C.E.

C.E.

sábado, 31 de enero de 2015

MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS.......LOS SENTIMIENTOS (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

Muchas veces al intentar decir algo a otra persona tropezamos con los límites del lenguaje, y a pesar de la variedad expresiva que tiene nuestra lengua, no encontramos las palabras justas para expresarnos, sobre todo cuando se refiere a temas relacionados con los sentimientos, cuestiones personales difíciles o delicadas. 

Los aspectos que componen la comunicación humana son variados y la ciencia que los ha estudiado, realizó aportes que clarifican dicha comunicación llegando a la conclusión que es uno de los puntos fundamentales en la vida y en nuestra relación de los demás seres humanos. 

Sin embargo, más allá de las palabras (a veces cerca de ellas, a veces no tanto), está el expresivo lenguaje de los gestos, porque el cuerpo habla y los gestos dicen mucho más de lo que nos proponemos manifestar. 

En nuestras relaciones con quienes nos rodean, mostramos más de lo que formulamos con palabras; a la vez, también leemos aquello que los otros nos dicen con su mirada o con un gesto que desautoriza lo dicho, es decir que son múltiples los lenguajes que se utilizan en la comunicación. 

Sabido es que una imagen vale más que mil palabras, casi lo mismo que un gesto. Según estudios realizados en los Estados Unidos, el 35% de la comunicación durante una charla es verbal y el restante 65% corresponde a gestos, tal vez porque todos los seres humanos tenemos habilidades innatas que nos permiten expresar nuestras emociones a través del cuerpo. 

El lenguaje verbal y no verbal (gestos, mímicas, expresiones faciales, etc.), componen parte del valioso entramado que rige la comunicación entre los seres humanos y hace posible el acercamiento, el entendimiento, o bien la confusión y la separación. Porque más allá de estos elementos que lo integran, subyace el sentimiento que alimenta las palabras y las dota de sentido. 

Cuántas veces amparados bajo el lema de: "Voy a ser franco y decirte la verdad", mortificamos a las personas con conceptos que pueden llegar a ser verdaderos pero están teñidos de impiedad, y herimos a ese ser al que sólo le llegó la forma en que le dijimos las cosas, con la fuerza negativa de un sentimiento que mortifica y humilla. 

Nuestras palabras podrán transmitir ciertas verdades, nuestro lenguaje corporal podrá acompañar o no lo dicho, pero es sumamente importante que el lenguaje de los sentimientos, que son los que dan significado y trascendencia a lo que se quiere decir, sea cuidadoso, minuciosamente analizado, para que las palabras lleguen al otro ser y sean recibidas con el sentido que quisimos darle, con el cariño que fueron alimentadas, con la comprensión que las sustenta y no se produzcan ciertos roces y mal entendidos que hieren el alma y perduran a veces, por bastante tiempo. 

El efecto que genera el sentimiento cuando se verbaliza o se transmite en gestos o expresiones, es enorme y a veces no somos demasiado conscientes de ello, y no sólo no medimos ni cuidamos nuestro lenguaje, sino que tampoco nos paramos a considerar la importancia que tiene el lenguaje de los sentimientos que son los que en definitiva nos acercan y nos reúnen con quienes amamos. 

A veces pocas palabras, pocos gestos, pero mucha comprensión de los errores ajenos y circunstancias de vida por las que cada ser debe atravesar, son suficientes para poder estar en armonía con los otros y con uno mismo. Esa armonía es la manifestación perfecta de una expresión correcta, un pensamiento generoso y una acción honesta, todo lo cual dará paz y serenidad a nuestra conciencia.

Qué valioso sería poder hacer del lenguaje verbal y gestual el instrumento ideal para la expresión de los sentimientos de bien que buscan expandirse en cada ámbito de vida diferente, en cada grupo social, en cada etapa de vida, en cada corazón donde palpita la vida. 

Intentemos tal vez, fortalecer aquellas palabras que buscan apoyar y expresar sentimientos positivos porque ellos conforman un lenguaje propio. 

 "Cuando hablan los sentimientos, nos vemos obligados a escuchar y a veces, a actuar, aun cuando no siempre comprendamos el porqué. No tener conciencia de los propios sentimientos, no comprenderlos o no saber cómo utilizarlos y expresarlos es peor que la ceguera, la sordera o la parálisis. No sentir es no estar vivo. Más que ninguna otra cosa, los sentimientos nos hacen humanos. Nos hacen, en fin, semejantes." (David Viscott). 


jueves, 29 de enero de 2015

MADURAR CON HUMOR Y ALEGRIA

 "MADURAMOS EL DÍA EN QUE NOS REÍMOS FRANCAMENTE DE NOSOTROS MISMOS". (ALBERT EINSTEIN).   

Nos pasamos media vida tratando de tomar en serio nuestro papel en el mundo y, otra media, tratando de aligerar el peso que tuvimos que cargar para salir adelante. Media vida poniendo un rostro grave para que nos tomen en serio y, otra media, tratando de reírnos un poco de nosotros mismos mientras compartimos el “tinglado” de la doble moral y las corrupciones silenciosas. Un espacio lúdico y patético en el que todos “están en el ajo”, incluida la propia persona.   

MADURAR ES UN OBJETIVO QUE PROMETE SERENIDAD Y DISMINUCIÓN DEL SUFRIMIENTO EXISTENCIAL. DE HECHO, EL PROCESO DE MADURACIÓN CONLLEVA UNA PERMANENTE REDUCCIÓN DE LA IMPORTANCIA PERSONAL Y DE LA IMPORTANCIA QUE A SU VEZ, PARECEN TENER LAS COSAS.  

Conforme uno crece y se desarrolla, vive la cara y la cruz de la moneda de casi todas las situaciones de la vida. Y dicha toma de consciencia, de pronto, crea la liberación de ese miedo sutil que inspiraba la solemne dramatización del camino de ida.   

El hecho de reconocer que hemos cometido todos los pecados que un día atrás llegamos a condenar, disuelve LA CIRCUNSPECCIÓN CON LA QUE SE ADORNAN LOS ASUSTADOS PÚBERES QUE TODAVÍA CREEN EN LO QUE OPINAN.  

El sentido del humor merece una alabanza que como signo de flexibilidad, pone en “tela de juicio” las verdades que encorsetan a este mundo de ambición uniformada y clones de éxito oficial. 

¿QUÉ PUEDE UNO HACER PARA REÍRSE UN POCO MÁS DE SÍ MISMO? 

En principio, no reñir a las partes de nosotros que no “dan la talla” y, seguidamente, proclamar nuestras debilidades y carencias, justo en el momento en que aparecen por la puerta de nuestra consciencia. 

Una vez reconocidas, conviene dejar el camino de la culpa y la exigencia, y cruzar por el que dice: “REÍRSE RÁPIDO DE NUESTRA LIMITACIÓN Y TORPEZA, ANTES DE QUE SE OLVIDE Y DESAPAREZCA”. 

Si aún así, a usted le cuesta, ríase de su seriedad, tal vez de sus kilos de más y de su importancia personal. 

Ríase del miedo al fracaso, del temor al engaño y del fantasma de la soledad. 

Ríase de su intestino, de sus comilonas y de sus adicciones varias. 

Ríase de su inseguridad, de sus lágrimas en el cine y de sus anhelos de pareja perfecta. 

Ríase de su vergüenza, del ridículo que un día hizo y de sus exageraciones patológicas. 

Ríase de su incertidumbre y de su ansiedad soterrada. 

Ríase de su cuerpo, de sus enfermedades y de la sutil decadencia. 

Ríase de su orgullo, de sus envidias y de su impaciencia. 

Ríase de sus anhelos espirituales, de sus fantasías y de sus ansias varias. 

Ríase de sus dolores, de sus lágrimas y de sus miedos a empezar una vez tras otra..    

RÍASE DE SU INSOLENCIA, DE SUS FALLOS Y DE LA PUNTUAL ESTRECHEZ DE SU CONSCIENCIA.  

RÍASE DE SUS BAJONES, DE SU CÓLERA Y DE SUS CARENCIAS. 

RÍASE DEL FLUJO DE SUS DINEROS, DE SUS PASIONES Y DE SUS EMOCIONES EXTREMAS. 

RÍASE DE LOS MOMENTOS OPACOS, DE SUS CICLOS BAJOS Y DE LAS NOCHES OSCURAS DEL ALMA. 

RÍASE DE SU INCOMODIDAD ANTE LAS CRÍTICAS, DE SU PERFECCIONISMO Y DE LA DENSIDAD DE SU CÓLERA. 

RÍASE DE LA ENFERMEDAD Y DEL MIEDO A UNA MUERTE SIN VUELTA. 

 RÍASE DE NO HABER HECHO LO QUE QUERÍA, DE NO HABERSE ENAMORADO MÁS DE LA VIDA Y DE HABER PERDIDO EL PROFUNDO SABOR DE LA PRESENCIA. 

RÍASE DE LOS MOMENTOS MISERABLES EN LOS QUE SIENTE PERDIDO EL NOBLE ROSTRO DE SU ALMA.   

Fuente: “Inteligencia del alma”, José María Doria  

miércoles, 28 de enero de 2015

COMO RECONOCER A UN MAESTRO AUTENTICO

¿CÓMO RECONOCER A UN MAESTRO? 


Una persona desea encontrar a un famoso maestro Zen, llega a su domicilio y cree descubrirlo en el jardín rodeado por algunos discípulos que lo escuchan religiosamente. Viendo a un viejo jardinero que barre las hojas secas, el visitante le pide que lo introduzca ante su maestro. A esto el anciano responde: ¿Qué desea usted? Yo soy el maestro. Él es mi mejor discípulo.   

¿NO DEBEMOS FIARNOS DE SU APARIENCIA, NI DE LOS TÍTULOS QUE MUESTRA EN SU CURRÍCULO? 

Dice Alejandro Jodorowsky, que el maestro más poderoso es aquel que confundes con un ser humano cualquiera. Es completamente parecido a ti: es un maestro invisible. Existen numerosos maestros invisibles en el planeta. Lo son porque han alcanzado un grado superior de la conciencia humana y no se hacen notar.   

¿DE QUÉ NOS SIRVE UN MAESTRO INVISIBLE? 

Un maestro invisible nos conduce al desarrollo y a la realización sin deslumbrarnos y sin exigirnos ninguna clase de retribución. En realidad, cada ser que aparece en nuestra vida es una bendición: ¡Un gato, una planta, un amigo, todo! ¡Un colaborador, un empleado, un maestro…, que gran alegría!   

¿CUÁL SERÍA EL VERDADERO ROL DEL MAESTRO? 

El rol del maestro es despertar en el alumno lo que ya sabe, según Alejandro Jodorowsky O como dice Idries Shah “El papel del maestro es provocar la capacidad en el estudiante, para lograr que esté allí cuando sea útil, para guiarlo hacia el progreso. No para deslumbrar ni para dar una impresión de virtud, poder, importancia, información general o alguna otra cosa”   

¿HAY ALGÚN CUENTO QUE LO EJEMPLIFIQUE? 

Exigen a un sabio que estaba de paso por un pueblo que diera una conferencia en la plaza. El sabio pregunta: ¿Saben algo? El público responde que no, entonces el maestro contestó que no hablaba con ignorantes y siguió su camino. Años después, la presencia del sabio en ese mismo pueblo volvió a provocar la misma petición. El sabio volvió a preguntar: ¿saben algo? La respuesta del público, aleccionados por la experiencia pasada, fue que sí. El sabio contestó que para qué hablar si ya saben…y se marchó. En una tercera ocasión, muchos años más tarde, frente a la misma pregunta los aldeanos tenían la respuesta meditada: unos debían decir que sí y otros que no. El sabio les contestó que los que habían respondido afirmativamente enseñaran a los que no sabían y siguió su camino.   

TENÍA ENTENDIDO QUE LA MISIÓN DEL MAESTRO ES LA DE JUZGAR, Y TAMBIÉN LA DE DESTACAR A LOS BUENOS ALUMNOS POR ENCIMA DE LOS MALOS. 

Los auténticos maestros recomiendan no juzgar, la crítica no ayuda. Dicen que el mundo es un reflejo de nuestro estado de conciencia. Cuando mostramos una cara amistosa, el mundo la refleja inmediatamente Un maestro nunca debería mostrar preferencias ya que las mismas pueden dañar al resto del alumnado.   

¿CUÁL ES LA ACTITUD MÁS ABSURDA QUE SE PUEDE SEGUIR CUANDO ESTAMOS FRENTE A UN MAESTRO? 

Hay una historia interesante al respecto que cuenta Jodorowsky: “una persona busca durante años y años a un maestro, camina medio mundo, sube montañas, atraviesa mares; por fin lo encuentra y en cuanto lo ve, le habla de su vida durante tres días seguidos y se va”   

¿POR QUÉ SE ACTÚA DE ESE MODO? 

Dice Alejandro Jodorowsky que el ego es así: encuentra al maestro y después se pone a hablar de sí mismo. “He visto a tanta gente que se me acerca y me habla y me habla y no me hace ninguna pregunta”   

EN OTROS CASOS, EL MAESTRO ACABA DECEPCIONANDO AL ALUMNO… 

Dice Coelho que cuando la gente busca un maestro, debería estar buscando experiencias que puedan ayudarle a evitar ciertos obstáculos. Desgraciadamente, la realidad es otra: recurren a la ley del mínimo esfuerzo, intentando encontrar respuestas para todo. El que desea aprovecharse del esfuerzo del maestro para así no gastar sus energías nunca llegará a ninguna parte, y acabará por sentirse decepcionado.   

¿TAN MALO ES PREGUNTARLO TODO? 

Las respuestas no son nada y la experiencia lo es todo. Sin embargo la respuesta nos da los medios para adquirir esa experiencia de la que andamos necesitados… Cuando uno es incapaz de responder a su propia pregunta dentro de sí, la exterioriza. En otras ocasiones la pregunta sólo busca captar la atención… Un psicólogo fue a conocer a un maestro Zen muy reconocido por su sabiduría y le estuvo haciendo una entrevista. Al finalizar le dijo: -Pero, dígame, ¿usted que hace realmente para ayudar a la gente? El maestro le respondió: -Lo llevo a un lugar donde no necesite hacer ninguna pregunta.   
YA HEMOS VISTO LO QUE ES UN MAESTRO ¿QUÉ NO ES UN MAESTRO? 

Dice Pedro Crucera que no son maestros los que no aprenden cuando enseñan, ni aquellos que creen que todo está escrito ni tampoco los que piensan que lo saben todo   

¿QUÉ RESULTA FUNDAMENTAL PARA CUALQUIER MAESTRO? INCLUSO EN LOS NIVELES MÁS BÁSICOS DE LA ENSEÑANZA 

Según dice Alejandro Jodorowsky, lo más importante es conocerse. Un maestro que se desconoce es un peligro para si mismo y para los alumnos a los que trata.   

¿POR QUÉ SE DICE QUE HAY FALSOS MAESTROS? 

En palabras de Idries Shah: “Donde hay una cosa verdadera o útil, con seguridad hay una falsificación. Esto no significa que la intención original fuera errónea, pero las cosas se vuelven erróneas si no están organizadas convenientemente”   

¿ALGUNA HISTORIA QUE NOS LO MUESTRE? 

Había una vez un joven en Taiwán que deseaba ardientemente que cierta joven se casase con él. Le escribió cartas durante casi cuatro años, a una media de una diaria, declarándole su amor. Sin ese esfuerzo habría sido difícil que la mujer se prometiese con el cartero que le llevaba las cartas   

¿CÓMO SE ORGANIZAN LOS MAESTROS? 

Las cosas no son siempre lo que parecen…   ¿EN QUÉ SENTIDO? Hay una historia sufí de dos maestros y sus respectivos discípulos. Uno de ellos expulsaba a muchos de sus alumnos que se marchaban indignados al otro, el cual siempre aprovechaba la mínima ocasión para criticar al primero. Sucedió que después de 50 años, uno de los antiguos discípulos descubrió que entre ambos maestros había una excelente amistad y preguntó por ese extraño proceder El primer maestro le confesó que los dos forman equipo, trabajan juntos. Los alumnos que no tenían suficiente nivel, que eran peligrosos incluso para ellos mismos, eran enviados a su colega que tenía como misión estabilizarlos. Eran poco aptos para la enseñanza, pero liberados a su suerte se habrían convertido en asesinos y ladrones.   

FRASES: 

“Nada está fijo, a veces somos el discípulo, a veces somos el maestro” Alejandro Jodorowsky 
“Los Maestros nos ayudan a encontrar el camino, pero sólo nosotros podemos recorrerlo” Alejandro Jodorowsky 
“El mejor maestro se sienta en tu silla” Dicho sufí 
“Cuando el maestro está preparado, aparece el discípulo”  Sentencia hindú 
“Cada día es maestro del anterior y discípulo del siguiente” Proverbio chino 
“Antes quería ser maestro, ahora soy estudiante del infinito. Estudio todo el tiempo” Alejandro Jodorowsky "
Para seguir el sendero, mira al maestro, sigue al maestro, camina con el maestro, ve con el maestro, llegarás a ser maestro. Proverbio Zen 
“Maestro es alguien que ve el día como una oportunidad en el tiempo para crear posibilidades de realidad y emociones que no han nacido todavía, realidades que no existen; para conseguir que el día fecunde infinitos mañanas” Ramtha   

PARA FINALIZAR, UN TEXTO DE GABRIELA MISTRAL, “LA ORACIÓN DE LA MAESTRA”

¡Señor! Tú que enseñaste, perdona que yo enseñe; que lleve el nombre de maestra, que Tú llevaste por la Tierra… Maestro, hazme perdurable el fervor y pasajero el desencanto. Arranca de mí este im­puro deseo de justicia que aún me turba, la mezquina insinuación de protesta que sube de mí cuando me hieren… Hazme despreciadora de todo poder que no sea puro, de toda presión que no sea la de tu voluntad ardiente sobre mi vida… Dame sencillez y dame profundi­dad; líbrame de ser complicada o banal en mi lección cotidiana… Ali­gérame la mano en el castigo y suavízamela más en la caricia. 

Fuente:planosinfin.com

martes, 27 de enero de 2015

¿CÓMO SER FELIZ SIENDO PERFECCIONISTA?

EL PERFECCIONISMO CONSISTE EN UN INCESANTE DESEO DE HACER LAS COSAS MEJOR, DE SUPERAR LAS METAS Y SER MEJORES QUE LOS DEMÁS.  

COMO ESTO NO PUEDE LOGRARSE SIEMPRE, EL SENTIMIENTO QUE PRODUCE ES INSATISFACCIÓN. EL PERFECCIONISMO SE COMPONE DE FUERZA DE VOLUNTAD, CONSTANCIA Y NECESIDAD DE CONTROL. ESTA ES UNA AUTOEXIGENCIA MAL ENTENDIDA Y DESMEDIDA. 

Porque esforzarse buscando la perfección es posible, pero la perfección no es posible. La perfección es un ideal que nos ilumina el camino, pero no debemos llegar a tocar su luz, porque nos quemaremos. Sólo debemos ir en su búsqueda.   

EL PERFECCIONISMO NO ES UN RASGO NEGATIVO DE LA PERSONALIDAD SI ESTÁ EN SU JUSTA MEDIDA. 

Es un ideal deseable, pues nos impulsa. Pero deja de ser sano cuando en vez de ser un estímulo para vivir es un obstáculo que nos obliga a ponernos metas cada vez más altas e imposibles de saltar, y que nos conduce a la insatisfacción y a la baja autoestima.   

SI ERES PERFECCIONISTA SEGURAMENTE TE SONARÁN ESTAS CARACTERÍSTICAS EN TU PERSONALIDAD: 

-Pensamiento rígido. Te fijas en los detalles, teniendo problemas en ver la situación global 

-Miedo a fallar, al cambio, a la inestabilidad. 

-Miedo a tus propias necesidades, por temor a que al satisfacerlas se llegue al descontrol. 

-Pensamiento dicotómico. Pasas del blanco al negro, del todo al nada. 

-Dificultad para tomar decisiones, porque te cuesta saber cuál es la decisión buena y cuál no. Crees que cometer un error es catastrófico, exagerando sus consecuencias. 

- Exceso de autocontrol, que te dificulta actuar de manera espontánea. Tratas de controlar tus conductas, deseos y emociones. 

-Elevado sentido del deber. Tus pensamientos y frases se suelen iniciar con “debería…”, “tendría que…” 

-Hipervigilancia. Esto conduce a un alto grado de tensión interna que no te permite abandonarte al momento presente. Continuamente te auto-observas, te juzgas y estas muy pendiente de las reacciones de los demás, de lo que crees que piensan de ti. 

-Frialdad emocional. De tanto mostrar tu mejor cara (tu máscara), llegas a anestesiarte. Temes tanto el descontrol emocional que congelas lo que sientes. Puede que a veces osciles entre esta frialdad y el descontrol, pasando de un extremo al otro   

ES NECESARIO APRENDER A SOLTARTE, DEJAR DE INTENTAR 

CONTROLARLO TODO. ¿CÓMO? 

-Aceptando y escuchando nuestras emociones, sin juzgarlas. Si escuchamos nuestros sentimientos estos no nos desbordarán. De esta manera podremos utilizarlos de forma productiva. 

-Desarrollar una actitud compasiva hacia nosotros mismos 

-Desbloqueando nuestra rigidez. ¿Qué siento ahora? Esa ha de ser nuestra pregunta más frecuente, en vez de ¿qué esperan de mí ahora? ¿qué debería hacer? Preguntarnos más qué queremos en vez de qué debemos hacer. 

-Los errores nos enseñan. Equivocarnos y aprender de nuestros errores es la mejor forma de superación. 

-Lo que nos fortalece es tomar nuestras propias decisiones, no hay decisiones “buenas” o “malas”, sino PROPIAS. 

-Desarrollando nuestra espontaneidad. Improvisando, siendo creativos. 

-Asumir poco a poco las “pérdidas necesarias”: es decir, abandonar los ideales utópicos que nos asfixian y oprimen de lo que no somos o no vamos a ser. Para poder avanzar en la vida de forma más auténtica. 

-Apreciando el cambio, viendo el proceso.   

TE ANIMO A QUE INCORPORES UNA DE ESTAS ESTRATEGIAS ESTA SEMANA Y OBSERVES EL CAMBIO QUE PRODUCE EN TI

sábado, 24 de enero de 2015

“CONSTRUYE TU DESTINO” (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

EL LIBRO “CONSTRUYE TU DESTINO” TODO UN TRATADO PARA LLEGAR A SER UNO MISMO. (WAYNE W. DYER) 

Donde el lema que nos transmite es: “MANIFIESTA TU YO ÍNTIMO Y REALIZA TUS ASPIRACIONES” 

¿Cuántas veces, en un momento de desesperanza o de desconsuelo, te has dicho: «Necesitaría cambiar, pero soy así y no puedo hacerlo»? Todas esas veces te has engañado respecto a tu capacidad de actuar sobre tu destino. Porque dentro de ti tienes el poder para conseguir todo aquello que puedas desear. Para hacerlo, no tienes más que volcarte en tu interior. 

Esta obra te enseñará qué tienes que buscar en él: son sólo nueve principios, nueve pistas que no te convertirán en alguien nuevo, pero sí que te permitirán aflorar lo mejor que, dormido, tienes en tu interior. Principios tan sencillos como confiar en ti mismo, reconocerte en lo que eres y mereces, ser generoso y agradecido, aceptarte como parte de un todo, lo que hará que tú también seas ese todo. 

Construye tu destino no te cambiará la vida. Pero será la indispensable herramienta para que tú la cambies. 

Wayne W. Dyer 
Ha sido profesor de Psicología del Asesoramiento en la St. John's University de Nueva York y es uno de los autores de libros de autoayuda más carismáticos. Entre sus obras publicadas por esta editorial destacan Evite ser utilizado, Tus zonas sagradas, Tus zonas mágicas, La fuerza de creer y La sabiduría de todos los tiempos, además de Tus zonas erróneas, el libro de autoayuda más influyente hasta la fecha 

Introducción 

Tienes, dentro de ti mismo, el poder para conseguir todo aquello que puedas desear. Este es el tema central de Construye tu destino, que no se parece a ningún otro libro que haya escrito previamente. He elegido escribir sobre el tema de la manifestación porque me he sentido atraído hacia él, y no porque sea el siguiente paso lógico en la sucesión de libros que he producido a lo largo de las dos últimas décadas. Y parece que me he sentido atraído hacia este tema por una fuerza que no me ha permitido ignorarlo. 

Al empezar a escribir, noto una cierta humildad junto con una sensación de arrogancia por el simple hecho de abordar esta cuestión. Esos sentimientos me plantearon preguntas como: ¿Quién soy yo para escribir sobre esta capacidad para manifestarse? ¿Qué sé realmente sobre la manifestación? ¿Acaso no está reservado ese ámbito a los seres divinos? ¿Qué me otorga autoridad para dirigirme a los demás acerca de una capacidad que pertenece singularmente a los dioses? Estas preguntas se agitaron en mi mente; en último término me vi más motivado de lo que quisiera aceptar por las dudas sobre mí mismo. 

Al iniciar la tarea de escribir sobre estos principios espirituales, no tenía ni la menor idea de lo que iba a decir, cómo lo diría y cuántos principios encontraría. Hice entonces lo que había animado a hacer a mis lectores de mi libro más reciente Tu yo sagrado. Desterré de mi mente todas mis dudas y empecé a escuchar las voces interiores que seguían diciéndome que recibiría la guía que necesitaba y que no me encontraría a solas en este proyecto. En otras palabras, me rendí y profundicé en mis meditaciones, permitiéndome a mí mismo liberarme de todo temor y duda y, simplemente, confiar. 

Una parte de mí mismo sabía que todos nosotros poseemos la capacidad para manifestar el mundo invisible del espíritu en el mundo material. Lo creía así porque las palabras de todos los grandes maestros espirituales nos animan a vernos como seres ilimitados y a ver que hasta el más humilde de nosotros tiene a su disposición el poder divino de Dios, en cada uno de los momentos de nuestras vidas. Pero parecía una tarea intimidante el atreverme a escribir eso en un libro, y ofrecer los principios espirituales que tenemos que aprender y dominar para hacerlo así. 

Fue entonces, cuando consideraba el escribir sobre esos principios sin tener siquiera una idea muy clara de cuáles eran con exactitud y en qué orden debía presentarlos, cuando recibí un mensaje de un maestro llamado Guruji, a quien está dedicado este libro. En ese mensaje, Shri Guruji me daba instrucciones para que escuchara una cinta sobre el poder de manifestarse y para que practicara en mi propia vida lo que se me enseñaba, para luego presentar al mundo esta técnica de la manifestación. Me explicó que la capacidad paró manifestarse había sido conocida y practicada por los grandes maestros y sabios orientales durante miles de años y que se mantuvo luego en secreto durante siglos. 

Escuché la cinta con gran interés y empecé a practicar en mis meditaciones cotidianas los principios de la manifestación, tal como se presentan en este libro. Experimenté resultados asombrosos casi de inmediato. Empecé a incluir entonces un análisis de esos resultados en mis conferencias y a enseñar esos principios espirituales, que había empezado a practicar en mi vida, aunque sin catalogarlos u organizarlos de ninguna forma. 

Pocos meses más tarde produje un disco compacto y casette titulado Meditaciones para la manifestación, y miles de personas empezaron a utilizar estos principios y a practicar las técnicas meditativas de la manifestación. Los resultados han sido mentalmente increíbles. Las personas que utilizan estas técnicas y una meditación sana, me han escrito desde todas las partes del mundo. 

La meditación sana, descrita en este libro, ha producido manifestaciones asombrosas en las vidas de muchas personas. 

He escuchado contar historias de manifestación de ascensos laborales, de personas supuestamente imposibilitadas para tener un bebé y que, sin embargo, lo han tenido, de desprenderse de una casa que se hallaba a la venta durante algunos años sin encontrar compradores potenciales, y de otras historias de prosperidad y curación que bordean el verdadero milagro. 

Sé que estos principios funcionan. Su poder milagroso no se basa en la creencia, sino en la certeza. Sé que tenemos poderes divinos que no hemos utilizado hasta ahora debido principalmente a nuestros condicionamientos. Sé que tú, si practicas aplicadamente estos nueve principios, puedes empezar a manifestar por ti mismo todo aquello que seas capaz de concebir con tu mente. 

Soy consciente de que entrar en este ámbito de la manifestación es como recorrer un camino con el que no estamos familiarizados. Al decidir entrar en lo desconocido, es evidente que no puedes saber con seguridad lo que te espera. Te pido, por tanto, que evites cuidadosamente llenar ese camino con ideas preconcebidas. Haz un esfuerzo por leer estos principios y por empezar a aplicarlos en tu vida cotidiana sin juzgarlos basándose en aquello que ha sido condicionado a creer sobre sí mismo como una persona que «sólo es humana» y, en consecuencia, limitada. Las ideas preconcebidas sólo servirán para contaminar tu potencial ilimitado para manifestar tu deseo más querido. Lo que desees tiene una importancia fundamental, aunque es posible que no hayas pensado nunca que el deseo y una conciencia espiritual superior sean cosas compatibles. 

Es imposible imaginar un mundo sin deseo. Crear es desear. Incluso el deseo de no tener ningún deseo, ya es en sí mismo un deseo. Tus deseos, cultivados como semillas de potencial en el camino de la conciencia espiritual, pueden florecer en forma de libertad para poder tenerlos en paz y armonía con tu propio inundo. 

Darse permiso a uno mismo para explorar ese camino significa tomarse la libertad de utilizar la mente para crear el mundo material exacto que encaja con tu mundo interior. Ese mundo interior es el que actúa como catalizador para determinar las experiencias del mundo físico. Tendrás que abandonar la idea de que te encuentras impotente ante las circunstancias de tu vida. Necesitarás abandonar la mentalidad de grupo que te dice que eres incapaz de producir una manifestación. El pensamiento de grupo inhibe tus capacidades naturales para crear tu propia vida, tal y como deseas que sea. 

Examina las presiones y creencias que has incorporado en ti mismo, que reflejan el pensamiento de tu familia más inmediata, de tu familia más amplia, de tu comunidad, el grupo religioso al que perteneces, el grupo étnico, el grupo educativo/empresarial, o cualquier otra multitud de unidades especializadas de personas. Determina aquellos ámbitos en los que tu vida se ve mediatizada por las disposiciones mentales predeterminadas, que hacen que tu evolución personal sea más lenta porque aquello que realmente deseas o crees no obtiene ninguna energía de tu propia singularidad. 

Al mantenerte conectado con una conciencia de grupo, estás diciendo en realidad: «Elijo evolucionar lentamente». Además, esa disposición mental siempre te da permiso para ser débil e impotente. Elige evolucionar con un grupo, en lugar de hacerlo espontáneamente, tal como te dicta tu conciencia interior. 

Si comprendes verdaderamente la capacidad para la manifestación, te darás cuenta de que puedes controlar la velocidad a la que se produzca el cambio en tu vida. Un místico practicante se manifestará rápidamente porque está conectado con el mundo situado detrás de sus ojos, en lugar de ver el mundo como algo dictado por los ojos del grupo y de todos sus antecesores. 

Al experimentar la desconexión respecto a esas fuerzas exteriores, verás cómo aumenta drásticamente la velocidad de tu evolución. Si escuchas una voz interior, detrás de los globos oculares, que te dice: «Avanza», ya no aguardarás a esperar a alguien para avanzar, antes de dar el primer paso. Ya no tendrás que revisar tus sugerencias para contrastarlas con la mentalidad del grupo, que está destinada a mantenerte seguro y a desanimar tu individualidad. 

Pude iniciar mi viaje de iluminación sólo después de reconocer plenamente que el acuerdo del grupo para mantenerme a salvo y para amarme inadecuadamente, no me permitía buscar algo de más empeño. Si esperas a que todos los demás hayan aprendido a manifestar sus deseos más queridos, no dispondrás de tiempo suficiente en esta vida para iniciar siquiera tu propio viaje. Tienes que desconectarte de tu condicionamiento y saber, dentro de ese espacio íntimo situado detrás de tus ojos, que puedes aceptar y aceptarás el desafío de manifestar tu destino. 

Al cultivar la convicción interna sobre la manifestación del mundo de lo invisible en el mundo material, comprenderás que hay una fuerza universal que se encuentra en todas las cosas del universo. No hay un Dios separado para cada individuo, cada planta, cada animal, cada mineral. Todos son uno. En consecuencia, la misma fuerza divina que hay dentro de ti, que te hace pensar y respirar, se encuentra simultáneamente en todos los seres humanos y en todas las cosas. Es algo universal. Así pues, no existe lugar alguno en el que no esté. En consecuencia, lo que percibes como ausente de tu propia vida, también contiene la misma fuerza divina o inteligencia universal que está dentro de ti. 

La manifestación, por lo tanto, no es más que el dar forma a un nuevo aspecto de ti mismo. No estás creando algo a partir de la nada. Aprende a alinearte con un aspecto de tu ser que tus sentidos no sabían que pudiera ser activado. Esto constituye una parte muy importante de esta comprensión. ¡Tú y aquel que deseas manifestar en tu vida sois uno! 

Cuando escribía este libro, tuve la experiencia de escritura más pacífica de la que he disfrutado jamás. Lo que tienes ahora entre tus manos es el resultado de estos nueve principios. Cada día hacía exactamente lo que había escrito acerca de ellos. 

Mientras los practicaba, me di cuenta de que estaba produciendo un manual para la manifestación espiritual, que cualquiera podía tomar y empezar a aplicar en el mismo instante en que leía las palabras impresas. Sabía que no tenía necesidad de llenar este libro con cientos de ejemplos de estos principios y cómo habían funcionado en mí y en muchos de mis estudiantes, así como entre los lectores distribuidos por todo el mundo. Sabía que no era necesario incluir un gran número de citas y afirmaciones, como he hecho en muchos de mis libros anteriores. Esto era algo completamente diferente. 

La palabra clave que mantuve en mi mente mientras escribía y que permitió que estos principios se manifestaran a través de mí fue «ceñirse» al tema. Para mí, eso significó renunciar a toda palabrería extraña, a no incluir casos de estudio y a utilizar un mínimo de citas. Me acostumbré a un estilo de escritura caracterizado como: «Di lo que quieras decir. Dilo con sencillez. Dilo directamente. Dilo desde el fondo de tu corazón y resiste la tentación de escribir con exceso». Y eso fue lo que hice al producir este libro. 

No hay capítulos sino, sencillamente, nueve principios. 

Cada uno de ellos se explica de la forma más simple y directa que he sido capaz de encontrar. Cada uno de ellos procede directamente desde el fondo de mi corazón y no de mi cabeza. Escuché mi propia guía y luego escribí lo que ésta me indicaba. Sólo paré cuando tuve la sensación de haber dicho lo que necesitaba decir y de haber aportado sugerencias específicas para poner en práctica estos principios. 

Tienes en tus manos el manual que más se «ciñe» al tema y que he sido capaz de producir para enseñar los principios fundamentales para la manifestación individual. Tengo la convicción de que si practicas estos nueve principios, encontrarás guía. No estarás solo en este viaje y verás cómo tus deseos se manifiestan como tu destino en tu vida cotidiana. 

Finalmente, sabrás que tu tarea consiste en decir «Sí!», en lugar de preguntar «Cómo?». 



PRIMER PRINCIPIO: 
Sé consciente de tu ser superior 

SEGUNDO PRINCIPIO: 
Confiar en ti mismo es confiar en la sabiduría que te creó 

TERCER PRINCIPIO: 
No eres un organismo en un entorno, sino un ambientorganismo 

CUARTO PRINCIPIO: 
Puedes atraer hacia ti aquello que deseas 

Quinto principio: 
Respeta tus méritos para recibir 

SEXTO PRINCIPIO: 
Conéctate a la fuente divina con un amor incondicional 

SÉPTIMO PRINCIPIO: 
Medita al sonido de la creación 

OCTAVO PRINCIPIO: 
Desvincúlate pacientemente del resultado 

NOVENO PRINCIPIO: 
Abraza tus manifestaciones con gratitud y generosidad 

WAYNE W. DYER de su libro “CONSTRUYE TU DESTINO”

jueves, 22 de enero de 2015

¿DEPENDES DEL AMOR DE LOS DEMAS?

COODEPENDENCIA AFECTIVA  Y COMO LIBRARNOS DE ELLO 

 LA DEPENDENCIA AFECTIVA ES UN SÍNTOMA COMÚN. MUCHAS PERSONAS DEPENDEN DEL AFECTO DE LOS DEMÁS PARA PODER ESTAR BIEN. CUANDO LA PERSONA QUE ES OBJETO DE SU APEGO SE ENCUENTRA LEJOS O NO LES PRESTA LA ATENCIÓN QUE CREEN MERECER, EMPIEZAN A SENTIRSE MAL, NO PIENSAN EN OTRA COSA QUE SEA LA PERSONA DE LA CUAL DEPENDEN.    

Aunque no lo creas, no solamente le pasa a las mujeres, quienes  generalmente se involucran con hombres  inaccesibles, fríos, poco demostrativos y por lo tanto le generan una dependencia afectiva  aún mayor.  Los hombres no están exentos, llegan a obsesionarse con una mujer que no les hace caso, ya que los hace sentir como que nunca pueden conquistarla y el resultado es una gran codependencia. 

Estas personas cuando creen enamorarse, se vuelcan en cuerpo y alma al cuidado del ser amado, viven para él, se desviven, se desvelan, quieren hacer todo por él y se olvidan de sí mismas. En esta situación las personas dejan de lado los propios intereses satisfacciones y hasta los propios deseos, con tal de complacer a la pareja y vivir por él.   

Es lógico pensar que este tipo de relación deja un vacío cada vez más intenso en la persona que delega al otro su felicidad, y se genera un monto de angustia y ansiedad cada vez más elevado. Muchas veces estas personas imaginan que con  sexo pueden lograr esa felicidad que desean, pero en realidad sirve solamente para una descarga física y resulta que  la necesidad psicológica de ser amada, aceptada, valorada  y reconocida sigue siempre en pie. (increíble pero cierto)   

Es verdad que muchas personas hacen depender su autoestima del amor de otra persona en la vida adulta y sobre todo en la pareja. Para estas personas su autoestima no depende del logro personal sino del ser amada, como todos hoy sabemos esta baja autoestima proviene de la primera infancia. 

Cuando en la infancia existen carencias afectivas y no están satisfechas las necesidades básicas de amor y afecto, estas generan un vacío y una necesidad de experimentar un amor que le dé a la persona el valor de sí misma.

Cuando una persona identifica que tiene este tipo de dependencia afectiva de la pareja, amigos, familiares, jefes, es necesario que asista con un psicólogo  para identificar bien los motivos y necesidades personales para poder superar ese conflicto y tener una mejor calidad de vida.   

Ahora, es el momento de analizar si eres una persona codependiente, a veces creemos que el amor nos hace depender afectivamente de una persona, pero en realidad, no es más que esa falta de afecto y amor hacia nosotros mismos, si te has identificado con las características que mencioné, es importante que busques un grupo de apoyo y te des cuenta del daño que te haces a ti mismo. Nunca es tarde para empezar un nuevo camino. 

COMO SUPERAR LA CODEPENDENCIA   

1. Aumente su autoestima concentrándose en sus talentos, sentido del humor y creatividad.   

2. Si las personas no le piden ayuda no trate de ayudarlas.   

3. Sea asertivo, exprese sus pensamientos y sentimientos de manera saludable.   

4. Escuche a las personas que ama sin darles consejos. Pero sobre todas las cosas comience a tomar conciencia que usted tiene su propia vida que vale y que sus necesidades son importantes. Aprenda a poner límites y libere su necesidad de arreglar los problemas de todas las personas  

miércoles, 21 de enero de 2015

CUANDO LA VIDA NOS SORPRENDE


"COMO NO SABÍAN QUE ERA POSIBLE, LO HICIERON."   

UNA VEZ LEÍ… “LOS DESEOS GENUINOS POSEEN UNA FUERZA EXTRAORDINARIA QUE SE CONVIERTEN EN IMANES EN LA REALIDAD, Y TIENEN LA PROPIEDAD DE ATRAER SUCESOS QUE FAVORECEN SU REALIZACIÓN.

Estamos acostumbrados a esperar que ocurra siempre lo más probable y no nos atrevemos a pensar en lo imposible. La semilla de una coincidencia nace en el seno de una necesidad del alma. Esa extraordinaria fuerza inmaterial se convierte en una intención en el mundo real de los significados; y si logramos no estar pendiente de los resultados el poder organizador de la naturaleza realizará el milagro. Así es como el significado de la coincidencia resuelve armoniosamente la inquietud humana individual más profunda y a la vez le señala un nuevo camino. El Universo está en constante evolución y puede detectar la fuerza del alma y guiarla hacia la realización de su propósito, en armonía con el propósito universal.  

El Ego es la única barrera que impide el maravilloso mecanismo de los milagros, porque existe una condición indispensable para la ocurrencia de una coincidencia significativa: la entrega, la rendición, la aceptación de lo que es”. 

CUÁNTAS CIRCUNSTANCIAS “SORPRESIVAS” SUELEN SUCEDER TRAS LO INESPERADO?. Con el paso del tiempo, terminamos por admitir la gran sabiduría que oculta la cadena sutil de acciones que nos conducen a un destino u otro, una cadena que a veces se teje con sucesos imprevistos que escapan a nuestro supuesto control, sucesos que animan el propósito del Gran Juego. La Inteligencia Universal se manifiesta con toques de inesperado “a pesar” de nuestros planes. 

En realidad lo que consideramos como previsible no deja de ser una fotocopia mental construida por la memoria, es decir un material conformado por clichés que se proyectan sobre un futuro nada creativo, nada creativo porque se trata de una apretada visión del devenir que a cambio de monotonía, puede aportar una efímera sensación de seguridad. Tengamos en cuenta que los seres más inseguros son los que ilusoriamente tratan de tener todo el devenir lo más atado y colonizado posible, seres que ignorando sus potenciales tienen serias dudas en disponer de recursos para hacer frente a lo que surja.  

UNA VEZ MÁS APARECE EL JUEGO DE LAS CARENCIAS PRODUCIDAS POR EL RECUERDO DE VIEJOS DOLORES Y EL TEMOR A REPETIRLOS. Sin embargo, ¿qué mejor estado de conciencia que el de la sorpresa?, ¿acaso vamos a dejar que tal maravilla sea patrimonio emocional tan solo de los niños?   

EJERCITEMOS NUESTRA “MIRADA DE PRINCIPIANTE” Y PERCIBAMOS TODO COMO SI FUERA LA PRIMERA VEZ. SOLTEMOS LOS PREJUICIOS Y LAS SUPOSICIONES, Y REFRESQUEMOS NUESTRA PERCEPCIÓN. 

Toda una invitación a recorrer la vida que nos toca en un permanente “descubrir”. En realidad el descubrir es más significativo que lo “descubierto”, y tan solo viviremos la maravilla del descubrimiento si volvemos a “ser como niños”. Algo que no significa dejar de discernir ni dejar de aplicar nuestra experiencia de la vida, sino más bien resonar con un estado de inocencia que suspende el juicio acerca de todo lo que se percibe, un estado por el que cesamos de realizar comparaciones y de criticar de forma estéril lo que simplemente ES y sucede. Algo que se logra con trabajo interior. 

EL SABIO INDIO SRI NISARGADATTA FUE TODAVÍA MÁS LEJOS CUANDO AFIRMÓ QUE:“TAN SOLO LO INESPERADO ES REAL”.  

Una reflexión que nos lleva a preguntar, ¿acaso entonces lo previsible es tan solo un sucedáneo de la realidad? Una vez más la sabiduría responde conduciéndonos suavemente hacia la vivencia del momento presente, una vivencia que asimismo nos invita a evitar la anticipación y la expectativa. ¿Precisaremos del regalo de la comprensión para lograr abrazar el creativo abismo del presente continuo? Parece evidente que el momento presente es la llave que abre todas las puertas, incluidas las que hacen referencia a vivirnos surfeando por entre los pliegues del sostenido descubrir, ¿hay mejor forma de vivir que mantenernos enfocados en la atención creativa del ahora?¿Qué nos pasará en las próximas 3 horas?, ¿quién puede asegurar que no nos va a suceder algo significativo?   

Atención, abramos la puerta de lo insospechado y dejemos espacio en el alma para que “pase un ángel”, un ángel blanco o negro que, al igual que el amor y el odio, son casi lo mismo y laboran por nuestro sostenido expandir. Convendrá dejar espacio en el corazón para que de pronto se nos ocurra aquello que una vez más puede cambiar nuestra vida. Vivamos abiertos a que de pronto suceda justo eso que meses o años atrás anhelamos, y que ya habíamos olvidado como posible. ¿Quién es capaz de evitar la insólita llegada de lo Nuevo?  

TOMEMOS CONSCIENCIA DE QUE TAN SÓLO ES LA MENTE RACIONAL CON SUS CONSABIDAS PROTECCIONES LA QUE SE RESIGNA, LA QUE SE NIEGA, LA QUE SE TORNA ESCÉPTICA Y SE AFERRA A LO CONOCIDO, LA QUE TRATA DE AGARROTAR EL DEVENIR. 

En realidad, viendo el panorama emocional de las grandes urbes en las que habitan gentes apretadas que han dejado de descubrir, soñar y sorprenderse, uno se pregunta… ¿acaso esta actitud de escepticismo y cerrazón, tan presente en esta sociedad pragmática, no es un virus que algún perverso hacker ha logrado colar en la mente humana?, ¿dónde se encuentra la tan creativa espontaneidad?   

Pues bien, dado que en la naturaleza todo veneno tiene su antídoto, convendría crear un antivirus para descongelar el sistema vital de la desesperanza. Y en este sentido, el mejor que conozco es un corto mantram que merece la pena pronunciar varias veces al día. Se trata de hacerlo presente en todo momento y lugar hasta instalarlo, por ejemplo, puede programarse en la pantalla del móvil, en la del ordenador o con un imán en el frigorífico…   

En realidad es un antivirus muy barato que ahora tengo el gusto de pasarte en tres inolvidables palabras”:“TODO ES POSIBLE”¿Acaso existe mejor oración que estar abiertos a que lo imprevisto suceda, EN DEFINITIVA A QUE LA VIDA NOS SORPRENDA? 

REFLEXIÓN FINAL 

CIERTAS PERSONAS TIENEN INDISCUTIBLEMENTE UNA NOTABLE CAPACIDAD  DE TENER A LOS DEMÁS BIEN ATADOS CON NUDOS   

Hay quienes destacan en hacer nudos 
y quienes destacan en dejarse enredar. 

Con frecuencia, ni el que ata ni el atado
saben cómo sucede esto o no tienen 
conciencia de que ya está sucediendo.

Impresiona constatar hasta qué punto les resulta difícil 
a las partes en juego ver lo que pasa.

No olvidemos que el hecho de no ver que existe un nudo 
forma parte del nudo.

martes, 20 de enero de 2015

TIEMPO PARA MI....TIEMPO PARA LOS DEMÁS (AYUDAR SIN DESTRUIR)

ES TIEMPO...DE MI MISMO Y DE HUIR DE AYUDAR A LOS DEMÁS DE FORMA DESTRUCTIVA, SABIDO ES QUE LA MEJOR FORMA DE AYUDAR A LOS DEMÁS ES AYUDÁNDOSE UNO MISMO. 

"No es tiempo de elegidos ni salvadores, ni de religiones, logias, sectas, grupos "especiales", ni de gurús, pastores, sacerdotes, rebeldes, sabios, blancos, azules, violetas, canalizadores, Chamanes, magos, brujos, maestros, corrientes científicas, etc.   

Mucho menos de "la técnica verdadera" o el "único camino" de los cuales DEPENDER, o a quienes CREER, SEGUIR o IDOLATRAR CIEGAMENTE.   

Es tiempo de ser totalmente LIBRE y RESPONSABLE de TÍ y de TUS CREENCIAS, de tus ACCIONES, elecciones, de tus gustos y formas...   

Es tiempo de buscar, investigar objetivamente, filtrar, analizar, DUDAR SANAMENTE, CUESTIONAR, PROBAR, COMPROBAR, DISCERNIR y ELEGIR CONSCIENTEMENTE.   

Es tiempo de APRENDER, RECORDAR, SENTIR, RESPETAR, ACEPTAR, PERDONAR, AGRADECER, OBSERVAR, SOLTAR y CONTINUAR.   

Pero SOBRE TODO es tiempo de AMARTE INCONDICIONALMENTE,  de HONRAR TU CAMINO y EL DE LOS DEMÁS,  de MEDITAR, de CONFIAR en TU SABIDURÍA INTERNA Y encontrar TUS PROPIAS RESPUESTAS; de hacer CONSCIENTE lo inconsciente, CREER en TI,  de DIRIGIR tu VIDA, tus creaciones,  de DISFRUTAR y LOGRAR tu PROPÓSITO.   

Es tiempo de DESPERTAR al Maestro en Ti . 

Porque una mente que se cierra se limita. 

Porque si al corazón se le reprime hay muerte. 

Porque NO HAY VERDADES ABSOLUTAS sino Estados de Consciencia. 

Porque el AMOR no se razona, SE SIENTE, SE VIVE Y SE DA... 

Porque CADA UNO DE NOSOTROS ES ÚNICO E IRREPETIBLE. Y TODOS SOMOS UNA CONSCIENCIA EN ACCIÓN". 

Por eso debemos de tener en cuenta que solo debemos ayudar, a quien nos lo pida y sino nos lo pide aunque veamos que se va a equivocar, saber respetar su proceso. 

AYUDAR DE FORMA DESTRUCTIVA ES RESCATAR A LOS DEMÁS DE SUS RESPONSABILIDADES,  SATISFACER NECESIDADES DE OTROS AUNQUE NO LO HAYAN PEDIDO. 

Rescatamos a los demás de sus responsabilidades. Nos hacemos cargo y cuidamos de ellos. Luego nos enojamos con aquellas personas porque hemos actuado por ellos.  Y nos sentimos usados y sentimos lástima de nosotros mismos. 

Ese es el patrón que se repite una y otra vez, un triángulo del cual no podemos salir. 

Rescatador y cuidador son sinónimos,  en la forma de hablar terapéutica los llamamos “PERMITIDORES”. Dícese de los que ayudan pero en forma destructiva. Y cuando se ayuda no se debería destruir, sino todo lo contrario. 

ENTRE LAS SIGUIENTES ACCIONES ENCONTRAMOS DIVERSAS FORMAS DE RESCATE: 
Hacer algo que no queremos hacer. 
Decir si cuando queremos decir no. 
Hacer algo por alguien aunque esa persona sea capaz de hacerlo sola. Satisfacer las necesidades de otros aunque nunca nos lo hayan pedido. Arreglar los sentimientos de la gente. 
Hablar en nombre de otra persona. 
Pretender solucionarles los problemas a los demás, incluidos hijos y padres. 
No pedir lo que deseamos o necesitamos. 

TOMAR CONSCIENCIA PARA SALIR DE ESE LUGAR, PARA PERMITIR VERDADERAMENTE CUIDARSE A UNO MISMO Y DEJAR DE RESCATAR FALSAMENTE A LOS DEMÁS

viernes, 16 de enero de 2015

DEJANDO ATRÁS LAS CREENCIAS QUE NOS DAÑAN

LA ÚNICA CAUSA DE NUESTRA INFELICIDAD NO SE ENCUENTRA EN EL MUNDO EXTERIOR, LA TENEMOS INSERTADA EN NUESTRA PSIQUIS Y AUNQUE PODAMOS INVENTAR TANTÍSIMAS ESCUSAS QUE NOS IMPIDEN SER O HACER; SIEMPRE ENCONTREMOS JUSTIFICACIONES PROCEDENTES DEL AFUERA. 

Todo, absolutamente todo pasa por el filtro de nuestras creencias. Nuestra vida y todas las experiencias se rigen desde la óptica de nuestras creencias. 

Todo lo que vemos y sentimos al observar a las personas y al mundo, es el producto de nuestras creencias, que crean sentimientos y pensamientos acerca de él. Poseemos creencias positivas y negativas. 

Las creencias positivas, unen , integran, expanden, nos hacen sentir paz y amor. Las creencias negativas están basadas en el miedo, contraen, dividen, aíslan, y traen sufrimiento. 

Los eventos del afuera, todo aquello que nos ocurre, no tienen significado alguno, son totalmente neutros, todo el significado que le demos procede de la interpretación que nuestra mente hace. 

Las creencias negativas son pegajosas, ingeniosas y auto perpetradoras. Ellas no permiten que te des cuenta que son solo creencias y que las puedes cambiar. Ellas te hacen creer que no existe otra manera de ver o interpretar una situación. Ellas son sumamente resistentes al cambio, por eso sufres, no encuentras manera de sobreponerte porque quedas atrapado en tus creencias y lo tomas como real. 

Recordemos que nosotros somos los creadores de nuestra realidad, y no olvidemos también que la realidad que percibimos es aquella que nuestras creencias nos muestran. Entonces ¿cómo puedes crear una realidad diferente? 

Tú creas lo que tú crees. Para crear una realidad diferente, más pacífica, más amorosa, más en tono con quién tú deseas experimentarte, debes cambiar aquellas creencias que te hacen ver la vida de manera discordante. 

Al cambiar tus creencias, cambia tu manera de pensar y sentir, y tu realidad no le queda otra que mostrarse de acuerdo a tu nueva manera de percibir. ¿Qué pasa con aquellas creencias tan difíciles de cambiar? Conozcamos algunos de sus trucos con los cuales se aseguran su permanencia. Todos los sentimientos negativos que tienes proceden de tus creencias negativas, si no tuvieses esas creencias, no podrías sentirte mal, disgustado, temeroso o triste. 

Eso te permite mirar dentro de ti. Por otro lado comienza a pensar que no todo lo que crees es verdad y menos aun cuando piensas negativamente acerca de ti. Permítete dudar de todas y cada una de tus creencias, ellas no están soldadas a ti, ellas fueron creadas y aceptadas por ti entonces tu eres más grande y poderoso que ellas y las puedes cambiar. 

Tus creencias negativas te hacen creer que lo que crees es mejor que si dejaras de creer en ello, te hacen creer que de esta manera eres protegido. Las creencias negativas te vuelven suspicaz, y piensas negativamente de todos y de todo y esto lo haces creyendo que te proteges. Ellas te hacen creer que es positivo creer de esta manera. 

Solo tus creencias positivas te permiten sentirte bien y libre, si no te sientes de esta manera, hay algo en ti que está en tus manos transformar o transmutar. 

Las creencias te hacen pensar que el lugar donde mirar está en el exterior, ellas evitan engañándote, que mires adentro. Comienza a no hacer caso a eso y revisa en tu interior, encuentra la raíz. Cuando descubres la raíz de una creencia negativa, la puedes transformar y todas las creencias que la acompañan formando un bloque entrelazado también tienden a desaparecer. 

Se honesto contigo y emprende esa aventura, es bueno que revises tus creencias; notarás que se siente bien y se obtiene libertad cuando las descubres. Cuando cuestionamos nuestras creencias es cuando realmente las podemos soltar y evolucionar. 

Perdónate a ti y perdona a otros, lo que te mantenga atado a algún resentimiento también es una creencia negativa. 

No importa que tan oscuras tus creencias te hagan pensar que es la realidad, siempre puedes encontrar luz en cada situación, si te propones a mirar bien y no dejarte engañar. Es como lo que conoces como el Yin – Yang, hay otras maneras de mirar una situación. 

No resistas al cambio, aquello que te hace resistir también es una creencia que te hace temer lo desconocido, aquello que pueda ocurrir. El cambio solo puede hacerte descubrir nuevas facetas de ti, y para eso estamos aquí; para experimentar y convertirnos en quién deseamos ser. 

AHORA, ESTÁ EN TUS MANOS CAMBIAR TU REALIDAD. HAZLO, SI TE PARECE DIFÍCIL, TAMBIÉN ES OTRA CREENCIA QUE INTENTA IMPEDIRTE QUE REALICES ALGÚN CAMBIO. NO HAY LÍMITES, TODO ES POSIBLE, EL LIMITE LO PONEMOS NOSOTROS CON NUESTRAS CREENCIAS. CAMBIA TUS CREENCIAS Y CAMBIARÁ TU VIDA. 

AMPLIAMOS NUESTRA CONSCIENCIA EN LA MISMA MEDIDA QUE SOLTAMOS NUESTRAS CREENCIAS.