C.E.

C.E.
....

miércoles, 19 de febrero de 2014

LA LEY DE LAS EXPECTATIVAS

 LA EXPANSIÓN DE NUESTRA REALIDAD 

La Energía sigue al pensamiento; nos movemos hacia, pero no más allá, de lo que podemos imaginar. Aquello que asumimos, esperamos, o creemos crea y da color a nuestra experiencia.

Expandiendo nuestras más profundas creencias sobre lo que es posible, cambiamos nuestra experiencia de la vida. Nuestras vidas están moldeadas tanto por nuestras experiencias, como por nuestras expectativas.

Mientras me indicaba, que nos debíamos levantar, para continuar el camino

El maestro me dijo. Lo que ves depende de donde escoges mirar, y dónde miras de lo que esperas ver. Si crees, por ejemplo, que no se puede confiar en la gente, verás el mundo a través del filtro de estas expectativas y subconscientemente irás en busca de evidencias que apoyen tu forma de ver.

Tus creencias influencian las alternativas que escoges, las direcciones que tomas, incluso los amigos, adversarios, y destino que encuentras. Tus creencias ponen en movimiento procesos interiores y comportamientos que influyen cómo te mueves, actúas, y sientes. A unos niveles más sutiles, tus pensamientos incluso afectan el color de tu campo de energía, al cual otra gente responde. Si, por ejemplo, percibes a la gente de alrededor de ti como amigos a los que gustas, estás relajado y expansivo; tu energía y comportamiento los acerca a ti. Esta es una de las maneras de cómo tus expectativas moldean tu realidad.

Realizar algo es fácil, dijo el maestro, El reto es superar los pensamientos negativos que frenan dicha realización.

Antes de realizar cualquier acción, debes ver como ocurre en tu mente. De igual forma en tu vida diaria, si creas imágenes positivas, circunstancias felices, y resultados exitosos, estos se vuelven reales para tu mente más profunda, la cual a partir de estos pensamientos-forma construye para atraer situaciones afines en vibración a las generadas por tu pensamiento.

La Ley de las Expectativas te recuerda tu poder intrínseco para moldear tu vida a través de imágenes y expectativas que tú creas. A base de airear todas tus dudas, las arrancas de las profundidades de tu mente para que se disuelvan a la luz de la consciencia.

La Ley de las Expectativas subraya la importancia de examinar tus viejas creencias e ideas fijas que asumes, reemplazando dudas auto-destructivas por imágenes vivas, y creando evidencias basadas en claras intenciones, en lugar de nuevas creencias, ya que estas siempre son limitativas.

Pero hablando de dudas auto-destructivas, dije, leer los periódicos a veces me deprime; es fácil perder las esperanzas en la humanidad, con todos nuestros problemas medioambientales, niños abandonados, crímenes, y egoísmos.

Yo estoy repleto de esperanzas, dijo el maestro. Tengo absoluta confianza en los seres humanos Existen problemas reales. Pero incluso cuando nos centramos en los problemas que más ayuda necesitan, es más sabio enfocar nuestra atención en resultados positivos y en nuestro potencial humano.

La Ley de las Expectativas nos enseña que lo que enfocamos se expande; forcejear y recrearnos en los problemas sólo los fortalece dándoles energía. Por lo tanto céntrate en las soluciones, no en los problemas.

Como los antiguos alquimistas, buscador, tú puedes transmutar la duda en confianza, y el miedo en valor. Nuevas expectativas traen nuevas alternativas. No esperes que las experiencias te lo confirmen. Crea una visión positiva de qué te gustaría y seguro que lo conseguirás. 

Y recuerda siempre estés donde estés que: Todo cuanto se desea, si es para evolucionar, pone en marcha inmediatamente los mecanismos para su realización, sin embargo los caminos por los que discurre la energía creadora suelen ser la mayoría de las veces para nosotros verdaderamente insospechados. 

Sin olvidar nunca que solo el que esta al final del camino, conoce su principio y su final tu estas al principio, buscador así que no intentes comprender el final, y pon toda tu energía en el principio del camino. 

Extracto del libro: "EL CONOCIMIENTO ESPIRIRTUAL"

No hay comentarios:

Publicar un comentario