

4. NO VOTES POR NINGÚN PARTIDO POLÍTICO
Los partidos políticos no son otra cosa que engranajes del mismo sistema. Es cierto: el acercamiento a la realidad de un partido de derecha y de otro de izquierda puede ser diferente, pero al final, en un sentido estructural, ninguno buscará cambiar realmente el estado de las cosas. ¿Por qué? Simple: porque hacerlo significaría su propia desaparición. Los partidos políticos son parte de esa minoría que no hace otra cosa más que repartirse el poder, participar en ese juego de suma cero en que ganar algo significa quitarle a otro la posibilidad de tenerlo.

5. APRENDE A DISCERNIR
Nadie puede vivir aislado y, en efecto, la comunicación es un impulso natural del ser humano, gregario por esencia. Esto, sin embargo, no significa que no podamos elegir con quién juntarnos, por decirlo de alguna manera. Todos los medios masivos de comunicación tienen su propia agenda, sus intereses corporativos y de grupo. Infórmate sobre éstos. Consulta una noticia importante en distintas fuentes y date cuenta de las diferencias con las que se presenta la información. Leer no es únicamente repasar palabras o imágenes para aprehender uno de sus significados, sino distinguir también eso que se encuentra entre líneas.

6. NO FORMES PARTE DE NINGÚN EJÉRCITO
En pleno siglo XXI, más de 500 años después de las utopías optimistas del Renacimiento, el ser humano continúa viviendo en guerra. La industria de las armas es una de las más rentables de nuestro tiempo y todos los días ocurre en el mundo un acto violento relacionado con su mercancía de muerte.

7. ES TU SALUD, CUÍDALA TÚ (NO LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA) 
Estamos vivos: enfermarnos es inevitable. Con todo, ello no implica que abdiquemos de la responsabilidad de nuestra propia salud para cedérsela a la poderosa industria de los fármacos, que ha convertido el decaimiento natural de nuestro cuerpo en su propio negocio. Cuida tu alimentación, realiza cotidianamente alguna actividad física, cultiva tus relaciones personales, cuando sea posible opta por alternativas tradicionales y naturales de sanación (que, por otro lado, en muchos casos son antiquísimas: el ser humano no siempre se “curó” con medicinas), no creas todo lo que te dice la industria farmacéutica. En una palabra: hazte cargo de tu cuerpo (y tu espíritu).

8. EVITA LOS ALIMENTOS INDUSTRIALIZADOS
La guía más sencilla a este respecto la dio recientemente el nutriólogo Michael Pollan en una sola línea: “Si viene de una planta, cómelo; si fue hecho en una planta, evítalo”. La industrialización de los alimentos conlleva el añadido de peligrosos componentes que les permiten durar más (conservadores), tener un aspecto más atractivo (colorantes artificiales) o un gusto distintivo (saborizantes) e incluso resultar de una producción más rentable (organismos genéticamente modificados). Sin embargo, la consecuencia no dicha de este proceder es que esos aditivos empleados pueden resultar tóxicos en el largo plazo para el ser humano. En suma, trastornar nuestro cuerpo. Antes recomendamos cuidar tu alimentación, pero quizá sería mejor precisar eso en “atiende tu alimentación”: pon atención en qué estás llevando al interior de tu cuerpo, con qué lo estás haciendo vivir. ¿Regarías una planta diaria y exclusivamente con una bebida gaseosa altamente azucarada? ¿Se la darías de beber a tu perro? ¿Por qué lo haces contigo?

9. DEJA DE CONSUMIR
Estamos inmersos en un sistema que ha convertido el consumo en una de las etapas fundamentales de su dinámica de funcionamiento. El consumo ha adquirido tal importancia que prácticamente se encuentra en todas las acciones posibles de nuestro actuar: consumimos información, alimentos, mercancías, estímulos e incluso las relaciones personales, las emociones y los sentimientos son susceptibles de convertirse en objetos de consumo. La alternativa quizá sea entender eso de otro modo. Darnos cuenta, por ejemplo, de que no todo lo que se rompe tiene forzosamente que desecharse y reemplazarse de inmediato. Que no porque algo se produzca tiene necesariamente que consumirse. Que el bienestar auténtico descansa en un puñado de bienes (algunos materiales, inevitablemente, otros muchos no). 

http://pijamasurf.com/2016/03/9-formas-en-que-podriamos-ahora-mismo-dejar-de-cooperar-con-el-sistema

video

lunes, 19 de diciembre de 2016

EL SILENCIO INTERIOR......EL ENCUENTRO CON UNO MISMO


El silencio significa:

La capacidad de pensar sin cabeza,
La capacidad de volar sin alas,
La capacidad de caminar sin pies,
La capacidad de observar sin perturbar,
La capacidad de escuchar sin interrumpir,
La capacidad de palpar sin crear incomodidad,
La capacidad de disfrutar la flor sin robarle su aroma
y sobre todo la capacidad de entrar en ti y ver tu realidad.

La verdad solo se puede conocer en absoluto silencio.

No solo el silencio de afuera es necesario, también el silencio interior. Si al cerrar tus ojos tu mente está en silencio la puerta está abierta para conocer la realidad que te anima a vivir.

Esa única realidad que llena tu alma de luz y claridad. Sin el silencio, tu alma no tiene claridad, no tiene luz. El silencio es la atmósfera que el amor necesita para que tu alma brille.

El silencio en un lado y el amor en el otro, le dan alas a tu corazón.

Esa belleza y esa armonía han sido perdidas debido a la ira, al orgullo etc.. esto es lo que significa la falta de silencio. Todas las preguntas están listas para ser respondidas, sin importar que profundas sean. Simplemente entra en la paz del silencio, calma ese mar de deseos, ese mar de ilusiones, deja que la calma te invada, deja que el silencio te posea, en ese momento lo viejo desaparece y lo nuevo nace en ti. 

Recuerda, el silencio es el vientre de donde nacen los sabios. Si deseas adquirir sabiduría, vuelve a nacer en medio del silencio. Solo así encontrarás tu razón de ser, la razón por la cual has nacido…

Sientate cómodamente, observa a tu alrededor, no juzgues, detente en tu afán, observa de nuevo, comprende que tu vida es un tesoro, deja tus preocupaciones a un lado… no hay necesidad de llevar un equipaje pasado, ya tu corazón tiene lo que necesitas en este viaje maravilloso, que es tu vida…

Deja el temor y permite que el silencio te posea, solo en esa inmensidad podrás escuchar la voz de lo eterno dentro de ti, llamandote a vivir plenamente, llamando para darte a conocer todos los misterios del universo y no solamente esto, tambien esa voz quiere darte a conocer el secreto de la vida eterna, pero cuidado, no creas en promesas, haz que esta se convierta en tu única realidad…

Solo en profundo silencio, podrás comprender lo que significa todo esto y sobre todo el estar vivo…


sábado, 17 de diciembre de 2016

LA FUERZA DE COSTUMBRE MOTIVO DE INFELICIDAD (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

Hay una frase que define perfectamente el miedo al cambio y la necesidad para muchos seres humanos permanecer donde se sienten seguros, cuando les sugieren que hagan las cosas de forma diferente…...”SIEMPRE SE HA HECHO ASÍ”

Y son muy pocos los que se preguntan si se puede hacer de otra manera…ES LA FUERZA DE COSTUMBRE.

Esa fuerza que tira de nosotros y nos impide hacer cosas nuevas, hacer cambios en nuestra vida que nos hagan más felices, acceder a nuevos conocimientos que nos amplíen la conciencia. ESA FUERZA ES LA PUERTA DE ENTRADA A LA MONOTONÍA.

Y cuando uno cruza esa puerta empieza a estar muerto en vida, no hay nada más destructivo que la monotonía, hasta tal punto que es la principal causa de que el amor entre dos personas se acabe.

Muchas son las personas que se quejan de la vida que llevan, de que todos los días hacen lo mismo, que se aburren, que se cansan de repetir las mismas acciones constantemente.

Cuando esto ocurre, se pierde la ilusión, las ganas, en ese momento es cuando debemos tomar conciencia que nuestra vida necesita cambios que nos vuelvan a ilusionar.

La fuerza de la costumbre es además la causa de muchos de los problemas que tenemos en las relaciones con los demás, en nuestras relaciones sociales, dichos problemas surgen porque no coincidimos en las costumbres con quienes nos rodean.

Todos damos por buenas las nuestras y generalmente, cometemos el error de querer imponerlas ante los demás, por esa creencia de que las nuestras son las buenas.

La mayoría de las veces, no entendernos parte de una diferente forma de haber sido criados, de un modo distinto de haber empezado a entender el mundo y de responder ante él.

Lo que para uno es necesidad para otro vicio. Lo que para uno es importante para el otro es cosa menor. Lo que para quien se relaciona con nosotros es de una forma, para nosotros es de otra y la clave para que nuestras relaciones funcionen con armonía es la “ACEPTACIÓN”.

Entender que cada ser humano siente, piensa y actúa de forma diferente y a la vez tan válida como la nuestra, que nadie es más que nadie ni menos que nadie y que en la diferencia entre unos y otros esta la riqueza de la evolución correcta como personas. Es otra de las claves para ser felices en la vida, no juzgar a nadie y como digo practicar la aceptación y la comprensión con todo aquel que se acerque a nosotros.

“POR IGNORANCIA Y AUSENCIA DE ENTENDIMIENTO CORRECTO, EL SER HUMANO SE PIERDE EN LAS APARIENCIAS Y NO PERCIBE LO REAL”

CUANDO LA VIDA QUE LLEVEMOS NO NOS GUSTE, TENGAMOS EL VALOR DE HACER LOS CAMBIOS NECESARIOS, PARA VOLVER A SENTIRNOS BIEN CON NOSOTROS MISMOS, HUYAMOS DE LA FUERZA DE COSTUMBRE.

NO OLVIDEMOS LO QUE DECÍA EINSTEIN: “SI QUIERES RESULTADOS DIFERENTES, TENDRÁS QUE HACER COSAS DIFERENTES”


viernes, 16 de diciembre de 2016

NO DEJES QUE LA TRISTEZA ENTRE EN TÚ VIDA

LA TRISTEZA VA ANIDANDO POCO A POCO DENTRO DE NOSOTROS, SIN APENAS DARNOS CUENTA, ES UN SENTIMIENTO QUE NOS ENVUELVE CUANDO NOS SENTIMOS SOLOS, CUANDO SENTIMOS AÑORANZA, CUANDO NO NOS SALEN LAS COSAS, CUANDO LA VIDA QUE LLEVAMOS NO NOS GUSTA Y SOBRE TODO CUANDO NO HAY AMOR EN NUESTRA VIDA.

Lo bueno que nosotros somos los que con nuestra actitud permitimos que se instale en nuestro interior y nosotros somos quienes con solo “querer” podemos lograr que desaparezca.

Por tristeza hacemos muchas cosas o nos quedamos inmóviles. Los seres humanos en la mayoría de las ocasiones, respondemos nada más que con los instintos básicos que se manifiestan ante el placer o el dolor.

Huimos o nos quedamos inmóviles. Gozando o sufriendo.

El mayor peligro que posee la tristeza es que nos sitúa fuera de la realidad. Todo lo vemos distorsionado, gris y nada parece poder consolarnos.

Corriendo el riesgo de caer en la depresión, si mantenemos ese estado de tristeza, durante un tiempo prolongado.

Con el trabajo adecuado, sabiendo valorar las cosas buenas que todos tenemos en la vida, haciendo cambios en nuestro día a día que nos hagan sentir mejor y con una actitud positiva, como un ligero tul, un día la tristeza se disipa.

Cae la niebla y el sol comienza a penetrar. Vamos viendo de nuevo la luz, aunque sea en rayos diminutos. Ráfagas dulces y cálidas que comienzan a sentarnos bien. Entonces creemos de nuevo en que la vida merece la pena y comenzamos a valorar lo que tenemos en vez de centrarnos en lo que nos falta.

La tristeza ha estado muy valorada en otras épocas. Era la mejor herramienta para los pecadores arrepentidos o el mejor medicamento para los amantes románticos. Era el crisol que reconducía los malos hábitos y la necesaria respuesta ante los desvaríos.

La tristeza ahora está relacionada con la soledad, la pérdida de autoestima y los fracasos.

La resilencia debería ser una asignatura del colegio desde la infancia. Resistir la adversidad y aliarnos con ella para sobrepasarla.

SI ALGUNA VEZ EN TU VIDA, LA TRISTEZA LLAMA A TU PUERTA, ES QUE ALGO DENTRO DE TI ESTÁ RECLAMANDO TU ATENCIÓN. FÍJATE ATENTAMENTE EN ELLO, DEDÍCATE TU TIEMPO, QUIÉRETE MÁS, DATE CUANTO NECESITES Y CONTINÚA TU CAMINO POR LA VIDA ENVUELTO EN FELICIDAD. 


miércoles, 14 de diciembre de 2016

MOMENTOS DE VIDA

Cada vez que veo algo que me molesta en otra persona, sería bueno recordar que eso que veo, por lo menos también es mío.

Cada vez que recibes algo, puede estar en tu ánimo o en el del otro, transformar este dar en una deuda. Si fuera así, sería mejor no recibir nada. Pero si eres capaz de dar sin esperar pagos y de recibir sin sentir obligaciones, entonces puedes dar o no, recibir o no, pero nunca más quedarás endeudado. Y lo más importante, nunca más nadie dejará de pagarte lo que te debe, porque nunca más nadie te deberá nada.

Cuando no tienes registro de tu dependencia frente a la mirada de los otros, vives temblando frente al posible abandono de los demás que, como todos, aprendiste a temer. Y el precio para no temer es acatar, es ser lo que los demás nos presionan a ser, nos presionan a hacer y nos presionan a pensar. Si el mundo, en algún momento, te da la espalda no tendrás más remedio que darte cuenta de lo estéril de tu lucha, pero si no sucede así, si tienes la «desdicha» de ser aceptado y halagado, entonces estás abandonado a tu propia conciencia de libertad, estás forzado a decidir: acatamiento o soledad; estás atrapado entre ser lo que debes ser o no ser nada para nadie. Y de allí en más podrás ser, pero sólo, solo y sólo para ti.

El único error, casi siempre, es creer que el mirador en que estoy, es el único desde el cual se divisa la verdad. 

Nadie tiene poder sobre ti. Nadie. Por lo menos, nadie tiene más poder que el que tú le des. Puedes elegir lo que quieras, pero no puedes ser independiente para lo que es más fácil y agradable y no serlo en lo que es más costoso. Tu criterio, tu libertad, tu independencia y el aumento de tu responsabilidad vienen juntos con tu proceso de crecimiento. 

Hemos sido educados en la ideología de que siempre nos falta algo para estar completos, y sólo completos se puede gozar de lo que se tiene por lo tanto la felicidad deberá esperar a completar lo que falta. Y como siempre nos falta algo nunca se puede gozar de la vida. Cuántas cosas cambiarían si pudiésemos disfrutar de nuestros tesoros tal como están. Esto no significa abandonar los objetivos. No quiere decir conformarse con cualquier cosa. Porque aceptar es una cosa y resignarse es otra. 

Todos necesitamos la aprobación de otros. Pero si el precio es dejar de ser nosotros mismos, no sólo es caro si no que se vuelve una búsqueda incoherente.

El mentiroso no es alguien que teme el resultado del juicio de otro; ni la condena en ese juicio. El mentiroso ya se juzgó y ya se condenó. El asunto ya fue juzgado. El mentiroso se esconde de su propio juicio, de su propia condena y de su propia responsabilidad. Casi todas las mentiras son piadosas, sólo que piadosas con uno mismo, piadosas con el que miente. Nadie tiene más posibilidades de caer en un engaño que aquél a quien la mentira le ajusta con sus deseos.

Lo que determina que algo sea caro o barato es la comparación entre lo que cuesta y lo que vale. No entre lo que cuesta y lo que tienes. Es caro aquello que cueste más de lo que vale. Hay muchas cosas por las que estás pagando caro. El valor de las cosas que no son materiales es tan subjetivo que solamente uno mismo puede definir si un determinado precio es justo o no. La propia dignidad, el auto-respeto son tan valiosos que pagar con ellos es siempre demasiado caro.

Nos han condicionado con un axioma que viene naturalmente a nosotros, si no somos capaces de evitarlo. Esta frase es a la vez usada como motor y como trampa: «¡Qué feliz sería yo con lo que no tengo!». Donde lo que no tengo es «lo-que-no-tengo», una unidad no posible. Si yo consiguiera tener lo-que-no-tengo, no me haría feliz porque ese algo al tenerlo, dejaría de ser lo-que-no-tengo y siguiendo el axioma, sólo podré ser feliz teniendo lo-que-no-tengo. 

*Jorge Bucay*


lunes, 12 de diciembre de 2016

SABEMOS POCO DE NOSOTROS MISMOS Y CASI NADA DE LOS DEMÁS

LO QUE NADIE SABE DE CADA UNO DE NOSOTROS ES LO QUE MÁS PESA EN NUESTRO INTERIOR, EN NUESTRA ALMA Y EN NUESTRO CORAZÓN. A VECES HAY COSAS INCONTABLES POR LO BELLAS Y EXCELENTES QUE SON; OTRAS POR LO TERRIBLES QUE NOS HACEN SENTIR.

De cualquier forma todos tenemos un lado oscuro, gris; secretos inconfesables, esos secretos que uno se llevara consigo cuando se vaya de aquí, secretos que antes se depositaban en los confesionarios o en el rincón más profundo de nuestra alma para silenciarlo por siempre.

Son muchas las cosas que ignoramos de nosotros mismos y también son muchas las cosas que no sabemos de los demás. Incluso de nuestros seres queridos cercanos.

No sabemos qué sienten cuando sus recuerdos afloran detrás de sus ojos, no sabemos las ganas de renovar el aire en sus ilusiones, no sabemos lo que odian o lo que aman. Ni siquiera, a veces, lo sabemos de nosotros mismos.

LO QUE NADIE SABE DE UNO MISMO ENTRA EN LOS EXTREMOS DE LA VIDA; EN LO MEJOR O EN LO PEOR, TODOS TENEMOS NOS GUSTE O NO DOS CARAS, QUE MANIFESTAMOS DEPENDIENDO DEL MOMENTO, LA SITUACIÓN Y LA PERSONA O PERSONAS CON LAS QUE NOS RELACIONAMOS.

El mundo acaba y empieza en cada uno y con cada uno. Muchas veces me pregunto por qué estamos tan seguros de que lo que vemos nosotros lo ven los demás. Por qué estamos seguros de que cuando advertimos un problema el resto ve los mismos parámetros. Por qué creemos que si nosotros amamos advertirán ese mismo amor los de nuestro alrededor. 

Lo cierto es que no hay un ser humano igual a otro y que nadie piensa, actúa y siente igual a otro.

Nadie sabe todo de nadie. Somos un microcosmos único en el que nos diluimos y reinventamos a cada instante, en nuestros sentimientos, en nuestras emociones.

Algunos toman nuestra comida, pocos degustan su sabor y apenas nadie averigua la receta.

LO QUE NADIE SABE DE TI ES QUE ERES MARAVILLOSAMENTE DIFERENTE; UN REGALO INMENSO EN ESTA MAGNÍFICA VIDA POR LA QUE PASAMOS APENAS DE PUNTILLAS.

POR ESO A PARTIR DE HOY MÁRCATE UN PROPÓSITO, EL DE DAR LO MEJOR DE TI EN CADA MOMENTO Y A CADA SER HUMANO QUE SE ACERQUE A TI. COMO DECÍA TERESA DE CALCUTA QUE TODO AQUEL QUE SE ACERQUE A TI CUANDO SE VAYA, QUE SE VAYA MEJOR QUE CUANDO LLEGO.


domingo, 11 de diciembre de 2016

LA FÍSICA CUÁNTICA CONFIRMA QUE CREAMOS NUESTRA REALIDAD (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

LA FÍSICA MODERNA DICE “TÚ SI PUEDES” DURANTE DÉCADAS, LOS PODERES DE LA MENTE HAN SIDO CUESTIONES ASOCIADAS AL MUNDO “ESOTÉRICO”, COSAS DE LOCOS. LA MAYOR PARTE DE LA GENTE DESCONOCE QUE LA MECÁNICA CUÁNTICA, ES DECIR, EL MODELO TEÓRICO Y PRÁCTICO DOMINANTE HOY DÍA EN EL ÁMBITO DE LA CIENCIA, HA DEMOSTRADO LA INTERRELACIÓN ENTRE EL PENSAMIENTO Y LA REALIDAD.

Que cuando creemos que podemos, en realidad, podemos. Sorprendentes experimentos en los laboratorios más adelantados del mundo corroboran esta creencia. El estudio sobre el cerebro ha avanzado mucho en las últimas décadas mediante las “tomografías”. Conectando electrodos a este órgano, se determina donde se produce cada una de las actividades de la mente.

LA FÓRMULA ES BIEN SENCILLA: SE MIDE LA ACTIVIDAD ELÉCTRICA MIENTRAS SE PRODUCE UNA ACTIVIDAD MENTAL, YA SEA RACIONAL, COMO EMOCIONAL, ESPIRITUAL O SENTIMENTAL Y ASÍ SE SABE A QUÉ ÁREA CORRESPONDE ESA FACULTAD.

Estos experimentos en neurología han comprobado algo aparentemente descabellado: cuando vemos un determinado objeto aparece actividad en ciertas partes de nuestro cerebro… pero cuando se exhorta al sujeto a que cierre los ojos y lo imagine, la actividad cerebral es ¡idéntica! 

ENTONCES, SI EL CEREBRO REFLEJA LA MISMA ACTIVIDAD CUANDO “VE” QUE CUANDO “SIENTE”, LLEGA LA GRAN PREGUNTA: ¿CUÁL ES LA REALIDAD? “

La solución es que el cerebro no hace diferencias entre lo que ve y lo que imagina porque las mismas redes neuronales están implicadas; para el cerebro, es tan real lo que ve como lo que siente”, afirma el bioquímico y doctor en medicina quiropráctica, Joe Dispenza en el libro “¿y tú qué sabes?”. EN OTRAS PALABRAS, QUE FABRICAMOS NUESTRA REALIDAD DESDE LA FORMA EN QUE PROCESAMOS NUESTRAS EXPERIENCIAS, ES DECIR, MEDIANTE NUESTRAS EMOCIONES.

LA CLAVE

En un pequeño órgano llamado hipotálamo se fabrican las respuestas emocionales. Allí, en nuestro cerebro, se encuentra la mayor farmacia que existe, donde se crean unas partículas llamadas “péptidos”, pequeñas secuencias de aminoácidos que, combinadas, crean las neurohormonas o neuropéptidos. Ellas son las responsables de las emociones que sentimos diariamente. Según John Hagelin, profesor de física y director del Instituto para la ciencia, la tecnología y la política pública de la Universidad Maharishi, dedicado al desarrollo de teorías del campo unificado cuántico: “hay química para la rabia, para la felicidad, para el sufrimiento, la envidia…”

En el momento en que sentimos una determinada emoción, el hipotálamo descarga esos péptidos, liberándolos a través de la glándula pituitaria hasta la sangre, que conectará con las células que tienen esos receptores en el exterior. El cerebro actúa como una tormenta que descarga los pensamientos a través de la fisura sináptica. Nadie ha visto nunca un pensamiento, ni siquiera en los más avanzados laboratorios, pero lo que sí se ve es la tormenta eléctrica que provoca cada mentalismo, conectando las neuronas a través de las “fisuras sinápticas”.

Cada célula tiene miles de receptores rodeando su superficie, como abriéndose a esas experiencias emocionales. Candance Pert, poseedora de patentes sobre péptidos modificados y profesora en la universidad de medicina de Georgetown, lo explica así: “Cada célula es un pequeño hogar de conciencia. Una entrada de un neuropéptido en una célula equivale a una descarga de bioquímicos que pueden llegar a modificar el núcleo de la célula”. 

Nuestro cerebro crea estos neuropéptidos y nuestras células son las que se acostumbran a “recibir” cada una de las emociones: ira, angustia, alegría, envidia, generosidad, pesimismo, optimismo… Al acostumbrarse a ellas, se crean hábitos de pensamiento. A través de los millones de terminaciones sinápticas, nuestro cerebro está continuamente recreándose; un pensamiento o emoción crea una nueva conexión, que se refuerza cuando pensamos o sentimos “algo” en repetidas ocasiones. Así es como una persona asocia una determinada situación con una emoción: una mala experiencia en un ascensor, como quedarse encerrado, puede hacer que el objeto “ascensor” se asocie al temor a quedarse encerrado. Si no se interrumpe esa asociación, nuestro cerebro podría relacionar ese pensamiento-objeto con esa emoción y reforzar esa conexión, conocida en el ámbito de la psicología como “fobia” o “miedo”.

Todos los hábitos y adicciones operan con la misma mecánica. Un miedo (a no dormir, a hablar en público, a enamorarse) puede hacer que recurramos a una pastilla, una droga o un tipo de pensamiento nocivo. El objetivo inconsciente es “engañar” a nuestras células con otra emoción diferente, generalmente, algo que nos excite, “distrayéndonos” del miedo. De esta manera, cada vez que volvamos a esa situación, el miedo nos conectará, inevitablemente, con la “solución”, es decir, con la adicción. Detrás de cada adicción (drogas, personas, bebida, juego, sexo, televisión) hay pues un miedo insertado en la memoria celular.

La buena noticia es que, en cuanto rompemos ese círculo vicioso, en cuanto quebramos esa conexión, el cerebro crea otro puente entre neuronas que es el “pasaje a la liberación”.

PORQUE, COMO HA DEMOSTRADO EL INSTITUTO TECNOLÓGICO DE MASSACHUSSETS EN SUS INVESTIGACIONES CON LAMAS BUDISTAS EN ESTADO DE MEDITACIÓN, NUESTRO CEREBRO ESTÁ PERMANENTEMENTE REHACIÉNDOSE, INCLUSO, EN LA ANCIANIDAD. POR ELLO, SE PUEDE DESAPRENDER Y REAPRENDER NUEVAS FORMAS DE VIVIR LAS EMOCIONES.

MENTE CREADORA

Los experimentos en el campo de las partículas elementales han llevado a los científicos a reconocer que la mente es capaz de crear. En palabras de Amit Goswani, profesor de física en la universidad de Oregón, el comportamiento de las micropartículas cambia dependiendo de lo que hace el observador: “cuando el observador mira, se comporta como una onda, cuando no lo hace, como una partícula”. Ello quiere decir que las expectativas del observador influyen en la Realidad de los laboratorios… y cada uno de nosotros está compuestos de millones de átomos.

Traducido al ámbito de la vida diaria, esto nos llevaría a que nuestra Realidad es, hasta cierto punto, producto de nuestras propias expectativas. Si una partícula (la mínima parte de materia que nos compone) puede comportarse como materia o como onda… Nosotros podemos hacer lo mismo.

A cada segundo, en una vida como la moderna llena de estímulos: nos bombardean enormes cantidades de información. El cerebro solo procesa una mínima cantidad de ella: 400 mil millones de bits de información por segundo. Los estudios científicos han demostrado que sólo somos conscientes de 2.000 mil de esos bits, referidos al medio ambiente, el tiempo y nuestro cuerpo. Así pues, lo que consideramos la Realidad, es decir, aquello que vivimos, es sólo una mínima parte de lo que en realidad está ocurriendo. ¿Cómo se filtra toda esa información?

A través de nuestras creencias: El modelo de lo que creemos acerca del mundo, se construye desde lo que sentimos en nuestro interior y de nuestras ideas. Cada información que recibimos del exterior se procesa desde las experiencias que hemos tenido y nuestra respuesta emocional procede de estas memorias. Por eso, los malos recuerdos nos impulsan a caer en los mismos errores.

El cerebro crea esas redes a partir de la memoria: ideas, sentimientos, emociones. Cada asociación de ideas o hechos, incuba un pensamiento o recuerdo en forma de conexión neuronal, que desemboca en recuerdos por medio de la memoria asociativa. A una sensación o emoción similar, reaparecerá ese recuerdo en forma de idea o pensamiento. Hay gente que conecta “amor” con “decepción” o “engaño”, así que cuando vaya a sentir amor, la red neuronal conectará con la emoción correspondiente a cómo se sintió la última vez que lo sintió: ira, dolor, rabia, etc.

SEGÚN JOE DISPENZA “SI PRACTICAMOS UNA DETERMINADA RESPUESTA EMOCIONAL, ESA CONEXIÓN SINÁPTICA SE REFUERZA Y SE REFUERZA. CUANDO APRENDEMOS A “OBSERVAR” NUESTRAS REACCIONES Y NO ACTUAMOS DE MANERA AUTOMÁTICA, ESE MODELO SE ROMPE”. ASÍ PUES, APRENDER A “VER” ESAS ASOCIACIONES ES LA MEJOR MANERA DE EVITAR QUE SE REPITAN: LA LLAVE ES LA CONSCIENCIA.