C.E.

C.E.

miércoles, 5 de octubre de 2016

DIFERENTES TIPOS DE FELICIDAD

Podríamos definir varios tipos de felicidad:

“UNA MÁS SUPERFICIAL, que se activa a través de placeres sensoriales, muy cortitos en el tiempo, como comer algo, ver algo, y tan pronto como terminamos la actividad la sensación de felicidad también se termina, tampoco podemos despreciarlos, sino hay que tenerlos en cuenta.

UN SEGUNDO TIPO DE FELICIDAD es la que surge al disfrutar de un arte, de una vocación, como un músico que se involucra en su música y alcanza un estado de plenitud, conectado con lo que hace, incluso cierto estado de éxtasis. Sin embargo en algunas ocasiones al conectar con su realidad cotidiana, quizá las cosas son diferentes y la felicidad se diluye, convirtiéndose esta felicidad algunas veces en una forma de huida de la realidad.

UN TERCER TIPO DE FELICIDAD sería la que experimentamos cuando conectamos con nuestro interior, la que viene de dar sentido a las cosas que hacemos y eso requiere un trabajo más profundo, entender que la vida la puedes interpretar de diferentes formas. Reflexionar sobre el sentido que le doy a mi trabajo, a mis relaciones, a lo que hago, a lo mejor tienes que cambiar ciertas cosas que no tienen sentido, pero cuando empiezas a trabajar dentro desarrollas el coraje y la valentía para tomar decisiones y empezar a poner las cosas en orden. Cuando empiezas a dar sentido, cualquier pequeña cosa incluso aunque sea negativa o sea una pérdida, el alma se tranquiliza. Cuando desarrollas el habito de encontrar el sentido a cada situación y descubrir el aprendizaje, eso es lo que te produce felicidad, no la circunstancia, pero sí la forma de interpretarla de otra manera.”

Esta reflexión debemos tenerla siempre presente. Creo que nos será válido a todos porque la vida siempre incluye pérdidas y despedidas. Hay que aprender a interpretarlas, a aprender de ellas, a conocer qué mensaje nos traen y continuar nuestro camino de nuevo siendo más sabios.

“Y FINALMENTE EL ÚLTIMO TIPO SERÍA UNA FELICIDAD MÁS PROFUNDA O ESPIRITUAL. Me refiero a cuando tu felicidad incluye la felicidad de los demás. No es suficiente estar feliz contigo mismo, sino que quieres que los demás también lo sean, y decides compartirla con los demás, y compartir tu proceso de aprendizaje, y de descubrimientos para que otros puedan encontrar sentido en sus vidas y ser más felices. Y precisamente cuando otros son más felices, esa energía de agradecimiento vuelve a ti y eso te permite hacer que tu felicidad sea más duradera.”

EFECTIVAMENTE, EXTENDER NUESTRA FELICIDAD A LOS DEMÁS LA MULTIPLICA PORQUE SIEMPRE VUELVE A NOSOTROS PARA GENERAR MÁS FELICIDAD. SIN OLVIDAR QUE TAMBIÉN SUCEDE CON LO CONTRARIO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario