C.E.

C.E.

lunes, 1 de febrero de 2016

VIVIMOS EN EL AUTO-ENGAÑO


DEBEMOS REFLEXIONAR, SER SINCEROS CON NOSOTROS MISMOS Y TOMAR CONCIENCIA DE LA REALIDAD ACTUAL Y NO HACER COMO EL AVESTRUZ, DEBEMOS TENER PRESENTE UNA LEY UNIVERSAL INMUTABLE “PARA QUE UNOS TENGAN MUCHO, DEBE HABER MUCHOS QUE TENGAN POCO”.

SER VALIENTES Y ADMITIR QUE EN UN MUNDO DONDE LAS DOS TERCERAS PARTES DE SERES HUMANOS SUFREN CARENCIAS Y NECESIDADES BÁSICAS……………….ALGO NO ESTAMOS HACIENDO BIEN.

“NO QUERER VER EL PROBLEMA NO SIGNIFICA QUE NO EXISTA”

Creo que muchos no están viendo que se desea establecer un gobierno mundial con un control total de la población. No lo están viendo porque o bien no lo creen, o bien temen que así sea, o bien lo niegan porque son ya parte de ello.

Son varios los factores que contribuyen a la ceguera. En primer lugar no todo el mundo tiene el discernimiento suficientemente trabajado como para ser impermeables a la hipnosis orquestada a propósito por los medios. En segundo lugar, si se asume la realidad tal y como es, lo cual requiere mucha HONESTIDAD Y VALENTIA, el siguiente paso en COHERENCIA es asumir el COMPROMISO DE CAMBIAR DE HABITOS. Y por lo general la gente prefiere permanecer en su zona de confort. El punto es que, la ignorancia, en cualquier ámbito, si bien es cómoda, es muy irresponsable…

NOSOTROS HEMOS GENERADO TODO LO QUE HOY ESTÁ SUCEDIENDO, YA SEA DIRECTAMENTE O POR OMISIÓN/PASIVIDAD, Y POR LO TANTO SOMOS NOSOTROS LOS ÚNICOS QUE PODEMOS MODIFICARLO. Y SI NO TENEMOS GANAS, O NOS DA LO MISMO QUE EL MUNDO REVIENTE, ENTONCES DEBERÍAMOS PREGUNTARNOS PARA QUE TRAJIMOS HIJOS A UN MUNDO ASÍ… COSA QUE OBVIAMENTE, LA MAYORÍA TAMPOCO QUIERE ENFRENTAR, ASUMIR.

La otra opción, en vez de que “el mundo reviente”, es el establecimiento de un nuevo orden mundial opresivo, militarizado, esclavizador, para el cual la elite ya se está preparando muy diligentemente, con su ya conocida metodología de generar: “problema, reacción, solución”, en donde la primera y la última palabra son orquestadas por ellos, quedando nosotros tontamente atrapados en el medio. ES DECIR, ELLOS GENERAN LOS PROBLEMAS, NOSOTROS REACCIONAMOS AUMENTANDO MÁS ESOS PROBLEMAS PARA LUEGO PEDIRLES A ELLOS POR FAVOR QUE “VENGAN A SALVARNOS”. EN ESO ESTAMOS.

Los recursos naturales están en peligro y la acción humana está hiriendo a la madre tierra eso debemos ponerle fin. Lamentablemente… hay consecuencias que ya son irreversibles. Hemos quebrantado leyes físicas con las cuales no se puede dialogar. Ahora estamos en el tiempo en el cual, las consecuencias de nuestra ignorancia y egoísmo, caerán sobre nosotros, y es para paliar esa tormenta (colapso civilizatorio) para lo que tenemos que prepararnos. En el 2018 aproximadamente entramos en el pico generalizado del petróleo, el carbono, el gas natural y el uranio, todo lo cual constituye el 90% de la base de las fuentes de energía que mueven al capitalismo.

El común denominador de los humanos no tiene la más mínima idea de que este proceso de decrecimiento ya empezó, ni de cuáles son sus consecuencias, no será como nos dicen para que no nos preocupemos en el 2100, que ya estaremos todos muertos, sino mucho antes. A este severo receso energético hay que sumarle el aumento exponencial de la población mundial, la cual mayormente crecerá en los países pobres, quienes a su vez siempre son los más afectados.

A esto hay que sumarle las consecuencias del cambio climático, es decir, del aumento de la temperatura promedio del planeta, lo cual será nefasto en todos los sentidos, para lo cual la última reunión en Paris fue una absoluta burla, pues obviamente no está en los planes de la elite resolver problemas, sino seguir apretando el acelerador hacia el abismo, sencillamente porque ese es su plan… A ESTO HAY QUE SUMARLE LA SEXTA EXTINCIÓN EN MASA DE BIODIVERSIDAD, YA RECONOCIDA (COMO TODO LO ANTERIORMENTE EXPUESTO) A NIVEL CIENTÍFICO.

¿Qué decir de la escasez del agua, del aumento de enfermedades, del aumento del hambre, del aumento de las migraciones de miles y miles de personas deambulando por el mundo teniendo como destino en el mejor de los casos convertirse en mano de obra barata, es decir, en esclavos, tal y como ya está sucediendo? O se mueren en el camino. Pero eso es solo un efecto colateral. ¿De qué? De la demencia de unos pocos, que como siempre ha sucedido desde que el mundo es mundo, se están apoderando de los últimos recursos, mediante la fuerza bruta, perdón, “mediante fuerzas de paz que luchan para protegernos del terrorismo…” A todo esto hay que sumarle el inminente colapso económico, para subsanar el cual, estamos ya en guerra.

La tercera opción, que sería la más deseable, frente a todo este oscuro panorama, ¿Qué hacer? Pues empezar a auto-gestionar nuestras vidas, a separarnos lo más posible de un sistema que (como anunciaron todas los expertos desde hace tiempo), se está cayendo; empezar a responsabilizarnos de nuestra soberanía alimentaria, haciendo huerta en el jardín, la azotea, los muros, adentro de nuestra casa, donde sea; aprender a vivir en comunidad, superando los obstáculos que plantean nuestros egos poco trabajados, en un intento de superar el lema imperante hasta ahora conocido como “divide y vencerás”.

PERO ANTES QUE NADA, LO QUE TENEMOS QUE HACER ES DECIDIR INFORMARNOS ADECUADAMENTE. SI NO SABEMOS QUE TENEMOS EL COLESTEROL ALTO NO VAMOS A MODIFICAR NUESTRA DIETA. DEL MISMO MODO, SI NO SABEMOS QUE ESTAMOS YENDO HACIA UN ABISMO, NO VAMOS A CAMBIAR EL RUMBO.

LA RESPONSABILIDAD DE ESTA RADICAL TRANSFORMACIÓN EN NUESTRA VIDA NO DEPENDE DE LOS POLÍTICOS (ABSOLUTAMENTE DE NINGUNO) NI DE LOS RELIGIOSOS, NI DE MAESTROS ESPIRITUALES O ASCENDIDOS, NI DE EXTRATERRESTRES, NI DE LOS NIÑOS ÍNDIGO. DEPENDE, AQUÍ Y AHORA, PURAMENTE DE NUESTRAS DECISIONES.


No hay comentarios:

Publicar un comentario