C.E.

C.E.
....

martes, 4 de noviembre de 2014

RECUERDA QUE...

HAY TRISTEZAS QUE SON COMO EL CAUCE DE LOS RÍOS, SE DESLIZAN SUAVES Y BAJAN POR TU VIDA SIN DETENERSE ANTE LOS OBSTÁCULOS, PARA LUEGO DESEMBOCAR EN LAS PLAYAS DE TU FUTURA ALEGRÍA. 

Cuando notas que tu mirada pierde el brillo como el atardecer, recuerda que al llegar la mañana, el sol hará que tu hoy sea el inicio de algo totalmente nuevo. Espera el mañana con la cabeza bien erguida.

Continúa simpatizando con la vida aún cuando el sol no brille.

Todos los sinsabores que pudiste percibir en la vida, tienen como finalidad que recuerdes que aún te queda el sentido del gusto para diferenciar lo bueno de lo malo. 

Sólo se vive un día a la vez, por eso, por mucha prisa que tengas tendrás que esperar 24 horas para ver el mañana. 

La vida es un lujo, es el gusto de lo exquisito por mantener un pie frente al otro. Sí, la vida es un lujo; lujo para amar, para respirar, para soñar y para ser feliz. Por eso no te la guardes sólo para ti, gástala como si fueras millonario.

Que tu sonrisa sea parecida a la de los niños cuando se saben amados, y que logres ver en este día que naciste para recibir una caricia en cada uno de tus latidos, que te des el gusto de perfumar tu boca con palabras llenas del aroma de tu interior, y que la paz que rodea el paternal corazón de Dios sea la que te mantenga saturado de tranquilidad en este tu único día que te corresponde vivir hoy.

“ESTAR VIVO ES UNO DE LOS REGALOS MÁS HERMOSOS QUE PODRÁS MANTENER TANTO EN TU ESPÍRITU COMO EN TU ALMA. POR ESO, MANIFIESTA TU VIVEZA EN TODO LO QUE HACES, RÍE COMO SI FUERA LA ÚLTIMA VEZ, SUEÑA COMO LOS NIÑOS Y HAZ DE TI UN SER QUE VIVE PARA HACER FELIZ A LOS DEMÁS” 

LA VIDA, Y, ¿QUÉ ES REALMENTE LA VIDA?

La vida son momentos de ilusión, de confianza, de amor, de amistad, de estar rodeada de personas, de tranquilidad, de pasión, de reflexión. Sin embargo, la vida está llena de de rencor, de dolor, de traición, de soledad… Cada vida es diferente. La vida es algo tan arbitrario que muchas personas no sabemos cómo vivir, que perdemos el camino a seguir, que no podemos saltar ese obstáculo que nos impide continuar, avanzar.

Es aquí, en esos momentos donde realmente se vive, donde aprendemos a mejorar, a superar nuestras limitaciones, a confiar en uno mismo. 

Donde cada empujón hacia delante provoca una seguridad en uno mismo que te hace ser más fuerte, que te hace ser TU MISMO. Es en este momento donde te das cuenta de las personas que realmente están a tu lado.

Aquellas que te acompañan en el camino, las que te avisan cuando vas a tropezar, es más, aquellas que, incluso habiéndote avisado, te tienden su mano para que puedas levantarte. Son estas personas las que realmente merecen la pena. Quizás, reside aquí el principal enclave de la vida: durante todo el recorrido a lo largo de toda tu vida, te encontrarás con miles de personas, cada una diferente de la anterior. 

Algunos sólo llegarán a ser meros conocidos, otros serán seres simplemente pasajeros, mientras que habrá otros con los que recorras este duro camino. Por ello, es preciso saber quiénes son esas personas, valorarlas, pero sobre todo, cuidarlas.

Sin embargo, habrá veces en las que te encuentres solo, perdido, desamparado. Te sucederán multitud de situaciones difíciles que superar. Habrá momentos en los que nadie puede ayudarte. Habrá algunos que te hagan llorar. Habrá otros de indecisión en los que no encontrarás la solución acertada y muy probablemente te equivoques y quizás la solución esté en ti mismo.

TÚ ERES EL DUEÑO DE TU VIDA,

TÚ ELIGES QUIEN DEBE ACOMPAÑARTE,

TÚ DECIDES COMO ACTUAR,

TÚ TE MUEVES POR EL MUNDO,

PERO SOBRE TODO:

TÚ ERES CAPAZ DE VIVIR TU PROPIA VIDA PORQUE PARA ELLO EXISTES.

PORQUE LA VIDA ERES TÚ MISMO

No hay comentarios:

Publicar un comentario