C.E.

C.E.
....

miércoles, 15 de octubre de 2014

LAS CIRCUNSTANCIAS................

El ser humano se ve sometido constantemente a sus propias contradicciones, sus planteamientos sufren frecuentemente grandes cambios, que él mismo no reconoce, las "CIRCUNSTANCIAS" que le rodean le hacen variar a menudo sus planteamientos primitivos para llegar a ser planteamientos, a veces diametralmente opuestos a los primigenios. 

El ser humano pierde con demasiada frecuencia sus propias referencias y acusa a los demás de no saber cuáles son cuando, en realidad, él mismo no las reconoce. El ser humano no sabe porqué hace las cosas, empieza a hacerlas por una idea y termina haciéndolas por otra.

A lo largo del camino de nuestra vida, la sombra de los árboles, la luz del sol, nos hacen ver caminos distintos cuando en realidad sólo hay uno, nos puede parecer que el camino se nos cierra pero siempre hay una nueva etapa que "CUMPLIR".

Los objetivos que nos marcamos cuando tenemos nuestra mente despejada son objetivos netos, claros, no están mediatizados por las "CIRCUNSTANCIAS" que van a adherirse a ese objetivo a lo largo de nuestro caminar; muchas veces puedes preverlas, pero en la mayoría de las ocasiones son imprevisibles.

Por esto, mantener una estructura mental rígida con respecto a un proyecto u objetivo puede hacernos errar frecuentemente en su consecución, porque los medios para conseguirlos no se mantienen netos, no se desarrollan exactamente igual como los ideamos en un principio, sufren modificaciones y cambios.

Así pues no nos atengamos a conceptos rígidos e inamovibles, la vida, afortunadamente, nos depara todo un exquisito menú de experiencias que nos sirven para poner en funcionamiento todas nuestras potencialidades y todas nuestras posibilidades, renunciar a un viaje como es la vida porque no sigue el plano trazado inicialmente en nuestro pensamiento, es un error; y no comprender que estamos en la vida con el fin de aprender un camino no precisamente de "ROSAS", donde todo lo que nos rodea está en función de que aprendamos ese camino: desde el árbol hasta la nube, desde el río hasta la ultima flor de la ladera. Todo esta ahí para que aprendamos no sólo un camino sino a "CAMINAR".

Un dato a tener muy en cuenta cuando empecemos a caminar son las señales que nos indican los peligros a los que nos podemos ver sometidos. Son generalmente muy claras y muy visibles, sólo el imprudente no las ve, sólo aquel que no considera que hay más seres humanos como nosotros andando por el mismo camino, dejará de ver las señales que le indicaran dónde puede equivocarse y dónde puede fracasar.

Aprendamos de la experiencia de los demás, observemos las señales del camino (no en vano el conocimiento se nutre de la observación), vivamos de acuerdo a una filosofía que pueda ser modicada constantemente, porque el ser humano que se ata a normas rígidas, cuando éstas se modifican, se encuentra absolutamente perdido. Porque la vida, el camino a recorrer, es una constante toma de decisiones y de responsabilidades, la vida es una escuela que tiene su razón de ser en la medida que el ser humano aprende a solucionar los problemas que en ese caminar se nos plantean.

El ser humano es feliz cuando toma decisiones, cuando se reconoce a sí mismo porque a tenido el valor de enfrentarse a los problemas y ha dado el paso necesario para saber si estaba equivocado o no.

El que está todo el dia parapetado, no aprenderá nada, el que tiene por norma de vida el aprovecharse de los demás, tampoco aprenderá nada, el indeciso, el que busca que los demás tomen las decisiones por el, habrá desperdiciado el camino, el que hace que los demás tomen las decisiones que a él le interesan retrocederá en su caminar, porque no habrá sido capaz, reconociendo la validez de su decisión, de tomarla él mismo, le habrá faltado valor de enfrentarse a la responsabilidad de tomar sus propias decisiones.

EL SABER POR EL SABER NO TIENE SENTIDO, SI ESE SABER NO SE TRADUCE EN DECISIONES, EN RESPONSABILIDADES ADQUIRIDAS.

Nos podremos equivocar una y mil veces, pero siempre será por causa de una decisión tomada y eso es positivo porque nos enseñará, que cuando ponemos en marcha un proyecto no sólamente es ese proyecto el que ponemos en marcha sino que también ponemos en marcha nuestra capacidad para caminar. Hemos nacido para eso, para caminar por la vida para tomar decisiones, decisiones acertadas, pero una decisión equivocada nos enseñara como tomarlas en la próxima ocasión para no repetir errores y sí aciertos, siendo lo más importante el caminar, no debiéndonos importar el caminar despacio y sí el "NO CAMINAR".

Miremos con optimismo el futuro, porque sólo mirándolo con optimismo pondremos nuestra mente y nuestro cuerpo en disposición de conseguir que nuestros objetivos y proyectos se vean cumplidos. El miedo, la cobardía, el pensar que los demás nos van a impedir avanzar es un error, pues todo lo que necesitamos está en nosotros mismos, y sólo nosotros seremos quienes nos limitemos. Las "CIRCUNSTANCIAS" son los problemas a resolver y nunca deben ser miradas como un freno, mirémoslas como elementos que nos tocan vivir para cada dia ser un poco mas sabios en nuestro caminar.

Y así llegará el día que podamos comprender que en todo ser humano hay un elemento sustancial psicodinámico que transciende la materia y las limitaciones del tiempo y del espacio, permaneciendo idéntico a sí mismo, a pesar de sufrir continuas modificaciones y estar sujeto a la ley universal de evolución y perfectibilidad, y que el ser hominal no es un capricho accidental de la naturaleza, ni el resultado azaroso de mutaciones orgánicas o cataclismos telúricos, dado que hay un sentido teleológigo en el vasto plan cósmico, que muestra al espíritu, emergiendo escalón por escalón, de la vida mas primigenia, hasta convertirse en un espíritu superior.

SÓLO EL QUE ENSAYA LO ABSURDO ES CAPAZ DE CONQUISTAR LO IMPOSIBLE, NO HAY MÁS QUE UN MODO SEGURO DE DAR EN EL CLAVO Y ES DAR CIENTO EN LA HERRADURA, NO HAY MÁS QUE UN MODO DE TRIUNFAR DE VERAS Y ES NO TENER MIEDO A FRACASAR. 

 E.P.L.

No hay comentarios:

Publicar un comentario