C.E.

C.E.

jueves, 10 de noviembre de 2016

LA CLAVE DE TODO ESTÁ……………..EN SEGUIR INTENTÁNDOLO

NO DESCUBRO NADA NUEVO SI LES DIGO QUE LA VIDA HOY NO ES FÁCIL, SOPORTAMOS DEMASIADA PRESIÓN, DEMASIADAS EXIGENCIAS CON NOSOTROS MISMOS, DEMASIADOS COMPROMISOS SOCIALES Y FAMILIARES, DEMASIADOS MIEDOS A TODO, TODA ESTA PRESIÓN NOS CANSA, NOS AGOTA Y COMO CONSECUENCIA APARECE CADA VEZ EN MAYOR NÚMERO DE SERES HUMANOS LO QUE NOS IMPIDE LA CONSECUCIÓN DE LOS OBJETIVOS QUE NOS MARCAMOS A LO LARGO DE NUESTRA VIDA EL DESANIMO

Es importante tomar conciencia cuanto antes, que no podemos ser esclavos de cadenas que nos ponemos nosotros mismos esperando que el carcelero se apiade y abra el candado con una llave que es nuestra. Si fuésemos conscientes de la cantidad de veces que en la vida no hemos conseguido nuestro propósito simplemente por no haberlo intentado una vez más, cambiaríamos nuestra actitud y confiaríamos más en nosotros mismos. 

El conocimiento que se trasmite en las experiencias de los que nos han precedido, es sabido que no sirve como experiencia propia, pero si como referencia, hoy comparto con todos ustedes ese conocimiento en forma de reflexiones cortas que merece la pena meditar.

Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo.

Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces.

Nadie recoge cosecha sin probar muchos sabores, enterrar muchas semillas y abonar mucha tierra.

Nadie mira la vida sin acobardarse en muchas ocasiones, ni se mete en el barco sin temerle a la tempestad, ni llega a puerto sin remar muchas veces.

Nadie siente el amor sin probar sus lágrimas, ni recoge rosas sin sentir sus espinas.

Nadie hace obras sin martillar sobre su edificio, ni cultiva amistad sin renunciar a sí mismo.

Nadie llega a la otra orilla sin haber ido haciendo puentes para pasar. 

Nadie deja el alma lustrosa sin el pulimento diario de la vida.

Nadie puede juzgar sin conocer primero su propia debilidad.

Nadie consigue su ideal sin haber pensado muchas veces que perseguía un imposible.

Nadie conoce la oportunidad hasta que ésta pasa por su lado y la deja ir.

Nadie encuentra el pozo del placer hasta caminar por la sed del desierto. 

Nadie deja de llegar, cuando se tiene la claridad de un don, el crecimiento de su voluntad, la abundancia de la vida, el poder para realizarse y el impulso de sí mismo.

Nadie deja de arder con fuego dentro sin antes saber lo que es el calor del amor.

NADIE DEJA DE LLEGAR CUANDO DE VERDAD SE LO PROPONE.

SACA TODO LO QUE TIENES DENTRO CONFÍA EN TI Y ESFUÉRZATE PORQUE… VAS A LLEGAR…A LA META QUE TE PROPONGAS.


No hay comentarios:

Publicar un comentario