C.E.

C.E.
....

miércoles, 22 de julio de 2015

QUERER APRENDER (UN BUEN PROPÓSITO PARA ESTE PERIODO VACACIONAL)

“ALLÁ DONDE ESTÁN TUS PENSAMIENTOS, ESTÁS TÚ. PROCURA QUE TUS PENSAMIENTOS ESTÉN DONDE TÚ QUIERES ESTAR”.

EL CONOCIMIENTO ES LA BASE PARA COMENZAR, PRIMERO: A CONOCERNOS A NOSOTROS MISMOS (AUTOCONOCIMIENTO) Y SEGUNDO A LOS DEMÁS (TODOS AQUELLOS QUE NOS ACOMPAÑAN EN ESTA MARAVILLOSA AVENTURA QUE LLAMAMOS VIDA).

Hasta las terminaciones de los infinitivos de nuestros verbos parece que se hubiesen puesto de acuerdo para macarnos el camino. PRIMERO PENSAR, LUEGO ESCOGER Y MÁS TARDE DECIDIR. Es como una secuencia racional, estudiada y planificada de antemano con la cual tendríamos asegurado el éxito

 Afortunadamente nuestro mundo se nos llena de variables extrañas que hacen de todo esto un proceso más rico, más complejo y, sobre todo, más humano. Es, precisamente en esa variabilidad y complejidad donde debemos desenvolvernos con la más absoluta naturalidad. Tarea nada fácil, aunque apasionante sin lugar a dudas.

¿Quieres aprender? A buen seguro que lo haces, todos lo hacemos, continuamente, dado que el aprendizaje es una actitud ante la vida (La vida no es otra cosa que aprendizaje) y eso es cosa de cada ser humano, algo personal e intransferible.

Puestos a pedir le pediría yo a Platón que nos contara cómo se hace para trasladar al resto de las personas lo que él descubrió fuera de la caverna en su famoso mito. En cualquier caso nos pondremos manos a la obra para alcanzar esa meta que nos hace más sólidos de criterio, más completos en nuestra formación, más ricos en nuestra relación con nosotros mismos y, sobre todo, más humanos. ¿Y cómo llevar todo esto al terreno de nuestra vida en su concepto más integrador? ¿Cómo trasladarlo a nuestro trabajo, nuestra familia o nuestro entorno social en general? Esta es la parte más fácil de saber pero a su vez, la más difícil de llevar a la práctica.

La idea es bien fácil: tener un proyecto de vida coherente y compatible con nuestra manera de ser, de pensar y de actuar. No digo un proyecto de vida, visto como algo estático ni en el sentido predeterminado al modo cartesiano. No, rotundamente.

Hacer un proyecto de vida supone conocerse a sí mismo, tener apoyos, contar con los demás –somos seres sociales- que los demás cuenten contigo, ser artífices de nuestro futuro, saber hacerlo, querer hacerlo y además hacerlo con ganas, con convencimiento y con ilusión. Ahora quizás pienses que me estoy escapando por el lado filosófico y me distancio de la realidad que nos vivimos a diario. No creas, es el camino que utilizo para llegar lo antes posible a nuestra meta, te aseguro que es el más corto. A menudo solemos oír aquello de "yo soy eminentemente práctico" a personas que en realidad se escudan en esa "teoría" para excusarse de no pensar. ¿Quién nos obliga a no ser prácticos cuando pensamos? ¿Es incompatible pensar con actuar?

Compartir y trasladar el proyecto de vida a nuestro proyecto. Ves, ya he añadido otro verbo, compartir además de trasladar. Una actitud determinada (positiva o negativa), en el plano personal se transforma en esa misma actitud en el plano profesional. En caso contrario, hay que pensar que la primera es falsa o circunstancial. Del mismo modo que uno da sentido a su vida personal, debemos darlo a nuestra vida profesional, a nuestro entorno. La persona que se detiene ante el determinismo de lo dado, sufre tal peso que adoptará una actitud pasiva ante su presente y ante su futuro profesional.

Nadie está en posesión de la verdad absoluta pero hoy comparto mi aprendizaje por si a alguien le fuese útil con estos tres aportes que llamare “recetas”.

PRIMERA RECETA: Debemos ser activos en cuanto a lo que aprendizaje se refiere, y siempre que se nos presenten cuestiones que a priori pudieran parecernos inamovibles.

Veamos: Existen, a mi modo de ver, tres tipos de personas relacionadas al modo en cómo se cuestionan las cosas; LOS QUE NO SE PREGUNTAN CASI NUNCA POR NADA a no ser que se trate de satisfacer su curiosidad, los que se preguntan por los motivos o causas de las cosas: esos que dicen ¿POR QUÉ? Y, por último, aquellos que se preguntan por el modo de mejorar lo que ya conocen: esos que plantean ¿POR QUÉ NO?

SEGUNDA RECETA: En nuestra vida, si queremos avanzar, tenemos que plantearnos con cierta frecuencia el tercer tipo de preguntas. 

TERCERA RECETA: Hay que tomar una actitud activa, además de positiva, es decir, debemos adelantarnos o ir un poco más allá del momento con objeto de escudriñar el futuro o las consecuencias de nuestras propias acciones. Eso es lo que hacen precisamente los buenos jugadores de ajedrez... y el mundo de las organizaciones a veces me parece un inmenso tablero de ajedrez. Gandhi decía que la diferencia entre lo que hacemos y lo que seríamos capaces de hacer bastaría para resolver la mayor parte de los problemas de este mundo; hermosa reflexión que debe formar parte de nuestro bagaje.

En otras ocasiones nos vemos obligados a tomar una decisión, que sea cual sea es mala. De las malas la menor, pero no vayamos a caer en el fatalismo inmaduro de situar los malos resultados de nuestras acciones en un lugar extraño a nosotros. ¿No es verdad que cuando el niño saca un diez en matemáticas llega orgulloso a su casa, dice la madre a los demás? "mi niño ha sacado un sobresaliente" ¿y cuando saca un cero? ¿No dice su misma madre que es porque lo han suspendido? Seamos consecuentes con nuestras acciones: si somos nosotros los que sacamos el diez, también somos los que suspendemos.

Es hora de ir cerrando algún capítulo respecto a lo dicho, las recetas, el futuro, los proyectos y demás cosas que conforman nuestro mundo. En caso contrario caeríamos en el caos de ir dejando abiertos más frentes de los que podamos abarcar razonada y sensatamente.

CREO QUE CON LAS TRES RECETAS A MODO DE DIÁLOGO NOS DARÁ MOTIVO SUFICIENTE DE REFLEXIÓN, CON NOSOTROS MISMOS Y NOS IRÁN ACLARANDO POCO A POCO EN LA MEDIDA QUE PROFUNDICEMOS EN NUESTRO CONOCIMIENTO, COMO REALIZAR LO MEJOR POSIBLE, CON LAS HERRAMIENTAS QUE TENEMOS, NUESTRO PROYECTO DE VIDA.  
“QUE LA COMUNICACIÓN NOS AYUDE A CRECER COMO SERES HUMANOS Y QUE CUANDO COMUNIQUEMOS, SEA PARA AMAR”.

Y COMO REFLEXIÓN FINAL LES DEJO:……..UN DÍA DECIDÍ


Un Día Decidí
Y así después de tanto y tanto pensar
De tanto meditar, de dar vueltas a las ideas
De que hacer y como hacerlo
Un día como cualquier otro decidí ACTUAR
Decidí no esperar a las oportunidades Sino buscarlas yo mismo
Decidí ver cada problema como la oportunidad De encontrar una solución
Decidí ver cada desierto como la oportunidad De hallar un oasis
Decidí ver cada error cometido como la oportunidad De buscar aciertos
Decidí ver en cada noche la luz dentro de la oscuridad
Decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz
Ese mismo día descubrí que mi único rival
No eran mas que mis propias debilidades
Y que en estas esta la única
Y mejor forma de aprender a superarnos
Ese día deje de tener miedo a perder
Y empecé a temer no ganar
Descubrí que yo no era el mejor
Y que quizás nunca lo fui
Me dejo de importar ganar o perder
Ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer
Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima
Sino jamás dejar de subir
Aprendí que el amor es más que un simple estado
De enamoramiento, el amor es una " filosofía de vida "
Aprendí que debo dejar de ser un reflejo
De mis escasos triunfos pasados
Aprendí que debo de ser mi propia
Tenue luz de mi presente
Aprendí que de nada sirve ser luz
Si no vas a iluminar el camino de los demás Aprendí que los sueños son solo para hacerse realidad
Desde aquel día ya no duermo para descansar
Ahora simplemente duermo para soñar…….. 

 E.P.L.


No hay comentarios:

Publicar un comentario