C.E.

C.E.

viernes, 30 de octubre de 2015

LAS HORAS LARGAS DE LA NOCHE


ME PREGUNTO QUÉ TRAMPA ESPECIALMENTE SEDUCTORA Y MÁGICA TIENE LA NOCHE PARA MANTENERNOS DESPIERTOS ABSORTOS EN NUESTROS MIEDOS, TEMORES, CARENCIAS, CONFLICTOS Y DESEOS SIN CUMPLIR.

Quizá y como hipótesis razonable de pensamiento, lo que sucede es que nos quitamos, durante la noche los ropajes y máscaras que durante el día llevamos y claro al hacerlo, tomamos conciencia de quienes somos, como somos y lo más importante, como actuamos y el papel que interpretamos.

Bien es cierto que el silencio de la noche y que nuestra mente se relaje de todo lo que movemos al cabo del día, favorece ese encuentro con la realidad que cada uno de nosotros llevamos dentro y que no podemos ignorar.

LA OSCURIDAD DA MIEDO, NO POR LA AUSENCIA DE LUZ, SINO PORQUE ES UN MOMENTO DONDE NOS QUEDAMOS A SOLAS CON NOSOTROS MISMOS Y TENEMOS QUE EJERCER LA SINCERIDAD………..Y ESO SÍ QUE DA MIEDO, YA QUE RARA VEZ SE NOS ENSEÑA A LO LARGO DE LA VIDA A SABER HACERLO.

Me digo a mi mismo que todo llega y todo pasa, que alguna cosa cambiará (o tendremos que cambiar nosotros) para que la realidad oscura y vacía que a veces se nos presenta, pueda dar un giro a mejor y sobre todo me repito que el sol sale de nuevo todos los días y la luna asoma todas las noches y que en sus respectivas soledades, uno y otra, están llenos de fuerza y brillan con intensidad.

LO CUAL PONE DE MANIFIESTO QUE TODOS SIN EXCEPCIÓN TENEMOS LUZ PROPIA, QUE NO NECESITAMOS A NADIE PARA BRILLAR Y QUE EL HECHO DE ESTAR SOLOS EN OCASIONES NO NOS IMPIDE ILUMINAR TODO LO QUE HAGAMOS.

Sin embargo, cuando la oscuridad nos deja a solas con nuestra mente es cuando padecemos la amarga soledad ante nuestros problemas o ante aquello que sin serlo se agranda como un castillo de humo en nuestro mundo emocional, para demostrarnos que cada vez somos más pequeños, que no somos tan buenos como creíamos, ni tan inteligentes como pensábamos.

Cuando se tambalean los pilares del edificio emocional es cuando la mente, siempre tan contradictoria, a pesar de lanzarnos al abismo también nos envía una cuerda (recuerden que la vida al lado de cada problema, nos enseña la solución).

Es entonces cuando rebuscamos en lo aprendido hasta el momento, cuando tienes que sentarte frente a ti mismo para hablarte alto y claro, recurriendo a la fuente inmensa de tu amor, esa que incondicionalmente siempre estuvo ahí y siempre estará aunque no en ocasiones no seas consciente de ello. Ella tiene respuestas. Solamente hay que pedírselas.

En el momento actual, donde cada vez son más los científicos que demuestran como el corazón tiene cerebro e incluso el ultimo aporte de la ciencia al respecto es el descubrimiento de tejido neuronal en nuestro corazón, podemos afirmar que es el corazón la sede de esa fuente de amor, quien toma las decisiones, la mente solo sirve para mover los pensamientos y calentarnos…………la cabeza.

MUCHAS VECES NECESITAMOS RECURRIR A NUESTRA FUENTE DE AMOR, A NUESTRO CORAZÓN Y NO SOMOS CAPACES DE SINTONIZAR CON ESA ENERGÍA AMOROSA, PARA ENCONTRAR LAS RESPUESTAS.

También me pregunto ¿Qué hubiese hecho ella en mi caso? …Si la tuviese delante y encontrase el valor suficiente para confesarle mis errores me habría ganado una excelsa riña, pero también sé que entre sus consejos dolorosos iría mezclada la ternura para remediar la tristeza de sentirme así. Sé también que entre la rabia infinita de reconocer mi mala memoria para con su ejemplo habría obviado mi despiste con un perdón infinito ante mis debilidades.

Me pregunto con qué ojos miraría los míos y qué mano tendería hacia mí para acercarme a su pecho y estrecharme entre sus brazos.

Se sentaría a mi lado y después de ceñir mi voluntad a sus consejos y enseñanzas, me acogería con su sonrisa para decirme una vez más que todo pasa, que nada me turbe, que en quien confía en sí mismo y actúa con amor nada teme y que en todo ello está la confianza de sentir la fortaleza de nuestra esencia que nos dinamiza para seguir abrazando la vida…que siempre, siempre…nos espera fuera.  

CON LA SEGURIDAD DE QUE LA NOCHE NO HAY QUE TEMERLA, QUE ES UNA HERRAMIENTA MÁS PARA NUESTRO APRENDIZAJE Y COMO HAN DICHO LOS SABIOS DE TODOS LOS TIEMPOS, POR MUY OSCURA QUE SEA LA NOCHE, AL FINAL DE ELLA SIEMPRE ENCONTRAREMOS LA LUZ. 

**NO OLVIDES NUNCA QUE LAS NOCHES SIRVEN PARA SOÑAR, PERO EL DÍA ES DONDE CON TRABAJO, ESFUERZO Y CONFIANZA EN TI MISMO, HACER TUS SUEÑOS REALIDAD.


No hay comentarios:

Publicar un comentario