C.E.

C.E.
....

miércoles, 7 de octubre de 2015

“BOTELLA AL MAR”

“BOTELLA AL MAR” ES ESE SIMBOLISMO, QUE VEÍAMOS EN LOS NÁUFRAGOS, CON LA ESPERANZA QUE ALGUIEN LEYESE SU MENSAJE Y LOS RESCATASE DE SU NAUFRAGIO.

Y es algo más normal de lo que podemos pensar, en la sociedad actual, donde un gran número de seres humanos, están naufragando en su propia vida, porque no están haciendo lo que desean, porque no tienen lo que anhelan, porque sus expectativas emocionales no se cumplen, porque profesionalmente no encuentran su lugar, en definitiva porque a veces es muy difícil ser feliz. 

Es difícil llegar a todo sin renunciar a nada, de ahí la necesidad de priorizar. De dar importancia a lo importante en nuestras vidas y no a lo urgente…………………porque en realidad no hay nada más urgente que ser felices y como les digo hoy en día no es fácil.

Entre otras cosas porque nos han vendido un prototipo de felicidad basada en lo externo, cuando la verdadera felicidad se encuentra en lo interno, en el interior de cada uno de nosotros, lo que pasa es que en ocasiones nos despistamos y buscamos en otro lugar.

Muchos de nosotros vamos con el acelerador pisado a fondo, como si no hubiese mañana. Queriendo saborear lo que engullimos sin masticar. Prefiriendo olores a sabores. Devorando tiempo sin horas, pisando fuerte sobre ideas quebradizas, siguiendo un ritmo de vida que nadie sabe quién lo ha impuesto….pero lo seguimos.

PARA FRENAR ESTE SIN SENTIDO IMPOSIBLE DE SEGUIR, APARECE UN NUEVO CONCEPTO EL MINDFULNESS.

Se trata de la atención profunda en el instante. El aquí y el ahora en estado puro. El convencimiento de que es necesaria una herramienta que nos ayude a mantenernos en equilibrio a pesar del calentamiento mental a que nos sometemos diariamente.

HAY QUE HACER BALANCE. LO PRIMERO ESTABLECER CUÁL ES LA ESCALA DE VALORES QUE RIGE EN NOSOTROS. QUÉ ES AQUELLO QUE MÁS NOS IMPORTA PORQUE ELLO VA A DETERMINAR CÓMO ACTUAR CORRECTAMENTE.

El análisis de nuestras motivaciones, de lo que nos hace felices y lo que no, de lo que es importante y lo que es accesorio nos llevará a diseñar un provechoso plan de acción. Porque en realidad, sin acción no se modifica nada.

EL PLAN DE ACCIÓN DEBE SER COHERENTE Y LA COHERENCIA ESTÁ EN PONER NUESTROS INTERESES Y PRIORIDADES POR ENCIMA DE LOS DE LOS DEMÁS, SIN DEJAR QUE LOS DE ELLOS SE ANTEPONGAN A LOS NUESTROS.

No es egoísmo es sensatez, ya que si yo no estoy bien, nada a mi alrededor lo estará, dice el refranero castellano “la caridad bien entendida empieza por uno mismo”, porque como ya henos dicho otras veces todo lo bueno que quiera dar y compartir con quienes me rodean, primero debo generarlo en mí mismo.

Si nos cuesta tomar decisiones, decir no y dar un paso adelante entonces somos los candidatos perfectos para un plan de Mindfulness.

Centrarnos en el presente. Dar prioridad a nuestro propio bienestar. Ser consciente de que donde está nuestro espíritu, nuestra mente, nuestras energías y nuestro cuerpo está nuestra vida. Eliminar el peso de nuestros propios deseos por cumplir, con la confianza en nosotros mismos que con trabajo y esfuerzo llegaran..

LAS EXPECTATIVAS NOS AGOTAN Y DESTRUYEN. ESPERAR DE LOS DEMÁS, OTRAS ACTITUDES, OTRAS ATENCIONES, OTROS AFECTOS NUNCA NOS VA A SALIR BIEN, PORQUE ES DEJAR EN MANOS DE ESOS OTROS, NUESTRA FELICIDAD.

ESPERAR SOLAMENTE HAY QUE ESPERAR DE UNO MISMO. NADA MÁS. Y AUN ASÍ CORREMOS EL RIESGO DE EQUIVOCARNOS.

Porque la única realidad es que no sabemos absolutamente nada de lo que nos queda por hacer o de cómo nos comportaremos cualquier día que no sea lo que hemos hecho hasta hoy, lo demás son proyecciones y suposiciones.

No hay mejor mensaje que el que nos da la propia existencia. Carpe Diem…pero un “diem” tan inmediato como el instante presente en cada décima de segundo.

POR ESO QUERIDO LECTOR/A SI COMES, COME. SI DUERMES, SUEÑA. SI CAMINAS, AVANZA. SI TE DETIENES, DISFRUTA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario