C.E.

C.E.

jueves, 31 de diciembre de 2015

FELIZ AÑO 2016



DAR LAS GRACIAS A TODOS LOS LECTORES Y LECTORAS DE ESTE VUESTRO BLOG POR UN AÑO MÁS EN EL QUE ME HABEIS ACOMPAÑADO

DAROS LAS GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS Y SOBRE TODO POR LA CANTIDAD DE CORREOS  QUE ME HABEIS ENVIADO, QUE SIN DUDA SIRVEN PARA QUE ENTRE TODOS AYUDEMOS MÁS Y MEJOR A MUCHAS PERSONAS

OS DESEO A TODOS QUE EN ESTE AÑO QUE ENTRA, SE CUMPLAN TODOS VUESTROS DESEOS, SUEÑOS Y ANHELOS.

QUE ESTE AÑO NUEVO UNA MÁS NUESTROS CORAZONES


miércoles, 30 de diciembre de 2015

EL DESTINO ESA GRAN….INCÓGNITA

EL DESTINO EXISTE. HAY UN PLAN PROPIO QUE CADA UNO TRAE, A MODO DE MAPA PARA TRANSITAR LA VIDA Y TAMBIÉN EXISTE ESE PLAN, EN LOS ENCUENTROS PREDETERMINADOS DESDE ANTES DE TOMAR ESTE CUERPO.

A veces, nos parecen imposibles las cosas que suceden. Sin embargo, algo hay de posible en ello cuando notamos esa sensación de “conocer”, sin conocer, a una persona. Cuando vemos nuestro reflejo en otro o cuando parece que hemos vivido ya la misma situación en algún momento distinto que no podemos determinar. 

Puede ser que sea. Puede que incluso hayamos compartido vidas con los más cercanos. Puede que estemos en el vórtice de un nuevo recuerdo sensitivo o que incluso puede ser que quienes tenemos delante nos haya acompañado tantas veces en nuestros pesares…

Lo que no podemos es definir ni trazar es, en la mayoría de los casos el camino por recorrer que aún nos queda. Y así la vida nos va poniendo delante situaciones, lecciones, decisiones y experiencias que son las necesarias, para poder cumplir con el destino diseñado por nosotros mismos, aunque no seamos conscientes de ello.

Lo define perfectamente esa frase de sabiduría milenaria que dice: “LA VIDA NUNCA NOS DA LO QUE PEDIMOS, PERO SIEMPRE NOS DA LO QUE NECESITAMOS PARA NUESTRA EVOLUCIÓN CORRECTA”.

Nos encontramos transitando el camino de nuestro interior hacia lo que nos rodea en el exterior y a veces no queremos reconocernos. Uno se niega, se resiste, se aparta. PERO LO QUE ESTÁ DEFINIDO POR AQUEL PLAN INICIAL QUE DISEÑAMOS, SUCEDERÁ. QUERAMOS O NO, HUYAMOS O NO.

HAY QUE VIVIR LO QUE NOS PERMITA ABRAZAR EL RETO DE SUPERARNOS.

Aun así, nos dan a elegir. Nada tienen de predeterminado nuestra vida. Porque aunque hayamos trazado las líneas generales (proyecto de vida) por donde discurrirá nuestra vida, nuestra libertad de elección es decir nuestro libre albedrio, será quien en última instancia decida como actuaremos con las personas y situaciones que vivamos.

El destino se deshilvana frente y sobre nosotros a cada paso. Se aligera y ralentiza a cada tiempo. Se estira y encoge. Se dilata y revierte.

A LO LARGO DE NUESTRA VIDA NOS LLEGARAN SEÑALES, INTUICIONES, SUEÑOS Y PISTAS, QUE NOS INDIQUEN, QUE ES CADA COSA Y QUIÉN ES QUIÉN PARA FACILITARNOS CÓMO HACER.

UNA ESTELA DE INCERTIDUMBRE SE RINDE A NUESTRO PASO, LLENA DE SENSACIONES DE OTROS MOMENTOS EN OTROS TIEMPOS.

¡ABRAMOS LOS OJOS DEL ALMA Y SIGÁMOSLA!…LO QUE HEMOS DE HACER DESPUÉS NO TENDRÁ NI QUE SER PENSADO, SOLO SENTIDO.

LA CLAVE CAMINAR SIGUIENDO LOS DICTADOS DE NUESTRO CORAZÓN. DE ESA FORMA SERÁ FÁCIL. SERÁ SENCILLO. SERÁ PLENO.


martes, 29 de diciembre de 2015

CUANDO SIENTES QUE NO PERTENECES A ESTE MUNDO…………..

¿TIENES LA SENSACIÓN DE QUE NO FORMAS PARTE DE LA TIERRA? ¿NO TE SIENTES IDENTIFICADO CON NADA NI CON NADIE DE ESTE PLANETA?

¿ALGUNA VEZ HAS PENSADO QUE TUS VERDADEROS ORÍGENES PODRÍAN ESTAR EN ALGÚN LUGAR FUERA DE NUESTRO SISTEMA SOLAR?

ENTONCES, SI ESTE ES TU CASO NO TE PREOCUPES, NO ESTÁS LOCO. MILES DE PERSONAS EN TODO EL MUNDO TIENEN LA MISMA SENSACIÓN, NO TIENEN NINGUNA VINCULACIÓN CON ESTE PLANETA.

Algunos investigadores sugieren que estas personas podrían ser espíritus que se manifiestan como seres humanos, que han venido de otros planetas o dimensiones superiores. Esta enigmática sensación incluye confusión sobre las normas de comportamiento en este planeta, sentirse “diferente” a los demás, o encontrarse atrapado dentro de una ilusión. Estas personas o espíritus pueden tener la necesidad de escapar de esta realidad, pero “algo” les mantiene en la Tierra. Aunque lo peor de todo es que ya desde que nacen tienen estas misteriosas sensaciones, lo que les hacer estar discriminado por una sociedad políticamente correcta.

PROCEDENTES DE OTROS MUNDOS

Expertos en el tema aseguran que los espíritus que encarnan en la Tierra procedente de otras civilizaciones planetarias avanzadas son más desarrollados espiritualmente. Siendo almas más viejas, más equilibradas y en sintonía, encuentran la locura de esta ilusión terrenal un tanto estresante y desconcertante. Se sienten como si la Tierra no fuera su verdadero hogar. La realidad es que su mundo natal podría ser altamente civilizado, con una población que opera en unidad y armonía, con conductas sociales y un equilibrio socioeconómico.

Espiritualmente, estas personas inconscientemente conocen la importancia de altas energías de vibración como el amor y la luz, y que son parte de una sola creación infinita, pero por desgracia también están sujetos al olvido cuando nacen. Por otra parte, este olvido “voluntario” es necesario de lo contrario no podrían vivir en esta realidad. Aquellos que sienten como la Tierra no es su verdadero hogar pueden tener un gran interés en la tecnología y en el tema paranormal, son amables y con ganas de ayudar a los demás, y sin olvidarnos de que son muy despiertos espiritualmente, unos rasgos procedentes de su raza extraterrestre. 

¿CÓMO SE SIENTEN?

Como hemos comentado anteriormente, desde su infancia, estas personas son incomprendidas y les resulta difícil localizar a otros como ellos. Una vez que consiguen encontrar personas afines a sus ideas y sentimientos pueden progresar espiritualmente juntos y conseguir avanzar en la vida. Sin embargo, incluso así́ hay un trasfondo de insatisfacción, ya que esta ilusión terrenal continua alterando sus sentimientos. La confusión puede surgir debido a que su subconsciente o espíritu recuerda “su vida anterior”, sin embargo, tiene que convivir con la desigualdad, las crisis financieras, los problemas sociales, las guerras, y una comunidad mundial que carece de unidad.

Esto no evita que sientan la necesidad de ayudar a los demás, ya que vinieron a nuestro planeta con este objetivo. A veces, el aislamiento puede evitar que sus objetivos se cumplan, necesitando amor, guía y apoyo de otras personas para que vuelvan a la vida positiva.

¿CÓMO ES POSIBLE?

En la comunidad espiritual se cree que la Tierra está cambiando la vibración planetaria de la tercera a la cuarta dimensión. Muchas almas están encarnando aquí́ de otras esferas planetarias y de dimensiones superiores, que son mucho más avanzadas que la nuestra. Estas personas están aquí́ para la transición y es una gran oportunidad para el aprendizaje y la experiencia. El objetivo general es completar otra vida de descubrimientos en beneficio de la conciencia universal y la creación.

A su vez, estas almas avanzadas elevan la vibración del planeta para que se pueda realizar con éxito la transición de la tercera a la cuarta dimensión. Aunque la frecuencia de la energía de la Tierra está aumentando, la mayoría de espíritus que encarnan aquí́ tienen una vibración más baja, representada Por la codicia, el hambre de poder y la manipulación.

Algunos espíritus están encarnando aquí́ desde otros planetas como el nuestro. Estos espíritus se han desarrollado lo suficiente como para hacer la transición.

¿QUÉ HACER SI TIENES ESTA SENSACIÓN?

¿Qué debes de hacer si sientes que la Tierra no es tu casa? La verdad es que no hay un manual para este tipo de personas, además la sociedad intenta desplazarlos o ignorarlos. Pero aquellos que sufren esta sensación recomiendan utilizar la intuición y tener buenos sentimientos para elevar la vibración mediante la radiación de luz y amor. Esto se consigue haciendo felices a los demás, como ayudando a amigos en problemas, participando en obras de caridad, o simplemente siendo amable con las personas.

PERO HAY QUE RECORDAR QUE NO TODOS LOS CASOS SON LOS MISMOS, Y CADA PERSONA CON ESTE SENTIMIENTO PUEDE TENER OBJETIVOS MUY DIFERENTES.

TAMBIÉN ESTA AQUELLOS CON LA INUSUAL CAPACIDAD DE CONSEGUIR TODO LO QUE SE PROPONGAN, Y ASÍ́ TAMBIÉN AYUDAN A TERCERAS PERSONAS. AUNQUE EL VERDADERO PODER RESIDE EN LA UNIDAD, Y CUANDO ESTOS SERES SE UNEN SU PODER ES ILIMITADO. Y CUANDO ESTO OCURRE, SE ENCUENTRA CON UN MUNDO TOTALMENTE NUEVO, DIFERENTE, PERO NO EXENTO DE PROBLEMAS.

¿ERES UNA PERSONA QUE SIENTES QUE LA TIERRA NO ES TU CASA? ¿TE SIENTES COMO UN EXTRATERRESTRE EN LA TIERRA? COMPARTE TU EXPERIENCIA, ESTAMOS SEGUROS QUE A OTROS LES SERÁ́ DE GRAN AYUDA.


lunes, 28 de diciembre de 2015

EL CONTRATO QUE FIRMAMOS CON EL SISTEMA ACTUAL EN EL QUE VIVIMOS (PROFUNDA REFLEXIÓN CON NOSOTROS MISMOS)


 SI DESPUÉS DE LO QUE VAS A LEER, NADA CAMBIA EN TI NI EN TU FORMA DE PENSAR Y SENTIR, ES QUE NO HAS ENTENDIDO NADA.

En estas fechas, donde todos los seres humanos o al menos la gran mayoría nos llenamos de buenos propósitos, para con nosotros mismos y con los demás cara al año que está por llegar, debiéramos meditar muy bien en el sistema que estamos inmersos y recordar constantemente que somos parte del sistema y lo que el sistema hace es no lo duden queridas/os lectores responsabilidad nuestra.

El sistema somos todos para lo bueno y para lo malo y por desgracia en el momento actual hay más malo que bueno, por si lo han olvidado les refresco la memoria un poco: Guerras, hambres, desigualdad social, marginados, no respeto de los derechos humanos, explotación de niños en el trabajo y una total falta de recursos en un tercio de la población (unos dos mil millones de seres humanos).

HACEMOS COMO EL AVESTRUZ, ENTERRAMOS NUESTRA CABEZA EN EL SUELO Y PENSAMOS QUE AL NO VERLO NO EXISTE, PERO NO LO DUDEN LA FACTURA DE ESTA ACTITUD NO PODREMOS EVITAR QUE NOS LA VENGAN A COBRAR………..QUE CADA UNO SAQUE SUS CONCLUSIONES.

DECÍA, MARTIN LUTHER KING: “NUESTRA GENERACIÓN PASARA A LA HISTORIA CARACTERIZADA COMO LA GENERACIÓN QUE NO HIZO NADA POR LA LIBERTAD DEL SER HUMANO, TAN SOLO CONTRIBUYO CON EL ESTREMECEDOR SILENCIO DE LOS BONDADOSOS”.


EL CONTRATO QUE FIRMAMOS CON EL SISTEMA DONDE VIVIMOS

Poco importan nuestras creencias o nuestras ideas políticas, el sistema instituido reposa en el acuerdo tácito de un tipo de contrato aprobado por cada uno de nosotros que a grandes rasgos os expongo: 

Acepto la competitividad como base de nuestro sistema, aunque soy consciente de que este funcionamiento engendra frustración y cólera a la inmensa mayoría de los perdedores.

Acepto que me humillen o me exploten a condición de que se me permita humillar o explotar a otro que ocupe un lugar inferior en la pirámide social.

Acepto la exclusión social de los marginados, de los inadaptados y de los débiles porque considero que la carga que puede asumir la sociedad tiene sus límites. 

Acepto remunerar a los bancos para que ellos inviertan mi sueldo a su conveniencia y que no me den ningún dividendo de sus gigantescas ganancias (ganancias que servirán para atracar a los países pobres, hecho que acepto implícitamente).

Acepto también que me descuenten una fuerte comisión por prestarme dinero, dinero que proviene exclusivamente de los otros clientes.

Acepto que congelemos o tiremos toneladas de comida para que los cursos bursátiles no se derrumben, en vez de ofrecérsela a los necesitados y de permitir a algunos centenares de miles de personas no morir de hambre cada año.

Acepto que sea ilegal poner fin a tu propia vida rápidamente, en cambio tolero que se haga lentamente inhalando o ingiriendo substancias tóxicas autorizadas por los gobiernos.



Acepto que se haga la guerra para así hacer reinar la paz.

Acepto que en nombre de la paz, el primer gasto de los Estados sea el de defensa. Entonces acepto que los conflictos sean creados artificialmente para deshacerse del stock de armas y así permitir a la economía mundial seguir avanzando.

Acepto la hegemonía del petróleo en nuestra economía, aunque es una energía muy costosa y contaminante y estoy de acuerdo en impedir todo intento de sustitución si se desvelara que hemos descubierto un medio gratuito e ilimitado de producir energía. Acepto que sería nuestra perdición.

Acepto que se condene el asesinato de otro humano, salvo que los gobiernos decreten que es un enemigo y me animen a matarlo.

Acepto que se divida la opinión pública creando unos partidos de derecha e izquierda que tendrán como pasatiempo la pelea entre ellos haciéndome creer que el sistema está avanzando. Además acepto toda clase de división posible con tal que esas divisiones me permitan focalizar mi cólera hacia los enemigos designados cuando se agiten sus retratos ante mis ojos. 

Acepto que el poder de fabricar la opinión pública, antes ostentado por las religiones, esté hoy en manos de hombres de negocios no elegidos democráticamente que son totalmente libres de controlar los Estados, porque estoy convencido del buen uso que harán con él.

Acepto que la idea de la felicidad se reduzca a la comodidad; el amor al sexo y la libertad a la satisfacción de todos los deseos, porque es lo que me repite la publicidad cada día. Cuanto más infeliz soy más consumo. Cumpliré mi papel contribuyendo al buen funcionamiento de nuestra economía.



Acepto que el valor de una persona sea proporcional a su cuenta bancaria, que se aprecie su utilidad en función de su productividad y no de sus cualidades, y que sea excluido del sistema si no produce lo suficiente.

Acepto que se recompense cómodamente a los jugadores de futbol y a los actores y mucho menos a los profesores y los médicos encargados de la educación y de la salud de las futuras generaciones.

Acepto que se destierre de la sociedad a las personas mayores cuya experiencia podría sernos útil, pues, como somos la civilización más evolucionada del planeta (y sin duda del universo) sabemos que la experiencia ni se comparte ni se transmite.

Acepto que se me presenten noticias negativas y aterradoras del mundo todos los días, para que así pueda apreciar hasta qué punto nuestra situación es normal y cuánta suerte tengo de vivir en Occidente. Sé que mantener el miedo en nuestros espíritus sólo puede ser beneficioso para nosotros. 

Acepto que los industriales, militares y jefes de Estado celebren reuniones regularmente para, sin consultarnos, tomar decisiones que comprometen el porvenir de la vida y del planeta.

Acepto consumir carne bovina tratada con hormonas sin que explícitamente se me avise.

Acepto que el cultivo de OGM (Organismos Genéticamente Modificados) se propague en el mundo entero, permitiendo así a las multinacionales agroalimentarias patentar seres vivos, almacenar ganancias considerables y tener bajo su yugo a la agricultura mundial.



Acepto que los bancos internacionales presten dinero a los países que quieren armarse y combatir, y que así elijan los que harán la guerra y los que no. Soy consciente de que es mejor financiar a los dos bandos para estar seguros de ganar dinero y prolongar los conflictos el mayor tiempo posible con el fin de poder totalmente arrebatar sus recursos si no pueden reembolsar sus préstamos.

Acepto que las multinacionales se abstengan de aplicar los progresos sociales de Occidente en los países desfavorecidos. Considerando que ya es una suerte para ellos que los hagan trabajar. Prefiero que se utilicen las leyes vigentes en estos países que permiten hacer trabajar a niños en condiciones inhumanas y precarias. En nombre de los derechos humanos y del ciudadano, no tenemos derecho ejercer injerencia.

Acepto que los laboratorios farmacéuticos y los industriales agroalimentarios vendan en los países desfavorecidos productos caducados o utilicen substancias cancerígenas prohibidas en Occidente.

Acepto que el resto del planeta, es decir cuatro mil millones de individuos, pueda pensar de otro modo a condición de que no venga a expresar sus creencias en nuestra casa, y todavía menos a intentar explicar nuestra Historia con sus nociones filosóficas primitivas.

Acepto la idea de que existen sólo dos posibilidades en la naturaleza, a saber: cazar o ser cazado, y si estamos dotados de una conciencia y de un lenguaje, ciertamente no es para escapar de esa dualidad, sino para justificar por qué actuamos de ese modo.

Acepto considerar nuestro pasado como una como una continuación ininterrumpida de conflictos, de conspiraciones políticas y de voluntades hegemónicas, pero sé que hoy todo esto ya no existe porque estamos en el súmmum de nuestra evolución, y porque las reglas que rigen nuestro mundo son la búsqueda de la felicidad y de la libertad para todos los pueblos, como lo oímos sin cesar en nuestros discursos políticos.

Acepto sin discutir y considero como verdades todas las teorías propuestas para la explicación de los misterios de nuestros orígenes. Y acepto que la naturaleza haya podido dedicar millones de años para crear a un ser humano cuyo único pasatiempo es la destrucción de su propia especie en unos instantes.

Acepto la búsqueda del beneficio como fin supremo de la Humanidad y la acumulación de riqueza como realización de la vida humana.

Acepto la destrucción de los bosques, la casi desaparición de los peces en los ríos y en nuestros océanos.

Acepto el aumento de la polución industrial y la dispersión de venenos químicos y de elementos radiactivos en la naturaleza.



Acepto la utilización de toda clase de aditivos químicos en mi alimentación, porque estoy convencido de que si se añaden es porque son útiles e inocuos.

Acepto la guerra económica que actúa con rigor sobre el planeta, aunque siento que nos lleva hacia una catástrofe sin precedentes.

Acepto esta situación, y supongo que no puedo hacer nada para cambiarla o mejorarla.

Acepto ser tratado como ganado porque definitivamente pienso que no valgo más.

ACEPTO NO PLANTEAR NINGUNA CUESTIÓN, CERRAR LOS OJOS SOBRE TODO ESTO Y NO FORMULAR NINGUNA OPOSICIÓN VERDADERA, PORQUE ESTOY DEMASIADO OCUPADO POR MI VIDA Y MIS PREOCUPACIONES.

INCLUSO ACEPTO DEFENDER A MUERTE ESTE CONTRATO SI USTED ME LO PIDE.

ACEPTO PUES, EN MI ALMA Y CONCIENCIA Y DEFINITIVAMENTE ESTA MATRIX TRISTE QUE USTED COLOCA DELANTE DE MIS OJOS PARA ABSTENERME DE VER LA REALIDAD DE LAS COSAS.

Sé que todos ustedes actúan por mi bien y el de todos, y por eso les doy las gracias.

“ACEPTO” es un texto publicado por primera vez en 2003 (hoy casi 14 años más tarde todo sigue igual) para conmemorar el triste aniversario de los acontecimientos del 11 de septiembre- “altamente simbólico para la humanidad“. Este texto, que fue leído, entre otros, en la radio francesa NSEO.com, nos recuerda severamente el contrato social que aceptamos con prórroga. Un acuerdo tácito que firmamos cada mañana al despertar y simplemente no hacer nada. Algo más que una crítica social, en este breve texto se destacan los hechos resultantes de nuestra innegable predilección por la comodidad, la indiferencia y la marginación.

Hecho por Amistad sobre la Tierra, el 11 de septiembre 2003. Un anónimo que envió el texto a NSEO para que fuese radiodifundido. 

A UN GRAN SABIO LE PREGUNTARON UNA VEZ: “¿POR QUÉ SIEMPRE GANA LOS MALOS? A LO QUE EL RESPONDIÓ, PORQUE VOSOTROS LOS BUENOS QUE SOIS MUCHOS MÁS LES DEJÁIS”


jueves, 24 de diciembre de 2015

SER FIEL A UNO MISMO (REFLEXIONES PARA UN FIN DE SEMANA LARGO)

ESTAMOS EN UNAS FECHAS DONDE VAMOS A TENER TIEMPO PARA NOSOTROS Y SERÍA BUENO REFLEXIONAR Y DARNOS RESPUESTAS A UNA DE LAS PREGUNTAS MÁS DIFÍCILES QUE NOS PODEMOS O PUEDEN HACERNOS. ¿SOY FIEL A MÍ MISMO?

A veces nos parece que hay objetivos imposibles. Metas que no lograremos nunca. Caminos inescrutables. Pero la realidad es que todo imposible comienza con un primer paso al que se le añade la emoción y la ilusión del logro por conseguir.

Lo que nos impide empezar, lo que nos limita, lo que realmente nos pesa, es el recuerdo de anteriores fracasos. Hemos podido iniciar un régimen muchas veces, o querido hacer ejercicio físico sin éxito o tal vez, nos hemos propuesto ser más ordenados, menos parlanchines o más extrovertidos.

Otros logros, los más complicados y complejos, tienen que ver con las relaciones con los demás, con la forma de actuar y la manera de decidir, con la elección adecuada, con situarnos en el lugar correcto y sobre todo con sabernos rodear de las personas adecuadas en la vida.

Con la toma de conciencia de lo que nos sucede y de lo que queremos que nos suceda y no sucede o con la manera de pulsar el botón de “hacer” en vez de quedarnos inmóviles con las lágrimas en los ojos y la cabeza llena de humo.

Estoy convencido que pensarlo es menos gravoso que hacerlo, pero es el primer paso, primero es el pensamiento y luego la acción.

Siempre me marco a mi mismo pasitos pequeños. Logros menores que nos hacen sentirnos un poco mejor. Pero sobre todo me hablo, porque lo necesito, de la perseverancia unida a la paciencia, de adquirir el conocimiento necesario que necesito en cada acción que hago, del trabajo y el esfuerzo como único camino, pero sobre todo me impongo la confianza en mí mismo como garantía de conseguir lo que me proponga.

De continuar sin mirar atrás. De atender a aquello de lo que estamos convencidos, porque nos lo dicta el corazón, o a esa voz interior que nos anima a intentarlo, para sentirnos mejor. 

NO ES FÁCIL MANTENER LA PALABRA QUE UNO SE DA A SÍ MISMO, PERO ES LA PALABRA MÁS VALIOSA DE TODAS.

Si con alguien hay que ser sinceros es con uno mismo. Si a alguien hay que hablar claro es a uno mismo. Si a alguien hemos de reñir o premiar, nadie mejor que uno mismo…y si a alguien hemos de perdonar también seremos los mejores candidatos. 

CUALQUIER CAMINO QUE QUERAMOS EMPRENDER……EMPIEZA Y TERMINA POR NOSOTROS MISMOS, PORQUE NADA ESTA FUERA, TODO ESTÁ EN NUESTRO INTERIOR.

Fidelidad a lo que somos y sentimos hasta que la muerte nos separe; o incluso más allá de ella. A cualquier precio. Porque todo será poco para compensar los desastres que nos produciríamos al traicionar nuestra esencia, nuestro proyecto de vida, aquello que decidimos hacer cuando llegásemos aquí.

SER FIEL A UNO MISMO, SIGNIFICA HACER LAS COSAS DESDE EL CORAZÓN.

SER FIEL A UNO MISMO, SIGNIFICA NO BAJAR LA CABEZA ANTE NADIE, PERO TAMPOCO PERMITIR QUE NADIE LA BAJE ANTE NOSOTROS.

SER FIEL A UNO MISMO SIGNIFICA EL COMPROMISO DE DAR SIEMPRE Y EN TODO MOMENTO LO MEJOR QUE LLEVAMOS DENTRO, SIN ESPERAR NADA A CAMBIO.



“ERES EL PROTAGONISTA DE TU PROPIA VIDA. EMPLEA TODA TU ENERGÍA EN SER TÚ MISMO. NADIE PUEDE HACERLO TAN BIEN COMO TÚ".


miércoles, 23 de diciembre de 2015

FIDELIDAD Y EXCLUSIVIDAD SEXUAL. NO SON LO MISMO

UNO DE LOS TEMAS MÁS CONTROVERTIDOS EN EL TERRITORIO AMOROSO ES EL TEMA DE LA INFIDELIDAD. CARGADA DE UN SABOR A TRAICIÓN, HUMILLACIÓN Y ABANDONO, LAS PERSONAS VIVIMOS TEMIENDO QUE NUESTRO AMOR, MUESTRO AMADO, NUESTRO AMANTE, SE LÍE SEXUALMENTE CON ALGUIEN.

Sin ser banales intentemos entender la complejidad del asunto. La fidelidad, en términos generales se trata del cumplimiento de un acuerdo, la lealtad a una promesa realizada. De la fidelidad se derivan una serie de responsabilidades que no deberían ser incumplidas por ninguna de las partes.

LAS RELACIONES AMOROSAS REQUIEREN SIEMPRE DE ALGÚN TIPO DE CONTRATO AL CUAL LOS AMANTES, SI QUIEREN CUIDAR Y EXPRESAR LA MUTUALIDAD, LA FORTALEZA Y LA UNICIDAD DE SU RELACIÓN, HAN DE SER FIELES. En este contrato la pareja define asuntos en relación al dinero, a la familia, a los amigos, al trabajo, a la comunicación y al uso del tiempo.

Lo erótico y lo sensual por supuesto quedan inscritos en dicho contrato. Entendida así, la fidelidad en una relación de pareja se desarrolla a partir del mundo singular que crean los amantes: núcleo de la misma es el propio compromiso entre ellos. La persona fiel es entonces aquella que cumple con sus promesas y mantiene su lealtad aun con el paso del tiempo y las distintas circunstancias.

No hay duda, que en un mundo tan velozmente cambiante, los acuerdos han de revisarse, actualizarse, consensuarse, de manera que se actualicen y respondan a quienes las personas son hoy y no a otros tiempos y otras circunstancias.

Pero faltan precisiones… damos por hecho que la fidelidad es lo mismo que la exclusividad erótica. LA EXCLUSIVIDAD ERÓTICA SOLO ES VALIOSA SI SE ELIGE VOLUNTARIAMENTE y no si se adopta para amortiguar el miedo inmanejable, para aumentar las certidumbres de la existencia o simplemente para obedecer a una prescripción social. No hay duda que en los encuentros amorosos, el cuerpo, lo sexual, lo erótico, genera en los involucrados una experiencia que conmociona a la persona toda y por lo tanto los vincula; esta experiencia tiende a ser de tal magnitud e intimidad que detona una necesidad de certezas, de totalidad, de exclusividad…

¿DE DÓNDE VIENE ESE ANHELO DE TOTALIDAD, FUSIÓN Y EXCLUSIVIDAD?

Sabemos bien que las necesidades biológicas de los niños exigen, al principio, una relación total y exclusiva con la madre o con quien haga esa función. Dependen por completo de ella y no hay lugar para nadie más. Es esta idea de totalidad la que luego encontramos en las relaciones exclusivas típicas de la monogamia que trasladan esa fantasía infantil a las relaciones eróticas adultas. Sin embargo, hay quienes sostienen este deseo a lo largo de los años y se acostumbran o quieren tener a su lado a alguien que todo el tiempo les satisface sus necesidades.

VAMOS ACLARANDO HACIENDO DISTINCIONES:

La fidelidad y la exclusividad son un acuerdo pero no son lo mismo. Podemos concebir una relación fiel en la que se den relaciones extraconyugales y una relación infiel en la que éstas no existan. Una vida de pareja ha de ser capaz de expresar lo propio de las relaciones amorosas: mutualidad, fortaleza, unicidad e igualdad, pero lo que podemos o no hacer en relación a lo erótico y lo sexual, se define dependiendo del contrato amoroso que establezcamos.

LA FIDELIDAD ES UNA VIRTUD, ES BUENA Y SE REQUIERE EN TODA RELACIÓN. LA EXCLUSIVIDAD ES UNA DECISIÓN OPCIONAL: no es ni buena ni mala en sí misma. La infidelidad es el origen de graves conflictos en cualquier tipo de relación humana: ser infiel es, por lo general, malo. Ser –o no– exclusivo depende de los acuerdos a los que lleguemos. Sin duda hay personas que desean una fidelidad entendida como exclusividad erótica: no sufren por ello más que lo lógico ante toda renuncia; pero ser fiel por no atreverse a ser infiel, es triste y frustrante.

El problema de la no exclusividad no es una cuestión del daño que produce la conducta sexual en sí. Es traumática porque esa sexualidad ajena a la relación nos amenaza en algo importante: la hombría, la feminidad, la seguridad, la intimidad, la economía, la preeminencia, el orgullo… Todas estas realidades comparten el más grande de todos los miedos que tenemos: la pérdida, el abandono.

¿Y CÓMO CONCILIAR ESTAS CONTRADICCIONES?

ES QUE NADIE NOS SATISFACE POR COMPLETO. ANTES O DESPUÉS, PASADO EL ENAMORAMIENTO NOS ENFRENTAMOS CON LA IMPOSIBILIDAD DE UNA RELACIÓN QUE LLENE TODAS LAS ÁREAS DE NUESTRA VIDA Y TODOS LOS MATICES DE NUESTRA PERSONA. EN EL MEJOR DE LOS CASOS PERCIBIMOS LA SENSACIÓN DE “ESTO QUE TENGO ES BUENO, PERO FALTA ALGO…”. LA LÓGICA DEL AMOR ES DIFERENTE A LA LÓGICA DEL DESEO: SE ELIGE COMO PAREJA A ALGUIEN A QUIEN AMAMOS Y CON QUIEN QUEREMOS COMPARTIR BUENA PARTE DE LA VIDA, PERO EL DESEO NO SE CASA CON NADIE… ES EN ESTE MOMENTO CUANDO FÁCILMENTE NOS CONFUNDIMOS Y CULPAMOS AL OTRO DE NUESTRA INSATISFACCIÓN.

Somos seres complejos, contradictorios y ambivalentes por tanto las relaciones demasiado exclusivas y totales llegan a cansar, a perder interés, a derivar en buenas amistades pero no en relaciones amorosas eróticamente estimulantes, pero ser conscientes de esto, cuestionarlo y aceptarlo genera miedo, culpa, humillación. ¿Cómo entender que somos una “multiplicidad de personas” en las que existen intereses, necesidades y deseos que van más allá de nuestro “yo predominante”? ¿Cómo hacer que los distintos “yoes” que nos constituyen puedan expresarse y satisfacerse?

El dilema no es fácil de resolver y la aceptación sin represión de esta realidad implicaría la existencia de otras personas con las que se establecen vínculos de diversos tipos. Los terceros no siempre existen en el plano del presente actual, a veces su incorporación se da en la fantasía o de forma virtual, iluminando de ese modo una relación amorosa estable y aportando emoción y placer a la persona que lo integra.

Es fácil pensar que la intervención de un tercero en la pareja se debe a un déficit en la relación, a conflictos conyugales o a grandes carencias individuales. Es cierto que las relaciones amorosas con alto grado de conflictividad favorecen la aparición de terceros, pero tampoco podemos negar nuestra condición humana, es siempre carente y necesitada: insatisfecha. Nuestro diario vivir es una constante contradicción: “queremos esto y esto otro también…”, “nos gusta tal cosa y al mismo tiempo nos cansa…”. Esta diversidad incluye complejidad y contradicción, pero no necesariamente patología. 

NINGUNA REALIDAD DE PAREJA NOS LLENA

Pero eso no significa que tengamos que disolverla, ni que hayamos de reprimir otra realidad. El deseo vive en la ausencia, y el amor, en la presencia. En una relación amorosa de larga duración el deseo es difícil. También lo es el amor. Pero no es incompatible amor con duración y compromiso, antes al contrario; el amor vive en el tiempo largo. Si la decisión a este dilema es una exclusividad electiva, que no pide nada, que no tiene por qué exigir reciprocidad, nos situamos en un territorio original, novedoso y exigente, donde la otra persona no se considera “territorio conquistado”. En él, se puede vivir una relación de fidelidad que no implica, obligatoriamente para el otro, exclusividad, ni emocional, ni intelectual, ni siquiera la erótica. Un concepto de fidelidad así no es fácil, pero sin duda se aleja de los conceptos patriarcales de exclusividad sexual y posesión basados esencialmente en los miedos de los hombres y en la transmisión patrimonial de origen medieval.

La historia ha tenido grandes movimientos sociales: la revolución sexual, el feminismo, el movimiento gay. Quizás nos acercamos como especie a una revolución que incluya estas distinciones. No hay duda que en la práctica la personas tienen una vida erótica tanto más variada de lo que confiesan: si bien esta conducta ha sido milenariamente privilegio de los varones, cada vez más mujeres cuestionan su posicionamiento en estos asuntos y se juegan, con todo el estigma social que aún pesa en ellas, en la creación de una vida erótica más rica y variada.

OPUESTO AL PENSAMIENTO CONVENCIONAL, LA EXISTENCIA DE TERCEROS, ADEMÁS DE SER INEVITABLE, AL MENOS EN EL TERRITORIO DE LO IMAGINARIO, puede ser beneficiosa para sortear problemas y sufrimientos derivados de una relación demasiado cerrada, de una relación exageradamente idealizada y demandante.

HAY INDIVIDUOS QUE CON PLENA CONSCIENCIA DE ESTA INEVITABLE TRIANGULARIDAD, HAN HECHO PACTOS PARA SENTIRSE EMOTIVA Y SEXUALMENTE LIBRES. También hemos escuchado sobre arreglos en comunidades más amplias donde la gente tienen múltiples relaciones o amantes. Vemos entonces que hay relaciones amorosas que explícitamente incluyen a terceros en su vida de pareja: en mayor o menor grado y con mayor o menor acuerdo, desde encuentros fortuitos conocidos como “una cana al aire”, pasando por experiencias “swingers”, hasta una relación paralela con cierto grado de compromiso y durabilidad. El hecho de que estos arreglos sean más o menos explícitos y acordados nos hace suponer superficialmente que de algún modo esas personas eludieron los celos. No es así, siempre son algo a gestionar de la mejor manera posible.

EL CASO DE JEAN PAUL SARTRE Y SIMONE DE BEAUVOIR

Ya conocemos al caso de Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir, quienes entablaron una relación no-monógama que no se ajustaría ni a los cánones matrimoniales ni a la convivencia domiciliaria. Incluso pactaron un amor “absoluto”, que su mayor valor sería la libertad, incluida la sexual. Durante el lapso de un primer contrato que duró dos años, Simone de Beauvoir era la relación privilegiada de Sartre, y viceversa: ambos tenían derecho a entrar en la vida del otro a cualquier hora del día y de la noche, y a conocer antes que nadie todo lo que el otro hiciera.

Estaba prohibido mentir. “La sinceridad es algo a lo que no puedo renunciar”, anotó Sartre por entonces. Pero, al mismo tiempo, tenían la obligación de no preguntar: era sobreentendido que los amores “circunstanciales” eran también fugaces y que ninguna pasión pasajera destruiría su verdadero amor.

La inclusión del tercero, sea en el plano que sea, -fantástico, virtual o actual- plantea la necesidad de contener la experiencia de pérdida y abandono. Precisemos esto. El tipo de amenaza que las relaciones eróticas con otra persona suponen para el cónyuge no está en el sexo mismo: cuando la presencia de un tercero se convierte en humillación, reclamo, engaño o amenaza, el miedo y la herida son muy grandes y, con frecuencia, insuperables. Esto es lo que finalmente crea problemas, no tanto la inclusión del otro ni las acciones que se realicen con él. Tal vez integrar esta diferencia entre significados y acciones, son de las tareas más difíciles de llevar a cabo dado que rompen paradigmas monogámicos arrastrados de generación en generación en las culturas patriarcales.

En nuestra patriarcal cultura las relaciones eróticas con terceros son siempre impactantes ya que, al final, es la dimensión erótica la que da el sentido de unicidad a la pareja. Por eso todo lazo fuera de la relación primaria siempre corre el riesgo de desestabilizarla. Volviendo a Sartre y a Beauvoir, el paso del tiempo mostró la dificultad de la inclusión de los terceros, la misma Simone divulgó los placeres y tormentos de su vida de pareja. El contrato se enterró posteriormente de común acuerdo, sin embargo Sartre mantuvo romances con mujeres cada vez más jóvenes. Beauvoir lo admitía como una incapacidad para aceptar la edad adulta. Mientras, ella mantenía esporádicas relaciones con otros hombres y otras mujeres, algunas de las cuales eran a la vez amantes de Sartre. De toda esta complicada historia, nos quedamos con la costumbre que adoptaron durante la década de los cincuenta de pasar septiembre y octubre en Roma.

Estos nuevos modelos amorosos no son fáciles de pactar ni de vivir, además, a más inmadurez personal y menos autonomía, más intensa es la sensación de miedo y humillación. Sin embargo, tampoco son fáciles las renuncias y represiones que a veces conlleva la vida monógama, y no solo eso, la pérdida del deseo que lo extremadamente doméstico y cerrado detona en la vida de la pareja. ¿Qué funciona para cada quién? ¿Qué riesgos se toman y qué desafíos se enfrentan? Son respuestas que cada uno tiene que pactar desde la propia elección, responsabilidad y cuidado de la propia persona y de la persona del otro.

PERO PARTIENDO DE LA DIFERENCIA ENTRE FIDELIDAD Y EXCLUSIVIDAD SEXUAL CABRÍA PREGUNTARNOS ¿A QUÉ SOMOS FIELES CUANDO SOMOS FIELES?

1) Al pasado, es decir, a la historia que hemos construido juntos a través de una sucesión de hechos y experiencias compartidas. A ese vínculo que queremos conservar, disfrutar, aumentar… Ningún valor puede construirse sin memoria -las relaciones amorosas la tienen-, ella es la que nos hace conectar el pasado con el presente y mantener un vínculo de compromiso.

2) Al presente, a los deseos, intereses y valores que nos constituyen; a todo lo bueno, bello y verdadero de nuestra relación. A lo que hace que esté viva y continúe: la ternura, el deseo, el apego, lo cotidiano, un cierto enamoramiento, el compromiso…

Y, POR ÚLTIMO, SOMOS FIELES AL DEVENIR DE LA RELACIÓN EN EL FUTURO, AUN CUANDO ÉSTA CAMBIARA O TERMINARA, RECONOCIENDO QUE SIEMPRE ESTAREMOS EN LA VIDA DEL OTRO Y QUE EL OTRO SIEMPRE SERÁ PARTE DE NUESTRA VIDA, AMANDO SIEMPRE EL AMOR QUE NOS TUVIMOS


martes, 22 de diciembre de 2015

RESPUESTAS DESDE EL INFINITO Y MÁS ALLÁ

ALGUIEN ME PREGUNTABA HACE UNOS DÍAS, SI NUESTRA ESENCIA, NUESTRA IDENTIDAD PERSONAL, ESTA PARTE QUE HABITA EN EL MUNDO DE LA MATERIA Y LLEVA NOMBRE Y APELLIDOS, QUE PORTA NUESTROS OJOS, NUESTRA, BOCA, LAS MANOS, LOS SENTIMIENTOS, LAS EMOCIONES, LOS GESTOS QUE NOS CONSTITUYEN…DESAPARECE DEFINITIVAMENTE CUANDO SE AGOTA EL ÚLTIMO SEGUNDO DE NUESTRA VIDA AQUÍ.

Si la chispa divina que vive en nuestro interior la hemos compartido con otros tantísimos nombres y apellidos, con otras apariencias, con otras biografías, habitado en numerosos lugares, en diferentes planetas. 

También me preguntaba dónde estaba el principio, donde el final y el mismo se pregunta muchas veces ¿y si no hay ni principio, ni final? ¿Y si todo es un eterno continuo?

Había un cierto pesar en su mirada mientras esperaba mi respuesta. Un sentimiento romántico de apego asomó en sus pupilas y un profundo suspiro acompañó la espera.

Le conteste desde el corazón y le dije:

Para ir más allá de la comprensión que nos da el pensamiento racional, debemos desarrollar otro tipo de pensamiento y el comienzo parte de cambiar un concepto antiguo por un concepto más real y certero. DEBEMOS ENTENDER “QUE NO SOMOS SERES HUMANOS CON EXPERIENCIAS ESPIRITUALES, SINO SERES ESPIRITUALES CON EXPERIENCIAS HUMANAS”.

El simple hecho de comprender e integrar esto, nos amplía la conciencia y nos permite una mayor profundidad de pensamiento y sentimiento.

Nos hemos acostumbrado tanto a estar con nosotros mismos que hemos aprendido a querernos, a estimarnos, a saber luchar por lo que queremos, a sentir las voluntades desde la fortaleza, a superar los miedos, a trascender la angustia, a permanecer serenos y hasta a amar nuestros defectos.

Puse en mi respuesta como siempre ciencia y conciencia lo que dije, es lo que siento y pienso… porque para mí estas razones me dejan tranquilo, sean o no sean las correctas, las reales, las verdaderas…no importa y no importa si las siento mías si me reconfortan. Está justificado todo aquello que nos hace sentir bien y más si ese bienestar se instala en el espíritu.

Cuando decidimos el proyecto de vida, el plan evolutivo que trazamos, previo al estreno de nuestra última biografía, diseñamos hasta el mínimo rasgo físico y psicológico que nos constituirá. Portando las herramientas necesarias, para superar con nota la lección o lecciones que traemos por y para aprender.

Desde la absoluta objetividad y el inmenso amor por la divinidad que fluye en cada uno de nosotros, creamos una personalidad justa para experimentar, experimentar y experimentar.

Vibrar a un nivel superior será una decisión consciente a la que podamos optar en la libertad de jugar de un modo u otro las cartas que hemos traído a esta partida. De nuestras respuestas, de las jugadas mejores, de las más osadas, de aquellas en las que nos hemos implicado, nos han dolido y nos han servido para ver con claridad…de esas…dependerá que superemos el curso, que pasemos con nota y que la escuela de la vida, no nos mande repetir la lección.

NO ES EXTRAÑO QUE AMEMOS LO QUE TENEMOS PORQUE SEAMOS COMO SEAMOS ANTE TODOS SOMOS ÚNICOS, IRREPETIBLES, DIFERENTES E INSUSTITUIBLES; COMO TODAS LAS PERSONALIDADES QUE HEMOS ELEGIMOS HASTA AHORA Y ELEGIREMOS HASTA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ…

SOMOS UN VESTIDO TEMPORAL, MÁS O MENOS BONITO PARA UN ESPÍRITU INFINITO. NO DEBE HABER PENA POR DEJARLO. HA CUMPLIDO SU MISIÓN. SIEMPRE NOS QUEDARÁ LA ALEGRÍA DE PODER VESTIRLO CADA VEZ CON MEJORES GALAS.


lunes, 21 de diciembre de 2015

EL AMOR SEGÚN LO DEFINIÓ EINSTEIN

UNA CARTA ESPECIAL

A FINALES DE LOS AÑOS 80, LIESERL, LA HIJA DEL CÉLEBRE GENIO, DONÓ 1.400 CARTAS ESCRITAS POR EINSTEIN A LA UNIVERSIDAD HEBREA, CON LA ORDEN DE NO HACER PÚBLICO SU CONTENIDO HASTA DOS DÉCADAS DESPUÉS DE SU MUERTE. ESTA ES UNA DE ELLAS

A LIESERL EINSTEIN.

EL AMOR

Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelare ahora para que lo transmitas a la humanidad también chocara con la incomprensión y los prejuicios del mundo.

Te pido aun así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación.

Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aun no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el AMOR. 

Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas.

El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El Amor es Dios, y Dios es Amor.

Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Esta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo.

Para dar visibilidad al amor, he hecho una simple sustitución en mi ecuación más célebre. Si en lugar de E= mc2 aceptamos que la energía para sanar el mundo puede obtenerse a través del amor multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que existe, porque no tiene límites.

Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser siente que en él habita, el amor es la única y la última respuesta.

Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante potente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que asolan el planeta. Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya energía espera ser liberada.

Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal, querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede, porque el amor es la quinta esencia de la vida.

Lamento profundamente no haberte sabido expresar lo que alberga mi corazón, que ha latido silenciosamente por ti toda mi vida. ¡Tal vez sea demasiado tarde para pedir perdón, pero como el tiempo es relativo, necesito decirte que te quiero y que gracias a ti he llegado a la última respuesta! 

TU PADRE: 
ALBERT EINSTEIN


sábado, 19 de diciembre de 2015

DE PAPEL DE REGALO A ROSCO DE REYES (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

NOS GUSTE O NO SE ACERCAN UNAS FECHAS, QUE INVITAN A VARIAS COSAS, ENTRE ELLAS A REFLEXIONAR, A LA VEZ QUE ADOPTAMOS UNA ACTITUD MÁS TOLERANTE, MÁS COMPRENSIVA, MÁS PACIENTE, MÁS AMOROSA Y NOS ENFUNDAMOS EN NUESTRA MEJOR SONRISA, ES DECIR NOS ENVOLVEMOS COMO LOS REGALOS DE NAVIDAD.

Y de forma inconsciente ponemos mucho empeño en buscar un envoltorio bonito, agradable a la vista, sugerente y similar al carácter de la persona a quien se lo vamos a regalar.

A veces, vamos a buscar un papel y un lazo lejos. Rebuscamos, dedicando a este acto, un tiempo que parece que merece la pena. Sin embargo, cuando se reciben regalo lo que menos importa es el papel que lo contiene. Se abren deprisa, se rasga sin cuidado y apenas comienza un hueco a aparecer, metemos los dedos para poder sacar la sorpresa de su interior.

NO DEJA DE HABER UN PARALELISMO CON LOS SERES HUMANOS. EN OCASIONES SOMOS PAPEL DE REGALO SIN MÁS.

Muy dedicados y engalanados en nuestro exterior. Cuidamos el maquillaje, la piel, los músculos y el cuerpo. Depilados, hidratados y con la piel brillante salimos a la calle para presentarnos con un brillo que o bien confunde o a veces no significa nada porque en realidad, las personas a las que podamos interesar serán las que rasguen rápido el envoltorio y vayan a descubrir lo que llevamos en nuestro interior.

Nos ocupamos muy poco de tareas que deberían formar parte de las rutinas diarias al igual que ducharnos o prepararnos para estar lo mejor posible ante nosotros mismos y los demás. 

¿Es importante el aspecto externo con que nos mostramos a los demás? evidentemente sí, pero más importante es aun el aspecto interno con el que cada día nos relacionamos, no se ve, pero su vibración llega, es sutil, silenciosa, pero esta vibración es la que nos da la calidad en nuestras relaciones.

Pensemos cuánto tiempo dedicamos a realizar un ratito de respiraciones saludables, rítmicas y profundas, pausadas y pautadas. Con la mente en blanco relajada en un profundo silencio interior.

Cuánto tiempo dedicamos a repasar las acciones del día, los errores cometidos, los aprendizajes desprendidos de ellos o las acciones que hemos dejado de hacer y nos habría convenido realizar. 

Cuanto tiempo dedicamos tener más paciencia y tolerancia, con quienes nos rodean.

Cuanto amor ponemos en lo que hacemos, cuanto respeto por la forma de pensar de los demás, cuanta ternura somos capaces de desprender.

Cuanta solidaridad ponemos en el día a día, con quienes sienten dolor, con quienes la vida nos les sonríe, con los marginados. 

Cuidamos poco las emociones, los estados de ánimo, las tristezas y la melancolía. Nos parece que solo podemos sufrirlas cuando aparecen. No es así. Podemos hablarles, hacerles hueco y dejar que reposen. Revelarse es perpetuar su estancia. Generalmente, cuando descubren que no tienen nada que hacer allí, se aburren y se van.

ES IMPORTANTE ESTAR BIEN PRESENTADOS, PERO ES AÚN MEJOR ESTAR BIEN “SENTIDOS” Y ESO NO DEPENDE DEL PAPEL DEL ENVOLTORIO NI DEL LAZO DEL REGALO QUE SOMOS.

EN REALIDAD, SOLO DEPENDE DE NOSOTROS, SEAMOS COMO EL ROSCO DE REYES Y QUE LA SORPRESA DEL INTERIOR SEA EL MEJOR REGALO QUE DEMOS A TODOS AQUELLOS QUE DE UNA FORMA U OTRA COMPARTEN NUESTRA VIDA.